Indicador Político

El periodismo de Roberto Saviano: Ficción y plagio

Roberto_Saviano_CLAIMA20120208_0208_19

Por: Carlos Ramírez

 

Usado por medios mexicanos para criticar la estrategia de seguridad, el escritor italiano Roberto Saviano aparece como un periodista volador o que inventa sus historias del narcotráfico.

 

A esa conclusión llegó el periodista estadounidense Michael Moynihan al investigar las fuentes de información de los textos de Saviano.

 

El texto de Moynihan fue publicado en The Daily Best y reproducido por la revista mexicana nexos en su edición de febrero (“http://www.nexos.com.mx/?p=27504)” http://www.nexos.com.mx/?p=27504).

 

La investigación contó con un intercambio de correos electrónicos con Saviano, en los que el italiano desdeñó poco profesionalmente las solicitudes de precisión de Moynihan y al final reconoció que sus trabajos (Gomorra sobre la mafia italiana y CeroCeroCero sobre el narcotráfico) eran un ejercicio de “novela de no-ficción.

 

El problema radica en las categorías creativas. El concepto de “novela de no-ficción” fue inventado por Truman Capote en 1964 porque no quiso rebajar su obra A sangre fría a un reportaje de investigación.

 

Capote utilizó las técnicas de la literatura aplicadas al reportaje. Aunque juró que todos los datos eran reales, Ralph Voss demostró en Truman Capote and the legacy of In cold blood que había partes inventadas.

 

Saviano se localiza en el escenario de periodistas que inventaron sus historias a partir de pequeñas partes reales y otras inventadas: Janet Cooke que bloqueó el ascenso de Bob Woodward a la dirección del The Washington Post, Judith Miller (The New York Times), Stephen Glass (The New Republic) y el caso mediático de Jayson Blair que condujo a la renuncia del director del The New York Times.

 

La investigación de Moynihan encontró dos errores técnicos en CeroCeroCero: El plagio de otros textos e inclusive de Wikipedia y la invención de personajes a partir de anécdotas en circulación.

 

De manera minuciosa, Moynihan expone párrafos de Saviano y luego textos ya publicados por otros periodistas.

 

Como justificación, Saviano dijo haber agradecido en lo general a periodistas que plagió, aunque sin aclararlo en las partes específicas sino en una página final entre multitud de nombres.

 

Las justificaciones de Saviano ante Moynihan destilaron enojo y desdén, pero sin aclarar donde terminaba la realidad y comenzaba la ficción. Lo cuenta así el propio Moynihan:

 

“Cuando le señalé que en ninguna parte de CeroCeroCero se menciona que algunos personajes han sido construidos, Saviano dijo con desdén, aunque de manera más bien confusa, que esas técnicas son “fáciles de entender para aquellos que están acostumbrados a la lectura.

 

No es necesario que un editor escriba en la solapa: ‘Este libro no es solamente periodismo, sino una novela de no-ficción’”. Ese, según él, es su oficio: Es un “novelista de no-ficción”, en la tradición de Truman Capote. Su propósito es contar la verdad absoluta, pero con levadura literaria”.

 

Y registra otra referencia de otro periodista-escritor:

 

“Al reseñar CeroCeroCero para el New York Times, Mark Bowden, autor de La caída del Halcón Negro, se preguntaba acerca del personaje de “don Arturo”: “Un episodio memorable pero, ¿sucedió realmente? ¿Existe en verdad un don Arturo?… ¿Qué es verdad, y qué es fantasía en esta a veces llamativa, a menudo tediosa, siempre abigarrada miscelánea de parábolas, monólogos dramáticos, poesía, cuentos con moraleja e historias de terror?”

 

Eso sí, Saviano ha criticado la violencia de Estado en México en El Universal y en el sitio Sin Embargo, aunque sin aclarar si sus opiniones son realidad, ficción o no-ficción.

 

Política para dummies: La política busca siempre el bien común… para el político y sus familiares.

 

Sólo para sus ojos:

 

Anotación de un analista político acucioso: el exgobernador Ulises Ruiz no hizo ni hará nada contra su archienemigo José Murat por el ungimiento de su hijo como candidato, porque Ruiz se encuentra operando la sucesión priísta en Quintana Roo. Una por otra.

 

El más enojado de los derrotados en Oaxaca es el empresario Gerardo Gutiérrez Candiani porque lo chamaquearon ya que desde siempre el candidato iba a ser Alejandro/José Murat.

 

Y eso que los grandes empresarios aliados al gobierno fueron a Los Pinos a pedir la gubernatura para Gutiérrez Candiani.

 

Si el papa insiste en criticar la violencia en México, le van a sacar el tema de los curas pederastas que son protegidos por el Vaticano.

 

HYPERLINK “http://indicadorpolitico.mx” http://indicadorpolitico.mx

Beltrones: La noticia del sexenio… que no fue noticia

604510_beltrones

Por: Carlos Ramírez

La noticia del sexenio la dio el miércoles el columnista Ciro Gómez Leyva en El Universal pero se encontró con un espeso silencio político:

Manlio Fabio Beltrones Rivera afirmó personalmente que no buscará ni será candidato presidencial del PRI en el 2018.

La razón: su papel como presidente nacional del PRI.

No lo dijo pero con seguridad se niega a repetir el modelo de Roberto Madrazo Pintado que usó la presidencia nacional del PRI en el 2006 para ser candidato; entonces hubo una diferencia:

En el 2006 el Presidente de la República era del PAN y en el 2018 será del PRI.

Beltrones lo dejó muy claro, escribió Gómez Leyva:

 

–… ¿No vas a buscar ser el candidato del PRI a la Presidencia de la República?

 

–No lo voy a buscar –se pone serio.

 

–¿Por qué?

 

–Porque sería inequitativo y desleal.

 

–Inequitativo y desleal.

 

–Completamente. Además, se me partiría el PRI. Mira lo que está pasando en el PAN. Imagínate si estuviera saliendo en los spots de radio y televisión todo el día. Cómo le pediría unidad a los candidatos en los estados, lo que ya de por sí es bastante complicado. Cómo los convencería de que hay un proyecto común, neutral por el partido.

 

–¿No vas en el 18?

 

–No voy.

 

A pesar de la contundencia de la declaración y que la fuente era el propio Beltrones, la información encontró silencio el miércoles y el jueves: Nada en redes sociales ni en medios ni en columnas ni en la clase política, no en la oposición, ni en la prensa política.

 

Sin embargo, Beltrones estableció otro panorama sucesorio en el PRI:

 

De los tres con posibilidades reales hasta ahora, ya sólo quedan dos, Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray Caso. En un segundo plano siguen algunas figuras menores e inclusive se puede percibir un tercer nivel con emergentes.

 

Además de su buen papel en la Cámara de Diputados y en el Senado, y de nuevo en la Cámara, Beltrones logró poner un poco de orden político en el PRI; dos sexenios en la oposición y medio sexenio dependiendo de acuerdos-concesiones con la oposición habían debilitado al PRI, pero Beltrones logró mayoría absoluta con alianzas en las elecciones de julio del año pasado y buscará carro completo en las doce gubernaturas de 2016.

 

En efecto, a Beltrones se le estaba complicando su doble posición de presidente nacional del PRI y miembro de la terna principal de aspirantes a la candidatura presidencial priísta del 2018.

 

Las versiones negativas señalaban que estaría poniendo candidatos para su candidatura presidencial y no para el juego de poder del Presidente Peña Nieto.

 

A eso se refería cuando afirmó, en la columna de Gómez Leyva, que dirigir el PRI y operar su precandidatura sería “inequitativo y desleal”.

 

En el PAN, el PRD y Morena no parece haber problema en que sus dirigentes nacionales usen el partido para beneficio propio con miras al 2018, pero el PRI se rige por otras reglas.

 

Lo que queda en el ambiente es la política priísta donde no es sí y sí es quién sabe. Y también se mueve por apariencias.

 

En La sombra del caudillo, historia novelada de la sucesión presidencial de 1924 contada por Martín Luis Guzmán, el candidato del caudillo operaba seguro y el competidor juró que no sería pero no le creyeron. Pero 2016 es diferente a 1924. O así parecería.

 

Sólo para sus ojos:

 

Como era de esperarse, la diputada panista Guadalupe Sánchez López está causando estragos en el PAN.

 

Felipe Calderón quiere llevar agua al molino de su esposa y metió el debate en el PAN sobre su postulación, Pero habrá efectos en el PRD porque fue alianza.

 

Así que El Chapo está ya en la política.

 

En el PRI hay extrañeza porque a la hora de decidir candidaturas se han encontrado que muchas de las encuestas no reflejaban la realidad y que había muchas precandidaturas infladas.

 

Lo malo es que en algunas ya se destaparon y no hay posibilidad de corregir.

 

Diríase que casi minutos después de la declaración del gobernador del Banco de México de que vendría una crisis fuerte, los mercados comenzaron a crujir.

 

Y se ve que será una crisis fuerte y que el país carece de programas contracíclicos.

 

Así que a amarrarse los cinturones de seguridad.

El Chapo y el legado de Peña

recaptura_Chapo-captura_Joaquin_Guzman_Loera-recaptura_Chapo_Sinaloa_MILIMA20160108_0192_32

Por: Carlos Ramírez

 

Con una economía que no se reactivó con las reformas, una política balcanizada y una sociedad enfurecida consigo misma en redes, la única oportunidad que tiene el presidente Enrique Peña Nieto para dejar un legado es la seguridad. La recaptura de El Chapo abrió esa oportunidad.

 

El gobierno de Peña recibió un país desangrado por la ofensiva policiaca del gobierno de Felipe Calderón y una estructura institucional de seguridad heredada del viejo modelo priísta paternalista de nación. Y si bien hubo la decisión de sacar las expectativas nacionales de la seguridad, la oferta alternativa ya no dio resultados. En cambio, en todas las encuestas se ha colocado la seguridad como la primera preocupación de la sociedad.

 

La seguridad ya no es policiaca sino de bienestar social. Un país con crecimiento económico alto y mayor democracia sería ineficaz con la situación de inseguridad como la actual. La fuga de El Chapo y su recaptura posterior revelaron el estado de ánimo de la sociedad y evidenciaron la existencia de una estructura criminal retadora del Estado y con dominio territorial de soberanía del Estado –no sólo como plazas– sobre todo en Morelos, Guerrero, Tamaulipas, Michoacán y algunas zonas del Distrito Federal.

 

Discutir sobre Sean Penn y Kate del Castillo, la rocambolesca fuga y recaptura de El Chapo, y si debe celebrarse o no que el capo esté de nuevo en prisión no es tan relevante como lo que está más allá de El Chapo: Que el crimen organizado siga controlando estructuras del Estado y continúe no solo traficando sino aumentando el consumo doméstico de drogas y que la violencia sea producto, entre otras cosas, de la acotada estructura de seguridad del Estado.

 

El legado en seguridad del gobierno de Peña será una situación peor que la heredada de Calderón o realizar una ofensiva institucional para cambiar la situación. Para ello, la gran prioridad se localiza en dos grandes rubros:

 

1.- La profesionalización real y no solo formal de los cuerpos policiacos y de las estructuras de inteligencia y seguridad nacional del Estado. La crisis de seguridad en los EE.UU. condujo a la creación del FBI. El mando único será un fracaso si siguen los mismos policías. Ante el mando único se requiere de una centralización de la autoridad policiaca en la estructura burocrática.

 

2.- La reorganización del marco jurídico de seguridad: las pendientes leyes de seguridad nacional, seguridad interior, espionaje, inteligencia y sistema penitenciario, reformas de la ley de delincuencia organizada y la definición legal de la doctrina de defensa nacional. El Estado mexicano, sin atentar contra derechos humanos, debe tener un cuerpo jurídico de seguridad coercitiva si en verdad quiere acabar con Los Chapos.

 

La construcción de un legado sexenal en seguridad implicaría una ofensiva política del presidente Peña, del secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong y de las bancadas del PRI para evitar que las iniciativas sean botellas echadas al mar. La capacidad de hegemonía del Estado debe usarse en el caso de las reformas legales al convertirlas en prioridad de gobierno e involucrar a la sociedad. Propuestas de Calderón y de Peña se ahogaron en el Congreso por falta de negociación conducida desde el poder ejecutivo.

 

Sin estos dos pasos, la lucha contra el crimen organizado será parcial, sin horizonte de Estado, agotada en las capturas de capos pero sin desarticular las estructuras de poder del crimen organizado.

 

Sólo para sus ojos:

En el programa de ayer de Óscar Mario Beteta en Radio Fórmula, el aspirante a la gubernatura de Oaxaca, Gerardo Gutiérrez Candiani, afirmó que solo sería candidato por el PRI, no por la alianza PAN-PRD ni independiente. Con él serían ya como diez precandidatos priístas.

 

Si se revisan los medios impresos, la información sobre la recaptura de El Chapo está llena de interpretaciones, no de datos duros.

 

Guión para telenovela: “Amor traicionero”: Kate del Castillo llevó a la policía a la captura de El Chapo. El capo violó sus normas de seguridad, para seducir a la actriz.

 

Aunque quizá no haya delito que perseguir, de todos modos la justicia de México y los EE.UU. pueden hacérsela cansada al actor Sean Penn.

 

El PRD quedó muy lastimado por la pugna con su líder Agustín Basave. Sobre todo porque las alianzas podrían fracasar en las urnas. Y también porque López Obrador va a bombardear al PRD por su empanizamiento.

Agenda de la crisis (y 5) El fracaso de la oposición

Por: Carlos Ramírez

Alguna vez el analista radical Luis Javier Garrido afirmó que en México “todos somos priístas hasta demostrar lo contrario” y algún otro dijo que el priísmo no era una ideología sino una cultura nacional. El arribo al poder en el DF del PRD en 1997 y del PAN en la presidencia en el 2000 no modificó el andamiaje del Estado priísta.

El PRI ha sido una estructura de poder basada en una ideología populista definida por la Revolución Mexicana. El PAN nació en 1939 no para ofrecer una alternativa al PRI sino para corregir lo que el PRI había hecho mal, sobre todo la corrupción; el investigador Diego Velázquez Caballero y Xóchitl Patricia Campos López han analizado el hecho de que los callistas despreciados por el cardenismo contribuyeron a la fundación del PAN.

El PRD nació con el registro del Partido Comunista Mexicano y su ideología socialista marxista, pero fue organizado por la Corriente Democrática del PRI encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo y su meta fue la de reconstruir el PRI cardenista: El Partido de la Revolución Mexicana.

Y Morena, bajo el mando de Andrés Manuel López Obrador, ni siquiera sostiene el concepto de “izquierda” que domina en las corrientes del PRD ni menos aún define una ideología, sino que se ha configurado como un movimiento de masas desclasadas y lumpenproletarizadas bajo el liderazgo de un caudillo y un programa de gobierno asistencialista.

En este sentido, México carece de una propuesta de alternativa real; las corrientes políticas, intelectuales y de grupos que enarbolaron la bandera de la transición a la democracia en realidad nunca entendieron el concepto de transición en la ciencia política: Pasar de un sistema autoritario y no democrático a un sistema con reglas democráticas reales; es decir, con una reforma de las estructuras de poder.

El PAN, el PRD y Morena no representan una alternancia partidista sino un relevo de grupo de poder: La política económica, el modelo de desarrollo, el sistema productivo y las relaciones de poder son las mismas que siguen prevaleciendo en el PRI. Por eso es que buena parte de las alternancias en alcaldías, diputaciones, senadurías, gubernaturas y la presidencia han sido funcionales y no estructurales.

Sin una alternancia de ideología, clase política y propuesta de sistema/régimen/Estado, la salida de la crisis del proyecto priísta de nación será imposible de lograr. El PAN duró doce años en la presidencia de la república pero gobernó igual que el PRI, incluyendo la sumisión al pensamiento histórico del bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución. Y el PRD y Morena sencillamente no ocultan su proyecto de nación calcado del viejo PRI.

La transición fracasó porque el PAN de Fox y Calderón prefirió administrar sus gestiones con la estructura del viejo PRI y porque el PRD y Morena decidieron reconstruir el viejo PRI. El pensamiento crítico que ha sobrevivido en nada asume una liquidación del viejo orden político-económico-social priísta sino que se conforma con exigir atención a la pobreza con las técnicas del asistencialismo. En materia democrática, el PAN, el PRD y Morena sólo quieren usar los métodos priístas de aferrarse al poder.

La alternancia panista del 2000 y el regreso priísta del 2012 prefiguran el fracaso de la oposición y condenan al país en el 2018 a perpetuar el sistema/régimen/Estado priísta.

Sólo para sus ojos:
Donald Trump sigue liderando las encuestas electorales entre los republicanos. Pero sube rápido Ted Cruz, estadounidense de origen cubano-canadiense.

Lo que parece no entender Agustín Basave de las alianzas: Si el PRD se alía al PAN, López Obrador se lanzará a fondo contra el PRD para desfondarlo por su asociación con la derecha.

Pero si se hace la alianza PAN-PRD en Veracruz, el PRI podría perder la gubernatura. A pesar de su mala fama, el expriísta y hoy diputado panista Miguel Ángel Yunes Linares encabeza las tendencias de votos.

En Chihuahua avanza la posibilidad de que el empresario José Luis Barraza vaya como independiente y le quite votos al PRI.

Y en Oaxaca y Puebla el PRI ha entrado en una guerra civil interna que impediría la recuperación de las plazas. Las pugnas entre grupos han rebasado al líder priísta Manlio Fabio Beltrones.

Agenda de la crisis 2016

monedamexico

Por: Carlos Ramírez

 

La percepción de que la crisis de México no es de coyuntura o de problemas importados no es nueva: Comenzó en 1971 con el agotamiento del consenso nacional de la Revolución Mexicana y llegó a su punto culminante en 1994 con el colapso nacional.

 

El sistema es la estructura de administración del poder en relación con la sociedad, el régimen es la forma de gobierno en cuanto a estructura de poder y el Estado es la configuración máxima de la legitimación política.

 

Y el saldo es obvio: Sin el funcionamiento articulado entre las tres estructuras, el país seguirá hundido en la imposibilidad de retomar el camino de la estabilidad.

 

El PRI no ha entendido que la sociedad tiene una configuración diferente a la que había en 1970 y la sociedad no quiere percatarse que ya no puede seguir esperando todo el gobierno como antes.

 

En la medida en que la reactivación política no surja de la sociedad, los gobiernos del PRI y del PAN y hasta los del PRD y Morena van a estar reproduciendo el viejo sistema/régimen/Estado priísta porque la competencia es por la gestión del poder y no por la implementación de un nuevo proyecto nacional de desarrollo como detonador de la verdadera transición integral a otro modelo nacional de país.

 

México pasó de la crisis de la burocracia política en los setenta al proyecto de globalización de los noventa y la economía se derrumbó de promedios anuales de PIB de 6% a un modesto 2.5%; luego vino la crisis de legitimidad del PRI y su pérdida de consenso electoral, pero el PAN en doce años de poder presidencial no hizo más que reafirmar la vieja estructura de poder político priísta.

 

Y al regresar al poder, el PRI en realidad se reafirmó en Los Pinos y no en Palacio Nacional: las reformas se hicieron sin una oferta real y precisa de meta de PIB.

 

El país puede seguir robaleando por otros sexenios más oscilando pendular entre el capitalismo salvaje y el capitalismo paternalista, pero sin recuperar el consenso de la Revolución Mexicana: Una sociedad justa, equitativa y con desarrollo.

 

Por eso es que el país se desgasta en debates insulsos como la marihuana, los derechos gay y las exigencias de disculpas a sectores lastimados por la violencia, porque es una forma de eludir el debate del futuro: el modelo de desarrollo, el proyecto nacional y el pacto constitucional.

 

Las designaciones de candidatos a gobernador se mueven en la política del instante, sin atender a la urgencia de revalidar la política como la definición de nuevas expectativas.

 

Si se trata de ganar el poder, el país podría perder otros tres sexenios en la consolidación de las nuevas mafias del poder –entre las cuales se encuentra la de López Obrador y su Morena como reproducción del viejo PRI–, pero con tasas de crecimiento económico de 2%-3%.

 

Los verdaderos debates políticos son los que giran en torno a los proyectos nacionales y no los que se agotan en la rebatinga de pequeñas parcelas de poder para reproducir en siglas diferentes el proyecto político de enajenación del PRI.

 

Ante una oposición forjada por el PRI, no importa quiénes sean los candidatos a gobernador o los presidenciales del 2018.

 

La crisis exige estadistas, no pregoneros de pueblo.

 

Sólo para sus ojos:

Cómo estarán las cosas que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, prohibió la recepción de regalos de fin de año. No recibió ni saludos…, no vaya a ser…

 

No hay magia en las candidaturas de unidad en el PRI: Todos tendrán sus pequeñas parcelas de poder.

 

Y no se escogerá al mejor candidato, sino el que garantice ganar las elecciones.

 

Como antes, pues, como siempre.

 

Agarraron durmiendo al nuevo secretario de Cultura, Rafael Tovar, durante un discurso presidencial.

 

Los memes dieron para todo.

 

De todas las candidaturas de gobernador, la que dará más que hablar será la de Veracruz.

 

El proceso se ha deteriorado tanto que el PAN podría ganar con cualquier candidato.

 

El asunto de las candidaturas independientes se ha distorsionado: No basta que algún aspirante se auto declare independiente, sino de que existan condiciones de deterioro en el partido en el poder local y sobre todo del desprestigio del gobernante saliente.

 

Hay indicios de intentos de abrir un canal de comunicación del gobierno mexicano con el equipo de Donald Trump, porque las encuestas lo siguen colocando a la cabeza de la carrera presidencial de noviembre de este 2016.

Secretaría de Cultura: Regreso del Echeverría intelectual

Por: Carlos Ramírez

 

Basado en una de las muchas frases de Diálogo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, en el sexenio de Echeverría se acuñó una con mucho sentido político: Para encarar la crítica de los intelectuales que venían de los desplegados del 68 se creó el Estado intelectual.

 

Y el modelo fue exitoso porque giró en torno a dos figuras de mucho consenso intelectual en el periodo 1971-1974: El escritor Carlos Fuentes y el periodista cultural Fernando Benítez, el primero terminó ese sexenio como embajador echeverrista en París y el segundo cayó en el feudo del líder priista Carlos Hank González.

 

El papel de ambos fue detonador: Fuentes declaró que “sería un crimen histórico de los intelectuales dejar aislado a Echeverría” y el segundo afirmó que el dilema era “Echeverría o el fascismo”. La respuesta intelectual fue diversa: El suplemento La Cultura en México dirigida por Benítez y Carlos Monsiváis se quedó como el espacio de crítica progresista al sistema político, pero desde dentro, y Octavio Paz y Gabriel Zaid fundaron la revista Plural de pensamiento intelectual autónomo del poder y con mayor sentido crítico al sistema.

 

Dos hechos definieron los espacios de las relaciones de los intelectuales con el Estado-poder-Presidente de la República: Dos afirmaciones de Zaid en esos años de tensión autoritaria rompieron el paraíso oficial: “El único criminal histórico es Luis Echeverría” y el ensayo que irritó al entonces presidente: El 18 brumario de Luis Echeverría; y la segunda fue el deslindamiento intelectual con dos ensayos: El enfoque de Paz en Posdata de que el dilema era democracia o autoritarismo y el libro de Fuentes Tiempo Mexicano que terminaba con una exculpación de Echeverría de la represión a estudiantes el jueves de corpus de 1971.

 

La nueva secretaría de Cultura aprobada fast track y promulgada en una reunión con intelectuales llevará a rango burocrático la intención de los setentas que al final de cuentas no fue personal sino del sistema político: Redefinir las relaciones de dependencia y control estatal con el pensamiento intelectual fuera del control en el 68 y ahora.

 

Así, la nueva dependencia reconstruye tres modelos ya vividos: el “Estado ideológico total y totalizador” de José Revueltas en 1976, tomando a la cultura como una ideología de Estado; el oxímoron “ogro filantrópico” de Octavio Paz en 1978 y la “dictadura perfecta” de Mario Vargas Llosa de 1991 o el control de la disidencia dentro del Estado. En los tres se define un Estado que abre, administra y fomenta la crítica desde dentro como una forma de reforzamiento del control político del sistema/régimen/Estado.

 

Lo que viene es previsible: el director de Conaculta, Rafael Tovar de Teresa, ya se apuntó como nuevo titular de la SC, pero con un currículum de administrador light de la cultura oficial controlada por pequeños grupos culturales. El Conaculta es el mejor ejemplo de la cultura del Estado: presupuestal, administrativista, pasiva. Pero la cultura es otra cosa: el detonador de la inteligencia crítica.

 

En preparación del 2018 priísta, la cultura regresa a los establos del poder institucional, con el voto del PAN, el PRD y Morena, y con los nuevos Fuentes, Benítez y Monsiváis.

 

Sólo para sus ojos:

 

La política es la política: el director del desprestigiado Teletón acusó al candidato panista a la gubernatura de Colima, José Luis Preciado, de politizar su contribución, pero en una denuncia que politizó el Teletón a favor del candidato del PRI.

 

La visita del papa Francisco está llevando agua política a todos los molinos. Pero al final la iglesia como institución terrenal tiene una estrategia política que ayuda a distraer a los fieles de los problemas de pederastia y corrupción en el catolicismo.

 

La guerra Notiver-Javier Duarte apenas comienza y afectará la sucesión de gobernador en el PRI, porque al final de cuentas el periódico no tiene nada qué perder porque está fuera de los juegos de poder.

 

El aumento en tasas de interés en EE. UU. va a afectar a gobiernos estatales con préstamos en dólares.

PRI: Enredos en candidaturas 2016 están beneficiando a PAN-PRD

maxresdefault

Por: Carlos Ramírez

 

El PRI vive una extraña paradoja: En casi todas las encuestas para las elecciones de gobernador en 2016 y 2017 está colocado en punta, pero las dificultades para reconstruir la estructura del poder, destruida en los gobiernos de Zedillo, Fox y Calderón podrían, beneficiar a la oposición y más si se concreta la alianza PAN-PRD.

 

En las tres aliancistas del 2010 que ganaron expriístas como candidatos del PAN-PRD el PRI se fortaleció, pero la falta de liderazgo político estatal y nacional y el fortalecimiento de cacicazgos locales está llevando al tricolor al umbral de la derrota: En Puebla ganaría el PAN del gobernador y precandidato presidencial panista Rafael Moreno Valle, en Sinaloa el PAN estaría capitalizando la lucha sin reglas en el priísmo y en Oaxaca el PRI nacional no pone orden.

 

En Veracruz y Chihuahua, dos graneros de votos priístas, los gobernadores han impuesto sus reglas locales y de grupo por encima del PRI nacional y del Presidente de la República, pero con acciones de autoritarismo y violencia política que han roto la estabilidad interna en el PRI estatal.

 

A ello se agrega un problema de operación política: El presidente nacional del PRI tiene la instrucción de operar victorias en las gubernaturas del 2016 como preparativo para el 2018, pero en la designación de candidatos ya se coló justamente la sucesión presidencial: aspirantes del PRI que quieren poner gobernadores como avance, el Presidente de la República con preferencias de amistad y el propio Manlio Fabio Beltrones que se encuentra en la lista selecta de los cuatro principales precandidatos presidenciales priístas.

 

En Oaxaca, Sinaloa, Colima, Veracruz y Chihuahua hay indicios en sondeos de que el PRI tendría una ventaja, pero la disputa por las candidaturas fortalecería la alianza PAN-PRD. El líder priísta Beltrones se encontró con un PRI inexistente políticamente por la gestión sin rumbo de su antecesor César Camacho Quiroz.

 

Y ha gastado capital político en intentar –no siempre con éxito– reconstruir las líneas de mando en el partido en el poder.

 

El punto clave en el desorden priísta en la asignación de candidaturas a gobernador radica en la falta de un involucramiento personal, directo y enérgico del Presidente Peña Nieto, dejando el sistema de toma de decisiones demasiado suelto. En Oaxaca y Sinaloa la crisis está localizada no solo dentro del PRI sino en la figura de aspirantes que dicen tener relaciones presidenciales comprometidas: el oaxaqueño José Murat y el sinaloense David López han complicado las sucesiones respectivas con charolazos presidenciales.

 

En Chihuahua el gobernador César Duarte ha usado expedientes judiciales y amenazas de cárcel contra adversarios de su mismo partido y en Veracruz el gobernador Javier Duarte difundió la versión de que el presidente Peña Nieto le cedió el honor de designar al candidato; en ambas plazas la lucha interna en el PRI ha ido decreciendo la tendencia de votos a favor del PRI y ha comenzado a fijar una situación de polarización que beneficiaría a la oposición en la medida de que los votos no serian a favor de un candidato priísta sino en contra del continuismo de los gobernadores salientes.

 

Si el PRI nacional no pone orden, algunas elecciones del 2016 serán adversas y por tanto malas noticias para 2018.

 

Sólo para sus ojos:

El rector de la UNAM, Enrique Graue, comenzó su nueva actividad con muchas críticas… a los demás y no a la propia Universidad que le heredó José Narro: Violencia, porrismo, narco y radicalismo enferman a la Universidad.

 

La Secretaría de Cultura no es mala, sólo que nadie sabe exactamente para qué la quieren. Sobre todo porque los presidentes de 1994 a la fecha no necesitan a los intelectuales. Y falta saber quién será el titular.

 

En Argentina viene una guerra política. En nombre de un peronismo que no es lo que fue y de una burocracia de poder, los seguidores de Cristina Fernández no entienden aún por qué el peronismo perdió las elecciones si tenía tantos seguidores.

 

Lo de la acusación contra Arturo Escobar fue una trampa y ahora todos pagarán los platos rotos, comenzando por el PAN y el PRD que ocultaron información.

Escepticismo y sorpresa en los capitalinos por una reforma que cambiará el estatus político sin estar preparados para las nuevas formas de gobernar. La pelea electoral en el DF será entre el PRI y Morena.

 

EPN 2016-2018 1997-2016: Fracaso opositor

enrique_01

Por: Carlos Ramírez

 

En 1997, luego del colapso político de 1993-1996, el PRI perdió la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y PRD, PAN, PT y Verde se unieron en una coalición que configuró una mayoría absoluta opositora. Las crisis social, política y económica llevaron a la alternancia en el 2000. Sólo que de 1997 al 2012, la oposición dilapidó su capital político y contribuyó al regreso del PRI a la Presidencia de la República.

 

Hoy la oposición se queja del PRI pero sigue sin hacer una lectura política de los años recientes. Con un promedio priista menor a un tercio de los votos, la oposición estaría en el camino de una alianza PAN-PRD para algunas gubernaturas del 2016 y 2017 pero sin tener clara la posibilidad de una alianza para la presidencial del 2018. De todos modos, las alianzas PAN-PRD son electoreras, no de transformación del sistema político priísta.

 

En las elecciones legislativas del periodo 1997-2012, la oposición tuvo al PRI debajo de la línea de flotación de la mayoría absoluta. La condición minoritaria del PRI fue ventaja dilapidada por la oposición: El PAN ganó la presidencia en el 2000 y en 2006, y el PRD saltó del 17% en 1994 a 35% en el 2006, y 31% en el 2012, pero ninguna de las dos fuerzas políticas opositoras elaboró un proyecto de reforma del sistema político, del régimen de gobierno y del Estado priísta.

 

Disminuido el PAN y con fracturas internas el PRD, el PRI encontró espacio mediático en las presidenciales del 2012 para regresar al poder presidencial. Y en lugar de recuperar su espacio opositor, el PAN y el PRD firmaron el Pacto por México acotado a meras agendas legislativas y no a una reforma integral del sistema/régimen/Estado, pero desdibujando su papel opositor a cambio de poca influencia en el contenido de las reformas.

 

Para la segunda mitad del sexenio peñista, la oposición sigue con horizontes cortos: las alianzas para gobernador se van a hacer como las del 2010 en Puebla, Oaxaca y Sinaloa, sólo para ganar elecciones, y sus posibilidades no dependen de algún programa de gobierno o alguna oferta de transición, sino usar a expriístas para que les ganen a los priístas.

 

Pero en eso de las alianzas el PRI ya se les adelantó con su asociación política con el Partido Verde: en junio del 2015 con apenas el 29% de los votos y 204 diputados, el PRI impulsó al Verde para que ganara 7% de votos y 47 diputados para conseguir el 51% de la mayoría absoluta en la Cámara.

 

El PAN y el PRD, en cambio, perdieron en el 2015 el espacio político de 1997: De 25% a 21% el PAN y de 25% a 11% el PRD, y los dos sin un trabajo político para conformar un compromiso histórico a la italiana o un programa común a la francesa.

 

Lo de menos son las alianzas coyunturales o electorales, siempre condicionadas a un expriísta dispuesto a competir aunque lleven a una catástrofe ética, como el priísta Ángel Aguirre en Guerrero que como priísta fue candidato del PRD y el PAN declinó a su favor, o el fracaso en Oaxaca con Gabino Cué Monteagudo como un aliancista PAN-PRD que trabaja para López Obrador.

 

El problema del país no radica en el reparto de posiciones, sino en un proyecto de transición hacia un nuevo sistema/régimen/Estado.

 

Sólo para sus ojos:

 

Crisis de largo plazo en el Tribunal Superior de Justicia del DF por el tercer intento de reelección de Elías Azar. Le dijeron que no lo intentara tan burdo porque enfrentaría problemas, pero no hizo caso. Hay indicios de que va a tener que declinar.

Oaxaca en zona de crisis. Los datos políticos revelan que la renuncia de Alejandro Murat al Infonavit no fue aprobada porque no querían precipitar el jaloneo, pero dicen que su padre José Murat quiso dar un albazo. En el PRI nacional están enfurecidos porque le movió el escenario electoral a Manlio Fabio Beltrones y podrían darse otros intentos de madruguete en otras plazas.

Y de escándalo en escándalo, Cuernavaca ya abrió el suyo: Uno de los aliados de Cuauhtémoc Blanco reveló corruptelas, fraudes y delitos electorales. Era obvio: Blanco se alió con expriístas de dudosa reputación. Con Blanco, Cuernavaca será un botín político presupuestal.

El problema de violencia y tiroteos en EU no radica en los permisos de venta de armas sino en la mentalidad de locura de los estadounidenses.

 

 

Peña Nieto 3 años: 2018 como crisis de régimen

2_peñaaa

Por. Carlos Ramírez

Como nunca antes, el futurismo se ha convertido ya en una etapa de la vida política nacional y ha contaminado las posibilidades de salir de la crisis social, política, de régimen y hasta de viabilidad como nación. Pero de poco servirá porque las crisis mexicanas son demasiado grandes para el tamaño político de todos los aspirantes.

La elección presidencial del 2018 enfrentará siete escenarios adversos:

 

1.- El desgaste de los candidatos por una campaña agotadora de más de tres años.

 

2.- La crisis de legitimidad y representatividad por la fragmentación partidista y del voto, al grado de que el próximo presidente podría gobernar con una base electoral de un tercio o 33% de los votos.

 

3.- La disminución de los márgenes de maniobra del Presidente saliente para imponer a su sucesor por el estrechamiento del presidencialismo.

 

4.- La nueva definición del proceso electoral y las posibilidades de alternancia desde el 2000: Ya no es sucesión porque no hay garantías de que el Presidente saliente herede el poder a su sucesor y a su partido.

 

5.- La crisis de militancia en los partidos reflejada en una baja muy sensible del voto duro de cada partido. Como en el 2000 y el 2006, en el 2018 se prevé de nueva cuenta el voto útil y no militante.

 

6.- La alta competitividad partidista. A diferencia de elecciones como la de 1994 con nueve candidatos presidenciales, la hegemonía priísta apenas anda en un tercio de la votación. Para el 2018 se prevén cuando menos cinco candidatos presidenciales: PRI, PAN, PRD, Morena e independiente, aunque pudiera darse el escenario de dos o tres independientes.

 

7.- La fragmentación del voto llevaría a una severa crisis política legislativa porque tendría que construirse una mayoría parlamentaria a base de alianzas operativas. Pero más de dos partidos aliados provocaría un inmanejable programa de gobierno.

 

Por tanto, desde ahora se perfilan los primeros indicios de una crisis de viabilidad del proceso de elección del próximo Presidente de la República, con el dato más importante: Los aspirantes del PRI tendrán que exigir un espacio de mayor autonomía respecto de su dependencia presidencial porque ahora más que nunca el Presidente saliente carecerá de hilos de poder para imponer sucesor.

 

La disminución del presidencialismo, la militancia activista mediática de la sociedad en las redes en contra del poder heredado y el deterioro en la figura comunicacional del actual presidente de la República por primera vez podrían afectar al candidato priísta a la presidencia. Y ya desde ahora, sin una estrategia de comunicación política, los precandidatos priístas se están midiendo en el espacio sucesorio en contrapunto con el presidente saliente.

 

El activismo mediático de López Obrador ha marcado los ritmos del proceso electoral del 2018 y ha obligado a los aspirantes priistas a salir al espacio público mandando el primer mensaje de largo plazo: El fin del mecanismo del tapado. A diferencia del apotegma de Fidel Velázquez, ahora el que no se mueva no va a salir en la foto sucesoria.

 

Si la carrera presidencial hípica era de la distancia del Derby de Kentucky (milla y cuarto), la del 2018 será extraordinaria de 2.5 millas. Pero con obstáculos: La crisis económica, las trece gubernaturas 2016-2017 y las millones de vallas en las redes sociales y las relación entrenadores-jockeys.

 

Sólo para sus ojos:

Jugada sucesoria la revelación de la solicitud de orden de aprehensión contra el verde Arturo Escobar. Es guerra sucia dentro del grupo oficial con miras al 2018.

 

Aquí han tomado a broma las amenazas del Estado islámico contra México. Pero serán suficientes esas amenazas para que Washington se siga metiendo en los servicios de inteligencia y seguridad nacional de México.

 

Muy enojados los jefes de federaciones del deporte privado porque la Comisión Nacional del Deporte quiere limpiar las plazas. Ya era hora que se pusiera orden donde todo es corrupción y negocio.

 

El panista Ricardo Anaya encontró en López Obrador un pretexto para ganar espacio mediático con miras al 2018. El error machista de AMLO le va a costar caro.

En Francia no es terrorismo, sino guerra colonial avalada por EU

FRANCE-ATTACKS-PARIS

Por: Carlos Ramírez

 

Sin dejar de reconocer el efecto compasivo impactante de los atentados de Francia en enero contra la revista Charlie y el pasado viernes 13 en un teatro y otras zonas, los datos duros revelan que esas acciones no fueron solo un acto terrorista de grupos radicales yihadistas, sino una expresión criminal de la guerra imperial, religiosa y recolonizadora de Francia con el aval de Washington.

 

Luego del atentado contra la revista humorística Charlie, el gobierno socialista de François Hollande decidió profundizar su guerra contra el gobierno de Siria y contra los grupos yihadistas que usaban a este país para entrenamiento. En mayo-julio, Hollande y su primer ministro Manuel Valls aprobaron leyes antiterroristas basadas en el aumento de recursos y efectivos militares y sobre todo autorizaciones para un espionaje similar al de Estados Unidos, violando derechos ciudadanos en el país de la Declaración de los Derechos del Hombre.

 

con base en la nueva y “enigmática” estrategia de Vallas –como la calificó Le Monde Week End–, Francia inició en septiembre pasado bombardeos a presuntos campamentos de entrenamiento de yihadistas en Siria. La justificación del gobierno de Hollande se hizo con el razonamiento de seguridad nacional de Washington para su propia estrategia posterior al 9/11 del 2001, aunque basados, ahora se sabe, en mentiras esgrimidas por el presidente Bush y el premier británico Tony Blair sobre adquisición de plutonio por Sadam Hussein para construir bombas atómicas.

 

El especialista Thierry Meyssan, en el sistema Red Voltaire ( HYPERLINK “http://www.resumenmediooriente.org/2015/10/13/por-que-francia-quiere-derrocar-la-republica-arabe-siria/” http://www.resumenmediooriente.org/2015/10/13/por-que-francia-quiere-derrocar-la-republica-arabe-siria/), reveló el pasado 13 de octubre –un mes antes de los atentados del viernes– los datos sobre las verdaderas intenciones geopolíticas de Francia en sus bombardeos sobre Siria:

 

1.- La existencia de vínculos personales de Nicolas Sarkozy y Hollande con Qatar y Arabia Saudita y de los apoyos financieros de estos gobiernos árabes a sus campañas electorales francesas. Asimismo, Arabia Saudita ha estado comprando empresas francesas. En este sentido, el pueblo francés nada gana con la ofensiva militar de París contra yihadistas en Siria. En cambio, Qatar y Arabia Saudita han amenazado a Francia con retirar sus inversiones si no hace algo contra Siria.

 

2.- Con el apoyo de Hillary Clinton como secretaria de Estado del gobierno de Obama, Sarkozy aprobó una estrategia para recolonizar Siria como una forma de terminar con el gobierno dictatorial de Bachar al-Assad y el plan fue profundizado por el socialista Hollande. A finales del 2010 Francia y Gran Bretaña pactaron (Acuerdos de Lancaster House) atacar a Libia y Siria para recolonizarlos. En julio de 2011 Francia creó el Ejército Sirio Libre aunque con soldados libios vinculados a Al Qaeda y bajo la coordinación de la Legión Extranjera, ese ejército salvaje bajo el control del presidente de Francia. En julio de 2012 llegó Hollande al poder y mantuvo en su cargo al jefe del estado mayor de Sarkozy por su papel en la estrategia recolonizadora.

 

En este sentido, el ataque terrorista contra civiles fue una respuesta de los yihadistas sirios contra los bombardeos e intenciones de ocupación de Francia. Y también la respuesta de Francia a esos ataques fue el anuncio de una guerra que en realidad ya existía y que encontró en esos ataques terroristas la justificación para engañar no sólo al pueblo francés sino a la impactada y sensible opinión pública mundial.

 

Por ello la guerra actual no es contra la civilización, sino religiosa, imperial y recolonizadora.

 

Solo para sus ojos:

Muy pertinente la solicitud de explicación a quienes apoyan a los franceses por el acto terrorista, pero no a los mexicanos por ataques del crimen organizado.

Si se hacen cuentas, los únicos que ganaron en el reparto del presupuesto fueron los diputados; pero ese dinero no genera actividad económica, sino riqueza personal.

Esperanzas en el PRD en el sentido de que Cuauhtémoc Cárdenas pueda reingresar al partido, pero los datos que se tienen revelan que no será así. En el fondo Los Chuchos lo prefieren lejos.

Muy artificial ven en el ambiente político el pleito Aurelio Nuño-CNTE; el titular de la SEP quiere espacio mediático como campaña de su precandidatura presidencial.

Los deslaves en Santa Fe serán otro expediente contra Marcelo Ebrard para mantenerlo exiliado más tiempo.

Revista Siempre!, el jefe Pagés, la jefa Beatriz y la crítica al poder

Por: Carlos Ramírez

 

Bajo la sombra de El Quijote, la revista Siempre ha extendido su influencia política con los premios que llevan el nombre de su fundador, José Pagés Llergo, el famoso jefe Pagés. Al mando hoy de Beatriz Pagés Rebollar, la jefa Beatriz, el semanario sigue marcando la agenda social del poder.

 

La revista nació en 1953 en plena institucionalización revolucionaria pero en medio de férreos instrumentos de control político. Siempre fue producto de un acto de censura del gobierno de Ruiz Cortines como favor al expresidente Miguel Alemán: Una foto de Carlos Girón con su esposa Beatriz Alemán, hija del expresidente, pero él mirando el trasero de la actriz Simone Claris, publicada en la revista Mañana dirigida por Pagés, provocó la salida del director y la fundación de Siempre.

 

A lo largo de sus primeras décadas, sobre todo los sesenta y setenta, Siempre abrió el ostión de la verdadera libertad de expresión y fijó los nuevos parámetros de la crítica que posteriormente seguirían el Excelsior de Julio Scherer García y los medios multiplicados a partir de la crisis de Excélsior en julio de 1976. Sin la obstinación del jefe Pagés por publicar con absoluta libertad, la libertad de prensa en México hubiera tardado en darse.

 

En Siempre se cruzaron dos coordenadas: La de la libertad de prensa absoluta y la de las firmas de los principales escritores y periodistas de su época: Periodistas como Antonio Vargas McDonald, líderes sociales como Alejandro Gómez Arias, presos políticos como Víctor Rico Galán, polemistas como Roberto Blanco Moheno, críticos como Francisco Martínez de la Vega, historiadores como Gastón García Cantú, figuras como Vicente Lombardo Toledano, estilistas brillantes como José Alvarado, disidentes como Heberto Castillo, y desde 1962 los intelectuales comandados por Fernando Benítez y Carlos Monsiváis crearon la corriente de la cultura política crítica en el suplemento La Cultura en México incorporado en Siempre. El pensamiento crítico, disidente e intelectual se forjó en Siempre.

 

El papel del jefe Pagés en el periodismo mexicano ha sido regateado por el periodismo que asumió la vertiente crítica abierta por Siempre. En efecto, el periodismo crítico no fue inventado por Scherer García en Excélsior sino que tuvo su plataforma en Siempre cuando criticar al poder era una audacia que se pagaba con la vida, el despido, el exilio o la cárcel. Sin el ejemplo de Siempre el periodismo de Scherer no hubiera cuajado. Inclusive, el jefe Pagés le cedió las nuevas oficinas de Siempre a Scherer en 1976 para instalar ahí la revista Proceso.

 

La historia política, disidente y periodística del México de la segunda mitad del siglo XX tiene una deuda de honor con la revista Siempre y el jefe Pagés, porque ahí el periodismo crítico sentó sus posibilidades frente al poder.

 

Siempre y el jefe Pagés consolidaron de 1953 a mediados de los ochenta –en que se afianzó la prensa crítica al poder– una práctica de la libertad de crítica que derrumbó la estatua de Lenin del presidencialismo y el muro de Berlín del sistema político priísta.

 

Los premios “José Pagés Llergo” honran al periodismo crítico, pero falta que el periodismo crítico sitúe sin mezquindades el papel que jugaron Siempre y el jefe Pagés en al construcción del periodismo crítico que fue fundamental para la transición de México a la democracia.

 

Sólo para sus ojos:

•Muy buena noticia la entrega del Premio Cervantes de España a Fernando del Paso, uno de los autores mayores vivos. Un homenaje oficial sería buena oportunidad para que el Presidente Peña Nieto se reivindicara con los intelectuales.

 

•Todo indica que sí habrá dos ternas de ministros de la Corte este fin de semana. El Presidente de la República dejaría mala impresión si espera hasta el periodo de abril próximo porque serían casi cinco meses sin dos ministros.

 

•El enojo de Jesús Zambrano contra el secretario de Gobernación por los

señalamientos contra los gobernadores perredistas de Guerrero debería enfocarse hacia los perredistas que entregaron el estado al crimen organizado. Zambrano avaló candidatura de José Luis Abarca y había autorizado la de su esposa María de los Ángeles Pineda Villa como sucesora municipal.

 

•Decepción en la UNAM porque el rector saliente José Narro escogió al más manipulable. Vienen otros ocho años de mediocridad, continuidad y porrismo en la universidad.

 

Corte: Derecho a la salud aplastado por derecho al placer

salud

Por: Carlos Ramírez

 

Si el centro del derecho es la regulación de la contradicciones en la vida de los ciudadanos, entonces el objetivo del derecho es la forma de escoger lo mejor entre el bien y el mal.

 

Y en el caso de la decisión de la primera sala –no el pleno– de la Suprema Corte de Justicia de la Nación respecto a la aprobación de un amparo para que cuatro personas puedan sembrar personalmente mariguana para su consumo, el dilema fue escoger entre el derecho de unos cuantos sobre el derecho para proteger a la mayoría de la sociedad.

 

La decisión de los ministros se dio en un escenario contradictorio:

–Decidieron un permiso legal que nada tiene que ver con la salud como un derecho sino como un juego porque el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define lo lúdico como lo referente a juegos.

 

–Y el permiso partió también de concepto de siembra de mariguana “para uso recreativo” y el mismo diccionario señala la recreación como “diversión para alivio del trabajo”; es decir, atentar contra la vida por diversión.

 

–La ponencia del ministro Zaldívar introdujo dos conceptos preocupantes: que la mariguana produce una afectación “no tan grave” o “no tan dañina”, o sea el caso de una mujer medio embarazada; dialécticamente, el consumo de esa drogas sí es grave y sí causa daño. Por tanto, un mal mayor para atender una pasión menor.

 

–El derecho es una acción coercitiva por definición porque regula las autorizaciones. La permisividad por razones de derechos individuales anula el carácter tutelar coercitivo del derecho hacia la sociedad.

 

–Una sociedad sin prohibiciones es un regreso al estado de naturaleza anterior al Estado de Hobbes. O a la utopía de la sociedad hedonista o sociedad del placer.

 

–Si la Corte decidió un amparo que protege el derecho a la autodestrucción, entonces llegó la hora para que la Corte también ampare otros derechos minoritarios prohibidos: La poligamia, el consumo lúdico de cocaína y heroína, la pederastia si hay consenso mutuo y la prostitución porque son decisiones individuales.

 

–La Corte pareció olvidar que el derecho nació para proteger a la sociedad de vicios y delitos, no para regular su existencia privilegiando los placeres.

 

–La Corte también pareció desdeñar el hecho de que el consumo legal de drogas ilegales en EU, es un mecanismo de control social, de desmovilización de la protesta, lo cual convierte esa decisión en un instrumento conservador en manos del poder; es preferible a mariguanos que evadan la realidad que a una sociedad marginada exigiendo derechos sociales, políticos y de salud.

 

–En las zonas marginadas de la sociedad mexicana, las amas de casa con hijos o maridos adictos a la mariguana claman por centros de atención a la adicción a las drogas. Esos testimonios desgarran el alma de quien los escucha porque muestran el drama familiar del consumo de droga por razones lúdicas; la droga destruye familias y anula potencialidades humanas.

 

–Legalizar el consumo de droga por la puerta lateral de la siembra doméstica representa la derrota de las políticas de salud, seguridad y bienestar del estado.

 

–Y el desequilibrio en enfoques conservador/liberal de la Corte obliga al presidente Peña Nieto a proponer dos ministros conservadores porque la falta de equilibrio jurídico contribuye a dividir a la sociedad.

 

Sólo para sus ojos:

• La pregunta incómoda: los que aprobaron lo de la mariguana lo hicieron como guardianes del derecho o como consumidores.

 

• La estrategia está definida: López Obrador se montará en todos los temas y escándalos para ganar presencia mediática.

 

• Si reabren la venta de terrenos en Santa Fe se encontrarán con una mina… de corrupción. Y en ella aparece nada menos que Marcelo Ebrard, quien la impulsó

como secretario de Gobierno del GDF en 1992-1993. Y más durante su sexenio.

 

• El dato no debe desdeñarse: Colima en la ruta de tráfico de contrabando de acero y de drogas. Por eso la violencia contra exgobernadores. Y por eso la disputa por la gubernatura.

 

• Cuba pasará sin pena ni gloria. Las generaciones de mexicanos nacidos de 1982 en adelante no saben quién es Fidel Castro. Y el socialismo cubano es sinónimo de represión, dictadura, pobreza social y dominio familiar.

 

 

En el Senado, el Papa que perdonó abusos sexuales del Padre Maciel

papa_francisco_noticia_getty_1205

Por: Carlos Ramírez

 

Un día antes de que el papa Francisco otorgara el perdón a los Legionarios de Cristo del Padre Marcial Maciel por los abusos sexuales en México y en lo que representa el autorreconocimiento a la incapacidad política para resolver problemas propios, PRI, PAN y PRD en el Senado invitaron al jefe del catolicismo mundial –un príncipe extranjero– a venir a resolver los problemas de México, obviamente en el enfoque político y religioso de la iglesia católica y del Estado Vaticano.

 

Como no se había visto desde los tiempos del PAN confesional, el Papa Francisco podría convertirse en el factor real de poder en México, y con él la representación de la iglesia católica encabezada por el arzobispo más político y conservador, Norberto Rivera Carrera. Como en el siglo XIX, los sectores conservadores religiosos de la política y el parlamento han hecho a un lado el Estado laico para pedir la intermediación del jefe de la iglesia católica en problemas mexicanos.

 

Encabezados por el presidente del Senado, el panista Roberto Gil Zuarth, senadores del PAN, del PRI y del PRD se apersonaron como en el pasado en la residencia religiosa mexicana de la representación de la Iglesia de San Pedro en México para invitar al Papa Francisco a usar la tribuna del Senado para dirigir un discurso.

 

El tema no daría para mucho de no ser por la carga histórica de la relación de la iglesia católica con el sistema republicano y constitucional mexicano. La Constitución de 1824 establecía una sumisión de la política a la religión: “En el nombre de Dios Todopoderoso, autor y supremo legislador de la sociedad”, el congreso decretaba la carta magna; la Constitución de 1857, antes de las leyes de Reforma, reforzaba el dominio religioso: “En el nombre de Dios y con la autoridad del pueblo mexicano”. La Constitución de 1917, contra la cual la iglesia católica impulsó la guerra cristera, separó a la iglesia del Estado a partir del criterio de que “a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”.

 

A la sociedad mexicana le costó sangre e historia mantener los campos separados como para que ahora los senadores del PAN, PRI y PRD quieran regresar a la iglesia al centro de las definiciones políticas y los enfoques de poder. La sola presencia del papa Francisco en el Senado significaría la vulneración del Estado laico.

 

Si los senadores del PAN, el PRI y el PRD quieren escuchar el mensaje pastoral del razonamiento político y filosófico del papa, bien pueden ir a las misas que el prelado dará para el pueblo creyente en La Villa y las plazas o solicitar audiencias privadas para confesar sus pecados terrenales y comprar estampitas como indulgencias; pero llevar a la iglesia católica de regreso al poder político, civil y laico, que costó tanta sangre reconquistar, sería una violación del espíritu laico del Estado y del poder político.

 

La peregrinación de los senadores del PAN, PRI y PRD a la nunciatura papal, encabezados en esa procesión nada menos que por el presidente panista del Senado Gil Zuarth, forma parte de las derrotas del Estado laico. No por menos la representación del Estado Vaticano se llama nunciatura y no embajada. Como Fox, senadores del PRI y del PRD hincan al Estado laico al poder terrenal de la iglesia católica.

 

Sólo para sus ojos:

 

Se formalizó la presencia por seis meses más de los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para mantener abierto el expediente judicial del asesinato de 43 normalistas. Pero se van a quedar hasta finales de sexenio, y luego llevarán el expediente a la Corte Penal Internacional.

 

No faltó el insidioso panista que preguntó, en la toma de posesión del gobernador guerrerense Héctor Astudillo, si José Antonio Meade, titular de Sedesol, había ido como representante presidencial, “a ayudar o a hacer campaña”.

 

Por cierto, el aplausómetro en Guerrero benefició al general secretario Salvador Cienfuegos Zepeda, encargado de la seguridad interior.

 

Los normalistas guerrerenses, infiltrados por el crimen organizado y la guerrilla, le dieron su primera caladita violenta al nuevo gobernador de Guerrero. Y así lo traerán hasta que les conceda todas sus exigencias.

 

Ahora que el Congreso federal se mete en todo, sería bueno que revisaran el efecto de la crisis de corrupción de la FIFA en el futbol mexicano, que está articulado a la FIFA. Y recuperar la rectoría del Estado en el futbol profesional.

 

 

Osorio Chong: Replantear política para romper el cerco o solo resistir

osoriochong

Por: Carlos Ramírez

 

Al final de cuentas, la Secretaría de Gobernación es el eje de la gobernación, la gobernabilidad y el Gobierno. Por eso el dilema de Miguel Ángel Osorio Chong radica en resistir la movilización ordenada/desordenada de la sociedad o plantear el salto estratégico de replantear la política interna de la república.

 

La comparecencia de Osorio Chong hoy en el Senado será otra oportunidad para debatir de política o para darle chance a la oposición de despresurizar sus resentimientos.

 

Por decisión de la actual administración, la política y la seguridad se centralizaron en el área del Ministerio del Interior. La herencia de una estructura criminal que atropelló al Estado, la alternancia que no reorganizó las relaciones políticas internas y la desarticulación del Estado por economía, derechos humanos y avances democráticos, dejaron una estructura gubernamental desensamblada.

 

A medio sexenio peñista, el proyecto de Gobierno ya no es funcional a la dinámica social.

 

Mantener el mismo camino tratando de administrar la crisis sólo permitirá que la acumulación de problemas y contradicciones sean más explosivas. La alternancia del 2000 hacia el PAN y el regreso del PRI en el 2012 plantearon el desafío de la instauración de un nuevo sistema/régimen/Estado y el Pacto por México pudo haber sido el detonador de esa nueva estructura de gobierno. Pero PRI y oposición tampoco entendieron las exigencias de la transición.

 

En la página oficial de la Presidencia de la República se establecen los objetivos de Gobernación: La política interna integral: Coordinar las relaciones con otros poderes y con los demás niveles de Gobierno “para fomentar la convivencia armónica, la paz social, el desarrollo y el bienestar de los mexicanos en un Estado de Derecho”. Es decir, el proyecto nacional.

 

La crisis de la primera mitad del sexenio fue provocada por la agudización de contradicciones no atendidas. En el último año el Gobierno Federal se ha dedicado a administrar esa crisis. Así podría irse a lo largo de la segunda mitad y aprovechar la fragmentación de la oposición para que el PRI pueda mantener la presidencia, pero con el riesgo de una mayor acumulación de conflictos. La salida del cerco de la crisis se localiza en el replanteamiento del proyecto de Gobierno ajustándose a la nueva realidad de la observancia crítica de la sociedad.

 

La agenda de la segunda mitad del sexenio tiene nuevos desafíos con acumulación de contradicciones y conflictos anteriores. La economía, el bienestar social, la seguridad, el sistema político y el Estado pasan por Bucareli. El país se ha trabado en la exigencia creciente de cambios por parte de la sociedad y la lenta modernización institucional y de prácticas del poder; es lo que Huntington llama una crisis de ingobernabilidad.

 

A favor del gobierno se localiza el hecho de que la oposición tampoco ha entendido la dinámica de la transición electoral hacia un nuevo régimen político y se agota en el modelo lopezobradorista del fundamentalismo mesiánico. En 1977 López Portillo y Reyes Heroles entendieron el fin del viejo sistema político y reformaron la política y el sistema de partidos; hoy el país vive una circunstancia similar de agotamiento del sistema/régimen/Estado pero no hay iniciativas.

 

En el Senado Osorio Chong enfrentará al cerco opositor, pero también la oportunidad del replanteamiento de la acción del gobierno y del Estado. La clave para la segunda mitad del sexenio estará en resistir o retomar la iniciativa de poder.

 

Solo para sus ojos:

 

La parte más importante de la comparecencia de Miguel Ángel Osorio Chong en el Senado, estará en su condición de presidenciable en un proceso abierto de sucesión presidencial.

 

Los derechos humanos podrán reventar la resistencia del sistema político priista, pero parece que en la dirección política del gobierno aún no lo entienden así.

 

Preocupación en la política exterior por la llegada a Canadá de un primer ministro liberal. Pero faltó previsión.

 

Y otro foco de alarma: Según una encuesta de The Washington Post y ABC News, el empresario Donald Trump ganaría las elecciones primarias en el Partido Republicano con 32%, contra 22 del segundo lugar. Y su agenda es contra migrantes.

 

Guerra abierta en Veracruz entre el gobernador Javier Duarte y el diputado panistas Miguel Ángel Yunes. La sucesión local es un problema serio para el líder priista Manlio Fabio Beltrones.

AMLO mete a iglesia católica en sucesión presidencial 2018

amlo_internado_hospital_03122013

Por: Carlos Ramírez

 

Aunque su intención fue la de robarle al PRI y al gobierno del DF la visita a México del papa Francisco en febrero de 2016, Andrés Manuel López Obrador sólo logró quemarle la agenda mexicana al prelado al darle el “beso del Diablo”. Ese encuentro buscado por el tabasqueño marcó la visita papal y metió a la alta jerarquía católica en la sucesión presidencial de 2018.

 

Asimismo, el mensaje de la foto, la medalla y la carta no es otro que la confirmación del oportunismo y conservadurismo de López Obrador: Ganar cinco minutos de atención, aunque violando los considerados juaristas del Estado laico. Mientras la izquierda en España repudió la celebración del 12 de octubre porque ha querido ocultar un “genocidio indígena”, López Obrador se postró ante el poder terrenal de la iglesia católica y su príncipe extranjero que introdujo a sangre y fuego la evangelización en la Nueva España.

 

Si Juárez no hubiera muerto, algo más que gestos le hubiera hecho a López Obrador al verlo rendido ante el poder de la iglesia que impuso una religión imperial. En su texto Necesidad de cumplir las leyes de Reforma, Martín Luis Guzmán retrató el poder de la iglesia católica con una caracterización exacta: Representa “el totalitarismo espiritual, regresivo y teocrático”. En Roma se le cayó la máscara juarista al tabasqueño.

 

Eso sí, el expresidente legítimo le dio sentido político a su negativa como jefe de gobierno, como dos veces candidato presidencial y como líder de un partido político “de izquierda” a apoyar los derechos de las minorías sexuales, el aborto y la normalización legal de las relaciones homosexuales, a pesar de que esas banderas han sido del PRD al que perteneció como presidente, como militante y como candidato.

 

La iglesia progresista, revolucionaria y disidente no está en Roma ni en el Vaticano sino en las comunidades sociales mexicanas donde la iglesia ha logrado construir un muro de contención social. Los papas Juan Pablo II y Francisco han reprimido a esa iglesia social. No por menos la intervención política terrenal del Vaticano en México desde la primera visita papal de 1979 logró llevar a México a la alternancia a la derecha panista religiosa y conservadora en 2000.

 

Otorgarle al papa Francisco el nivel de gestor de asuntos políticos mexicanos es tan sólo avalar la iglesia que prohijó al Padre Marcial Maciel, a los curas pederastas, a los sacerdotes en México aliados al narcotráfico, a las narcolimosnas, a la jerarquía de la guerra cristera y a la jerarquía católica que fue aliada sistémica del PRI. Pero sobre todo, López Obrador en Roma esta semana hizo añicos el Estado laico. Y de paso le dio al papa en Roma el beso del Diablo porque ahora verán a Francisco como promotor lopezobradorista.

 

Con su medalla, carta y saludo, López Obrador marcó la visita del papa Francisco como intervencionista en política mexicana, sobre todo buscando su apoyo y bendiciones para la sucesión presidencial.

 

Si bien se leen los gestos políticos, López Obrador ha convertido al papa Francisco, a la iglesia católica y a los intereses geopolítico proestadounidenses del Vaticano en un factor importante en la sucesión presidencial del 2018.

 

Por eso nada más quede rezar y que Dios nos agarre confesados.

 

Sólo para sus ojos:

 

• Dicen en los pasillos del poder que el equipo de Manlio Fabio Beltrones en el PRI le alcanzará para ganar las doce gubernaturas en el 2016. Y que tendría tiempo para dejar el PRI y pasar al gabinete ya con un lugar en la lista de aspirantes a la sucesión presidencial.

 

• Puebla se aleja del PRI y las broncas priístas en Oaxaca podrían beneficiar al PAN. Hay políticos oaxaqueños con el síndrome de Nerón: incendiar sus ciudades.

 

• El escándalo en torno al millón y medio de pesos que dejaron en la delegación Cuauhtémoc casi en oficialía de parte distrajo la atención de la denuncia de que el chofer de López Obrador, Nico, es director en la delegación. El manoseo físico del dinero impide una denuncia formal y una investigación pericial. Así que todo indica que fue un montaje al estilo tabasqueño.

 

• Vueltas y vueltas para desviar la atención del principal responsable de la fuga de El Chapo: el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN). Agentes de esta oficina terminaron peor que la Federal de Seguridad.