¿Repetirán el “Milagro 2016″?

En las pasadas elecciones locales la coalición PAN-PRD se quedó con las cinco diputaciones de la capital del estado y obtuvo 10 curules en total


Text: Daniel Estrada

 

2016 fue un año redondo para la coalición que conformaron los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), a la cual se sumó indirectamente Movimiento Ciudadano (MC). En las elecciones celebradas el 1 de junio de 2016, el blanquiazul y compañía lograron arrebatar por primera vez la gubernatura al PRI y sus aliados, se quedaron con la Presidencia Municipal de la capital y 10 diputaciones en el Congreso del Estado.

Transcurridos menos de dos años esa ya puede ser considerada como una “gloria añeja”, pues las primeras elecciones concurrentes para Durango están a la “vuelta de la esquina”. El primero domingo de julio los duranguenses participarán en las votaciones para Presidente de la República, diputados federales, senadores y diputados locales.

En 2016, el PAN-PRD no solamente se quedó con el Gobierno Estatal y el de la capital de Durango, sino que además se quedó con 12 alcaldías, por dos de MC y dos más del Partido del Trabajo (PT), dejando 23 al PRI-PVEM-PANAL.

En dicho ámbito la balanza pareció cargarse hacia el PRI y amigos, sin embargo, en cantidad de habitantes las cosas se equilibraron, ya que la coalición PAN-PRD se quedó con algunos de los municipios con mayor número de población.

Pero en donde si arrasaron, fue en el municipio de Durango, al ganar los cinco distritos que lo comprenden, en un hecho que no solamente sorprendió a los vencidos, sino también a los ganadores.

Pero lo dicho, ese episodio hoy es parte de la historia, pues en la actualidad los partidos, coaliciones y candidatos se ven las caras de nueva cuenta, algunos pensando en la revancha y otros en la manera de mantener o superar cifras.

Los conflictos internos y entre coaligados no son ajenos al proceso electoral que está en curso, pues si bien es cierto que el tricolor ha registrado una desbandada en los últimos días, para nadie es desconocida que el gobernador José Rosas Aispuro y el alcalde de Durango José Ramón Enríquez Herrera no tienen muchas coincidencias.

Al interior del PAN se han suscitado una serie de críticas con y sin intención, las cuales han ido desde las denuncias de amenazas, hasta las descalificaciones “por accidente” en redes sociales.

Pero además, hay que tener en cuenta que la coalición conformada por los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) Y Encuentro Social (PES), inexistente en la pasada elección, podría tener una mayor preferencia por parte del electorado, con respecto a la que tuvieron por separado en 2016 los institutos que la integran.

Esto a causa del efecto López Obrador, cuya preferencia parece estar creciendo en todo el país, incluso en el Norte, en donde en las competencias anteriores no era su fuerte, y en el propio Durango.

Por lo pronto, mientras que el Revolucionario prácticamente ya tiene definidos a todos sus contendientes, Acción Nacional parece estar haciendo las cosas con mayor análisis y hasta cierto punto midiendo rivales, entre tanto que “Juntos haremos el cambio” parece concentrado en el “trabuco” de candidatos del que tanto ha hablado Gonzalo.

Los que ya se registraron

Quien hasta ahora parece inamovible de la primera posición de la fórmula para el Senado de la coalición “Por México al frente”, a la que en esta ocasión si se integró MC, es José Ramón Enríquez.

El Alcalde de Durango, obtuvo dicho privilegio gracias a que a Movimiento Ciudadano le tocó escoger candidato para dicho espacio, según los acuerdos propios de la coalición, por lo que el partido que dirigía antes de abandonarlo para abanderar una “causa ciudadana” bajo el cobijo del PAN-PRD, le estaría dando esa inmejorable oportunidad.

Para algunos, dicha aspiración representa una falta de seriedad, mientras que por otra parte Enríquez no tiene pocos problemas con las resoluciones de los tribunales en su contra y las críticas que ha recibido en el Municipio relacionadas con el tema de la seguridad.

Aun así, el médico oftalmólogo está dispuesto a buscar llegar al Senado, a sabiendas de que no fueron pocos los ciudadanos que votaron por él en 2016 y que muchos de ellos podrían volverlo a apoyar para continuar desde otra trinchera.

José Ramón estaría midiendo fuerzas con la lagunera Rocío Rebollo del PRI y probablemente con Otniel García Navarro, si se concreta su arribo al equipo de Andrés Manuel López Obrador.

En cuanto a la segunda posición de la fórmula, hay tres mujeres registradas en el albiazul: Patricia Flores Elizondo, Claudia Hernández Espino y Gina Campuzano Rodríguez.

La primera es sobrina de Rodolfo Elizondo Torres, además de haber formado parte del gabinete cercano de Felipe Calderón Hinojosa, durante su mandato, pero ha sido señalada una y otro vez por el hecho de haber venido a Durango únicamente para buscar esa oportunidad política.

En cuanto a Claudia Hernández Espino, se ha convertido en una de las panistas de mayor respeto en el estado, aunque posiblemente su cercanía con José Ramón Enríquez, al ser secretaria del Ayuntamiento, posiblemente no le ayude mucho en la búsqueda de esta nueva oportunidad en su carrera política.

Por su parte, Gina Campuzano, actualmente diputada local y también panista de trayectoria, podría ser quien reciba la bendición del Gobernador Aispuro, pues desde hace tiempo se menciona que la candidatura le corresponde a ella.

Mientras tanto, la que llegue de las tres, tendrá en frente a Ricardo López Pescador, un priista con mucho oficio en el servicio público federal y además conocedor de la representación social.

En la pugna podría estar presente Marina Vitela, diputada local de trayectoria priista, de quien se asegura que ya tiene un pie en la coalición de Morena-PT y PES y que iría en fórmula con Otniel.

En cuanto a los registros por las diputaciones federales, ya se registró la actual diputada local Rosa Isela de la Rocha Nevárez por el Distrito 01, quien estaría compitiendo con Adán Soria Ramírez, uno de los priistas que aparentemente conserva un buen respaldo ciudadano.

Sin embargo, la empresaria minera no ha tenido un mal desempeño en el Congreso del Estado, lo que junto con su potencial y preparación académica puede sumar a su favor.

Por su parte, Jorge Salum del Palacio se registró para pelear por el Distrito 04, un panista de experiencia que hasta ahora se ha venido desempeñado como diputado local.

Él tendría al frente a Pedro Ávila Nevares por el PRI, a quien algunos ya veían retirado pero otros ven como una carta que es todavía fuerte para el tricolor, debido al vínculo que ha logrado crear con los sectores populares.

Por los distritos locales, ya se registró la regidora Minka Hernández Campuzano, en busca de convertirse en la candidata del 02, justo el que representa su tía Gina Campuzano.

Ella estaría compitiendo con Arturo Yáñez Cuellar, a quien se le podría catalogar como “viejo lobo de mar”, si de comparar trayectorias se trata.

Sin embargo, la joven Hernández Campuzano ha demostrado tener la energía suficiente para buscar y ganarse el voto de los ciudadanos de ese distrito capitalino.

En el Distrito 04, José Antonio Ochoa Rodríguez pretende estrenarse con la nueva alternativa de la reelección y para ello tendrá que convencer a los ciudadanos de que hizo un buen trabajo y por el PRI, enfrentar a Arlina Adame, líder empresarial que se ha caracterizado por levantar la voz y defender diversas causas.

Por el Distrito 05 se registró una de las cartas fuertes que presenta el PAN para este proceso electoral, Jaime Mijares, un joven que ha destacado en el ámbito empresarial y ha demostrado tener una visión de desarrollo.

Sin embargo, no la tiene nada fácil pues por el PRI está Martín Vivanco Lira, joven de origen duranguense, que aunque por muchos años estuvo lejos de la entidad, hace alrededor de dos años llegó como delegado del INFONAVIT y al poco tiempo comenzó a mostrar interés por la política.

Por el mismo distrito, Nueva Alianza (PANAL) impulsa la candidatura de Betsy Hidalgo Armas, conocida en el ámbito de los medios de comunicación, al haber colaborado con varias empresas antes de integrarse al equipo de trabajo del instituto político en el Congreso de la Unión.

José Rocha por el Distrito O8 y Adrián Valles por el 06, son otros dos panistas que ya levantaron la mano para participar como candidatos a diputados locales en este proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *