Israel dispara contra la ONU

Al menos 15 personas murieron y 200 resultaron heridas ayer en un ataque de Israel contra una escuela de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en el norte de Gaza, con el que suman ya más de 800 palestinos muertos en unas dos semanas de conflicto.

El ataque contra la escuela situada en Beit Hanun, en el norte de la Franja, donde mil 200 palestinos habían buscado refugio, “subraya la necesidad de que cesen las muertes, y que cesen ahora”, señaló el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en un comunicado en el que dijo estar “en shock” por el bombardeo.

Fuentes israelíes señalaron que están investigando lo ocurrido, pero aún no confirman que fuera su ejército el responsable del ataque. También aseguró que respondió al lanzamiento de cohetes del grupo radical Hamas desde esa misma zona.

Por su parte, testigos que estaban en la escuela dijeron que los tanques israelíes dispararon cuatro proyectiles.

Un portavoz de la UNRWA narró que los israelíes llamaron para pedir la evacuación del edificio y cuándo ésta estaba en marcha, la escuela fue atacada.

El funcionario de la ONU, Pierre Krähenbühl, acusó a Israel de no haber respondido a una petición de permitir un corredor humanitario para evacuar la escuela. Un portavoz militar rechazó estas acusaciones.

Unos 110 mil civiles de este enclave de 362 km2, donde viven 1.8 millones de habitantes, encontraron refugio en las escuelas de la UNRWA. Según UNICEF, los bombardeos israelíes dañaron 116 escuelas en Gaza desde el lanzamiento de su ofensiva el 8 de julio.

Los servicios de emergencia palestinos elevaron el balance de la operación israelí Barrera Protectora a más de 800 muertos y más de 5 mil heridos en la Franja de Gaza, en su mayoría civiles. Decenas de niños figuran entre las víctimas.

Otro ataque israelí mató ayer a siete personas más, en su mayoría niños, en el sur de la Franja de Gaza. Dos civiles israelíes y 32 militares, así como un trabajador agrícola tailandés, también perdieron la vida desde el inicio de las hostilidades.

Por otra parte, soldados israelíes mataron ayer a un palestino e hirieron a otros 20 en violentos enfrentamientos entre manifestantes y militares en Cisjordania, cuando más de 10 mil manifestantes intentaban acceder a Jerusalén.

Kerry pide presionar a Hamas

Para alcanzar un alto al fuego, los contactos diplomáticos continuaron ayer, en especial por parte del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien desde El Cairo instó por teléfono a Qatar y a Turquía a presionar a sus aliados de Hamas para que acepten una tregua.

Tenemos mucho trabajo que hacer. Ciertamente tengo mucho trabajo que hacer esta noche”, dijo Kerry. Un responsable estadunidense, que pidió el anonimato, indicó poco antes que “las diferencias persisten entre ambas partes”.

Tras reunirse en Ammán con el rey Abdalá, de Jordania, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, rei-teró que la iniciativa de alto al fuego egipcia debería aceptarse.

Antes de firmar una tregua, Hamas exige que Israel se comprometa a levantar el bloqueo impuesto a la Franja de Gaza hace ocho años.

Israel por su parte parece cada vez más determinado a cumplir con los objetivos de su operación militar, esto es, neutralizar las capacidades militares de Hamas y de su aliado Yihad Islamista, en especial, destruir sus “túneles ofensivos”.

 

QUITAN LA PROHIBICIÓN PARA VOLAR A TEL AVIV

Las autoridades de aviación de Estados Unidos y Europa levantaron su prohibición a las aerolíneas para volar desde y hacia Israel, aunque la agencia europea instó a “supervisar estrictamente” la seguridad de los vuelos.

La Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos levantó  “sus restricciones a las líneas aéreas de volar desde y hacia el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv, al anular una instrucción a los aviadores que había renovado el miércoles más temprano”, informó en un comunicado en el que mantuvo su advertencia sobre la “situación inestable” que se vive en el lugar.

Por su parte, la Agencia Europea de Seguridad Aérea retiró su recomendación a las compañías de no realizar vuelos a Tel Aviv, pero instó al mismo tiempo a “supervisar estrictamente los riesgos relativos a
la seguridad de los vuelos”.

Estados Unidos había prohibido el martes los vuelos luego de la caída de un cohete cerca del aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv y el miércoles renovó la decisión.

La mayoría de las grandes aerolíneas internacionales había anulado sus vuelos hacia Israel hasta ayer.

La agencia de aviación estadunidense señaló que “continúa monitorizando las cercanías del aeropuerto Ben Gurion, donde la situación es muy fluida, y tomará más acciones si es necesario”.

Sin embargo, la empresa Air France anunció ayer que mantenía la suspensión de sus vuelos “hasta nueva orden” debido a que  la Dirección de Aviación Civil francesa no había levantado ayer su restricción.

Las aerolíneas Lufthansa, Air Berlin e Iberia mantuvieron la suspensión de vuelos ayer e informaron que analizarían si los reanudaban en los próximos días.