Profesores reprueban examen y logran plaza

teacher-training

53% de los aspirantes obtendrá un lugar con calificación reprobatoria, ya que no alcanzaron el 6 de calificación

Siete de cada 10 maestros reprobaron el examen para obtener una plaza en educación básica.

De los más de 140 mil maestros que concursaron, 69.3% respondió correctamente 70 preguntas o menos (lo que corresponde a una calificación menor a 6 en una escala del 0 al 10), de las 120 que fueron válidas para el resultado del examen.

752aspirantes a una plaza para educación preescolar no fueron aceptados.

En contraste, solamente tres de cada 10 lograron un resultado aprobatorio, respondiendo correctamente 70 preguntas o más y sólo 2.5% de los postulantes obtuvo una calificación superior a 9.

Mientras, 6.2% tuvo menos de 30 respuestas correctas, lo cual significa que sacaron 2.5 de calificación, y por ende, no tendrá una plaza.

Las cifras anteriores indican que, en promedio, siete de cada 10 docentes respondieron bien 70 o menos preguntas, es decir, que apenas lograron contestar de manera acertada poco más de la mitad de la evaluación.

30mil163postulantes compitieron por una plaza de primaria.

De acuerdo con los resultados publicados ayer domingo por la SEP, 53% de los aspirantes obtendrá una plaza con calificación reprobatoria, ya que no alcanzaron el 6, en una prueba que midió sus conocimientos, habilidades y competencias docentes para la educación básica.

Aunque la SEP sólo dio a conocer puntajes, si el resultado se convirtiera en una calificación en una escala del cero al 10, quiere decir que 70 por ciento de los docentes sacaron menos de seis en el examen.

Sin embargo, la dependencia aclaró que no se trata de una evaluación, “ya que el concurso es un mecanismo de selección, no de acreditación, que permite un ordenamiento de los sustentantes con base en los resultados obtenidos en el examen nacional”, justificó la dependencia en el método de calificación.

Pese a ello, los resultados del sexto Concurso Nacional para el Otorgamiento de Plazas Docentes revelan que apenas 30.6% de los profesores mostró tener aciertos que les da una calificación aprobatoria en sus conocimientos de educación básica, habilidades intelectuales y competencias docentes.

Eso significa que apenas tres de cada 10 docentes obtuvieron plaza con un resultado aprobatorio, mientras que la gran mayoría podrá ocupar una plaza con una calificación inferior a 6.

De los 136 mil 108 sustentantes que podrán obtener la plaza afiliada al SNTE, los mejor calificados son los profesores que ya dan clases por honorarios o cubriendo interinatos con un puntaje promedio de mil 005, el cual sigue siendo un resultado reprobatorio (igual a 5 de calificación), mientras que los recién egresados de las escuelas normales tuvieron menos aciertos con un puntaje promedio de 996 (igual a 4.9 de calificación).

Según los datos dados a conocer por la SEP, cuatro mil 085 maestros de los 140 mil 193 que respondieron el examen, fueron rechazados para aspirar a una plaza, ya que no alcanzaron a responder bien ni 36 preguntas, situación que los colocó en la lista de los maestros con un resultado “no aceptable”, el cual les impide obtener plaza.

Los datos mostrados por la SEP indican que hubo profesores que sólo alcanzaron hasta cinco y siete aciertos, en un examen de 140 preguntas, en las que sólo se tomaron en cuenta 120 para determinar los resultados.

Además, no existe manera de reclamar, porque “los resultados son inapelables”, los cuales tendrán una vigencia a partir del inicio del ciclo escolar 2013-2014 en agosto y hasta el 31 de mayo del próximo año, ya que después de esa fecha vence el tiempo para otorgar plazas a quienes tuvieron resultado aceptable.

El examen se aplicó el pasado 14 de julio, en el que 140 mil 193 docentes buscaron una de las 12 mil 933 plazas que ofertó la SEP para el arranque del próximo ciclo escolar que inicia en agosto.

Se aplicaron 24 tipos de exámenes, según la modalidad de cada plaza, como preescolar, primaria, educación física o para alguna de las asignaturas que se imparten en secundaria.

Por otro lado, la SEP mostró que de los sustentantes con resultado “no aceptable” (que tuvieron menos de 36 respuestas correctas), Tabasco fue la entidad con más profesores con esa calificación, en segundo lugar Nayarit y en tercero Sinaloa.

Ni para atrás ni para adelante

En los seis años que la SEP ha aplicado el examen para otorgar plazas, las cifras muestran una tendencia similar, en la que en promedio 70% de los maestros ha tenido el derecho a una plaza con menos de una calificación de 6.

2013: 69.3% obtuvo menos de 70 aciertos.

2012: 70% de los maestros obtuvo menos de 60 aciertos.

2011: 69% de los profesores logró entre 24 y 44 aciertos, equivalente a menos de la mitad de las respuestas correctas del examen.

2010: 26% de los docentes aprobó el examen con resultado aceptable, 70% tuvieron un resultado que requería nivelación académica.

2009: Sólo 25% de los docentes aprobó el examen y 70.8% obtuvieron un resultado que requería nivelación académica

2008: 67% de los concursantes reprobó, pues no lograron acreditar más de 70% del puntaje más alto.

En veremos, 9 de 10 docentes

Aunque más de 123 mil maestros tienen derecho a una plaza en el sistema educativo, lo cierto es que no todos empezarán a trabajar de manera inmediata. Sólo uno de cada 10 docentes podrá ocupar el puesto obtenido en el concurso para el arranque del ciclo escolar en agosto; el resto quedará en lista de espera hasta que haya vacantes.

Los resultados dados a conocer por la SEP indican que 136 mil 108 maestros obtuvieron derecho a una plaza, al obtener un logro “aceptable”, pero debido a que de inmediato sólo hay 12 mil 933 plazas disponibles, eso significa que 123 mil 175 profesores se quedarán “en veremos”.

De acuerdo con los lineamientos de la convocatoria, la dependencia a cargo de Emilio Chuayffet precisó que los profesores que queden en lista de espera hasta que haya vacantes por jubilaciones o muertes, sólo podrán mantenerse en esa posibilidad hasta el 31 de mayo de 2014; después de esa fecha los resultados pierden vigencia.

En dicha convocatoria, la SEP señaló que “los concursantes con derecho a plaza aparecerán en listado en el orden del puntaje que hayan obtenido, a fin de basarse en esa lista para la asignación de plazas”.

De ese modo, los maestros con los puntajes más bajos tendrán menos posibilidades de colocarse dentro del sistema educativo nacional, ya que la asignación de plazas conforme se liberen puestos se otorgará en función de los aciertos que obtuvieron, a fin de dar mayor posibilidad a los que tuvieron mejores calificaciones.

Sin embargo, ninguno de los más de 123 mil docentes que quedarán en posibilidad de obtener plaza tiene la certeza de que antes del 31 de mayo conseguirá colocarse en el puesto por el que concursó en el examen.

Todo dependerá de las vacantes que surjan en su entidad por jubilaciones o muertes, pues mientras no haya tendrán que mantenerse en la lista de espera hasta el 31 de mayo, porque después ya no serán válidos esos resultados.