Campos Elíseos

Gobierno sin (partidista) impunidad

La Semana Ahora

Por: Katia D’Artigues

 

Un alto funcionario del gobierno con el que platiqué por estos días me comentó que en el gobierno de EPN tienen una clara estrategia para demostrar que no van a solapar la impunidad. Lo quieren de-mostrar. ¿Ok?

 

Fruto de esta estrategia (que ojalá se vuelva política constante de gobierno, si no qué chiste) son varias acciones recientes.

 

Está el caso de Guillermo Padrés y la presa que construyó en el Rancho Nuevo (aunque ahora dice que fue sólo iniciativa de sus hermanos). La Comisión Nacional del Agua declaró que esa construcción era ilegal, por lo que debía demolerla. Ahí no para la bronca: Le aplicarán una multa de 4 millones de pesos. Por cierto, también tenía dos pozos sin la concesión necesaria.

 

Otro caso es el de Ángel Heladio Aguirre Rivero, ex gobernador de Guerrero, ex priísta y ahora ex perredista. El martes pasado fueron detenidos algunos de sus familiares, entre ellos su hermano Carlos Mateo Aguirre —quien fue coordinador ejecutivo de su gobierno—, por el presunto delito de operaciones con dinero de procedencia ilícita por un monto de 287 millones de pesos. También Víctor Hugo Hughes, su ex subsecretario de Finanzas. Hasta ayer eran 18 los investigados.

 

Desde hace poco más de seis meses, la Secretaría de Gobernación, vía la dirección de Juegos y Sorteos, echó a andar un operativo para terminar con las máquinas tragamonedas. Están las clausuras de Cofepris a clínicas estéticas patito; operativos para decomisar alcohol adulterado, cigarros y hasta productos milagro. Y habrá más.

 

Esta columna, con el afán de ayudar, quiere contribuir a que estas acciones también toquen a algunos priístas. Ya sé que ellos solitos hacen sus escándalos y que tienen bastante chamba con los Murat y con las casitas Higa, pero es sólo para que no los acusen de que en año electoral andan sólo dando manotazos a la oposición. Seguro que no es su intención.

 

¿Qué pasa con las acusaciones contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, ex líder del PRI capitalino sobre la presunta red de trata de personas que operaba en su oficina? ¿Es sano para ese partido que Sandra Esther Vaca Cortés, su ex secretaria, quien reclutaba a mujeres, pueda ser candidata a diputada en el DF?

 

¿Qué sucede con las acusaciones contra ex gobernadores, por citar un ejemplo, de Tamaulipas acusados por presuntos nexos con la delincuencia organizada? ¿Y con Humberto Moreira y subordinados por la megadeuda que dejaron a Coahuila?

 

Es más, si quieren demostrar que la cosa no es partidista, tienen a un gobernador en activo: Ahí están las acusaciones documentadas del Movimiento chihuahuense Unión Ciudadana contra César Duarte, entre otras cosas por comprar acciones del Banco Unión Progreso de Chihuahua donde luego —seguro una casualidad— depositó dinero del gobierno. Al menos acepten que se ve mal.

 

¿Qué pasó con la investigación que realizaría el gobierno, encargada por el propio presidente Peña Nieto, para dar con los responsables por los daños materiales y a vida de personas por el paso de las tormentas Manuel e Ingrid desde septiembre de 2013?

 

Dos nombres han salido a relucir en torno a los departamentos que, de acuerdo con el New York Times, eran del ex gobernador de Oaxaca José Murat Casab; pero ahora sabemos —según él y su hijo Alejandro— que no son de ellos, sino de sus tíos, quienes los adquirieron debido a la deuda mobiliaria de 2009. ¿Quiénes son ellos? Se los describo en la edición online. Ahí también, Angélica Rivera y el presidente Peña Nieto, en la lista de los Poderosos Mejor Vestidos.

 

El otro recorte federal

La Semana Ahora

Katia D’Artigues

 

Para prevenir el problema que nos podría provocar la caída del precio de petróleo, hace unos días Luis “Manos de Tijera” Videgaray, anunció que se haría un fuerte recorte presupuestal. En total serán 124 mil 300 millones de pesos.

Entre las instancias que sufrirán ajustes están Pemex, la CFE, la suspensión indefinida del proyecto del tren México-Querétaro, y la cancelación del tren transpeninsular.

 

Pero, ¿si en lugar de quitar recursos, sacrificamos beneficios que tienen algunos servidores públicos de todos los niveles?

No serán los 124 mil millones, pero sí haríamos una ronchita, lástima por quienes verían disminuidas sus prestaciones.

 

A continuación una lista de dónde se podría hacer un guardadito federal:

—El año pasado, el gobierno Federal gastó mil 908 millones de pesos en materia de publicidad, tomando en cuenta cifras del informe “Ejecución de Programas y las Campañas Gubernamentales”.

 

¿Y si lo reducimos a lo esencial?

—Está el hecho de que hay sectores privilegiados de trabajadores del Estado que tienen, con cargo al erario, acceso a seguros de gastos médicos mayores, con acceso a hospitales privados por lo que nunca se han atendido en el ISSSTE.

Está el caso de ministros, magistrados y jueces del Poder Judicial. Entre 2012 y 2014, estos seguros nos costaron mil 666 millones de pesos.

 

Tome nota que para el círculo cercano de los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia —actualmente 10— sus familiares, y su equipo de trabajo, el costo del seguro es de casi 62 millones de pesos anualmente.

 

—Hay 320 mil empleados federales de distintas dependencias que gozan de seguro de gastos médicos mayores. Nos ahorraríamos mil 594 millones de pesos.

 

—Algunos trabajadores de PEMEX también sufrirían si recortamos su seguro de gastos médicos, por el cual se pagaron 732 millones 675 mil pesos.

 

—En San Lázaro se contrató un Seguro Colectivo de Gastos Médicos mayores, para 2 mil 43 personas, el cual vence el último día de este año, que abarca a los legisladores, espos@s, hijos y padres de los legisladores, por un costo de 94 millones de pesos.

 

—Ahorrarnos 27 millones 571 mil 413 pesos, por concepto de boletos de avión-viáticos que usaron nuestros senadores en los primeros 9 meses del 2014. Skype es lo de hoy.

 

Bueno, espero no me reclamen a mí; pero si en Hacienda o Presidencia hubieran leído el informe “¿Cómo gastar para crecer mejor? Estudio sobre gasto público frente a una inminente reformas fiscal”, realizado en 2013 por Ethos, Laboratorio de Políticas Públicas, otro gallo nos hubiera cantado. En la página 29 está el tema “la renta del petróleo no debe financiar el gasto corriente”, donde hacen una observación por demás interesante:

 

—Por mandato presidencial, se debería obligar al Gobierno Federal a reducir un porcentaje significativo del gasto corriente en sus áreas administrativas y un congelamiento del gasto en las áreas sustantivas. Si se hubieran ahorrada uno de cada diez pesos que gasta el gobierno federal, se acumularía una bolsa de 395,636 mdp.

 

Sí, 395 mil 636 millones de pesos.

Ayer el ministro Fernando Franco, me sorprendió al declarar en la SCJN a favor de una segregación de niños con discapacidad en guarderías. Que porque los niños con discapacidad se “impactan” al ver “escenas”. Más de ello en el blog de hoy: http://blogs.eluniversal.com.mx/cposeliseos

 

En la edición on line, las broncas de Virgilio Andrade, los cambios de Ana Teresa Aranda y la cita de hoy de Marcelo Ebrard.