Con el poder de perdonar a todos

Pese a protestas, en su visita a Durango AMLO reiteró que “todos son bienvenidos”


Andrés Manuel López Obrador, aseguró que al llegar a la presidencia se reducirá el sueldo a la mitad de lo que hoy gana Enrique Peña Nieto y lo mismo tendrán que hacer legisladores y secretarios de estado.

 


Texto: Daniel Estrada

 

A tres días de la culminación del periodo de precampañas, Andrés Manuel López Obrador visitó la capital de Durango, en donde anunció que las puertas de la coalición “Juntos haremos historia” no se cerrarán para nadie, además de presentar compromisos como el de reducirse el salario a menos de la mitad de lo que ahora gana Enrique Peña, en cuanto asuma el poder.

López Obrador vino a una entidad en la que no necesariamente todo camina bien en torno a su proyecto de candidatura y coalición política, ya que las últimas adiciones de personajes de trayectoria priista ha incomodado a algunas corrientes, principalmente al interior del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el estado.

Gonzalo Yáñez, del Partido del Trabajo (PT) y Gustavo Pedro Cortés, ahora de Morena y antes del PT, no llevan una relación nada cordial, además de que Guillermina Ortega Murillo, presidenta de Encuentro Social (PES) ha manifestado su desacuerdo con algunas decisiones tomadas al interior de la Coalición y Rosendo Salgado, delegado estatal de Morena tiene todavía procedimientos pendientes ante tribunales electorales.

Andrés Manuel pudo escuchar y leer las consignas de rechazo hacia Héctor Vela, quien es considerado un acérrimo enemigo por la disidencia magisterial, que desde hace tiempo ha manifestado su apoyo al de izquierda.

Sin embargo, el tabasqueño también tuvo oportunidad de dialogar con Vela, quien se enfila para participar por una candidatura a diputado local, no afiliado a alguno de los partidos de la coalición, sino desde la representación ciudadana.

En su mensaje a la militancia de los partidos Morena, PT y PES, mencionó que los priistas, panistas, perredistas y los de Movimiento Ciudadano que estén convencidos de sumarse al movimiento, son bienvenidos, sin embargo, también advirtió que si quieren puestos, lo más conveniente es que se vayan a buscarlos al mercado, pues la Coalición no será utilizada por quienes aspiran a tener poder.

En el lugar, fue el PT el partido que mostró mayor fuerza, con la presencia de los CADIS casi completos y los leales a Gonzalo Yáñez, quienes, tiñeron de rojo buena parte de la Plaza IV Centenario, un espacio en donde a final de cuentas se congregaron alrededor de cinco mil personas para participar en la Asamblea Informativa de su precandidato que arribó a la ciudad en vuelo comercial y fue recibido con Mariachi en el Aeropuerto.

“Que los de arriba ganen menos para que los de abajo ganen más”

Y es que en su discurso, uno de los anuncios del precandidato fue la reducción salarial del 50 por ciento, comenzando por él y siguiendo con los ministros de la Corte, diputados, senadores y secretarios.

“Vamos a bajar los sueldos en el poder Ejecutivo y el Legislativo y Judicial tendrán que hacer lo mismo. Yo voy a dar el ejemplo porque voy a ganar menos de la mitad de lo que gana Peña”, expuso.

Señaló que reducir los sueldos “de los de arriba” es necesario para poder subir los salarios de “los de abajo”, pues afirmó que van a ganar más los maestros, los médicos, los obreros, los soldados y los campesinos.

Dijo que los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox y Felipe Calderón dejarán de recibir los cinco millones de pesos mensuales que tienen de pensión, que por cierto ni siquiera se encuentra establecida en ninguna ley.

No se va a subir al avión que utiliza Enrique Peña Nieto, actual presidente de la República, el cual costó 7 mil 500 millones de pesos, cantidad que representa una ofensa para el pueblo mexicano.

Por lo contrario, será vendida toda la flotilla de aviones en el Gobierno, pues además del de 7 mil 500 millones de pesos, hay otros dos aviones de grandes dimensiones, 54 jets y 118 helicópteros.

“Como va a saber un servidor público sobre las condiciones de los caminos del país, si a todos lados se traslada vía aérea”, cuestionó el precandidato, quien ve como cliente potencial del avión presidencial al mandatario estadounidense Donald Trump.

Tampoco ocupará Los Pinos como residencia, sino que promoverá que pasen a convertirse en un centro en el que se promuevan las artes y la cultura.

Anunció también la desaparición del Estado Mayor Presidencial, órgano que pasaría a formar parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ya que quien lucha por la justicia no tiene nada que temer.

“Aunque los funcionarios no corran riesgos, les gusta andar rodeados de guardaespaldas solamente para sentirse importantes, cuando Benito Juárez tenía como ideal el hecho de que el servidor público tenía que aprender en la justa medianía”.

El reparto de los billones…

En su mensaje de casi una hora, López Obrador hizo referencia al lugar que actualmente le dan las encuestas sobre sus adversarios, por lo que dijo estar seguro que nuevamente va a ganar la elección, pero esta vez no se permitirá el fraude.

Se refirió a acabar y no solo combatir la corrupción en el país, pues cada año los mexicanos pierden grandes cantidades de dinero que podría utilizarse para mejorar su calidad de vida y es repartido entre solo unos cuantos.

Este año se cuenta con un presupuesto superior a los 5 billones con 300 mil millones de pesos, pero la mayoría de los mexicanos no tiene idea de ello, pues las autoridades evitan informarlo.

Este dinero alcanzaría para cubrir las principales necesidades de los mexicanos, si solamente fuera utilizado como se debe.

“Hay 26 millones de familias en el país, por lo que si ese recurso se repartiera de forma equitativa, a cada una le corresponderían 13 mil pesos mensuales”, apuntó.

Citó que el Banco Mundial calcula que los políticos corruptos de México se roban el 20 por ciento del presupuesto, algo así como un billón de pesos al año.

Con un análisis más conservador, se puede decir que la corrupción en el país, se queda con el 10 por ciento del presupuesto, es decir, con alrededor de 500 mil millones de pesos, una cifra que sigue siendo muy elevada.

En este sentido, al acabar con la corrupción, dicha cantidad será útil para poder evitar el aumento de impuestos durante todo el sexenio, como el IVA y el ISR, además de que se van a terminar los gasolinazos.

Una cantidad similar, también sería ahorrada, al acabar con los lujos y privilegios con los que hoy viven los representantes sociales y servidores públicos, pues por ejemplo hay ministros de la Suprema Corte que gozan de salarios superiores a los 600 mil pesos mensuales.

De sorpresas y sorprendidos

“En política no hay sorpresas sino sorprendidos”, una frase que puede ser repetida mil veces y aun así su contenido se mantendrá vigente y totalmente aplicable como ocurre actualmente en pleno Proceso Electoral.

Si alguno no ha visto todavía a Héctor Vela Valenzuela, ex secretario de Educación de Durango y Julián Salvador Reyes, ex secretario general de la Sección 44 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), gritar y aplaudir consigas en contra de la Reforma Educativa de Peña Nieto, debe tener paciencia, pues en lo consecutivo tendrá la oportunidad de hacerlo.

Esto teniendo en cuenta que al Proceso Electoral todavía le falta mucho y que la parte fuerte de la lucha por la Presidencia de la República, diputaciones locales, senadurías y diputaciones locales se verá en las campañas.

Hace todavía poco más de un año, estos hombres tuvieron la encomienda de defender la Reforma Educativa, Héctor Vela en las instalaciones de la SEED y Julián Salvador en la sede del Congreso del Estado, se tuvieron que parar frente a miles de maestros a los que no les faltaban ganas de lincharlos.

Frente a ellos, justificaron una y otra vez la Reforma y la Evaluación, catalogada por los maestros como punitiva; además, fueron parte del grupo en el poder que encarceló a líderes magisteriales (no oficiales) que incluso se convirtieron en candidatos por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Durango.

Nadie se pudo haber imaginado entonces que, con el paso de los meses Vela Valenzuela estuviera a punto de convertirse en candidato por el mismo partido que en ese momento acogió a los maestros disidentes y que además Salvador Reyes, tomaría protesta como líder en Durango de un grupo que impulsa la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, como lo es Redes Sociales Progresistas.

Pero así es la política y, apenas el pasado martes 6 de enero, Julián Salvador Reyes, se convirtió en el jefe de un equipo del que también forma parte Juan Mejorado Oláguez, quien fue Juez Administrativo del municipio de Durango durante la pasada administración priista.

Alfredo Martínez, ex diputado local por el Partido Verde Ecologista; Gonzalo Yáñez, líder del Partido del Trabajo en Durango, líderes magisteriales identificados con el SNTE y la CNTE, docentes del CADI y hasta viejos conocidos de los duranguenses como Pancholín, estuvieron en la toma de protesta del equipo de Redes Sociales Progresistas.

En este evento estuvieron presentes Gerardo Martínez Saldivar, responsable de estrategia de organización política y social a nivel nacional y Rafael Ochoa Guzmán, coordinador nacional de activismo de la misma.

Los duranguenses mencionados refieren que no se han sumado a ninguno de los partidos que integran la coalición “Juntos haremos historia”, sino que arguyen apoyar la postulación de López Obrador desde la trinchera ciudadana, habiendo dejado atrás a sus partidos.

Otniel García, diputado federal; Marina Vitela, diputada local, ambos de trayectoria priista, hoy suenan como la fórmula de esta coalición por el Senado.

Mientras tanto, Juan Ávalos Méndez, ex presidente del PRI en Gómez Palacio, Agni Otto García, ex titular de Aguas del Municipio de Durango, podrían sumarse al equipo de AMLO en Durango, así como otros más que dicen ya no ver cabida en un PRI al que consideran acaparado por unos cuantos.

Como sea, todo este movimiento ha incomodado a quienes se ostentan como leales a AMLO y Morena desde hace tiempo, sobre todo a quienes están vinculados con las corrientes magisteriales, pero al parecer solamente tienen dos opciones según las últimas declaraciones del líder de izquierda: aguantarse y seguir o darse la vuelta e irse a su casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *