Esta es la apuesta del PRI en el 2018

En medio de amenazas de renuncias, deserciones, advertencias, y manifestaciones, Enrique Benítez, presenta sus cartas para el 1 de Julio

 

Texto: La Semana ahora

Decidido a sacar al macho de las aguas pantanosas en que se encuentra desde que perdió el rumbo en septiembre de 2016, año en que se quedó sin jefe político por la pérdida de la gubernatura, Luis Enrique Benítez Ojeda ha diseñado un plan de acción que reposicione al Partido Revolucionario Institucional en Durango, y para ello, viene desdoblando tres objetivos estratégicos:

1.- La renovación, hasta el mes de enero, exitosa, de los 39 comités municipales y movimientos estatales adheridos al priismo duranguense.

2.- La nominación de quienes serán los candidatos a diputados federales y al Senado de la República. En esta pista del escenario de reparto de territorios federales, Benítez Ojeda decidió distribuir el poder de la siguiente forma:

— En el Primer Distrito designó al ex alcalde capitalino y actual diputado local, Adán Soria Ramírez, persona incondicional al senador de la República y dirigente nacional de la CNC, Ismael Hernández Deras. Soria Ramírez tiene trabajo en este distrito en el que el 40 por ciento del mimo pertenece a la zona urbana de la ciudad capital, espacio en donde gobernó con éxito.

— En el Segundo Distrito, Benítez Ojeda logró, a través del mismo José Antonio Meade, que la Presidenta Municipal de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale, aceptara la nominación para este distrito federal. La alcaldesa no tuvo más que aceptar volver a contender, aunque, advirtió, en cuanto gane las elecciones, se regresará a su responsabilidad en la alcaldía gomezpalatina.

— Para el Tercer Distrito, la dirigencia nacional también logró convencer a Esteban Villegas Villarreal de defenderlo este primero de julio. El ex candidato a gobernador de Durango, demostró con documentos ser el mejor posicionado para el Senado de la República, pero se impuso el criterio de que la fórmula la encabezara una mujer y de esta manera avanzar en el cumplimiento de equidad de género.

Esteban Villegas aceptó, e incluso mostró su disposición para ir en segundo lugar de la fórmula, pero ese espacio el presidente Enrique Peña Nieto ya lo había reservado a Ricardo López Pescador. Esteban demostró disciplina y aceptó el Tercer Distrito.

— En el Cuarto Distrito, Enrique Benítez Ojeda se empeñó en convencer a la dirigencia nacional sobre la importancia de llevar como candidato a un personaje de la talla de Pedro Ávila Nevárez, militante de toda la vida y bien visto por la población en general y en particular por el ciudadano adulto y adulto mayor.

— Para el Senado de la República, la fórmula quedó de la siguiente manera: en la primera posición, Rocío Rebollo, actual diputada federal y ex alcaldesa de Gómez Palacio. Una mujer bien calificada en la Comarca Lagunera de Durango y quien representa el contrapeso político (junto con su hermano Ricardo) al poderío de Leticia Herrera. Ricardo López Pescador, va como segundo en la fórmula y aunque se le identifica como integrante del grupo de Ismael Hernández, la realidad es que en los últimos seis años han sido las relaciones públicas y el talento del duranguense, lo que lo ha mantenido a flote, más que la ayuda del hoy dirigente nacional de la campesina priista.

EXPERIENCIA Y LIDERAZGO

EN LA PRIMERA COMALADA

Como podemos observar, el segundo objetivo estratégico de Benítez Ojeda tiene como finalidad el presentar en la contienda a cuadros cuya característica dominante es el ser liderazgos bien probados y con presencia territorial comprobada.

Adán Soria siempre ha sido un cuadro tricolor con peso en colonias y fraccionamientos. Leticia Herrera no ha perdido una sola elección en toda su carrera y es una garantía de triunfo en cualquier elección. Esteban Villegas, aunque perdió la elección gubernamental en 2016, obtuvo una votación histórica para un candidato priista y cuenta con un claro liderazgo en el Tercer Distrito integrado por municipios de mayoría priista.

Pedro Ávila Nevárez es un referente en las colonias populares de la ciudad, lo que le garantiza al PRI, competir con ventaja sobre otros institutos políticos que pretenden hacerse del Cuarto Distrito.

En cuanto al senado, Rocío Rebollo es un liderazgo probado en la región lagunera de Durango y ante la amenaza de José Ramón Enríquez, quien será senador de la República y, por lo tanto candidato a gobernador en 2022, Leticia Herrera no tendrá otra que el apoyar a Rebollo García para el senado y evitar que Enríquez gane en la Comarca Lagunera.

Como se puede observar, se tendrá a las dos mujeres más populares de esta región, trabajando en un mismo sentido: hacer que el priismo reviva, vote por ellas y por José Antonio Meade ¿Lo lograrán?

Entonces, este objetivo estratégico, así presentado, tiene otra finalidad muy clara: retener, en una primera instancia, el voto duro del PRI, y luego, por el peso de las candidaturas, ir por el voto apartidista.

La experiencia 2016 le dejó claro al partido de Enríquez Ojeda que la atención a la base militante, en estos tiempos de alta competencia, es fundamental, y que esta variable fue descuidada en las pasadas elecciones estatales y, en cambio, aprovechada por los estrategas de José Aispuro Torres para arrebatarles el municipio de la capital y con ello, la gubernatura del estado.

EN LA SEGUNDA COMALADA

UNA PROPUESTA CASI INCLUYENTE

Este lunes 5 de febrero, el Partido Revolucionario Institucional comenzó el proceso de inscripciones de quienes aspiran a participar como candidatos a uno de los 15 distritos locales que estarán en disputa en las próximas elecciones presidenciales.

Y aunque el listado aún se encuentra incompleto, las primeras lecturas que se obtienen de quienes el lunes se presentaron a inscribirse, es la intención de la dirigencia estatal de darle espacio a casi todos las corrientes de poder que cohabitan en el interior de ese instituto político.

Por ejemplo para el Distrito 01, fue inscrita la dirigente estatal de la CNOP, Daniel Soto Hernández, una mujer con buena trayectoria dentro de las filas tricolor y que apenas en este año recibe su primera oportunidad para demostrar el trabajo territorial que ha venido llevando a cabo desde hace ya varios años en el municipio de la capital.

Para el Distrito 02, fue anotado Arturo Yáñez Cuéllar, un cuadro cetemista que a través de su trayectoria ha participado exitosamente por ese mimo distrito, además de ser en estos momentos dirigente estatal del Movimiento Territorial.

Para el Distrito 03, reapareció Manuel Herrera Ruiz, ex diputado local y ex candidato a la presidencia municipal de Durango. El popular Meño, aunque obtuvo más de 90 mil votos, cantidad récord para un candidato priista a esa posición, perdió contra los 134 mil sufragios que en forma extraordinaria obtuvo su primo, José Ramón Enríquez Herrera, actual alcalde capitalino.

Para el Distrito 05, se presentó el joven Martín Vivanco Lira, hasta la semana pasada delegado de Infonavit. En el Distrito 06, Rosauro Meza Sifuentes, ex diputado local y quien por años defendió a su partido ante los órganos electorales. En el Distrito 08, va a buscar la reelección Maximiliano Silerio Díaz, hijo del ex mandatario Maximiliano Silerio Esparza. Silerio Díaz, en las pasadas elecciones estatales, ganó con facilidad este distrito.

En el Distrito 09, Marisol Peña. En el Distrito 10, Pedro Luna, cuadro de la alcaldesa Leticia Herrera. En el Distrito 11, Sergio Uribe, también activo de Herrera Ale. En el Distrito 13, la dirigente juvenil en Cuencamé Flora Isela Leal. En el Distrito 14, el actual dirigente de la CNC, Carlos Matuk López de Nava. Los distritos 04, 07, 12, y 15, aún no se registraban al cierre de esta edición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *