2021: un año de más austeridad

para enfrentar castigo de AMLO

Texto: Daniel Estrada

“Presentamos una propuesta de presupuesto base cero, es decir, que sus ingresos y egresos son prácticamente iguales”: Díaz Medina

Presupuesto de Egresos del Estado, tendría 720 mdp menos

 

Arturo Díaz Medina, titular de la Secretaría de Finanzas y Administración, señaló que el gasto público que se tendrá en 2021 será monitoreado, con el objetivo de saber si es necesario restringir todavía más algunas áreas o puede avanzar hacia una reactivación económica.

 

Quieren quitarle 900 millones de pesos al presupuesto de la Secretaría de Seguridad Pública, con el argumento de que el titular de la dependencia puede hacer mal uso del dinero y desviarlo para fines políticos personales.

El 2021 será un año austero para Durango, con un Presupuesto de Egresos del Estado menor en más de 720 millones de pesos al que se tuvo el año pasado, situación que tendrá impacto en organismos autónomos y descentralizados, así como en algunas dependencias. No se descarta la eliminación y/o fusión de algunas áreas.

Arturo Díaz Medina, titular de la Secretaría de Finanzas y Administración del Estado, explicó las condiciones en las que fue presentada la propuesta del Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2021, el cual contiene la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos.

El documento fue entregado el pasado 30 de noviembre, dentro del margen de tiempo que se tiene establecido para cumplir con dicho procedimiento, el cual fue turnado a la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, para su análisis y dictaminación.

“Presentamos una propuesta de presupuesto base cero, es decir, que sus ingresos y egresos son prácticamente iguales”, expuso el funcionario estatal.

Indicó que en ambos se incluye el proyecto de Agua Saludable para La Laguna, el cual representa para Durango una inversión de 635 millones de pesos.

Al eliminar la cantidad que corresponde a este proyecto, para hacer la comparativa con el presupuesto 2019, la Ley de Ingresos se reduce en esta cantidad, mientras que el Presupuesto de Egresos se reduce en 496 millones de pesos.

Al sumar el déficit que se registra el año anterior, de 283 millones de pesos, prácticamente se tiene una reducción total en los egresos de más de 720 millones de pesos, situación que exige una verdadera disciplina en el manejo de los recursos para 2021.

“No tenemos crecimiento económico, ni en el organismo del gobierno central, ni en los organismos descentralizados, además de que se analiza con el Congreso del Estado las áreas de oportunidad con mayor flexibilidad”, anotó.

El panorama para el año que viene es difícil, basado en una debilidad económica que se conjuga con una recaudación federal participable menor.

El gasto público que se tendrá en 2021 será monitoreado, con el objetivo de saber si es necesario restringir todavía más algunas áreas o puede avanzar hacia una reactivación económica.

El Paquete Económico tendrá que ser aprobado a más tardar el próximo martes 15 de diciembre, con la consigna por parte del Legislativo de que debido a la contingencia sanitaria que se vive actualmente, no permitirán aumentos de impuestos.

El propio gobernador José Rosas Aispuro Torres descartó que su gobierno tenga la intención de incrementar impuestos o crear nuevos.

“No habrá más impuestos estatales para los duranguenses y por ello se tiene la necesidad de ampliar la base gravable”, refirió. 

La manera en la que se busca mejorar la recaudación en la entidad, promoviendo el cumplimiento de las obligaciones fiscales de los ciudadanos.

“Veo con preocupación que Durango tendrá uno de los presupuestos más austeros de los últimos años, debido a que los ingresos federales registran una disminución en todos los estados y en el caso de nuestro estado se contempla una reducción de más de 500 millones de pesos en participaciones”, indicó.

Además, el 50 por ciento de las participaciones están comprometidas para la cobertura del gasto educativo, al ser Durango uno de los estados que más aporta a este rubro.

Con la otra mitad se cubren los compromisos de la administración pública centralizada, descentralizada, los poderes Legislativo y Judicial, además de los organismos autónomos.

Las participaciones tienen su origen en el Acuerdo de Coordinación Fiscal, en el que los estados renuncian a los impuestos que hoy cobra la Federación.

Durango cuenta con los impuestos propios, como el refrendo vehicular, de los que también se echa mano para atender las principales necesidades de los ciudadanos.

Este dinero se utiliza para la realización de obra, para atender las necesidades de salud, educación y del campo, por mencionar algunos de los rubros más importantes.

Pero el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 no solamente contempla la eliminación de más de 500 millones de pesos en participaciones, sino también la desaparición de programas que afectarán la construcción y mantenimiento de carreteras, infraestructura urbana y apoyos para el campo.

Aispuro Torres manifestó su reconocimiento a la gestión realizada por los legisladores federales por Durango, en el marco del análisis y aprobación del PEF para el próximo año.

Empero, también señaló que no se pudieron atender muchas de las inquietudes presentadas por diversos sectores de la sociedad, como las que en su momento expuso él mismo.

Declaró que, al tener menos impuestos, se presenta el compromiso de recortar y reorientar programas, reducir o eliminar gastos en áreas no prioritarias, además de fusionar dependencias.

Por lo pronto, el diputado Iván Gurrola Vega, advirtió que se meterá mano al proyecto de presupuesto presentado por el Gobierno del Estado, al tener en cuenta que temas como la obra pública pueden esperar, pero no la salud de los duranguenses.

El legislador por Morena consideró que la Secretaría de Salud requiere todavía de más recursos, a pesar de que reconoció que la institución ha realizado un buen trabajo.

Sin embargo, estimó que se debe garantizar que el personal médico cuente con los insumos necesarios para poder atender a los ciudadanos con calidad y eficiencia.

También vio de vital importancia que se cuente con esquemas crediticios para el apoyo de las micro y pequeñas empresas e incluso para los informales, ya que han sido gravemente afectados por la pandemia.

Otro aspecto cuya cobertura debe ser garantizada es el social, con el fortalecimiento de Bienestar del Estado para poder llegar a los que menos tienen con apoyos que marcan la diferencia en la calidad de vida.

Hay áreas de gobierno que son importantes, no se puede decir que están de sobra, pero la prioridad para este 2021 tiene que ver directamente con el combate a la pandemia y la ayuda a quienes se han visto más afectados por esta.

Otra postura que resultó controversial fue la del diputado petista Rigoberto Quiñónez Samaniego, quien manifestó que la propuesta de presupuesto para la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) está inflada hasta por 900 millones de pesos.

Acusó que la dependencia estatal ha sido utilizada para promover la imagen de su secretario, Javier Castrellón Garza, quien tiene intereses políticos de cara al Proceso Electoral 2021.

Señaló que otras áreas en las que seguramente habrá ajustes es en lo que tiene que ver con los organismos autónomos, aunque los tres poderes deberán entrar a la misma dinámica de austeridad.

El martes 15 de diciembre es el último día que tienen los diputados para la aprobación del Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2021 y en este se deberá ver reflejada la austeridad que tanto el Gobernador como los legisladores han anticipado.