Las horas que paralizaron al gobierno municipal de Durango

Texto: Daniel Estrada O.

La urgente hospitalización del alcalde Jorge Salum del Palacio

Daños consecutivos de la hipertensión, mandaron a Salum al Hospital. El presidente municipal fue atendido el martes en el Hospital General 450 por una crisis hipertensiva y el miércoles muy temprano fue trasladado al hospital particular Santé con un cuadro delicado, que en principio parecía isquemia cerebral.

Jorge Salum del Palacio fue diagnosticado con lesión en la arteria vertebral izquierda, la cual no puso en riesgo su vida, además de que sus facultades mentales quedaron totalmente íntegras, de acuerdo con el parte médico dado a conocer por César Cardosa, director de Salud Municipal.

Cierto, el alcalde Jorge Salum del Palacio sufre de presión alta desde hace varios años, pero el martes 16 de junio la situación comenzó a complicarse a grado tal que el mismo presidente municipal, ya en la tarde-noche, decidió acudir al Hospital 450, por consejo de su médico, a realizarse una resonancia magnética.

Aunque el alcalde es fuerte, físicamente, esa tarde se veía con el rostro tenso y preocupado. Ya había cancelado su participación en la entrega de ambulancias a la Cruz Roja, en donde asistiría el gobernador Aispuro Torres.

Ya tarde se regresó a su domicilio pues todos coincidían en que lo que requería era descanso. Llevaba el presidente municipal varios días con fuertes presiones por el tema de la pandemia; la clausura de comercios y la agenda de actividades que no bajaba.

El miércoles, el alcalde no apareció en ningún acto. Su agenda había sido cancelada y el Secretario del Ayuntamiento, Mario Garza, estaba cubriendo los eventos propios del primer edil capitalino.

La Reconstrucción de lo sucedido

Mucha incertidumbre se generó en torno al estado de salud del alcalde Jorge Salum del Palacio, quien el pasado miércoles sufrió una lesión en la arteria vertebral izquierda, producto de la Hipertensión Arterial que desde hace tiempo padece.

César Cardosa Torres, titular de la Dirección Municipal de Salud Pública, informó a la opinión pública sobre el diagnóstico del Presidente Municipal, quien para sorpresa de muchos, también emitió un mensaje breve, desde su convalecencia.

Al emitir el parte médico del estado de salud del Alcalde, Cardosa comentó es una persona que padece hipertensión desde hace algunos años y en ese sentido, el pasado martes 16 de junio sufrió una crisis hipertensiva, por lo que acudió a consulta y revisión con su médico.

El alcalde llegó con el médico por su propio pie y, en un inicio, debido a los síntomas que presentaba, se creyó que presentaba un cuadro de isquemia cerebral.

No obstante, dicha condición fue descartada, luego de que fue revisado por un neurólogo y además se le realizó una resonancia magnética.

Lo que sí arrojaron los estudios, fue el diagnóstico de una ligera lesión en la arteria vertebral izquierda, la cual no puso en riesgo su vida, además de que sus facultades mentales quedaron totalmente íntegras.

Ante la condición de salud presentada por Salum del Palacio, los médicos que lo atendieron en esta ciudad, decidieron que resultaba mejor su traslado a un centro hospitalario con un equipo tecnológico más avanzado.

Esto permitiría que, si en un momento se llegara a presentar alguna complicación o una situación que requiera otro tipo de tratamiento, tener la posibilidad de hacerlo de manera inmediata.

El director de Salud volvió a hacer referencia a la videograbación de menos de 30 minutos del Presidente Municipal, para remarcar que no había sufrido daño alguno con relación a sus facultades mentales.

El video fue grabado en instalaciones hospitalarias de esta ciudad, en el que Salum aparece canalizado, algo inflamado del rostro, con el ojo izquierdo más cerrado con relación al derecho y con aparente inmovilidad de su perfil izquierdo.

“¡Hola! ¿Cómo están? Me da mucho gusto saludarlos y agradecerles sus muestras de apoyo y su preocupación; estoy ahorita en revisión”, manifestó.

De inmediato, en tono de broma señaló: “¡No tengo COVID, eh! Para que no se asusten con los que hemos convivido, no pasa nada, es un problema que ahorita se está revisando. Pronto voy a estar ya de regreso, así que a echarle muchas ganas.

Jorge Salum finalizó su corto mensaje enviando un saludo y un fuerte abrazo para todos, con mucho afecto, en un video que en pocos minutos inundó las redes sociales de los duranguenses.

Fue a partir de ese momento que las muestras de afecto y solidaridad comenzaron a incrementarse, pues aunque el Alcalde trató de mostrar fortaleza, era evidente que no se encontraba bien y necesitaba continuar bajo la supervisión médica.

Hay que mencionar que en determinado momento, alrededor de las 13:30 horas, cuando se suscitó en problema fuerte de salud del Presidente Municipal, la Dirección de Comunicación Social emitió un documento con relación al tema.

En este se leía lo siguiente: Se informa a la ciudadanía que el Presidente Municipal Jorge Alejandro Salum del Palacio, el día de ayer (martes 16 de junio) acudió a un hospital local de Durango para una valoración médica de rutina, debido a un problema de hipertensión del cual se encuentra en tratamiento.

Cabe señalar que su condición de salud general es estable y en estos momentos se encuentra en reposo y bajo tratamiento ordenado por el personal médico. Con lo anterior aclaramos la información que se ha vertido en algunos medios y agradecemos el interés por la salud del Alcalde.

De primera mano

Antes, Víctor Hernández Guerrero, director de La Semana Ahora y Ciudad 2.0, publicó en sus redes sociales sobre la complicada situación de salud por la que estaba atravesando en esos momentos el ex diputado local.

Informó que este había sido internado en el hospital particular Santé, con un posible cuadro de accidente vascular, lo que movilizó al personal médico del lugar.

Teniendo como fuentes familiares cercanos del Alcalde y gente de la Administración Municipal, Víctor Hernández sostuvo sus reportes, relacionados con el hospital y el delicado estado de salud en el que se encontraba Jorge Salum.

También informó sobre su traslado al Hospital ABC de la ciudad de México, vía taxi aéreo, para brindarle una atención más especializada.

El periodista dio datos precisos para reforzar su reporte, como el hecho de que en la atención que se brindó a Salum aquí en Durango, participó el médico especialista en neurología Alejandro Castillo.

Fue alrededor de las 19:20 horas, cuando en una ambulancia particular fue trasladado al Hospital Santé, para su pronta atención.

También relató que en el momento en el que recobró la conciencia, luego de un episodio complicado, pidió una Coca Cola.

Mencionó además que estuvo internado en la habitación número 18 del Santé, ubicado en la calle Isauro Venzor de la Zona Centro de la ciudad de Durango.

Citó que la primera atención la recibió el martes en instalaciones de Hospital General 450, en donde le hicieron la resonancia y que incluso, pasó la noche en su casa, para volverse a sentir mal por la mañana del día siguiente.

Cabe observar que el martes, alrededor del mediodía, el Presidente Municipal no asistió a una entrega de ambulancias en las instalaciones de la Cruz Roja, acto al que sí acudió el gobernador José Rosas Aispuro Torres.

Durante el evento, se disculpó la ausencia del Alcalde, de quien se mencionó no había estado presente por motivos personales.

Asesino silencioso

La hipertensión arterial es conocida como el “asesino silencioso”, debido a que no necesariamente se presentan síntomas muy evidentes, de tal forma que puede pasar mucho tiempo para que una persona se enteres que la padece.

En Durango, tan solo durante los primeros cinco meses de 2020, la Secretaría de Salud ha diagnosticado y atendido cuatro mil 198 casos, cifra que se suma a la ya existente.

A nivel país, son 206 mil 637 los casos  que se han diagnosticado y atendido en este año, de esta enfermedad causada, entre otras cosas, por el alto nivel de estrés.

Aunque alrededor del 60 por ciento de quienes la padecen, no presentan síntomas, algunas personas llegan a tener dolor de cabeza, visión borrosa, mareo, zumbido de oídos, nerviosismo y cansancio.

En otros casos la elevación de la presión arterial no produce síntomas, pero sí aumenta el trabajo del corazón, lo debilita al paso del tiempo y aumenta el riesgo de alguna complicación. 

La hipertensión arterial mal atendida, puede ser causa de ataque al corazón, embolia cerebral, problemas en los riñones, problemas con los ojos y hasta de la muerte.

Por esta causa es indispensable el tratamiento de la enfermedad, ya que es controlable, siempre y cuando se tenga la disposición de atender todas las indicaciones médicas.