Sin recato, se embolsa $250 mil cada mes

diputado del PD, se embolsa 250 mil pesos al mes

por comisión sindical y sueldo en el Congreso

Por: Wendy Bautista Morales

 

La renovación de la dirigencia sindical de Telesecundarias en el Estado se ha tornado confusa, envuelta en una serie de descalificaciones mutuas, que pretenden provocar inestabilidad para aplazar la renovación programada para el 3 de abril.

Durante el proceso, los dos candidatos,  Armando Medina y Pablo Carrillo Montalvo, ambos señalados por violar los estatutos internos, el primero por tener tres comisiones sindicales continuas, y el segundo por supuestos antecedentes penales, han puesto al descubierto la serie de irregularidades cometidas por lo menos en los últimos tres años en el periodo del actual secretario general del Sindicato de Telesecundarias y diputado Felipe Meraz Silva, señalado como el autor intelectual de este conflicto y que niega toda autoría.

Detrás de todo este movimiento, está la mano negra de Felipe Meraz Silva, identificado por los maestros y uno de los contendientes, como el más interesado para posponer la elección, por la serie de irregularidades cometidas durante su periodo, que para muchos ha sido el peor, por la opacidad en el manejo de los recursos internos, y por la corrupción en las claves otorgadas a su familia.

Tan sólo, el legislador del PD se adjudicó como secretario general una clave de supervisor por la cual cobra al mes 168 mil 467 pesos al mes desde hace tres años, a su esposa le otorgó una clave de directora técnica con un sueldo de más de 24 mil pesos al mes y a su hija otra de docente con 15 mil pesos,  sin ser egresada del ITD, además de distribuir las claves a sus incondicionales a diestra y siniestra.

Pero el tamaño de la disputa en el SEMST, Sindicato Estatal del Magisterio a Servicio de Telesecundarias, es de 200 mil pesos al mes como producto de las cuotas sindicales, es decir 2 millones 400 mil pesos al año, de los cuales no existe transparencia en el destino de estos millonarios recursos, además el manejo discrecional de los 13 millones de pesos que se manejan anualmente en la caja de ahorro, con préstamos a los maestros con intereses del 2.5 por ciento mensual, de los cuales tampoco se rinden cuentas.

En este marco se han desarrollado la serie de descalificaciones enmarcadas en sacar de la contienda  a Pablo Carrillo, pues el secretario general saliente busca imponer a su sucesor en la persona de Armando Medina quien lo acompañó como administrador de la caja de ahorro, y como parte de su equipo, y  busca le cuide las espaldas en el tema financiero.

En las semanas anteriores han surgido una serie de hechos que dejan al descubierto el tamaño de la disputa, centrado en los millonarios recursos económicos obtenidos en el sindicato, y el gran beneficio que significa la entrega sin transparencia alguna de las claves sindicales para los incondicionales del secretario general, en este caso el diputado Felipe Meraz Silva, quien en entrevista a este semanario negó que su comisión sindical sea ilegal, y hasta dijo que ya va a concluir en junio próximo, pero mientras tanto seguirá cobrando su cheque de 85 mil pesos a la quincena, y de manera adicional su dieta como legislador de casi 80 mil pesos al mes.

Con este súper sueldo, el legislador del Partido Duranguense se embolsa cada mes 250 mil pesos, que superan en casi el doble al sueldo del gobernador del Estado Jorge Herrera Caldera, quien desde su llegada al gobierno estatal en el 2010 lo dona al cien por ciento para las causas sociales.

Al ser insistentemente señalado y descubierto como el autor intelectual de la inestabilidad previo a los días de la elección, con el fin de aplazar la votación, el diputado y aun secretario general, aceptó en entrevista para este semanario que de darse este escenario renunciaría al beneficio de su comisión sindical, para estar al margen y no ser el centro de la disputa, y con el fin de llegar a una solución al conflicto, sin embargo dijo que en estos momentos no se está en ese supuesto, pero la comisión estatal electoral es la que decidirá qué es lo mejor.

En cierta medida dejó entrever su punto de vista sobre la magnitud del problema interno rumbo a la renovación, “yo creo que el señalamiento a Pablo Carrillo es grave, de tener antecedentes penales” pero a pregunta expresa negó que sea su intención perpetuarse en el cargo, y de ser así pedirá una licencia. Aceptó su alto salario por comisión sindical pero dijo tener derecho a ella, pues la ley no le prohíbe ser diputado y también gozar de la comisión sindical, pero entonces se le preguntó  si era ético y moral que ganara casi el doble que el gobernador del Estado, y respondió que era legal.

Dijo que su esposa es maestra desde hace 22 años y cobra como tal sin beneficio alguno que haya conseguido durante su periodo, y en el caso de su hija sí estuvo cubriendo un interinato, pero ya no vive en Durango, radica fuera, sin embargo, sus detractores cuentan con documentos que contradicen esa versión, pues aseguran que la hija cobra sin trabajar.

La secretaría general de Felipe Meraz Silva en el SEMST ha sido la peor, cobró una comisión sindical violatoria a los estatutos y no hubo crecimiento en el patrimonio sindical, ni transparencia en el manejo de los 200 mil pesos al mes por cuotas sindicales y se dispuso de las plazas a diestra y siniestra.

Pero el beneficio de ser secretario general en el sindicato de telesecundarias, le da al dirigente la posibilidad de repartir 36 cargos,  de ellos 22 titulares, pero además  se distribuyeron  14 más  a discreción, y esto explica porque la pelea y el conflicto interno, por el poder y los beneficios que les significan en recursos económicos.

El articulo 164 de los estatutos del SEMST dice que  ningún agremiado podrá participar en dos periodos consecutivos a menos que en el tercero se desempeñe como secretario general, y por ninguna circunstancia podrá tener tres comisiones consecutivas, este  es el caso de Armando Medina, quien ya tiene estas tres comisiones, es decir por 9 años consecutivos, que le impiden su registro, sin embargo la comisión electoral, afín al secretario general le aprobó su registro con el fin de ser impuesto.

Felipe Meraz Silva es el secretario general del SEMST, cobra doble sueldo y los tiempos no son compatibles, es jefe de sector, legislador y no puede desempeñarse en ambos lados, y así ha sido por 3 años que se vencen en junio, con un sueldo de 85 mil pesos a la quincena. Armando es su administrador de la caja de ahorro, donde no hay transparencia y exigen un cambio de raíz, maestros inconformes que acudieron a este semanario, para expresar sus inconformidades.

Aseguraron con documentos en la mano, obtenidos mediante solicitudes de información, vía le Ley de Transparencia,  que en los tres años de dirigencia de Felipe Meraz Silva, no se ha respetado el programa de promociones y ascensos, que reglamenta y limita a quienes puedan o no participar en un ascenso.

Por ejemplo, Sergio Sánchez Valenzuela secretario de finanzas es jefe de sector, para ello tuvo que haber sido primero docente frente a grupo, luego director técnico, supervisor y jefe de sector, pero eso no sucedió.

José Antonio Mendoza Sifuentes secretario de trabajo y conflictos,  ya tiene clave de director técnico pero nunca se concursó su clave, le fue otorgada sin un proceso de transparencia.

Previo al proceso electoral, este comité ejecutivo de Felipe Meraz condicionó a los maestros para que voten por ellos, bajo la estrategia de meter a interinos en los lugares que dejan las incapacidades, para asegurar su voto, esto se  da mucho con hijos de maestros para tenerlos incondicionales.

Otra de las irregularidades cometidas, es que un grupo de incondicionales de Felipe Meraz se adjudicaron una comisión bajo clave Z1 para la zona indígena, para percibir un sueldo de 15 mil pesos al mes sin trabajar, de lo cual este semanario cuenta con el respaldo documental.

Para la elección, existe  un padrón de mil 800 maestros con derecho a voto, pero existe el riesgo de que ésta no se lleve a cabo por el cúmulo de irregularidades ya descritas.