JREH: El Águila… de Mal Agüero

Texto: Daniel Estrada

Enríquez piensa ya en 2022, cuando los duranguenses luchamos sin la ayuda de Morena, contra la cadena de infectados y contra la muerte

A final de cuentas, José Ramón Enríquez, no pudo contribuir al plan para que Morena pudiese  convocar a un periodo extraordinario en el Senado y así promover  la aprobación de reformas a la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, a modo para el Ejecutivo Federal.

El ex presidente municipal de Durango recibió la bienvenida por parte de varios de sus ahora compañeros de bancada,  quienes le reconocieron su disposición para sumarse a la Cuarta Transformación.

La propia senadora Margarita Valdez, senadora del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por Durango, en rueda de prensa en esta ciudad de Durango, dio la bienvenida a quien identificó como colega y ex alumno.

Fue el pasado 9 de junio cuando se difundió el documento mediante el cual Enríquez Herrera solicitaba que se hicieran los trámites necesarios para su baja del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano y  para su integración al Grupo Parlamentario de Morena a partir del día siguiente.

El documento fue dirigido a la senadora Mónica Fernández Balboa, en su carácter de presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República.

El médico duranguense rápidamente se convirtió en noticia nacional, ya que el motivo no argumentado de su cambio, resultó más que evidente para opositores del Gobierno Federal y analistas políticos.

Morena necesitaba un voto para poder convocar a un periodo extraordinario en el Senado y así dar el primero paso para meter en agenda la aprobación de reformas a la Ley de Presupuesto.

José Ramón llegaba a tapar el hueco que había dejado la senadora Lily Tellez, quien con anterioridad había renunciado a la bancada de Morena, para luego sumarse a las filas del Partido Acción Nacional (PAN).

Sin embargo, no se logró el objetivo, ya que Enríquez fue sustituido en la Comisión Permanente por su suplente Verónica Delgadillo García, por decisión del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano (MC), en una acción que algunos calificaron como el gane del partido de Dante Delgado.

El líder de MC en el Senado, logró hacer una maniobra que probablemente ya había sido prevista por Morena, pero que aun así se jugaron la carta, en espera de un descuido de sus adversarios, el cual no se dio.

El movimiento que hizo el partido naranja fue efectuado totalmente dentro de los términos legales, en apego a los lineamientos del Senado y la propia Junta de Coordinación Política.

Independientemente de este episodio fallido para Morena, el doctor José Ramón Enríquez ya se tiñó de guinda, pues aunque no ha pasado formalmente a ser parte de las filas del partido, resultaría incongruente que esta fuera otra “visita de doctor” al partido de AMLO.

La nueva normalidad del doctor

Hay que recordar que en las pasadas elecciones locales, cuando estaba en juego la presidencia municipal por Durango y en su caso, la posibilidad de la reelección, participó en una convocatoria de Morena para registrar su candidatura.

En esa ocasión, la candidatura quedó en manos de Otniel García Navarro, aunque todo el proceso estuvo muy atropellado para el partido guinda, cuya división ocasionó que su candidato y el del Partido del Trabajo (PT), tuvieran una menor participación en campaña que el resto de los contendientes.

Esto, debido a que un grupo pugnaba para que Morena fuera solo en esta contienda electoral, mientras que otros pedían una candidatura común o coalición con el PT, con la representación de Alejandro González Yáñez.

A Morena no le fue nada bien en estos comicios, celebrados en 2019, mientras que José Ramón Enríquez, fue el segundo candidato con más votos obtenidos, bajo la cobertura de Movimiento Ciudadano (MC).

En esta ocasión, el oftalmólogo vuelve a encontrarse con el partido con mayor fuerza en el país y mucho se ha hablado de su interés por convertirse en candidato con el respaldo de este, para la próxima elección de gobernador, que será en 2022.

Él ha evadido hablar sobre dicho interés, y mucho menos ha admitido que su adición a la bancada de Morena tendría como recompensa la tan anhelada candidatura, que además es pretendida por varios.

Por un lado, Morena es un partido fuerte y con gran presencia en el ámbito nacional, aunque para algunos, dichas condiciones podrían no durar mucho, sobre todo cuando en los siguientes procesos electorales ya no aparecerá López Obrador en las boletas.

Otro elemento que le resta valor a la marca Morena, es el hecho de que el Presidente no cuenta con la misma popularidad que tenía cuando asumió el cargo o incluso en campaña y, aunque sus bonos no han bajado de forma marcada, hay temas que les han restado simpatía entre los mexicanos.

Por su fuera poco, en Durango, como en otros estados, las pugnas y la división que hay al interior del partido no están para ser ignoradas; es un hecho que varios liderazgos internos, harían todo lo posible por coartar las aspiraciones del galeno.

Por otra parte, existe el argumento de que los ciudadanos en Durango todavía no quieren saber nada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y no están muy contentos con el trabajo que ha desempeñado el PAN.

Morena ya ganó en Durango la mayoría en el Congreso del Estado, cuatro diputaciones federales (que por cierto se renuevan en 2021) y la presidencia municipal de un municipio grande, en Gómez Palacio.

Sin embargo, es muy lógico que busque quedarse con la gubernatura en 2022, así como con el municipio de Durango, por lo que se asegura que José Ramón quiere ser parte de esa historia, aunque no es el único.

De un partido a otro

A causa de su repentino cambio de bancada, fue muy criticado por un sector de la prensa, quien lo identificó como un político “chapulín”, quien ya ha estado involucrado con cuatro cinco partidos políticos.

Y es que fue funcionario estatal (Secretario de Salud), cuando gobernaba Durango el priista Ismael Hernández Deras, luego estuvo en las filas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), para luego unirse a Convergencia, que después se convirtió en Movimiento Ciudadano.

Pero en 2016, Enríquez participó en la contienda por la Presidencia Municipal de Durango, con el respaldo de los partidos PAN y PRD, resultando ganador de la misma, para luego romper con ambos institutos políticos, que ya no lo respaldaron en su intento de reelección.

Luego de sumarse al Grupo Parlamentario de Morena, emitió un mensaje difundido en sus redes sociales, en el que mencionó: Hoy más que nunca es el momento de las definiciones; todos somos importantes en este país, se los digo como ciudadano, como médico y como senador de la República”.

“Debemos de sumarnos al gran esfuerzo de sacar adelante a nuestro país, por tener un mejor futuro, pero para tener un mejor futuro hay que construirlo”.

“Hoy me sumo a la bancada de Morena, para que la Cuarta Transformación tenga éxito; hoy no es momento de división, no es momento de restar, es el momento de aportar, de sumar, de hacer el mayor de los esfuerzos por nuestras familias y nuestro México”.