Buscan aclarar la muerte de menores en escuela india

1656e635d1af653bbe32aaed86f2846a_L

La directora de una escuela de India, donde 23 niños murieron tras ingerir alimentos con pesticidas, fue detenida  por la policía, ocho días después de la tragedia que sacudió el estado de Bihar, en el oriente de país asiático.

Meena Kumari, de 36 años y quien estaba en paradero desconocido desde la tragedia, se encuentra ahora bajo custodia policial para ser interrogada, informó Sujeet Kumar, jefe de la policía del distrito de Saran, en Bihar, citado por la agencia de noticias PTI.

Un total de 23 alumnos de la escuela de la localidad de Gandaman, que tenían entre 4 y 12 años de edad, murieron intoxicados el pasado 16 de julio después de haber comido lentejas, papas y arroz.

Las pruebas médicas mostraron que el aceite de cocina contenía un tipo de pesticida mortal (monocrotofós), cuyo uso está prohibido en varios países.

El monocrotofós, un compuesto organofosforado usado como insecticida en la agricultura, es tóxico para loshumanos.

La policía espera que el testimonio de la directora ayude a resolver el misterio en torno a la aparición de la sustancia letal en la comida de los pequeños.

La directora es sospechosa de haber forzado a los alumnos a comer el almuerzo en mal estado, a pesar de que, en un principio, los niños se negaran a probarlo porque decían que tenía un aspecto extraño y que olía diferente.

Las muertes de los niños ocasionaron manifestaciones de indignación de los habitantes de la zona y llamados para que las autoridades indias revisen los planes de alimentación escolar en el país.

El ministro en jefe de Bihar, Nitish Kumar, prometió que la policía investigaría el envenenamiento desde todos los ángulos posibles.

Otros 24 niños y la cocinera continúan ingresados en el Patna Medical College and Hospital, donde permanecerán entre cuatro y cinco días más, según fuentes médicas citadas por el diario The Times of India.

Alrededor de 300 mil maestros de Bihar decidieron boicotearel programa ’Comida del Mediodía’ al considerar que el gobierno indio no está capacitado para llevarlo a cabo de manera satisfactoria, además porque existen prácticas corruptas.

Gracias al programa, que se halla activo en más de un millón de escuelas de todo el país, los estudiantes con escasos recursos reciben por lo menos un almuerzo gratuito al día de alto nivel nutricional.