Legisladores no tendrán los $200 mil de gestión

Wendy Bautista Morales.

A partir de las reformas constitucionales de la anterior legislatura local, la LXV, los diputados aprobaron la modificación de los periodos de sesiones y eliminaron los periodos de receso, para constituir años de gestión legislativa.

Anteriormente en el  año había dos periodos ordinarios y dos periodos de receso, en estos últimos los legisladores recibían recursos para gestoría por un monto de 400 mil pesos año en dos ministraciones, sin embargo al desaparecer los periodos de receso también desapareció este recurso a partir de la naciente legislatura que inició actividades el 31 de agosto del 2013.

En el congreso existe cierta inquietud expresada por algunos legisladores, quienes se preguntan porqué no tendrán este dinero si ya estuvo presupuestado para este año, es decir, en el presupuesto 2013 la reforma a la Constitución aún no se daba ni tampoco la eliminación de los periodos de receso, entonces a dónde fueron a parar por lo menos 6 millones de pesos, que correspondían al segundo periodo de receso que en los hechos tendría que darse en diciembre de este 2013.

El primero receso fue a mediados de este año pero correspondió a los diputados de la pasada legislatura quienes recibieron sus 200 mil pesos de gestoría, es decir en total 6 millones de pesos para los 30 diputados,  pues fue hasta agosto en que se aprobó la reforma constitucional, como dice el dicho popular “hágase justicia en lo bueyes de mi compadre”, expresó uno de los diputados quien dijo que pediría una explicación de a dónde fue a parar ese dinero que estaba contemplado dentro del presupuesto.

Es una realidad que muchos de los legisladores se quedan con el dinero de la gestoría, que no la distribuyen para lo que fue creada, no ayudan a la gente ni tampoco la invierten en causas sociales, pero también es real que algunos otros si lo hacen que son la minoría, y ahora lo tendrán que hacer con sus propios recursos económicos y mediante una gestoría ante otras dependencias para ayudar a sus representados.

Es tiempo de sequía financiera, los alcaldes no tienen dinero, es el ultimo trimestre del año donde los recursos escasean más que de costumbre en todos los ámbitos de gobierno, y los legisladores sin dinero de gestoría, tampoco les tocará aguinaldo, pues los pasados se llevaron la parte proporcional de 8 meses y a los nuevos solo les tocará lo de 4 meses.

Por ahora los legisladores que si  acuden a sus distritos van a prometer, y en diciembre tal vez opten por no ir pues llegarán con las manos vacías, y quien le quiera invertir a su futuro político tendrá que administrar bien sus recursos para eficientarlos.

Varios han expresado que optan por no invertir su dinero  en darle a la  gente quien  no se los agradece y además es difícil darle alcance a todas las necesidades, sin embargo a quien le interese trascender deberá  tener creatividad para incidir en algo de la tanta necesidad que existe, pues son representantes populares y tienen el compromiso con la gente.

Una de las legisladoras que se ha tomado su papel en serio es  Trinidad Cardiel del Partido del Trabajo quien abrió un comedor comunitario “Las Adelitas” en El Huizache abierto diariamente a las 6 de la tarde para dar comida a los indigentes o personas de escasos recursos, de manera gratuita. También podrán acudir los niños que salen de la escuela en el turno de la tarde.

Esta acción se suma a la cena generosa que distribuye todos los viernes también a familias necesitadas, acción que realiza desde hace ya un tiempo. Aquí queda claro que cuando  existe el compromiso social con la gente se puede  ayudar.

El retiro del recurso de gestoría en la pasada legislatura para aplicarse en la actual, de manera inicial fue una propuesta informal de la oposición del PAN y del PT, pero posteriormente el PRI la hizo suya y la plasmó en un documento que fue aprobado por unanimidad dentro de la Reforma Constitucional. Se tomó muy en serio el retirarle a los próximos legisladores los 400 mil pesos a los que tenían derecho cada año, y ahora solo falta ver hacia donde se fue ese recurso.