Amanecemos con tres preocupantes realidades

Jun. 21. 2020

Por: Víctor R. Hernández

La que comenzamos es la última semana de junio, mitad de año, y entramos a esta cuarta semana con tres enormes incertidumbres:
1.- La salud del alcalde de Durango Capital, Jorge Salum del Palacio.
Cierto, y les creemos, lo que padeció el pasado miércoles no fue de gravedad, pero sí delicado. Tan así que está siendo atendido en la Ciudad de México, en uno de los hospitales mejor equipados y con reconocidos especialistas.

Por ello, hoy iniciamos esta semana sin el acompañamiento activo del presidente municipal, y aunque el trabajo no se ha parado, naturalmente que hay un vacío que indiscutiblemente se resiente.
Y esta ausencia podría prolongarse semanas o meses, dependiendo de lo que el alcalde decida para su salud futura de corto plazo.

Jorge Alejandro Salum del Palacio

Para la población, lo ideal sería que Salum del Palacio tomara el tiempo suficiente para que se recupere plenamente porque necesitamos un alcalde pleno, al 100 por ciento, porque lo que sigue será verdaderamente de enorme presión para cualquier autoridad.
Los daños que está dejando a la economía local, la emergencia sanitaria, ineludiblemente que se habrá de traducir en presión social, ante la falta de oportunidades y la necesidad de subsistencia de quienes hasta febrero pasado tenía un futuro con la administración de un pequeño negocio. También sabremos de los trabajadores ahora desempleados y de las familias que siempre han vivido al día.
Todo eso genera fuertes presiones a los gobiernos, a nuestras autoridades y, preferentemente quienes están al frente de los equipos de gobierno.

José Rosas Aispuro Torres

De ahí la necesidad de que nuestro alcalde regrese al cien por ciento recuperado. Su ausencia se puede cubrir temporalmente por el Secretario del Ayuntamiento o alguno de los regidores.
2.- La otra realidad con que nos amanecemos esta última semana de junio es que el gobernador José Aispuro Torres, además de contar con Jorge Salum, como uno de sus operadores en el municipio de la capital, tampoco tiene a un nuevo Secretario de Desarrollo Económico.
Después de luchar insistentemente porque la gente se quede en casa, como lo viene haciendo el mandatario estatal y su secretario de salud, el otro pendiente urgente es presentar ya, los lineamientos mediante los cuales los duranguenses habremos de enfrentar la emergencia económica en la que ya nos encontramos, resultado de la paralización de empresas, industrias y negocios micro, pequeños y medianos.
Hoy tenemos a alguien que nos esté orientando en el renglón de salud y de la pandemia, pero hoy carecemos quien esté marcando la pauta para coordinar esfuerzos en función de la crisis económica en que nos ha metido el covid-19.

3.- La semana pasada, el IMCO presentó el Índice Estatal de Competitividad 2020, ejercicio mediante el cual otorgó medallas (de oro, plata y bronce) a las entidades federativas con buen desempeño en las distintas dimensiones de competitividad analizadas. Durango no obtuvo ni siquiera una presea.

No recordó esta realidad con la que vinimos conviviendo desde hace años.
En la medición realizada por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), solamente 16 de 32 estados ganaron alguna medalla en competitividad, a través un análisis en el que se reconoce que las comparaciones pueden ser incomodas, pero al competir, se pueden reconocer fortalezas y debilidades.
De acuerdo con el ICE 2020, para el IMCO, los estados que no ganaron medallas, no están al nivel de competencia de los demás, estos son: Chiapas, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Estado de México, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

En contraparte, las entidades federativas ganaron alguna medalla son: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa y Yucatán.
Son cinco las entidades que concentran el total de medallas de oro: Ciudad de México, Querétaro, Chihuahua, Colima y Yucatán.

 

Victor R. Hernández

En tanto, son ocho las que concentran el total de medallas de plata: Aguascalientes, Campeche, Ciudad de México, Nuevo León, Baja California Sur, Coahuila, Quintana Roo y Sinaloa.
Asimismo, son ocho entidades las que concentran el total de medallas de bronce: Nuevo León, Jalisco, Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Morelos y Nayarit.

Hay estados que cuando menos alcanzaron una medalla de bronce en esta medición, pero Durango no tuvo ni siquiera una de estas preseas.
Así, amanecemos esta última semana de junio de 2020.
Pongamos manos a la obra.