La Zeta, una generación Violenta y abandonada

Los niños están abandonados por sus padres que trabajan y han encontrado refugio en series infantiles y videojuegos

Texto: La Semana Ahora

De acuerdo con la información oficial, José Ángel de 11 años cursaba el sexto grado de primaria en el colegio Cervantes, en Torreón, Coahuila. El viernes 10 de enero, llegó como de costumbre a las 8:00. A las 8:20, le solicitó a su maestra María Assaf Medina, permiso de ir al baño. Luego de 15 minutos, a la maestra se le hizo mucho y fue a buscarlo.

En esos 15 minutos, José Ángel se quitó el uniforme, se enfundó un pantalón negro con tirantes y una playera blanca que anunciaba el nombre de un videojuego: “Natural Selection”.

Transformado, José Ángel se topó en uno de los pasillos a su maestra. Portaba dos armas de fuego, una de alto y otra de bajo calibre. Sin más, le disparó a corta distancia. Ahí quedó muerta la académica. También disparó contra otros cinco alumnos y otro maestro. Luego se quitó la vida. Más tarde, los heridos fueron reportados fuera de peligro.

El Gobierno de Coahuila señaló inicialmente que el menor que asesinó a una maestra y luego se quitó la vida, pudo haber sido influenciado por el videojuego «Natural Selection».

Influencia de los videojuegos

«Natural Selection» es un videojuego de acción que se centra en el combate a balazos entre Marines y Alienígenas.

– El juego posee una perspectiva en primera persona que combina estrategia y disparos y se desarrolla en escenarios de naves espaciales.

– Fue lanzado en 2002 por el estudio independiente Unknown Worlds Entertainment.

– Su creación es atribuida al programador Charlie Cleveland.

– Expertos aseguran que fue inspirado en el tiroteo de Columbine, ocurrido en 1999 y que dejó 13 muertos.

Coincidencias

El tirador del colegio de Torreón y uno de los autores de la masacre en una preparatoria en la localidad de Columbine, en Denver, Colorado, usaban una playera similar.

– Eric Harris, uno de los tiradores de Columbine, llevaba una playera blanca con la leyenda «Natural Selection».

– El estudiante de 11 años de edad que mató a una maestra ayer portaba una playera con la misma leyenda.

– El menor también vestía un pantalón negro y tirantes como Harris, lo cual fue destacado en redes sociales.

Enuncie Rendón (doctora por Sciences-Po París y experta en migración y seguridad), colaboradora invitada de Grupo Reforma, escribió acertadamente el siguiente artículo el sábado 11.

Torreón: niñez en riesgo

Tras la tragedia ocurrida en el Colegio Cervantes en Torreón, Coahuila, varios son los elementos que debemos destacar.

1.- Estos actos reflejan la sociedad y entorno de violencia armada en el que niños y jóvenes están creciendo en México desde hace un par de décadas.

Debemos preguntarnos qué hemos hecho mal y qué ha faltado como sociedad y gobierno para que jóvenes y menores cada vez más pequeños se involucren en el fenómeno delictivo y violento. Ya son varias las ocasiones que en nuestro país se han dado fenómenos similares. En 2015 en Chihuahua, algunos infantes, jugando al secuestro, asesinaron a otro, generando polémica sobre bajar la edad de reclusión.

También, en 2017, en el Colegio Americano de Monterrey un estudiante de secundaria se suicidó tras disparar a su profesora y compañeros.

2.- El fácil acceso a armas por parte de menores de edad es el causal principal de las muertes ocurridas en estas tragedias. La encuesta ECOPRED del INEGI reporta que el 11.5% de los menores han tenido cercanía a un arma de fuego o han participado en grupos violentos. La evidencia muestra que la presencia de armas aumenta la letalidad de cualquier conflicto y los eventos de esta índole y muertes relacionadas que hemos visto en Estados Unidos lo demuestran. Por ello urge contar con políticas estrictas al respecto y atender el flujo de armas de ese país al nuestro.

3.- La prevención social de la violencia debe ser uno de los pilares prioritarios de la política educativa y de seguridad para atender las causas del delito desde la raíz y para proteger de manera integral a la niñez.

No revictimizar ni criminalizar a la niñez es fundamental. La atención a la salud mental y a la infancia temprana debe ser prioritaria, más aún en zonas que cuentan con factores de riesgo y contextos difíciles, en los que la violencia se ha vuelto parte de la cotidianidad.

Algunas de las propuestas que suelen surgir desde las autoridades tras este tipo de desgracias es poner en marcha operativos de revisión de mochilas y medidas similares. Sin embargo, más allá de la revisión física para no ingresar herramientas indebidas a las escuelas, a partir de una visión punitiva y violatoria de los derechos humanos, debemos ir a las causas más profundas y contar con políticas de prevención social, salud mental y protocolos que permitan, por un lado, tener alertas tempranas y un sistema de referencia para identificar aquellos casos de riesgo, niños que presenten cuadros depresivos, violentos, de aislamiento o conductas atípicas para atenderlos oportunamente.

Y, por el otro, trabajar de manera integral con otras instituciones de gobierno para atender a las familias y a la comunidad y evitar este tipo de situaciones. Acciones de post-crisis, apoyo emocional y reparación del daño, con familiares, compañeros y maestros de la escuela, víctimas indirectas del suceso, son indispensables.

Tampoco debemos simplificar las causas. Los fenómenos violentos son multicausales y complejos. A pesar de que se menciona que el menor tenía buenas calificaciones y no presentaba cuadros depresivos, se debe profundizar. Se ha mencionado influencia del videojuego Natural Selection y de la masacre de Columbine, sin ninguna evidencia. Debemos ir más allá. El pequeño, a sus once años de edad, vivía con la abuela ya que la madre murió y el padre no tenía tiempo para atenderlo. Desconocemos detalles de su situación y factores que pudieron influenciar.

Sin embargo, este caso y el riesgo inminente en el que viven y se desarrollan 40 millones de niños y adolescentes en nuestro país nos debe empujar a proponer respuestas integrales y multisectoriales. Que sirva este desafortunado y lamentable evento para recordar la ausencia de una visión y políticas de prevención dentro de la estrategia de seguridad a nivel nacional. Entender y atender las causas sociales y estructurales de la violencia y el delito de manera transversal, seria, medible y con recursos es urgente y necesario.

Hasta aquí la reflexión de la doctora Enuncie Rendón.

Efecto de los Videojuegos

Por otra parte, los resultados de un ensayo clínico aleatorizado realizado en un laboratorio de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, y publicado en la página electrónica del periódico Excélsior, el 11 de enero, revelan que los niños expuestos a videojuegos violentos tienen más probabilidades de participar en comportamientos de riesgo con armas reales.

Se asignaron a parejas de niños (de 8 a 12 años) a una de tres versiones del popular videojuego ‘Minecraft’ (un niño jugaba mientras el otro miraba): (1) violento con armas de fuego utilizados para matar monstruos, (2) violento con espadas utilizadas para matar monstruos o (3) no violentos sin armas o monstruos.

‘Hay consternación por tiroteo en colegio de Torreón’: SEP

Después de 20 minutos de juego, los niños jugaban con otros juguetes en otra habitación que incluía un armario con dos pistolas desactivadas. El análisis del estudio incluyó a 220 niños (con una edad promedio de 10 años) que encontraron un arma mientras jugaban.

Casi el 62 por ciento de los 76 niños que jugaban al videojuego con violencia con armas de fuego tocaron una pistola; aproximadamente el 57 por ciento de los 74 niños que jugaron al juego con la violencia con la espada tocó una pistola, y el 44 por ciento de los 70 niños que jugaron la versión no violenta tocó una pistola, aunque las diferencias entre los grupos no fueron significativas.

Los niños expuestos a versiones violentas del videojuego tenían más probabilidades de participar en el comportamiento peligroso de apretar el gatillo hacia ellos mismos o hacia su compañero que los niños expuestos a la versión no violenta. Las versiones violentas con armas y espadas fueron significativas incluso después de considerar otros factores atenuantes (sexo, edad, rasgos de agresividad, exposición a medios violentos, actitudes hacia las armas, presencia de armas de fuego en el hogar, interés en las armas de fuego y si el niño había seguido un curso de seguridad sobre armas de fuego).

Reportan tiroteo en Colegio Cervantes de Torreón

Los otros resultados (el tiempo dedicado a sostener un arma y los disparos totales) no fueron estadísticamente significativos. El consumo de medios violentos sobre el que informaron los propios participantes también presentaba un riesgo de apretar el gatillo, tanto hacia sí mismos como hacia el compañero.

El estudio está limitado por el entorno artificial de un laboratorio universitario y ‘Minecraft’ no es un juego muy violento, sin sangre o gore (los investigadores no podrían exponer éticamente a los niños a un juego más violento e inadecuado para la edad). Los autores alientan a los propietarios de armas a asegurar sus armas de fuego y reducir la exposición de los niños a los videojuegos violentos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario