UFFF, por POQUITO

En el conflicto IP-Municipio, se impuso la autoridad y la cordura


Texto: La Semana Ahora

 

La situación había llegado muy lejos. Los empresarios estaban engallados, por decir lo menos, y estaban decididos a irse hasta el fondo; hacer paros de empresas, huelga de pagos, manifestaciones públicas contra el gobierno municipal; exigirle al congreso la destitución del alcalde. También percibían que el gobernador Aispuro Torres los había abandonado en esta situación.

El martes 20 de febrero, como es costumbre, el gobernador José Aispuro Torres comenzó sus actividades con un evento a las 9:30 de la mañana. La agenda indicaba que pondría en marcha el Centro de Cinematografía y Actuación Dolores del Río (un compromiso de campaña), en la sala Dolores del Río del Centro Cultura y de Convenciones Bicentenario (CCyCB). También la agenda adelantaba que “Hoy, no habrá atención a Medios”, o sea, ese día el mandatario estatal no atendería a los reporteros que cubren la fuente.

Sin embargo, algo cambió que cuando el mandatario estatal salió de ese evento habló de la importancia y trascendencia del nuevo Centro de Cinematografía.

El segundo evento del día también se desarrollaría en el mismo CCyCB, pero a las 12:00 horas. Haría la entrega del Premio de Ciencia, Tecnología e Innovación en el salón Rosaura Revueltas. Antes de entrar al evento, de nueva cuenta, Aispuro Torres, se dejó atrapar por los reporteros de la fuente.

Y es que, cuando el ejecutivo del estado se encontraba poniendo en marcha el Centro de Cinematografía, a unos kilómetros de distancia, en el edificio de la antigua estación de ferrocarril, en las escalinatas, decenas de empresarios se habían dado cita para dar a conocer el contenido de una carta pública dirigida al presidente municipal José Ramón Enríquez Herrera.

En el documento, el empresariado capitalino exigió al Municipio dar prioridad al diálogo antes de caer en la confrontación, además de frenar los abusos de poder.

Pidieron garantizar el estado de derecho, brindar condiciones de seguridad para desarrollar la actividad empresarial, dar certidumbre jurídica a los inversionistas, además de evaluar el desempeño de los servidores públicos, dar a conocer los resultados y actuar en consecuencia de los mismos.

Los empresarios consideraron que ahora enfrentan un clima de inseguridad y vulnerabilidad debido a los excesos en el ejercicio de sus funciones que ha cometido el Ayuntamiento.

Expresaron su rechazo hacia cualquier acto de intimidación, acoso o persecución que genere incertidumbre y que ponga en riesgo la estabilidad social, económica y política de la entidad.

Los empresarios manifestaron su intención de sentarse a la mesa con José Ramón, pero en un encuentro organizado por ellos y con la premisa de establecer una mesa permanente de diálogo y conciliación.

Pasaditas las 12 del día, y antes de presidir el segundo evento en su agenda, Aispuro Torres contestó las interrogantes de los reporteros, pero ahora el tema sería las declaraciones que momentos antes habían realizado los representantes de los organismos empresariales contra el hostigamiento del gobierno municipal.

Quienes seguimos diariamente el acontecer político y social de nuestra entidad, nunca habíamos presenciado la declaración de un gobernante denunciando el hostigamiento de una administración municipal en contra de la sociedad y, advertir, que se utilizarán todos los instrumentos del Estado, para defender a ese sector de la sociedad atacada por quien debería estar defendiéndola.

En el encuentro con los reporteros, observamos a un José Rosas Aispuro verdaderamente molesto y decidido a enfrentar al Alcalde José Ramón Enríquez, quien encabeza la administración del gobierno municipal de Durango, capital. El mensaje pronunciado por el mandatario estatal, lo desmenuzaremos para que entendamos el grado de conflicto que en esos momentos se vivía en nuestra ciudad capital:

1.- El mandatario estatal comienza el diálogo con los reporteros con un primer mensaje de advertencia y pintando su raya.

“…los empresarios de Durango tienen todo mi apoyo como lo tienen todos los actores de la vida económica, social y política de Durango”. El gobernador Aispuro no trata, como regularmente lo hace, de envolver sus declaraciones en la civilidad política. Lo advierte claro y directo.

2.- El gobierno municipal ha violentado los derechos de la ciudadanía.

“En Durango, tiene que haber respeto a los derechos de cada uno de los gremios y en este caso hago un llamado al Ayuntamiento de Durango, para que se conduzca con respeto siempre a la ley, porque el hostigamiento a los empresarios no es la solución a los problemas que enfrentamos”.

3.- La unidad, reclama el gobernador, se debe practicar con hechos, no en el discurso.

“Hoy, Durango requiere de la unidad. Unidad, no de las palabras, sino en los hechos. Hoy Durango requiere de la suma de esfuerzos, por eso, apoyaré a los empresarios, porque quienes generan los empleos son los empresarios, no es el gobierno. El gobierno tiene que ser el que facilite y lo que ha hecho mi gobierno es ser un facilitador para la inversión y que esta inversión se traduzca en empleos, como los que hemos generado pero conscientes de que falta mucho por hacer en esta materia”.

4.- Utilizaré la fuerza del Estado, para defender a los empresarios, advierte.

“Así es que mi respaldo a los empresarios. Decirles que no están solos. Vamos a buscar por todos los medios legales y con toda la fuerza que tiene el estado, para que se respeten sus derechos.

5.- Insiste el mandatario en que hay el ánimo de confrontar y hostigar, de parte del gobierno de la capital, a los empresarios.

“Creo que ha habido un claro hostigamiento por parte del Ayuntamiento y eso, no ayuda a nadie. Eso lo que hace es confrontar y hoy, en Durango, lo que requerimos es trabajar con armonía. Indudablemente que cuando hay hostigamientos las inversiones se van a otros lados”. 

6.- La autoridad siempre debe de actuar dentro del marco de la ley.

“Los políticos somos los más obligados a hacer lo que la ley estrictamente nos faculta y los particulares, el resto de la población, pueden hacer todo aquello que la ley no les prohíba, entonces, me parece que los políticos siempre debemos actuar dentro de la ley para generar confianza”.

7.- El ejercicio diario de toda autoridad es buscar los equilibrios entre todos los grupos de interés que conforman la sociedad.

“Somos los más obligados a buscar cómo salvaguardar los intereses de todos, no los intereses de unos cuantos y aquí, yo estoy defendiendo el interés de un sector que coadyuva al desarrollo económico del estado y que esos empleos son los que permiten que muchas familias estén teniendo la oportunidad de salir adelante”.

8.- El mandatario estatal se ofrece como intermediario.

“Hablaré con las autoridades que sean necesarias para buscar y encontrar los puntos de equilibrios y que realmente nos conduzcamos con esa mesura y ese respeto, porque hoy lo que Durango requiere es eso, respeto. La sociedad quiere ver a los políticos no en la confrontación; los quiere ver dando respuestas a las demandas de la sociedad y aquí es muy claro que hay un sector de la sociedad que se siente perseguido, que se siente hostigado y eso es lo que no debemos de permitir”.

 

JOSÉ RAMÓN: DOS PASITOS PARA ATRÁS

 

Finalmente el jueves, 22, se registró el esperado acuerdo entre los liderazgos del empresariado del municipio de la capital y el alcalde José Ramón Enríquez Herrera. Las tres partes necesitaban este acontecimiento: el presidente municipal, los empresarios y la población duranguense. Dicho de otra manera: autoridad, economía y sociedad. De ese tamaño es la importancia de este reencuentro. Por ello, es necesario ubicar los elementos que estuvieron presentes ayer en este acontecimiento.

1.- La intervención del gobernador en el conflicto fue determinante, particularmente porque se puso del lado de los empresarios. Situación distinta habría sido si hubiera apoyado al presidente municipal.

— Lo había subrayado el pasado martes el mandatario estatal José Aispuro Torres: “…hoy lo que Durango requiere es eso, respeto. La sociedad quiere ver a los políticos no en la confrontación; los quiere ver dando respuestas a las demandas de la sociedad…”.

2.- Salió a relucir la inteligencia del alcalde para contener la crisis.

En nuestra anterior entrega en este mismo espacio, cuestionábamos el silencio sospechoso del doctor Enríquez ante la avalancha de criticas, no sólo de los empresarios, también del mandatario estatal. También nos preguntábamos cuál sería la reacción del edil capitalino ante este escenario de crisis en su gobierno.

La respuesta fue inteligente: enviar un mensaje de humildad y aceptar la propuesta, como servidor público, de encontrarse en el Auditorio Universitario. ¿Cuánto le costó a José Ramón Enríquez Herrera tomar esta decisión? Ufff, no sabemos cuánto, pero muchísimo. Es un personaje cuya filosofía es triunfar en todo y contra todo; esta ha sido la columna vertebral de su estilo de vida y de su liderazgo que lo ha llevado hasta donde se encuentra ahora. De ahí el significado del encuentro de ayer en las instalaciones del edificio central de la UJED.

3.- El alcalde llegó puntual, enfundado en un traje azul, uno de los colores que da formalidad a la ocasión, camisa blanca y corbata roja, cuyo uno de tantos significados es el poder. Todos estos elementos no verbales acompañaron al alcalde de la ciudad al primer encuentro con los representantes del capital en esta ciudad.

Claro, su rostro reflejaba incomodidad, presión y mesura. El momento lo exigía; era necesario sofocar la crisis y poner las bases para reconstruir la relación con uno de los sectores más importantes de la entidad.

4.- Los acuerdos puestos en la primera mesa de diálogo, dependen de las dos partes, pero el primer paso ya se dio: abrir el diálogo y fijar agenda.

Pero ¿que es lo que consigue el presidente municipal con su asistencia a la convocatoria del empresariado duranguense? Porque no sólo los empresarios ganaron.

5.- El gobernador Aispuro anunció en su duro mensaje del martes, entre otras cosas lo siguiente:

“…Hablaré con las autoridades que sean necesarias para buscar y encontrar los puntos de equilibrio y que realmente nos conduzcamos con esa mesura y ese respeto…”

Al buscarle el significado, se lo encontramos.

El mandatario estatal, responsable ante la dirigencia nacional de su partido, el PAN, y en particular ante Ricardo Anaya, de sacar la elección presidencial del primero de julio, podría haber acudido a esas instancias para exigir la sustitución de José Ramón Enríquez como candidato al senado de la República, argumentando la crisis ante el sector empresarial de la entidad, argumento suficiente para darlo de baja. Ese es el significado de “hablaré con las autoridades que sean necesarias para buscar los puntos de equilibrio…”

¿Qué autoridades pueden someter a José Ramón, si su razonamiento siempre ha sido el representar a un gobierno autónomo y soberano? Pues la autoridad que le dio la candidatura al senado y que se llama Ricardo Anaya.

Entonces, estamos ante un alcalde que sabe leer entre líneas y por ello, contra su estilo y su agenda, resolvió asistir y encontrarse durante cerca de 40 minutos con los hombres de negocios de la capital.

Sobre los acuerdos que se pusieron sobre la mesa, por lo pronto, quedarán de lado. José Ramón está por abandonar la presidencia municipal y dejar al hijo de Alfredo Herrera Deras en su lugar y será éste, quien en adelante, se de a la tarea de hacer frente a los compromisos que, verbalmente, hizo el doctor Enríquez.

Como concluiremos, en esta crisis todos los actores que participaron en esta crisis, salieron ganando. Todos.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *