Se impone lo económico sobre la salud; julio 1, más actividad

Texto: Daniel Estrada Ortiz

Aispuro: si no resulta, regresamos al confinamiento

Más retornos a partir del 1 de julio.

Después de que se realizó una campaña para pedir que no se visitara a Durango, la Secretaría de Turismo ya anunció la reanudación de actividades del sector a partir del primer día del séptimo mes del año, aunque esto se hará de manera paulatina.

Datos estadísticos indican que mayo cerró con 372 casos positivos y 47 defunciones en Durango, mientras que junio se enfila a cerrar con alrededor de dos mil casos positivos de COVID-19 y  unas 150 defunciones.

A partir de este 1 de julio, justo un mes después del inicio de la nueva normalidad, en Durango se retomarán diferentes actividades, aunque con la advertencia por parte del gobernador José Rosas Aispuro Torres, de que si no hay condiciones favorables no solamente se retornaría a como están las cosas ahora, sino que hasta podría haber más restricciones.

El primer día del séptimo mes del año en curso, será reabierta la sede del Poder Judicial del Estado, trabajadores de diversas instancias gubernamentales que estaban trabajando en casa volverán a sus oficinas y se retomarán algunas actividades turísticas.

Estas son algunas de las principales novedades que se vienen para el próximo miércoles 1 de julio, aunque se debe tener en cuenta que en la mayoría de los casos, el proceso de retorno, tendrá que darse de forma paulatina.

Aunque el gobernador sostiene que en Durango la prioridad, por mucho, es la salud y la vida, también reconoce la gran necesidad que existe una reactivación económica, que permita a los diferentes sectores, poder volver a trabajar.

Hay varias actividades que definitivamente están descartadas para su reanudación inmediata, pues su regreso está contemplado hasta que haya semáforo verde, el cual parece estar todavía lejano, ante el comportamiento que ha tenido el SARS-CoV-2  en el país y en la entidad, ya que el número de casos positivos y defunciones se mantiene en ascenso, incluso, rompiendo récords que han causado graves daños a la sociedad mexicana.

Y es que mayo pasado cerró con 372 casos positivos y 47 defunciones en Durango, con cifras acumuladas desde el inicio de la contingencia.

Al tomar en cuenta las cifras de junio, se puede ver como los contagios de Coronavirus se dispararon, pues cerca de su culminación, la estadística de casos positivos oscila en los dos mil y las defunciones rondan los 150.

En el país las cosas no fueron mejor,  el 31 de mayo pasado, se contabilizaban 90 mil 664 casos positivos y nueve mil 930 defunciones por este virus que tuvo su origen en China.

A pocos días de que concluya junio, en México los casos positivos rebasan los 200 mil, mientras que los fallecimientos sobrepasaron los 25 mil.

Esas son las circunstancias que se tiene en un país, en el que todavía hay ciudadanos que no creen en el virus, o simplemente, no cuentan con el respaldo económico para mantenerse resguardados en casa.

Las condiciones de los mexicanos son muy diferentes a las que tienen los ciudadanos de otros países, incluso como las de vecino Estados Unidos, en donde sus ciudadanos han recibido compensaciones económicas para ayudarlos a sobrellevar los daños colaterales de la pandemia.

Aispuro Torres mencionó que se tendrá que valorar el comportamiento de junio, y si hay condiciones, se abrirán más espacios y se reincorporarán a sus centros de trabajo, los empleados que han estado haciendo “home office”.

“Si vemos que no hay condiciones, no solamente tendremos que dejar las cosas como están, sino que hasta las podremos restringir todavía más. Esperamos que no haya necesidad de hacer eso”, comentó.

Dijo que las decisiones que se tomarán en el marco del inicio del séptimo mes de 2020 serán en apego de lo que los especialistas recomienden, de acuerdo con el análisis de la situación en la entidad.

Uno de los retornos que más llaman la atención es el de la actividad turística, luego de ser una de las sufrió el mayor impacto negativo por causa de las medidas que se tuvieron que aplicar por causa de la pandemia.

Especialistas han estimado que la pandemia dejará al país pérdidas por 1.6 billones de pesos en el sector turismo, mientras que en el ámbito local, la Secretaría de Turismo no tiene todavía un estimado de lo que la pandemia ha restado a esta actividad que se encuentra en proceso de desarrollo.

El retorno del turismo

Eleazar Gamboa de la Parra, titular de la Secretaría de Turismo en Durango, informó que el próximo 1 de junio se pondrá en marcha la reanudación paulatina en el sector, procedimiento que requerirá de mucha cautela.

Relató que con anterioridad se tuvo una reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) con la Comisión de Turismo y prestadores de servicios de todo el país.

“En Durango a partir del primer día de junio vamos a comenzar con la reapertura de actividades y espacios vinculados al sector turismo, pero se hará de forma responsable, pues lo que menos queremos es que tenga que volver a cerrar o retroceder”, apuntó.

Se está dando la apertura de las playas en diferentes lugares del país, lo que intensifica la competencia, en el marco de un regreso en el que nadie quiere quedarse atrás.

Aunque de acuerdo con las condiciones que se viven hoy, es posible que muchas personas salgan a lugares cercanos, de ahí la oportunidad para los centros ecoturísticos y la propia capital de Durango.

Y es que, incluso desde antes de la pandemia, en Durango se había implementado una campaña para promover el turismo local, es decir, sin dejar de impulsar el turismo regional.

Gamboa de la Parra, indicó que establecerá comunicación con los alcaldes para ponerse de acuerdo en la manera que arrancarán actividades y cómo se irán incorporando otras, sin ir de prisa.

Como lo establecen los protocolos, se manejará una operación al 30 por ciento, como máximo en lo que compete al hospedaje, con áreas fuera de servicio, como salones para convenciones o celebraciones, áreas de juegos infantiles y actividades grupales.

El Paseo del Viejo Oeste y el Teleférico, podrán reactivarse con grupos reducidos, pero otros lugares, como el Túnel de Minería, tendrán que esperar para su reactivación.

Una actividad económica directamente relacionada con el turismo, es la restaurantera, cuyos establecimientos operan al 50 por ciento de su capacidad, aunque con una afluencia que no supera el 30 por ciento, en sus mejores días.

Miguel Camacho Herrera, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), ha dado cuenta en varias ocasiones de la afectación que han tenido los empresarios locales del ramo en esta pandemia.

Dijo esperar que los cambios que entrarán en vigor a partir de este 1 de julio favorezcan a los restauranteros, pues cada vez son más los que han tenido que cerrar, como recientemente ocurrió con el Vancouver Wings, de bulevar Domingo Arrieta.

Negocios como Súper Salads, que se ubicaba en Paseo Durango y carias sucursales de Cafeínos, han corrido la misma suerte, ya que ante la falta de ingresos, es imposible pagar rentas, empleados y servicios.

Para muchos restauranteros, si por ellos fuera ya tendrán abierto al 100 por ciento, con los protocolos de higiene recomendados, pero también son conscientes de que una de las principales medidas es la sana distancia y hay que cumplirla.

Abogados, a la carga

En lo que se refiere a los abogados, no pueden haber recibido mejor noticia que la reapertura de las instalaciones del Poder Judicial del Estado, también programada para este 1 de julio,  pues muchos ya estaban padeciendo graves dificultades económicas.

Gustavo Gamero Luna, presidente de la Barra Mexicana Colegio de Abogados de Durango, A.C., recordó que desde el 18 de mayo el foro jurídico se paralizó con el cierre del Poder Judicial, por lo que en la actualidad, la situación económica de muchos ya está muy afectada.

“Repartimos más de 800 despensas y algunos se vieron en la necesidad de llevar electrodomésticos a la sede de la Barra para ponerlos a la venta”, declaró.

Empero, empezando el mes, estarán abiertas de nueva cuenta las instalaciones del Poder Judicial y con ello la oportunidad de laborar para quienes se dedican a litigar.

Manifestó que la Barra Mexicana Colegio de Abogados aportó ideas para la creación de los protocolos que se implementarán, una vez que se reinicien las actividades, sabiendo que se debe actuar con responsabilidad para evitar que el trabajo en el Tribunal sea factor de riesgo.

Los abogados saben que las cosas no serán como eran antes de que llegara la pandemia, se tendrán que cambiar muchas cosas, sin embargo, hay disposición y muchos deseos de trabajar de acuerdo con los protocolos que queden establecidos.