El descontón ahora, para el alcalde JRE

Se abalanza Rómulo… Ahora contra José Ramón

 

El Secretario General del Comité Directivo Estatal del PAN, le recordó a Enríquez Herrera que no es panista y por lo tanto no tiene derecho de promover e intentar meter las manos en procesos internos del partido.

 

A pesar de que en determinado momento el PAN tendría que apoyar la probable candidatura del oftalmólogo, Rómulo Campuzano González se le fue con todo, mientras que el todavía Alcalde de la capital evitó entrar en la confrontación. Funcionarios municipales recomendaron al panista practicarse la prueba del antidoping.

 

Como ya viene siendo su costrumbre, Campuzano González estalla en cólera contra José Ramón Enríquez

 

Texto: Daniel Estrada

Como “Gabino Barrera”, José Ramón Enríquez Herrera, no entiende razones, según acusó Rómulo Campuzano González, secretario general del Comité Directivo Estatal del Partico Acción Nacional (PAN), quien pidió al alcalde de Durango dejar de meter las manos en los procesos internos del blanquiazul.

El Secretario General del PAN en Durango, dijo recurrir a la exigencia de manera pública, debido a que el médico oftalmólogo no entiende en lo privado y está acostumbrado hacer lo que él quiere, lo cual no se le permitirá en un instituto político debidamente organizado.

Campuzano González recomendó a José Ramón intervenir en su partido Movimiento Ciudadano (MC), pero que deje a los panistas organizarse por su parte, de cara a las elecciones que se aproximan el próximo domingo 1 de julio del año en curso.

Declaró: “Enríquez no es panista, como él mismo lo menciona una y otra vez al hacer énfasis en que es un “alcalde ciudadano”.

Sin embargo, afirmó que se han dado cuenta de que está realizando giras para promover candidaturas al interior del albiazul, situación que es totalmente indebida y que en reiteradas ocasiones se le ha exigido que deje de hacer.

Ante dicha situación, recomendó a los panistas no dejarse confundir, ya que Enríquez Herrera no tiene injerencia en el Consejo, ni en la Comisión Permanente de Acción Nacional.

Consideró a Claudia Hernández Espino, actual secretaria del Ayuntamiento y a Luis Galindo Ramírez, director de Desarrollo Social del Gobierno encabezado por Enríquez, como excelentes cuadros panistas, que no requieren de la promoción externa.

El Secretario General del PAN en Durango también recordó que José Ramón se está despidiendo del cargo de Alcalde desde diciembre pasado, en su afán por involucrarse de lleno en las actividades relacionadas con la candidatura a la senaduría.

Después pospuso y dijo que en enero dejaría la Presidencia Municipal de la capital, pero ya transcurrieron las primeras tres semanas del mes y sigue en el cargo.

Lo que más le cala

Pero además de eso, José Ramón se ha entrometido en la vida de un partido político que si bien lo apoyó para lograr la alternancia, cuenta con una estructura y organización propia.

Y es que además de promover a Luis Galindo y a Claudia Hernández como aspirantes a participar en la contienda electoral, promueve a Juan Quiñones Ruíz, ex secretario de la Comisión del Agua del Estado, como su suplente de fórmula en la candidatura al Senado.

Campuzano, explicó que los partidos PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, llegaron a uno de varios acuerdos en el ámbito nacional, en el que a este último le corresponde proponer la primera candidatura de la fórmula para el Senado de la República.

En este sentido, el Alcalde de Durango se enfila como el candidato que Movimiento Ciudadano seleccionará para dicha fórmula, situación que al PAN no le incomoda.

Empero, la fórmula se compone de un titular y un suplente, por lo que el oftalmólogo se ha dado a la tarea de anunciar a Juan Quiñones como su compañero de batalla.

Esa es una decisión que ni siquiera será tomada en la ciudad de Durango, sino que quedará en manos de la Comisión Permanente del Consejo Político Nacional del PAN, pues dicha suplencia es un espacio que por acuerdo le corresponde al blanquiazul.

Hay que recordar que Quiñones Ruiz, fue pieza clave para la candidatura ciudadana que obtuvo José Ramón a través del PAN, respaldada por el coaligado PRD y con el apoyo indirecto de Movimiento Ciudadano, que legalmente no alcanzó a formalizar dicha unión.

Quiñones, como presidente del CDE del PAN, mantuvo el acercamiento e hizo todo lo posible para que la candidatura de Enríquez, que resultó ganadora, pudiera consolidarse a pesar de que al interior de Acción Nacional varios militantes de amplia trayectoria levantaron la mano para participar.

Sin embargo, para Campuzano dicha mancuerna es historia y no queda en manos del Alcalde de Durango decir quién va o no va en la fórmula, por el PAN, pues él ni siquiera es militante del partido.

Así de duro fue el controvertido panista para dejar claro que el médico oftalmólogo no es panista y por lo mismo su opinión no es válida al interior del instituto político que cuenta con una estructura totalmente definida para elegir a sus candidatos.

Con todo y la fuerte crítica a quien en determinado momento será un candidato que el PAN tendrá que apoyar en los próximos comicios, el Secretario General del PAN consideró que esto no los debilita al frente del cual forman parte, pues por ahora todos están unidos en torno a Ricardo Anaya Cortés.

“Anaya es el único precandidato definido hasta el momento, y en torno a él estamos creando un proyecto para recuperar la Presidencia de la República, la mayoría en el Congreso de la Unión y en el Legislativo local”.

Aseguró que en la actualidad, el PAN se mantiene por arriba de las preferencias en el estado de Durango, por arriba de fuerzas políticas como el PRI y Morena.

Las reacciones

Mientras tanto, en una respuesta un tanto obvia, Juan César Quiñones Sadek, director del Instituto Municipal de Vivienda (Inmuvi) e hijo de Juan Quiñones Ruíz, declaró que Campuzano debería realizarse una prueba psicométrica y hasta un examen antidoping, con lo que dio a entender que el dirigente panista podría hacer uso de sustancias prohibidas.

Claudia Hernández, secretaria del Ayuntamiento, siempre caracterizada por manejarse con cordura, se concretó a pedir al Secretario General de su partido un poco más de mesura y a evitar caer en el estrés.

Por su parte, Enríquez Herrera, a pesar de ser conocido por reaccionar algunas veces con arrebato, en esta ocasión decidió no subirse al “ring” y ante el cuestionamiento sobre si consideraba lamentables las expresiones de Campuzano hacia su persona, lo único que dijo fue: “todo mi respeto”.

Asimismo, mencionó que siente un gran compromiso con los panistas de Durango, pues no se olvida que fue junto con ellos como llegó a la Alcaldía, como una nueva alternativa de gobierno para los duranguenses.

“Mi compromiso es firme con los militantes y simpatizantes del PAN, el cual se corrobora con un ejercicio de buenas prácticas de gobierno “, expresó.

Siguió: “Tengo que hablar de mi trabajo y del compromiso que tengo con los duranguenses y no hay expresiones que vayan más allá del afecto y el reconocimiento que tiene hacia los panistas.

Lo anterior, con relación a los señalamientos sobre la supuesta promoción que realiza a favor de servidores públicos panistas que forman parte de su gobierno.

Indicó que también hay afecto y compromiso hacia militantes y simpatizantes del Partido de la Revolución Democrática, así como para con los de Movimiento Ciudadano, quienes forman parte de un proyecto de gobierno distinto a lo que antes se tenía.

“A final de cuenta los que cuentan son los ciudadanos duranguenses, y nosotros lo que hacemos es informales del trabajo que realizamos, pues no me gustaría hablar de lo que no hago”, dijo.

De esta forma, el Munícipe trato de evadir en lo posible los embates de Rómulo Campuzano, quien si se fue con todo en su contra con el argumento de que estaba metiéndose en terreno que no le correspondía.

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *