Lichita: “yo no voy a hablar con un pendejo, como este hombre”

Texto: Daniel Estrada Ortiz

Le diría a Mario Alvarado que se ponga a trabajar y haga las cosas conforme a derecho, y a lo mejor la gente lo sigue

Mientras que por una parte Alicia García niega ser una persona agresiva y capaz de amenazar a alguien, por otro lado arremetió con palabras altisonantes en contra del líder del otro sindicato municipal, en una entrevista telefónica en vivo.

 

La dirigente del Sindicato de Trabajadores Municipales admitió que tiene por lo menos 10 empleados del Ayuntamiento, comisionados en sus negocios. Por su parte, la Contraloría ya investiga dicha situación.

Alicia García Valenzuela, secretaria general del Sindicato de Trabajadores Municipales, es de las personas que se defienden mejor sin un micrófono enfrente. Luego de ser acusada de incurrir en actos de corrupción, ha incurrido en actitudes agresivas hacia quienes la acusan, pero además, ha reconocido ser culpable de algunas de las faltas de las que se le acusa.

Con poco más de un cuarto de siglo al frente del Sindicato, Lichita, como se le conoce, ha tenido la oportunidad de ocupar cargos como una diputación local y una regiduría, ambas bajo la cobertura del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Durante la pasada administración municipal, hizo alianza con el alcalde José Ramón Enríquez, quien emprendió una campaña de basificación de empleados que carecían de dicha garantía.

Mientras tanto, en noviembre de 2019, García Valenzuela asumió la responsabilidad de la Secretaría General de la Federación Municipal de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), colectivo identificado con Morena y el actual Gobierno Federal.

Una serie de acusaciones en las que se señala que utiliza trabajadores del Municipio para atender encomiendas personales, detonó un escándalo en el que ha habido incluso amenazas de muerte, en contra de quienes la han señalado y hasta de quienes han tomado nota de ello.

No es la primera vez que García Valenzuela se ve involucrada en este tipo de escándalos, pues con anterioridad ya ha sido acusada de incurrir en actos de corrupción y nepotismo, no obstante, se mantiene al frente del sindicato

En la semana que pasó, en su afán de defenderse, la dirigente sindical incurrió en varias acciones que la dejaron peor que si no hubiera declarado nada.

En una entrevista telefónica con Heber García Cuellar, durante su noticiario en Canal 12, este la invitó a dialogar con Mario Alvarado Santillán, dirigente del nuevo Sindicato de Trabajadores Municipales, a quien tenían en otra línea.

Para su sorpresa, Alicia García le contestó: ¿Sabes qué? A mí no me gusta hablar con pendejos. Yo no voy a hablar con un pendejo como este hombre, yo lo voy a ver en los tribunales”.

Siguió: “Yo le diría a Mario Alvarado que se ponga a trabajar y haga las cosas conforme a derecho, no denigrándome y a lo mejor la gente lo sigue.

Señaló que quienes lo siguen son los “huevones”, los que no quieren trabajar y los conflictivos, además de señalar que ese tipo de cacicazgos ya pasó.

Dijo que ya la difamó demasiado, por lo que el lugar en el que lo verá será en tribunales en donde le tendrá que comprobar todo lo que ha dicho de ella.

Comentó que le han inventado la propiedad de licorerías, lo cual no es verdad y volvió a recomendar a su rival que se ponga a trabajar, como lo ha hecho ella durante muchos años, a favor de los trabajadores del Municipio.

“Ni Dios lo mande, yo no tengo nada que hablar con ese señor”, reiteró Alicia García antes de terminar la llamada, cuando Heber le volvió a preguntar si quería hacerle un comentario de manera directa a quien tenía en otra línea.

 

Una actitud altanera

Dicho incidente ocurrió el martes 23 de junio, mientras que al día siguiente, el miércoles 24 convocó a una rueda de prensa en donde las cosas no pintaron mejor, pues asumió una actitud altanera.

Cuestionada en cuanto a la posible contratación de familiares, ella respondió: Claro ¿Tú no meterías a trabajar a alguno de tus familiares si tuvieras la oportunidad? Te verías muy mal si no ayudaras a tu familia.

El comentario lo hizo señalando con el índice a quien le hizo la pregunta y con un tono molesto, pues la dirigente sindical se encontraba predispuesta y a la defensiva.

Pero además, admitió que tienen por lo menos 10 trabajadores municipales, comisionados a negocios de su propiedad, aunque trató de justificar que su encomienda es de beneficio para el resto de sus compañeros.

“En las calles Pereyra y Zarco tengo una estética y una cocina económica. Cuando fui regidora con mi finiquito y ahorros me hice del negocio de Pereyra y cuando fui diputada del de Zarco”, expuso.

Consideró que esto se debe a que las mujeres son mejores administradoras y luego se disculpó con los hombres por el comentario.

Expuso que el Sindicato tiene ya 82 años activo y siempre ha tenido un peluquero y siempre ha tenido cocina.

“Lo único malo que yo hice es que en la cocina y la estética, que son de mi propiedad; que yo pago la luz y todo lo de ahí, me llevé a 10 trabajadores. Si tengo a 10 trabajadores en esos establecimientos”, admitió.

Alicia García justificó que en la estética se realizan cortes de cabello gratuitos o a bajo costo, mientras que en la cocina económica se ofrecen desayunos a los trabajadores del Municipio a tan solo 35 pesos.

Aunque reconoció que sus hermanas se desempeñan en el Municipio, dijo que estas no tienen ese trabajo por ella. Y citó que su consanguínea Alejandra se desempeña en la Unidad de Transparencia e Información Municipal (UTIM), Lourdes en el área de Compras, Nora en el Jurídico y ella en la Secretaría del Ayuntamiento.

En esta rueda de prensa también justificó la actitud asumida en la comunicación que había sostenido un día antes en llamada telefónica con Heber García, al argumentar que siempre ha sido muy mal hablada y que la disculparan por ello.

“Discúlpenme si mi léxico tan florido, como por ahí dijeron, les cala un poquito, siempre he sido muy mal hablada ya de por sí; les pido mil disculpas, si eso les molesta”, anotó.

Ya con anterioridad se había desmarcado de las presuntas amenazas de muerte que recibió el reportero de Canal 10, Luis Ángel Rodríguez, y dijo ser la primera en reprobar este tipo de acciones.

No obstante, gente allegada a Mario Alvarado,  líder del otro sindicato municipal, ha afirmado haber recibido amenazas por parte de personas que aparentemente tienen algún vínculo con Alicia García.

En Contraloría

Sobre el asunto, Judith Ávila Lucero, contralora municipal, dio a conocer que de un grupo de personas que se presentó en su oficina para exponer una serie de quejas en contra de la líder sindical, tres hicieron denuncia por escrito.

Luego de esto, se elaboraron unos oficios para solicitar a las instancias implicadas un reporte de la situación, según tengan conocimiento. Hay que señalar que el asunto recae principalmente en la Dirección Municipal de Servicios Públicos.

También se ha pedido la colaboración del área de Recursos Humanos, con el objetivo que la Contraloría pueda tener la mayor información posible para la investigación  que se sigue.

Lo que se pretende es saber es cuántas son las personas comisionadas y cuáles son las funciones que tienen que hacer.

No hay problema si están comisionadas al sindicato, para el desarrollo de actividades relacionadas con el mismo, pero si se descubre que hacían otra actividad, habrá consecuencias.

Pidió no adelantarse y esperar al resultado de las pesquisas, mismas que se harán conforme a derecho y con total transparencia.

Prefirió no hablar sobre la o las posibles sanciones que se pudieran aplicar en caso de que la señalada si haya incurrido en irregularidades,  ya que se tiene que definir primero cual es la probable falta.