Indicador Político

Nuño y Beltrones, biografías comunes de un fracaso

nuno_6_0

Por: Carlos Ramírez

 

En sus posicionamientos ante agendas específicas, Aurelio Nuño Mayer y Manlio Fabio Beltrones Rivera resultaron lo mismo: La política del poder y no el poder de la política. El primero se estrenó en la política de a de veras con el cargo de secretario de Educación Pública y el segundo hizo una carrera escalafonaria rumbo a Los Pinos, pero los dos salieron destripados.

 

El error estratégico de los dos fue el de jugar dentro de los linderos del sistema político priista, pero con un sistema político ya no-priista. Nuño usó la fuerza policiaca del gobierno para atender un problema que había comenzado con los actuales protagonistas justo en el año en que él nació, 1977, aunque venía de muy atrás: El conflicto magisterial de 1956-1958. La estrategia de Nuño ignoró la historia política del conflicto.

 

Beltrones también fue víctima de su propio calendario político: Ingreso a la política priista en el conflictivo año de 1968 –prefirió el establishment ante la protesta juvenil contra el establishment–, encontró a su sensei político Fernando Gutiérrez Barrios en la Subsecretaría de Gobernación encargada de la seguridad nacional en 1977 –año del colapso real del sistema político y del giro conservador– y tuvo su primer cargo político en 1982 como diputado federal ya como parte de la élite neoliberal salinista.

 

Nuño se forjó en la asesoría en el congreso y luego en Los Pinos, aunque no en el estudio de las opciones –la verdadera función de una asesoría– sino en la operación de decisiones tomadas justamente a partir de las no-opciones. Nacido en 1977 –inicio del lopezportillismo en rumbo de colapso sistémico–, ingresó al servicio público en el 2000, año de la alternancia que se construyó a golpe de avances políticos desde 1968, al incorporarse al equipo económico encargado de consolidar el modelo neoliberal. Su verdadera tarea se inició después de la derrota del PRI, aunque sin explorar las razones de la alternancia.

 

Beltrones se fijó una biografía personal a partir de lo aprendido en procesamiento de la información política con Gutiérrez Barrios, pero siempre sometido a la disciplina de grupos: Carlos Salinas de Gortari, Luis Donaldo Colosio, Ernesto Zedillo y Roberto Madrazo Pintado. Su proyección política se dio al derrotar a la poderosa líder magisterial Elba Esther Gordillo ya el SNTE fuera del PRI y ella aliada a Vicente Fox y Felipe Calderón. Beltrones la aplastó en el Congreso y obligó al PAN a negociar con el PRI madracista.

 

Capacitado en administración pública, Nuño se incorporó al equipo de Peña Nieto en la campaña y luego en la oficina de la presidencia. Pero esta oficina había perdido el rumbo por el desgaste de los cinco años de Joseph-Marie Córdoba Montoya en el salinismo. Desde ahí fue parte del equipo negociador del Pacto por México. Su forma de trabajar era direccional, sin evaluar opciones, verticalista; es decir, funcionalista. Asimismo, tuvo que ver en el diseño de la política de comunicación social del gobierno y del presidente, sin duda uno de los grandes fracasos presidenciales.

 

Beltrones operó como el virtual vicepresidente de la república panista del 2000 al 2012 para dar cauce a las reformas neoliberales que estaban también en el radar del PRI neoliberal y llegó al PRI para salvar las elecciones. Nuño fue a la SEP a someter a los maestros disidentes. Los dos perdieron por una falla común: la arrogancia del poder.

 

Política para dummies: La política es el gobierno de la real politik.

 

Sólo para sus ojos:

 

• La intervención de Miguel Ángel Osorio Chong logró reencauzar el conflicto magisterial que había potenciado la estrategia de Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación. Y la designación del próximo presidente del PRI pasará por Gobernación.

 

• Mano a mano entre López Obrador y Miguel Angel Mancera. Habilidoso, el tabasqueño le puso una trampa política al jefe de gobierno: para donde se mueva, va a perder; si no deja entrar a Morena al zócalo o si la deja entrar, al final gana López Obrador.

 

• La CNTE no es una organización sindical sino un movimiento social. Ahí falló Aurelio Nuño Mayer.

 

• Datos de traiciones internas en el PRI ha comenzado a conocer Manlio Fabio Beltrones, aunque demasiado tarde. Lo peor: ya le habían insinuado algunas, pero el sonorense se cerró y se aisló. Si acaso, le espera una senaduría priista por doce años, su cementerio de elefantes.

 

• Los ajustes en las alianzas presidenciales van a requerir de algunos cambios en el gabinete. Peña Nieto se encuentra como el entrenador de la selección Juan Carlos Osorio luego del 0-7 contra Chile.

 

El sistema político perdió también al sector obrero

incrementa_empleo_manufacturero17042015

Por: Caros Ramírez

 

Aunque se ha alabado históricamente que la columna vertebral del poder del sistema político priísta era el sector proletario como parte del tufo socialista del régimen en el periodo 1920-1940, la clave de las posibilidades limitadas de esa alianza histórica del Estado con los obreros la dio el politólogo Arnaldo Córdova: Cárdenas organizó a los trabajadores como masa, no como clase.

 

Eso sí, los trabajadores le dieron al sistema político priísta el equilibrio de fuerza dentro del sistema productivo donde se definían las grandes decisiones estructurales y donde se contenía a los empresarios. La lucha de clases en México dejó de ser el motor de la historia y se pasó a la confrontación administrada dentro del PRI vía la fuerza de la CTM.

 

La alianza Estado-trabajadores la redefinió Carlos Salinas de Gortari con el argumento de la autonomía relativa del Estado respecto de los intereses de las clases. Así, el sistema político pasó de un Estado-clase a un Estado por sí mismo; Salinas dejó de manejar directamente las relaciones del sistema-partido-Estado con sus clases: Obreros, campesinos, clases medias, sectores invisibles: Empresarios, iglesia, EU, medios, intelectuales, a costa de perder votos.

 

El camino de la ruptura del Estado con los trabajadores siguió dos rutas: El agotamiento de las instancias proletarias, como la disolución por agonía de la CTM y otras centrales obreras; y la de la negativa a seguir subsidiando al sector obrero. Los obreros se quedaron al garete.

 

En el sexenio de Miguel de la Madrid terminó el ciclo dominante de Fidel Velázquez y la CTM y el Estado abandonó su papel detonador del desarrollo con la venta de paraestatales y la asunción de salario como una ancla de control inflacionario y no como un instrumento del bienestar laboral. Salinas de Gortari liquidó tres de los enclaves del sindicalismo activista a favor del Estado: La CTM, el sindicato de maestros y el sindicato petrolero. Felipe Calderón se sumó con el despido de electricistas. Y ahora el gobierno de Peña Nieto da cuenta de secciones sindicales de la CNTE.

 

Las secciones de la CNTE forman parte del SNTE y tienen como patrón al gobierno. Lo que falta por saber es si detrás del arresto de líderes de la 22 de Oaxaca existe un proyecto de reorganización de las relaciones de poder del Estado con los maestros. El arresto de la maestra Elba Esther Gordillo fue controlado por la imposición de un líder sindical manejado desde la SEP; pero la 22 y otras secciones tienen una estructura incontrolable y menos ahora que está pactada con Morena y López Obrador.

 

El quinazo contra La Quina, Carlos Jongitud, la maestra Gordillo y los dos líderes de la 22 de Oaxaca solo se desdijo del acuerdo Estado-trabajadores, aunque han desestabilizado el sistema político priísta. El problema seguirá latente: El gobierno como patrón de millón y medio de trabajadores de la educación que son ciudadanos pensantes, votantes y militantes.

 

Los trabajadores que perdieron su dependencia de bienestar del gobierno se han pasado a la oposición, lo que en el pasado fue parte de la sabiduría política del sistema: Controlar estructuras de estabilidad por medio del salario y al mismo tiempo usarlos como base electoral.

 

Lo ocurrido con el presidencialismo, PRI, la iglesia y los trabajadores indican un final histórico del viejo sistema político priísta, aunque no se conoce aún al nuevo sistema.

 

Política para dummies: La política es el arte de las redefiniciones para decir que se va por el mismo camino aunque se tome otro.

 

Solo para sus ojos:

 

- Como era de esperarse, la radicalización de las protestas de la CNTE de Oaxaca andan en busca de una represión como la del 2006 para potenciar el movimiento. Y se preparan ya movilizaciones en la CDMX, parte del Estado de México, Michoacán y Guerrero.

 

- En el fondo del conflicto magisterial hay un error de cálculo: Si se cree que el endurecimiento pudiera potenciar una precandidatura presidencial, en realidad podría ser al revés porque no es posible posicionar figuras solo por decisiones autoritarias.

 

- Eso sí, el 2018 está desatado. Todos quieren, nadie mide la relación deseo-resultados y el desbordamiento de pasiones solo exhibe pasiones de los aspirantes. Sin embargo, la verdadera aduana del 2018 para todos los partidos y figuras será la elección de gobernador en el Estado de México.

Elecciones 2016: Mitos (4) Calderón: Derrotas 2006-2012

Felipe-Calderón

Por: Carlos Ramírez

 

Si Margarita Calderón hasta ahora solo ha expresado su deseo de ser candidata presidencial panista o independiente y dice que ya se ve en Los Pinos sin ofrecer una propuesta de gobierno, el saldo electoral del PAN y del PAN-PRD el pasado domingo 5 de junio debe tener un punto de comparación: El desplome del PAN en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

 

El dato no es menor porque ahora parece que Margarita Calderón quiere apropiarse del saldo electoral cuando su apoyo a algunos candidatos se concretó a visitas fugaces una vez en algunos estados y solo para la foto, cuando en la talacha diaria estuvieron el presidente panista Ricardo Anaya y el gobernador poblano Rafael Moreno Valle en la zona Oaxaca-Puebla-Veracruz-Tamaulipas-Chihuahua.

 

Pero el dato mayor se localiza en las cifras electorales del sexenio de Calderón 2006-2012:

 

–En la elección presidencial de 2006, el candidato Felipe Calderón perdió un millón de votos sobre los ganados por Fox, seis años antes y bajó 6.6 puntos porcentuales. La diferencia con el segundo lugar también fue indicio del desplome del PAN con Calderón: De 6.4 puntos porcentuales de Fox sobre Francisco Labastida Ochoa y apenas 0.56 de Calderón sobre Andrés Manuel López Obrador.

 

–En la votación presidencial de 2012, la candidata panista Josefina Vázquez Mota pagó -además de sus propios errores de campaña- el pasivo de Calderón en la presidencia y la irritación social: 25.4% de votos, contra 38.2% del candidato priista Enrique Peña Nieto y el PAN en la presidencia no pudo mantener el poder porque bajó 3.3 millones de votos sobre los de Fox en el 2000.

 

–A nivel legislativo, el PAN en el sexenio de Calderón se derrumbó: En 2006 ganó 206 diputados federales y en 2012 apenas contabilizó 114 legisladores, una pérdida de 92 lugares en la cámara. En el 2015 el PAN tocó piso con 109 diputados.

 

–Como presidente nacional del PAN 1996-1999, Calderón tampoco entregó buenas cuentas: Pasó de 119 diputados en 1994 a 121 en 1997 –solo dos diputados más–, el año en el que el PRI perdió la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y en el Congreso. Ello indica que el avance político en 1997 fue del PRD, que pasó de 41 diputados en 1994 a 125 en 1997.

 

En los hechos, el PAN nunca había tenido un éxito electoral en una misma elección múltiple en el pasado como el anterior 5 de junio. En el 2000 y el 2016 el PAN salió beneficiado por el voto útil que es flotante y más exigente en resultados: Fox y Calderón lo perdieron.

 

El escenario de 2018 será diferente al del 2000 porque entonces había una expectativa positiva de la posibilidad del cambio político por la vía de la alternancia y no de la ruptura. Sin embargo, Fox traicionó el voto del cambio al optar por un gobierno de continuidad priista y Calderón se salió del espacio político para meterse en el pantanoso camino de la lucha contra la inseguridad con saldo de muertos y no de desmantelamiento de cárteles ni de restauración de los tejidos social y político.

 

La forma y fondo de Margarita Calderón para apropiarse del resultado electoral del 5 de junio, sin haber tenido alguna participación decisiva y luego de haber coqueteado con la candidatura independiente amenazando y hasta desdeñando al PAN, solo abrió un frente de fractura política que va a beneficiar al PRI.

 

Política para dummies: La política es el arte de la desmemoria.

Solo para sus ojos:

 

• Comenzó el debate sobre el fracaso de las encuestas. Pero la sociedad olvida pronto y en 2018 habrá de nuevo manipulación de sondeos.

 

• No den por muerto políticamente a Miguel Ángel Mancera porque su jugada no pasa por el PRD sino por resultados en la Ciudad de México. Sigue pensando en la candidatura ciudadana sin partido.

 

• El modelo de los independientes perdió expectativas el 5 de junio; sin embargo, la razón se localiza en las trampas que hicieron políticos que se salieron de sus partidos para competir por fuera pero con las mismas mañas de sus ex partidos.

 

• Pues sí, todo indica que Agustín Basave se va del PRD por la falta de condiciones para dirigir el partido. A pesar de que se colgó del saco del PAN, el PRD salió de las elecciones maltrecho y sin expectativas.

 

• Siguen rumores de cambios en el gabinete.

 

Oaxaca: José Murat engañó al Presidente de la República

080215d5d119c23med

Por: Carlos Ramírez

 

De las doce candidaturas del PRI a gobiernos estatales que se decidirán el próximo domingo 5 de junio, la de Oaxaca es emblemática por la dimensión del problema: El candidato priísta Alejandro Juanito Murat Hinojosa representa la reelección de su padre José Murat en la gubernatura que tuvo en el periodo 1998-2004 y las denuncias de corrupción salpican al PRI.

 

Si el PRI, en realidad, estuviera pensando en limpiar los establos ahora que se prepara la barredora anticorrupción, el líder priísta Manlio Fabio Beltrones hubiera puesto en práctica en Oaxaca su compromiso de política de a deveras. Pero la candidatura del PRI en Oaxaca representa la continuidad de un desprecio de la federación hacia una de las entidades más castigadas por decisiones centralistas.

 

En Oaxaca se dieron tres problemas serios:

 

1.- El ex gobernador José Murat Casab engañó al Presidente de la República y al presidente del PRI porque se comprometió a no meter las manos a favor de su hijo y a no pisar tierra oaxaqueña. Y el candidato Alejandro Juanito Murat también se comprometió que durante su gobierno su padre José Murat no pisaría el estado. En los dos meses de campaña, sin embargo, el ex gobernador Murat operó en Oaxaca y la Ciudad de México directamente y por teléfono la campaña de su hijo. Todo el equipo de campaña del hijo es de ex funcionarios del padre.

 

2.- José Murat Casab representa la crisis que tiene hundido a Oaxaca en conflictos de gobernación y de gobernabilidad. En 1978 amenazó al presidente Zedillo con irse de candidato del PRD si no le daban la candidatura a gobernador; a sabiendas del grado de conflictividad de Murat, Zedillo le dio la nominación por dedazo. Desde entonces Murat se ha convertido en un cacicazgo político excluyente y su poder se extendería dos sexenios estatales más, hasta el 2028, desde 1973 en que Luis Echeverría instaló a Murat en el poder, nada menos que cincuenta y cinco años de cacicazgo. El ex gobernador Murat popularizó la frase de que “el que ya bailó, que se siente”, pero la familia Murat sigue bailando.

 

3.- Una de las corrupciones más escandalosas del gobierno de Murat fue el tráfico de casas operado a través del Registro Público de la Propiedad, entonces operado por Jorge Escaipe y Jorge Merlo Gómez, el primero como director de notarías y el segundo como director del registro: localizaban propiedades deshabitadas, con conflictos legales o en la que vivían personas ancianas y operaban maniobras para llevárselas al gobernador Murat. La leyenda urbana habla de cuando menos trescientas casas en la ciudad, entre ellas la de una persona de edad muy conocida en la ciudad: Olga Bustamante; los funcionarios la echaron y pusieron la casa a nombre de la esposa del gobernador. Este mecanismo ha funcionario en otros estados de la República.

 

La crisis en Oaxaca comenzó en 1992 cuando el sonorense Luis Donaldo Colosio violó los estatutos del PRI e impuso como candidato a Diódoro Carrasco Altamirano. Luego de la derrota estatal del PRI en 2010 y ante el deterioro de la alianza PAN-PRD, el PRI tuvo la oportunidad de renovar los aires políticos; pero el sonorense Beltrones institucionalizó en Oaxaca la peor política priísta.

 

Lo de menos es que Murat gane o pierda. Lo cierto es que Oaxaca sigue como pieza del juego de poder de intereses de poder.

Política para dummies: La política es el arte de mentir hasta cuando se dice la verdad.

Solo para sus ojos:

 

• La política electoral al estilo PRI se agotó en el proceso electoral de doce gubernaturas. Pero no hay equilibrio de fuerzas para una nueva reforma electoral. Así que el 2018 será la madre de todas las batallas.

 

• El desdén autoritario del poder hacia los maestros disidentes tendrá un alto costo político. Se olvida que los radicales miden su fuerza en función de lo que tienen qué perder; y si ya nada tienen qué perder, entonces el Estado tendrá que decidir la gran represión.

 

• El profeta condena y perdona: López Obrador se cansó de atacar a Joaquín López-Dóriga, pero cuando le abrió apenas los micrófonos lo redimió: “Eres un buen periodista”. No hay político más oportunista que el tabasqueño.

 

• En el equipo de Margarita Zavala han comenzado a decir que más vale que el ex presidente Calderón salga del país un tiempo porque su activismo está dañando a la ex primera dama. Cuando aparece Calderón a su lado, Margarita se transforma en una mujer sumisa.

 

PRI 2016: La derrota de Manlio Fabio Beltrones

Manlio-Fabio-Beltrones-Rivera1-e1450321711883

Por: Carlos Ramírez

 

Gane o pierda el PRI gubernaturas el domingo 5 de junio, el gran derrotado político será Manlio Fabio Beltrones como presidente nacional del partido. Lo enviaron a la dirigencia tricolor a rehacer la política, pero el cochinero electoral exhibe la desesperación a ganar elecciones a cualquier precio.

 

Las reformas estructurales económicas y productivas del presidente Enrique Peña Nieto necesitaban un nuevo sistema político y una nueva correlación de fuerzas sociales. Beltrones había mostrado capacidad de negociación cuando operó reformas como virtual vicepresidente de la república en la segunda mitad del sexenio de Vicente Fox y fue el garante de la estabilidad al manejar la toma de posesión de Felipe Calderón que López Obrador quería llevar a una crisis constitucional.

 

En ese escenario, su tarea como presidente del PRI estaba en las reformas políticas y sobre todo del partido en el poder para modernizar el sistema político. Su dilema fue muy claro: Impulsar la transición política hacia un sistema con mejores equilibrios y legitimidades o restaurar el viejo régimen con un partido del Estado otra vez asentado en el poder presidencial a cualquier costo. El 5 de junio será la restauración del viejo régimen.

 

En un análisis de nuevos equilibrios político-económicos, las reformas estructurales del presidente Peña Nieto no darán resultados porque son incompatibles con la estructura política todavía autoritaria y dominada por el PRI. La mayor presencia de la oposición en votos, el dinamismo del sector privado, el aumento de la corrupción y el activismo creciente de la sociedad antisistema y anti PRI en las redes sociales exigían la gran reforma del PRI.

 

El PRI se reformó al modificarse el proyecto de desarrollo: Plutarco Elías Calles pasó de la economía porfirista a la del Estado, Cárdenas cambió a PRM para la economía petrolera y Alemán hizo el PRI para moldearlo a la economía mixta con dominio de Estado vida controles pero beneficios privados vía utilidades. Salinas inauguró la economía de mercado y la integración a los EE.UU. con el mismo PRI y ahí comenzaron los problemas del partido.

 

Beltrones, como Colosio, tenía el mandato presidencial de modernizar al PRI; pero prefirió el control del poder. Ninguno de los actuales candidatos del PRI se salva de la contaminación del viejo PRI: Las denuncias de corrupción debían de ruborizar al presidente nacional del partido. El aparato electoral del tricolor es, de nueva cuenta, una oficina de fraude. Y el espionaje político al adversario suplió la sensibilidad política.

 

El PRI puede ganar elecciones, pero carecerá de legitimidad moral. Cualquiera que sea el resultado del domingo 5 de junio, el saldo para el PRI y su dirigente nacional será adverso. Nunca como hoy la guerra sucia avalada por el PRI como política electoral. La gran oportunidad del regreso a la presidencia con un margen importante de legitimidad en el 2012 será anulada por las prácticas electorales del PRI y los perfiles de los candidatos a gobernador.

 

Los Murat en Oaxaca, Javier Duarte en Veracruz, Cesar Duarte en Chihuahua, Hinojosa en Tamaulipas, el desprecio a los priístas en Sinaloa, el regreso de Mario Marín en Puebla, Roberto Borge y su candidato en Quintana Roo hablan del PRI de la corrupción, la complicidad y el fraude electoral.

 

Lo malo para el país y para Beltrones es que el PRI que salga del 5 de junio será el PRI de la candidatura presidencial del 2018.

 

Política para dummies: La política es el manejo del discurso para explicar lo inexplicable y lograr que siga sin explicación.

Independientes: Castañeda como testaferro de Fox

jorge_castaneda

Por: Carlos Ramírez

Como era de esperarse, la ambición de poder ya dio cuenta de los independientes. Sin embargo, las elecciones se van a decidir no por el perfil de los candidatos sino por los aparatos electorales.

 

El primer paso en falso lo dio el académico y ex canciller foxista Jorge G. Castañeda: El martes se reunió con el ex presidente Vicente Fox y logró su apoyo político público. Ahí se definió uno de los perfiles negativos de los independientes: Una cosa es no representar a ningún partido y apelar al voto de los ciudadanos sin partido –más o menos el 60% del electorado– y otra depender del apoyo de estructuras del establishment del poder.

 

Castañeda quiere construir para el 2018 un modelo político como el de Fox en el 2000: Una candidatura no partidista pero con el voto de las formaciones de uno de los partidos dominantes.

 

En el 2000 Fox no fue un independiente; ni siquiera se pudo considerar un externo del PAN. En los hechos, Fox fue un panista que logró construir “una fuerza panista medio panista” dentro del PAN. Al final, Fox ganó por la alianza entre el panismo tradicional con el panismo no militante.

 

Un espacio que ayudó a Fox en el 2000 fue la formación de un bloque histórico intelectual no panista que vio en Fox la oportunidad de imponer a un carisma político que definiera un proyecto de democratización progresista: Castañeda, Federico Reyes Heroles, Adolfo Aguilar Zinser, Sergio Aguayo. El voto útil de la izquierda hizo ganar a Fox, pero fue el primer voto que traicionó Fox. Por eso Castañeda no duró en el gabinete: El compromiso fue que Fox operara como un espacio intermedio de transición fuera de los partidos para transitar en el 2006 a la candidatura no partidista de Castañeda.

 

Pero Castañeda representa algunos poderes fácticos, sobre todo el de Televisa donde ha encontrado espacio permanente para posicionar su imagen. Ahora apareció Fox como su aliado público, pero el mismo Fox que pactó vía Marta Sahagún con Televisa de Emilio Azcárraga Jean y Bernardo Gómez. Y con Castañeda aparece Héctor Aguilar Camín, el intelectual beneficiario del salinismo vía Raúl Salinas de Gortari y diseñador del proyecto ideológico de Carlos Salinas de Gortari.

 

Así, los independientes solo aparecen lejanos de las estructuras de los partidos pero aliados a la plutocracia que se ha formado alrededor de los partidos. La movilidad de Castañeda en la fiesta de cumpleaños del jefe Diego Fernández de Cevallos mostró las limitaciones de los independientes: Distantes de los partidos pero funcionales a la plutocracia del poder.

 

La independencia de los independientes es uno de los mitos geniales de la política actual. Aun si ganara como independiente, Castañeda tendría que gobernar en un sistema político sin ciudadanía y pactando con los poderes facticos… como Fox. Castañeda se ha movido dentro del sistema institucional, ajustando sus lealtades a las circunstancias del momento: Salinas, Fox, Cárdenas.

 

El problema de los independientes se localiza justamente en la inexistencia histórica de una ciudadanía: Los votantes venden su voto a quienes le garanticen beneficios, programas o despensas.

 

Lo que le queda a los independientes es fundar un partido político como Podemos o Ciudadanos en España y dar la lucha desde dentro del sistema. Pero para ello se necesita de una ciudadanía organizada como poder no partidista. Lo malo es que los votantes mexicanos valen menos que una despensa.

 

Política para dummies: La política es la forma de poner la direccional a la izquierda pero dar vuelta a la derecha.

 

Solo para sus ojos:

 

•Escenario internacional agitado: Cuba, Brasil, Venezuela, Argentina. No se trata de un acoso de los EU sino de contradicciones internas vinculadas con la corrupción del poder.

 

•Si se revisan las tendencias de voto, toda la ofensiva contra el candidato PAN-PRD por Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, se explicaría con la posición del candidato priísta Héctor Yunes en el segundo lugar.

 

•A pesar de la baja convocatoria de los maestros de la CNTE, las protestas van a seguir porque la capacidad de respuesta del gobierno es menor.

EU: Juego sucio de Hillary contra militares mexicanos

Hillary Clinton speaks in Washington

Por: Carlos Ramírez

 

Ante la disminución del dinamismo de su campaña, Hillary Clinton tomó por tercera ocasión a México como bandera electoral el pasado 16 de abril y usó el video de tortura de una detenida mexicana para exigir con dureza que México pusiera “altos estándares” a sus fuerzas militares y policiacas para no violar derechos humanos.

 

Pero la candidata demócrata olvidó que como senadora demócrata aprobó las leyes patrióticas de George W. Bush y luego como secretaria de Estado las revalidó en la práctica en el tema de autorización a militares y a agentes de la CIA a torturar a iraquíes para obtener información sobre terrorismo.

 

El tema de la tortura a detenidos realizada por militares y agentes de la CIA es en los EU un asunto de seguridad nacional. En mayo de 2004 el periodista Seymour M. Hersh reveló torturas a prisioneros de Abu Ghraib en Irak realizadas por militares estadunidenses y presentó fotos. El gobierno de los EU abrió una investigación pero exoneró en abril de 2005 a los militares torturadores.

 

Como esposa de un presidente de la nación, senadora, secretaria de Estado y ahora candidata, Hillary Clinton sabe de la existencia de manuales de tortura que aplica el ejército de los EU. El primero data de 1963: Kurbark Counterintelligence Interrogation de la CIA para operaciones militares, incluyendo el camino para “llegar a ser un perfecto torturador”.

 

Luego se redactó el Human Resource Exploitation Training Manual de 1983 (Manual de entrenamiento para la explotación de los recursos humanos), también basado en técnicas de torturas militares a prisioneros terroristas. Los dos manuales fueron exportados a gobiernos autoritarios de América del Sur de 1983 a 1987.

 

Las técnicas de tortura por parte de militares estadounidenses fueron convertidas en cursos de especialización a militares sudamericanos en la Escuela de las Américas en Panamá.

 

En 2002, como respuesta autoritaria a los ataques del 9/11 de 2001 el presidente Bush aprobó un memorándum para usar la tortura contra detenidos iraquíes y obtener información sobre actos terroristas en preparación. La tortura permitió la localización y asesinato de Osama bin Laden. Paradójicamente, de haber sido detenido, Bin Laden debió de ser liberado por la violación al debido proceso por la obtención de datos a través de la tortura,.

 

En su libro de memorias, el director de la CIA en 1997-2004, George Tenet, reveló que las torturas “eran órdenes directas del presidente”. El periodista Bob Woodward publicó el dato de que el presidente Bush decidió no aplicar la Convención de Ginebra a detenidos y los declaró “combatientes ilegales”. El periodista Tim Weiner reveló en Legado de cenizas. La historia de la CIA que Bush firmó el 17 de septiembre de 2001 una orden ejecutiva de 14 páginas al director de la CIA para el arresto sin órdenes legales, el interrogatorio con tortura y cárceles secretas.

 

El responsable de la tesis de la tortura fue el subprocurador de Justicia John C. Yoo, quien afirmó en un documento que “la mera aplicación de dolor o sufrimiento” en realidad “no contaba como tortura porque la Convención de Ginebra asumía la tortura como dolor “severo” y él apoyaba sufrimiento.

 

De ahí que la candidata Hillary Clinton haya olvidado la aplicación de tortura por militares y agentes de la CIA en los EU: La paja en el ojo ajeno que olvida hipócritamente la viga en el propio; y si gana, México tendrá que lidiar con esa conducta imperial.

 

Política para dummies: El poder no se arrepiente de sus excesos.

 

Solo para sus ojos:

 

•Mientras la Ciudad de México entraba en zona de caos vial por marchas e insuficiencia de transporte por la fase 1 de la contingencia, el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera hacía grilla con gobernadores y políticos para una estrategia de un independiente para el 2018. Y Mancera se propuso como primera opción.

 

•Quien conoce a Manlio Fabio Beltrones está entendiendo su preocupación por la disminución en la competitividad del PRI y el avance de la oposición. Una alianza PAN-PRD para el 2018 sería ganadora.

 

•En México hay sorpresa por la casi segura candidatura de Donald Trump a la presidencia, con un partido republicano unido. En cambio, Hillary Clinton perdió primarias en Indiana. La tendencia de Trump lo coloca como preferido en las tendencias electorales por el voto de la mayoría silenciosa que cada cierto tiempo ha encaramado a inexpertos políticos en la Casa Blanca.

Murillo Karam y las traiciones de Álvarez Icaza

murillokaram

Por: Carlos Ramírez

 

En una reunión en el gabinete presidencial en octubre de 2014 no se entendieron en su momento las razones que tuvo el entonces procurador Jesús Murillo Karam para proponer la presencia –pagada por el gobierno mexicano– de un grupo de expertos coordinado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

 

El intervencionismo supranacional de la CIDH había ya puesto en ridículo y contra la pared al gobierno mexicano por casos de represión, pero con argumentaciones internacionales. Por eso la mayoría del gabinete se opuso a cederle a la CIDH y a Emilio Álvarez Icaza el expediente caliente del caso Iguala-Ayotzinapa-Cocula.

 

El punto más importante era, hasta ese momento, la positiva relación personal entre Murillo Karam y Álvarez Icaza, forjada en el caso de las protestas por el asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia. De manera casi automática, Álvarez Icaza se posicionó en el 2011 de un espacio de control en ese movimiento y lo hizo como activista. La principal propuesta de Sicilia fue la ley de víctimas y ahí trabajaron juntos Murillo Karam como senador priísta y Álvarez Icaza como activista de derechos humanos.

 

En julio del 2012 Álvarez Icaza fue designado secretario ejecutivo de la CIDH –a pesar de ser un activista y por lo tanto parcial en sus comportamientos–, en tanto que Murillo Karam fungió como procurador general de la República de diciembre de 2012 a febrero de 2015, luego de haber entregado su reporte final sobre el caso de los 43 normalistas secuestrados y asesinados por órdenes del alcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca.

 

Ante la negativa de los padres de los normalistas a aceptar la versión oficial de que sus hijos estaban muertos, Murillo propuso una mediación a través de la CIDH de Álvarez Icaza y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes.

 

La intención original fue que el GIEI revisara la indagación pericial de la PGR.

Sólo que Álvarez Icaza, el verdadero operador del GIEI, encontró la veta para ajustar cuentas personales con el presidente Peña Nieto, quien en el 2009 le había ofrecido –a decir del propio Álvarez Icaza– su apoyo para ser presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos pero en los hechos lo habría hecho a un lado.

 

El GIEI trabajó, por instrucciones de Álvarez Icaza, no sobre la violación de los derechos humanos –quién ordenó el levantón de los normalistas y quién ordenó su entrega al grupo criminal Guerreros Unidos para su asesinato–, sino que se centró en destruir la tesis oficial de la incineración de cuerpos en un basurero de Cocula. La relación Murillo Karam-Álvarez Icaza, que también había funcionado en 2011 bajo el gobierno de Calderón, se rompió porque el GIEI cambió la jugada.

 

En los hechos, Álvarez Icaza repitió en el caso de los 43 su estrategia del 2011: Arrinconar al Presidente de la República, entonces el panista Calderón y hoy Peña Nieto. De octubre de 2014 a abril de 2016, Álvarez Icaza condujo a la CIDH a un enfrentamiento directo con el gobierno de México y con el Estado mexicano y abrió la posibilidad de que México replanteara sus cuotas a un organismo operado no para mejorar los derechos humanos, sino para arrodillar al Estado.

 

La gran derrota de Álvarez Icaza fue el tercer peritaje que avaló la tesis oficial de la incineración en el basurero de Cocula. Y ya no se reeligió en la secretaría ejecutiva de la CIDH.

 

Política para dummies: La política no es para hombres débiles ni ingenuos.

 

Solo para sus ojos:

Pocas expectativas en las leyes anticorrupción. Bien harían los partidos que quieren ser extremos en entregar como ofrenda de buena voluntad a las leyes a 10 corruptos de sus partidos. Porque esas leyes podrían ser un borrón y cuenta nueva.

 

Como dato: este año, el auditor superior de la Federación declaró que el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, debería estar en la cárcel por corrupto… Y no pasó nada.

 

Va como maldición: el día en que en México se encarcelen a los corruptos, el sistema político priísta y la oposición quedarían destruidos.

 

Aún no se entiende que la corrupción nació con el sistema político priísta de antes y de ahora, apoyado en los hechos por la oposición. Y que todo el sistema político ha sido beneficiado por la corrupción. ¿Quién lanzará la primera piedra?

 

Cancillería: No es Trump sino el 2018 mexicano

rexfeatures_5340067k-e1449628820722

Por: Carlos Ramírez

 

Los cambios en la Secretaría mexicana de Relaciones Exteriores pudieran ser una jugada de dos bandas: Colaborar con la campaña de Hillary Clinton para la Casa Blanca en noviembre de 2016 y de paso colocar nuevas piezas para el proceso presidencial mexicano en el PRI del 2018.

 

El problema en el primer punto radica en que México pudiera estar cometiendo un error geoestratégico al meterse en el proceso estadounidense que tiene su propia lógica política y de poder, al caer en la trampa de un posicionamiento sobre el tema de los migrantes, pero de confrontación con el lenguaje belicoso del precandidato puntero de los republicanos, Donald Trump.

 

El problema más grave radica en un dato con poca reflexión en México: Los migrantes mexicanos en Estados Unidos deben ser defendidos, pero no solo de los republicanos, sino de los demócratas y sobre todo de la política migratoria tramposa del presidente Barack Obama, en cuya administración se han multiplicado las deportaciones y las represiones.

 

Los nombramientos en la cancillería tocan cuando menos tres puntos clave: Migración, comercio y lobby. El nuevo embajador Carlos Manuel Sada Solana fue una pieza muy importante en Canadá en la negociación del tratado salinista de comercio libre que aparece zarandeado por Trump y su tarea consular destacó por la defensa de las comunidades migrantes en EU. El ahora ex embajador Miguel Basáñez tenía una formación más de política estratégica. El cambio revela las prioridades de TCL y migración por el acoso de Trump.

 

El nuevo subsecretario de asuntos del Norte, Juan Paulo Carreño King, se formó con Carlos Salinas de Gortari e inclusive fue el corrector del libro de memorias del ex presidente de México: Un camino difícil a la modernidad. Su tarea actual se desarrolló en materia de imagen, relaciones públicas y posicionamiento de México. Por tanto, meterá la a cancillería en un espacio de lobby político ante la comunidad del poder de Washington.

 

En ambos casos habría un segundo pensamiento: la posibilidad de que la canciller Claudia Ruiz Massieu Salinas logre escalar posiciones en el ranking de aspirantes a la candidatura presidencial del PRI para el 2018.

 

En este sentido, el avance de Trump en las primarias podría ser el motivo o, en todo caso y todo es posible, el pretexto. En 1992 Salinas de Gortari se equivocó en su perspectiva de las elecciones presidenciales porque le apostó a la reelección del republicano George Bush padre, pero al final ganó el demócrata William Clinton. Bastante trabajo político le costó a Salinas desandar su equivocación política, pero al final Clinton logró sacar adelante el tratado en noviembre de 1993.

 

En el escenario electoral de EU aparecen los republicanos Trump y Ted Cruz, pero del otro lado avanza con dificultades Hillary Clinton, esposa de William Clinton. Y si bien es cierto que las relaciones comerciales México-EU se rigen por la lógica del dinero, México podría estar apostando a la victoria de los Clinton. Y de paso, el escenario de Hillary como presidenta de EU provocaría un mensaje para una contraparte femenina en México.

 

El problema es que los cambios en la cancillería podrían estar siendo leídos en los cuarteles republicanos como un involucramiento de México y se habría de pagar un alto costo si el próximo presidente fuera Trump o Cruz, los dos piezas del radicalismo racial estadounidense. Atacar desde ahora a los republicanos con una trinchera diplomática podría tener un costo más alto si Hillary no gana la candidatura.

 

Política para dummies: La política es el arte de engañar a los ciudadanos siempre con la misma mentira.

 

Solo para sus ojos:

El caso del dinero escondido en Panamá está lejos de convertirse en una crisis política. Ya lo dijo alguna vez Luis Cabrera: “Los acuso de corruptos, no de tarugos”.

 

Brasil va a terminar mal, sobre todo porque la presidenta Dilma Rousseff está politizando el tema para salvarse y porque el ex presidente Luis Inácio Lula da Silva fue jalado al gabinete solo para salvarse. El tema se va a sobrecalentar más por las Olimpiadas este año en Río de Janeiro y las movilizaciones que van a comenzar pronto.

 

Pronto habrá sorpresas porque el Gobierno mexicano parece haber tomado la decisión de informar sobre el narco en el caso Ayotzinapa de los 43 normalistas asesinados.

 

Auditorio Ché, Juan Ramón, Narro y crimen organizado

ejercito-en-las-calles

Por: Carlos Ramírez

 

La UNAM de Juan Ramón de la Fuente, como rector priísta metió la policía a Ciudad Universitaria para apresar a los líderes del Consejo General de Huelga en el 2000, es la misma UNAM que no quiere la policía para desalojar a los anarquistas que tienen el control del auditorio Ché Guevara.

 

El problema que las autoridades universitarias quieren esconder radica en el hecho de que los okupas del Ché Guevara forman parte de una red de crimen organizado que está infiltrada en prácticamente todas las escuelas y facultades. Una desocupación violenta incendiaría Ciudad Universitaria.

 

El auditorio Justo Sierra fue ocupado por grupos radicales en septiembre del 2000, luego de que Juan Ramón de la Fuente había fracasado en 1999 en su intento de ser candidato ciudadano del PRI a la Presidencia de la República; el 19 de noviembre de 1999 fue ungido como rector con la consigna zedillista de preparar el asalto policiaco contra el CGH de Alejandro Echavarría, El Mosh, que había ocupado CU con mallas ciclónicas. Su sucesor José Narro (2007-2015) permitió que los okupas tuvieran otros ocho años el auditorio.

 

El desalojo del 2000 fue parte del proceso gubernamental para debilitar a la UNAM no tanto como universidad publica sino como foco de inestabilidad y protesta contra el modelo económico neoliberal que quiso por segunda ocasión aumentar las cuotas de inscripción; el primer intento lo hizo Carpizo en 1987 y fue derrotado. En este sentido, De la Fuente –y obviamente su sucesor José Narro, hoy secretario de salud del gabinete priísta del presidente Peña Nieto– tienen que ver con la permanencia de los okupas en el auditorio Justo Sierra-Che Guevara.

 

Los okupas se instalaron en el auditorio en septiembre del 2000. Y antes de desalojarlos, urge que De la Fuente y Narro expliquen las razones que tuvieron para haberles dejado a los okupas el control de esa instalación universitaria.

 

El problema fue mayor: con la pasividad de De la Fuente y Narro, los okupas se convirtieron en el pivote de una red de crimen organizado –grupos radicales violentos, delincuentes, anarquistas, traficantes de droga, asaltantes, guerrilleros y vividores– que está presente en todas las facultades.

 

De ahí que cualquier intento de desalojo policiaco como el del 2000 solo puede desatar una guerra criminal en toda la Ciudad Universitaria y en las calles.

 

Existen ya advertencias de que el uso de la fuerza policiaca provocará violencia en todas las facultades. Pero lo grave fue que los rectores De la Fuente y Narro permitieron –avalaron, en realidad– la presencia de los okupas en toda la CU y con representaciones en otras instalaciones descentralizadas.

 

Lo que queda por aclarar es la correlación entre la toma del auditorio Justo Sierra en septiembre del 2000 después de que De la Fuente encarceló a líderes universitarios por instrucciones de Zedillo y la pasividad de los rectores De la Fuente y Narro del 2000 a la fecha para cederles casi en comodato a los radicales una instalación universitaria.

 

La realidad es que Narro está feliz de regreso al redil priísta como secretario de gabinete presidencial y De la Fuente sigue soñando con ser candidato ciudadano para el 2018 por algún partido que crea en su grandeza. Pero lo único claro es que los okupas del auditorio contaron con la complacencia y complicidad de los rectores De la Fuente y Narro.

 

Política para dummies: La política es el arte de dar gato por liebre pero convencer a todos de que el gato es en verdad una liebre.

 

SOlo para sus ojos:

 

•Comenzó la guerra de las encuestas, sobre todo de empresas locales casi desconocidas. Los más interesados en fabricar encuestas son los candidatos priístas que andan más en las tendencias de votos. Pero al final las encuestas no definen votos.

 

•Y si se ponen a hurgar, el problema de los okupas en el Auditorio Ché Guevara está relacionado con los porros que ascendieron a la categoría de aliados de las rectorías desde tiempos de Jorge

Carpizo.

 

•El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, salió a rebatir la tesis presidencial de que la corrupción comienza en el sector privado y afirmó que los ciudadanos son rehenes de los funcionarios que extorsionan a demandantes de servicios. Culpas mutuas, pero la corrupción sigue creciendo.

 

•Se acabó el negocio y la politiquería del grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque en abril termina su gestión y no habrá más prórrogas ni financiamiento.

No habrá juicio político contra Duarte; PRI engaña

duarte111

Por: Carlos Ramírez

 

Aunque el inicio del proceso de juicio político en el Congreso contra el gobernador veracruzano Javier Duarte de Ochoa despertó expectativas, muy pronto se van a enfriar los ánimos: El mandatario no va a ser enjuiciado porque sería la caída de la primera ficha de dominó priísta y luego seguirían más gobernadores del tricolor.

 

En todo caso, en medios políticos siguen sin entender por qué se dejó que el caso llegara al inicio del procedimiento de enjuiciamiento en plena campaña electoral para elegir al sucesor de Duarte, porque en los hechos benefició al candidato del PAN-PRD Miguel Ángel Yunes Linares y su posición de ventaja en las encuestas.

 

El procedimiento legal del juicio político es el más tardado, lo que sería parte de la estrategia gubernamental: Darle trámite, esperar que se desahoguen los casos anteriores a Duarte y ganar tiempo; así, el PRI dejaría la señal de que no niega la posibilidad, pero con las certeza de que tampoco la votará.

 

Las sanciones de juicio político por manejo irregular de fondos se debe votar con la mayoría absoluta del 51 por ciento de los diputados, y la actual Cámara tiene un PRI y aliados con el 52 por ciento; por tanto, se necesitaría de diputados priístas para cesar e inhabilitar a Duarte. Y el PRI, obvio, es el más interesado en no abrir el mecanismo de juicio político para destituir gobernadores y políticos priistas.

 

En el Senado el candado está más cerrado: La votación a favor de aplicación de sanciones ya votadas por la Cámara de Diputados debe lograr la mayoría calificada de dos terceras partes de los senadores y el PRI-Verde tienen en el Senado el 48.4 por ciento de curules, dejándole a la oposición el 51.6 por ciento pero con la necesidad de sumar el 67 por ciento de las curules.

 

Y si en el PRI hubiera –y en política no existe el hubiera– voluntad política para someter al orden al desordenado gobernador de Veracruz, tendría mecanismos más funcionales y menos conflictivos que beneficiaran a la oposición. Así que el siguiente paso del PRI será el de aplicar el reglamento y esperar que salgan antes otros juicios

políticos.

 

Lo malo es que la agenda pendiente del gobernador Duarte es bastante grave: La represión presupuestal contra la bien calificada Universidad Veracruzana, el señalamiento del auditor superior de la federación de que el gobernador debería estar en la cárcel por malversación de fondos públicos y la desaparición de cinco jóvenes en Tierra Blanca que se suman a los 43 estudiantes de Ayotzinapa-Iguala-Cocula que está escalando la atención de organismos internacionales como el de los normalistas.

 

El gobernador Duarte ha ido perdiendo espacios: No pudo poner candidato a gobernador, el PRI nacional lo reprendió en público y el gobierno federal le dio cauce al procedimiento de juicio político no para completarlo pero sí dejando que la fama pública del mandatario se siga hundiendo en el desprestigio. En este escenario, paradójicamente Duarte se ha convertido en el principal promotor de votos a favor del candidato opositor Yunes Linares.

 

Y todo el debate negativo alrededor de Duarte sigue dañando al candidato priísta a gobernador Héctor Yunes que fue nominado en el PRI nacional. En el debate mediático a nivel nacional, Duarte ya perdió la plaza veracruzana y el gobierno federal podría recuperarla solo con una campaña sucia contra el panista-perredista Yunes Linares como la de Sonora y Colima el año pasado.

Política para dummies: La política es el trabajo en el infierno pero diciendo que se vive en el cielo.

 

Solo para sus ojos:

Reapareció la ex candidata panista Josefina Vázquez Mota en el Senado, al lado de la ex tesorera de los EU con Bush, Rosario Marín, porque a las dos las une una amistad. Solo que esa cercanía tuvo efectos políticos.

 

¿Qué ocurriría en Oaxaca si los tribunales electorales le niegan la nominación a Benjamín Robles por el PT y a Alejandro Juanito Murat por el PRI-Verde? Fichas nuevas.

 

Artificial el debate gobierno federal-gobierno de la Ciudad de México por los terrenos del aeropuerto; huele a ambiente 2018 por parte de la capital.

Mal de las redes: la cantante Alejandra Guzmán aparece en foto con su hija –las dos en bikini– y luego se enoja por bromas sexistas.

Aquelarre de encuestas

555d60131d2ec

Por: Carlos Ramírez

 

Si es muy temprano para cantar victoria, las primeras encuestas formales sobre las presidenciales del 2018 han logrado cuando menos fijar en el espacio político a los aspirantes viables, los potenciales y los sacrificables.

 

En términos generales, de agosto del año pasado a esta semana, las primeras encuestas sobre el 2018 han establecido los primeros parámetros:

 

1.- Un 30% de ciudadanos se negaron a participar en una encuesta, lo que en los hechos rompe con el equilibrio de representación porque su lugar es ocupado sin criterios metodológicos de identidad poblacional.

 

2.- La irritación social antipartidos se refleja en un 30% de indecisos o votantes que no tienen su voto cautivo en partidos, y esa cifra es mayor al precandidato que tiene la mayor tendencia de votos; es decir, los indecisos son mayoría.

 

3.- Los independientes han ganado espacios mediáticos pero no han sido considerados en el ánimo de los votantes; en las primeras encuestas existe un voto a favor de los independientes de cifras menores a 5%.

 

4.- López Obrador encabeza las preferencias porque inició su precampaña por la candidatura presidencial desde el 2000, del 2000 al 2005 realizó conferencias diarias para posicionarse y ya fue dos veces candidato; pero el dato revelador es que el priísta Miguel Ángel Osorio Chong, sin hacer campaña en el último año y sin la presencia mediática obsesiva como López Obrador, está en empate técnico con el tabasqueño.

 

5.- Y los posicionamientos en la atención pública de los precandidatos no parecen responder a una presencia articulada ni ha pasado por la evaluación social sino que responden -y este es un dato mayor- al repudio institucional de los votantes potenciales. Por eso López Obrador comienza alto su tendencia de votos, a pesar de todos los errores, rupturas y plantones.

 

El tabasqueño comenzó su carrera en el 2005 con 25 puntos arriba del segundo lugar y perdió por medio punto.

 

Las encuestas son apenas sondeos de estados de ánimo electorales de la sociedad y su papel real no es indagar quién podría ganar sino detectar sentimientos en zonas y ante aspirantes para obligar a los políticos y partidos a trabajar en el mejoramiento de los rechazos electorales.

 

Peña Nieto comenzó su campaña con 20 puntos arriba y perdió más de quince por errores en la administración de crisis de campaña, como el activismo de #YoSoy132.

 

Las primeras encuestas han fijado ya las ternas del primer piso electoral: PRI con Osorio Chong, Luis Videgaray y José Antonio Meade por el PRI (Manlio Fabio Beltrones aparece pero ya dijo que no sería candidato). Rafael Moreno Valle, Margarita Zavala y Ricardo Anaya por el PAN.

 

El PRD anda escaso de cuadros y solo aparece con viabilidad Miguel Ángel Mancera y probablemente pueda colarse Agustín Basave. Y Morena tiene tres precandidatos: López Obrador, López Obrador y López Obrador; si gana uno, cualquiera de los otros dos López Obrador se autodenominará candidato legítimo.

 

En los independientes hay algunas dudas; los problemas de gestión gubernamental de Jaime Rodríguez “El Bronco” han enfriado los ánimos sociales por la falta de resultados, Jorge Castañeda ha condicionado su participación a ser único y sin competencia, y sólo podría tener buena participación Margarita Zavala como independiente si el PAN le cierra los espacios en el partido.

 

La fiesta de las encuestas ya comenzó y habrá, como mínimo, una decena de ellas que solo contribuirán a confundir al electorado. Eso sí, ninguna tendrá la verdad absoluta.

 

Política para dummies: La política es la mentira de las verdades.

 

Solo para sus ojos:

 

Mensajes inciertos en el caso del gobernador veracruzano Javier Duarte: La participación del PRI en impugnaciones legislativas revelaría que el mandatario no ha atendido las consejas de alto nivel de solicitar licencia. Y que todos los astros se van a alienar pronto para darle una salida del cargo antes de las elecciones.

 

Ahora resulta que “El Chapo” sí se quiere ir extraditado a los EU, lo que hablaría ya de una negociación de información a cambio de una vida más relajada en prisiones estadunidenses. Eso sí, se descarta que dé nombres de cómplices políticos y empresariales.

Oaxaca: Candidato de PRD por alianza Murat-Chuchos

oaxaca-visitar-fiestas-patrias

Por: Carlos Ramírez

 

Como en Oaxaca la política está enredada como un quesillo, la designación del candidato del PRD para la alianza con el PAN fue una victoria… para el PRI, y reveló la verdadera alianza de fondo: José Murat con Jesús Ortega, ambos una hechura política del echeverrismo, para regresarle la gubernatura al PRI.

 

La candidatura de José Antonio Estefan Garfias, un ex priista (otro) en la oposición, responde a una articulación de intereses políticos tramada por el ex gobernador José Murat Casab a favor de la candidatura de su hijo, el mexiquense Alejandro Juanito Murat Hinojosa.

 

Pero además, la candidatura del PRD ofrece otros efectos políticos colaterales:

 

Extender por seis años más el cacicazgo político de Murat iniciado en 1973 cuando fue hecho diputado por el presidente Luis Echeverría, la nominación de Estefan Garfias fue hecha para perder las elecciones y ayudar así a la victoria del PRI, anular al gobernador aliancista PAN-PRD Gabino Cué Monteagudo a cambio de garantizarle la impunidad como ex gobernador y llevar al PAN a una derrota aliancista.

 

El fondo de la trama se localiza en la relación política y de poder de Murat con Jesús Ortega Martínez, el Calles del PRD como hombre fuerte. Aunque siempre ha militado en el PRI, Murat se ha movido con relaciones de fondo y de complicidad con la oposición de centro-izquierda. Ahí fue donde conoció a Ortega Martínez, cuando éste militaba en el Partido Socialista de los Trabajadores, otra organización títere impulsada por Echeverría.

 

En 1998 Murat se impuso como candidato a gobernador con la amenaza de pasarse al PRD. Como Oaxaca no ha significado gran cosa para la política nacional, Zedillo ordenó que el candidato del PRI para Oaxaca fuera Murat.

 

En el 2012, por la integración de los Murat a la política mexiquense en los tiempos del gobernador Enrique Peña Nieto, José Murat formó parte del equipo de campaña para el 2012. Y como tal, fue designado miembro del grupo negociador con el PRD y el PAN de algunas de las iniciativas que preparaba Peña Nieto.

 

En los hechos, el PRD de Ortega fue el generador de la iniciativa de un pacto general entre partidos para agendas legislativas coincidentes. Murat puso su casa como el espacio político para la definición de los puntos del Pacto por México. Por eso el Pacto por Oaxaca entre Murat y el PRD de Los Chuchos es hijo del Pacto por México.

 

La candidatura priista a gobernador, Alejandro Juanito Murat –nacido en el Estado de México y con residencia efectiva en Toluca y no en Oaxaca–, dependía de neutralizar a la alianza PAN-PRD que en el 2010 le había ganado la gubernatura al PRI y al gobernador saliente Ulises Ruiz Ortiz.

 

Frente a los estropicios, corruptelas y pasividades del gobernador aliancista Cué Monteagudo y ante la candidatura priísta del mexiquense Murat, la alianza PRD-PAN tenía la ventaja de ganar con la candidatura del senador perredista Benjamín Robles.

 

La pinza a favor de Alejandro Juanito Murat estaba en la anulación de las potencialidades de la alianza PRD-PAN.

 

Y ahí volvió a darse la complicidad Murat-Ortega para impulsar la candidatura de Estefan Garfias, condenada a la derrota.

 

Así, el PRD de Los Chuchos y su intendente Agustín Basave tuvieron que plegarse al pacto secreto Murat-Chucho Ortega para una candidatura perredista que fracasará en Oaxaca y ayudará no solo a la victoria del mexiquense Alejandro Juanito Murat, sino a la reelección de gobernador de José Murat.

 

Política para dummies: La política es el arte de disfrazar la realidad con

demagogia.

 

Solo para sus ojos:

 

A partir de ahora el gobernador veracruzano será un político apestado: Solo contra el mundo. Le dieron la oportunidad de irse, pero prefirió quedarse.

 

Y si el PRI hace el milagro y gana la gubernatura, tendrá que enjuiciar al mandatario.

 

Demoledor el titular principal de La Jornada ayer jueves: “Javier Duarte: No pediré licencia; Beltrones recula”.

 

El ex gobernador poblano Mario Marín Torres perdió la oportunidad de un retiro tranquilo; la reapertura del caso Lydia Cacho no solo condenó a la candidata priista Blanca Alcalá a la derrota, sino que reactivó el rechazo a Marín en un escenario de redes aún más virulento.

 

Errores en el manejo de la crisis de influenza; primer fracaso del político priista José Narro como secretario de Salud.

 

 

 

El Papa, la clase política y el retroceso histórico

1251598

Por: Carlos Ramírez

 

Preocupados más por salvar su alma pecadora que por salvar al Estado, la clase política que capitalizó a su favor la visita del Papa Francisco, no entendió el efecto contrahistórico de sus acciones porque destruyó una de las características fundamentales del Estado laico: La secularización de la sociedad.

 

Los liberales juaristas del siglo no buscaron la anulación de la Iglesia católica que tanto daño hizo –guerras civiles y un imperio importado– sino que su objetivo final fue doble: Separar a la Iglesia del Estado y sobre todo introducir la ciudadanía cívica que la religión había anulado.

 

La postración de funcionarios y políticos ante la autoridad religiosa del Papa Francisco, fue un paso hacia la destrucción de la ciudadanía y el fin de la secularización de la sociedad.

 

Lo paradójico de las relaciones tensas entre el Estado y la Iglesia en México ha sido el hecho de que el Estado derrotó a la Iglesia en la fijación de los territorios de la autoridad civil, pero la clase política liberal y revolucionaria se la ha pasado sometiendo la ciudadanía del poder civil al poder religioso del clero como institución de dominación política:

 

1.- En la edición de la revista Hoy número 187 del 21 de septiembre de 1940, el presidente electo Manuel Ávila Camacho declaró “soy católico” como un mensaje de negociación política, aunque sectores revolucionarios obligaron al periodista José C. Valadés a usar la frase de: “Soy creyente”, en lugar de católico.

 

2.- En octubre de 1957, como respuesta a la declaratoria de ese año como el de la Constitución y el Pensamiento Liberal, la Iglesia católica circuló una cartilla para señalar los santos deberes de los individuos –no los ciudadanos– “conforme a los santos preceptos de la ley de Dios”, retrotrayendo el escenario ideológico a principios del siglo XVIII y su principal representante:

 

Jacobo Benigno Bossuet y su obra La política según las sagradas escrituras que sirvió para la propuesta de Locke y su Ensayo sobre el gobierno civil que marcó la ruptura creyentes-ciudadanos.

 

3.- En la segunda mitad de los ochenta, debilitado el PRI, el embajador de los Estados Unidos, John Gavin, construyó la santa alianza de PAN-empresarios-Iglesia para tomar el poder en el corredor Sonora-Chihuahua, cayendo en la orilla de una nueva guerra cristera.

 

4.- El cardenal Ernesto Corripio Ahumada, fue el operador de la estrategia de negociación política de la Iglesia: Apoyo al gobierno de Carlos Salinas de Gortari a cambio de regularización de la situación jurídica. Lo paradójico fue que la Iglesia aceptó las nuevas reglas institucionales, pero manteniendo las objeciones de la Iglesia contra la Constitución de 1917.

 

5.- La gran derrota del Estado ocurrió en abril del 2000, cuando el entonces candidato panista Vicente Fox Quezada, envió una carta privada al Episcopado para informarle de “mi proyecto de nación” y prometiendo modificar la Constitución para regresar a México a los principios religiosos como ejes de las políticas de gobierno.

 

La des-secularización de la sociedad con los políticos practicando ritos católicos en público y cediendo los espacios republicanos juaristas de Palacio Nacional implicó la derrota de la reforma constitucional del 30 de noviembre del 2012 que introdujo el concepto de república “laica”, paradójicamente firmada por el panista presidente Felipe Calderón, pero abrogada en los hechos por los priistas.

 

La parte fundamental del Estado laico era la secularización de la sociedad y ahí ya ganó la iglesia católica.

 

Política para dummies: La política es el arte de disfrazar los fracasos.

 

SOlo para sus ojos:

 

La campaña para gobernador en Sinaloa sigue enredándose. El candidato priista Quiri-NO Ordaz Coppel comienza a ser conocido como Juanito Quiri-NO, porque los hilos de poder los tienen Jesús Vizcarra y el ex vocero presidencial David López.

 

De los gobernadores que mejor salió por la visita del Papa Francisco, fue el chiapaneco Manuel Velasco. En cambio, el perredista michoacano Silvano Aureoles, fue tan agobiante que el Papa hubo de alejarlo de su entorno, porque no lo dejaba respirar.

 

Lo que son las cosas:

 

El diputado perredista Jesús Zambrano, presidente de la Cámara, fue el mejor aliado del PRI y del Gobierno Federal para justificar la presencia del Papa en Palacio Nacional, con el argumento de que era un jefe de Estado.

 

Pero la dialéctica del izquierdista no puede explicar si el Vaticano es un Estado o un principado religioso.

 

 

 

Los Pinos acota calenturas políticas del Vaticano

papa-francisco

Por: Carlos Ramírez

 

Con todo y que fue interés de la casa presidencial de Los Pinos traer a México al Papa Francisco, una jugada política gubernamental de muchas maneras acotó la intención de la línea dura del Vaticano de venir a regañar: Una información oficial el martes caracterizó la visita del prelado como de Estado, por lo que un jefe de Estado no puede llegar a un país a criticar a sus gobernantes.

 

El estado de ánimo social en el escenario de la visita del Papa Francisco prendió algunos focos de preocupación: No solo por querer usar el discurso del Papa para agendas antisistémicas, sino porque tanta sangre, sudor, lágrimas y guerras civiles costó regresar a la iglesia católica mexicana a su territorio espiritual, como para que sectores incapaces de aprovechar las instituciones estén trayendo a un príncipe extranjero a decirnos cómo debemos gobernarnos.

 

En todo caso, hay sectores mexicanos que tienen agravios fuertes contra la Iglesia: Los niños que fueron abusados sexualmente por el padre Marcial Maciel, el fundador de la aún todopoderosa congregación de Legionarios de Cristo, quien murió protegido por el Vaticano. Y los cientos de sacerdotes abusadores sexuales que han sido perdonados por la iglesia por pecadores, cuando en realidad han sido delincuentes.

 

Sin estar libre de culpas como para venir a México a lanzar piedras contra la corrupción y la violencia, el Papa Francisco quieren sustentar su legado en la intervención en asuntos políticos y de gobierno: Terrenales. En el fondo, la lógica de la iglesia es simple: Como el poder espiritual de coerción ya no garantiza la fe ciega, entonces la iglesia se mueve como aparato político de condena contra abusos de gobernantes para garantizar la lealtad de creyentes.

 

Por eso será un contrasentido –para decir lo menos– que el Papa de los pobres venga patrocinado por Telcel, Aeroméxico y Banorte, y que su visita haya tenido un costo de alrededor de 250 millones de pesos pagados por los ricos comerciantes que Jesucristo expulsó del templo y que representan la acumulación pecaminosa de riquezas terrenales.

 

Al final, el papa Francisco quedará atrapado en la venta de indulgencias que políticos aliados a sacerdotes han logrado para controlar el discurso político del jefe de la iglesia; inclusive, el Papa ha tenido que hacer más conservadoras las condenas de los jesuitas contra el neoliberalismo. Atrapada la iglesia en el capitalismo depredador, solo le queda el discurso de la fe.

 

México tiene bastante experiencia en controlar calenturas religiosas, no solo en su lucha militar contra la iglesia para someterla al Estado, sino con actividades de bienvenidas: Muy vacío quedará el discurso papal en Michoacán, Chiapas, Ciudad de México, Ciudad Juárez y Ecatepec porque los políticos ya remozaron los lugares para dejarlos rechinando de limpios.

 

Y bastará que los políticos se hinquen ante el anillo papal para comprar indulgencias, y todos felices y contentos. La solución mexicana para controlar a la iglesia no fue la guerra sino la compra de indulgencias… Para seguir gobernando exactamente igual, solo que ahora con la bendición papal.

 

Lo peor de todo es que todos los papas, arzobispos y obispos lo han sabido desde siempre pero es un arreglo cómodo jugar a la simulación: Yo te condeno, tú te arrepientes, los creyentes recuperan la fe y las cosas seguirán siendo las mismas a partir del próximo miércoles.

 

Política para dummies: La política es el reino de Dios en la tierra: La dominación del poder espiritual para controlar a las masas.

 

Solo para sus ojos:

 

Otro tropiezo de Jaime Rodríguez El Bronco: Un motín en la cárcel de Topo Chico. Y la experiencia política señala que todo mandatario estatal es calado con motines de presos.

 

La mejor prueba de que el informe del grupo de expertos argentinos sobre Ayotzinapa carece de veracidad es la forma autoritaria en que quiere imponerte:

 

Sin debatir, solo aceptarlo. Pero como quien paga puede exigir la satisfacción de la mercancía o exigir la devolución del dinero, el Gobierno mexicano debe ser estricto para que los argentinos expliquen a satisfacción el uso del dinero.

 

Nerviosismo por alza del dólar, lo que quiere decir que la crisis china es más fuerte de lo que pensaban; expertos extranjeros afirman que será peor que la de 2008.