Y los empresarios se quedaron con las ganas…

Difícil prueba de voluntad la exigida por los empresarios a Enríquez


El gobernador José Rosas Aispuro admitió la existencia de un claro hostigamiento al sector empresarial por parte de la administración municipal de Durango y se comprometió a hablar al respecto con el Alcalde José Ramón Enríquez, quien admitió que el mandatario estatal le pidió darle la mano al sector.


Los empresarios consideraron que ahora enfrentan un clima de inseguridad y vulnerabilidad debido a los excesos en el ejercicio de sus funciones que ha cometido el Ayuntamiento.


Una fracción del empresariado duro, quería reventar al alcalde capitalino

 

Texto: Daniel Estrada

 

En una corta reunión a puerta cerrada con el alcalde José Ramón Enríquez Herrera, el sector empresarial solicitó la destitución de Héctor Mitre Camargo de la Dirección de Desarrollo Urbano, Ernesto Aguilar García, titular del Juzgado Administrativo y Fernando Martínez, director de Catastro Municipal.

Aunque después de la reunión los empresarios hablaron ante los medios de comunicación de haber solicitado la evaluación del trabajo que realizan los funcionarios municipales, algunos de ellos admitieron que en la mesa de trabajo realizada en el lobby del Auditorio de la Universidad Juárez (UJED), se pidieron “ambas cabezas”.

José Ramón Enríquez Herrera, quien al término de la reunión que se llevó a cabo el pasado jueves 22 de febrero, fue entrevistado junto a Jaime Mijares Salum, habló de la necesidad y el compromiso de apoyar al sector empresarial.

En un acto público celebrado el mismo día y en el que también coincidió con empresarios y con el propio Gobernador, Enríquez Herrera admitió en discurso formal, que Aispuro Torres le solicitó “trabajar de la manos con el sector generador de empleos”.

Antes, durante la mañana en entrevista posterior a la Sesión de Cabildo, el Presidente Municipal habló de la importancia de la autonomía del Ayuntamiento, con relación al Gobierno del Estado, al que también dijo tenerle cariño y respeto.

Según lo acontecido el jueves pasado, los empresarios tienen toda la intención de llevar “la fiesta en paz” con José Ramón, pero dejaron sus condiciones muy claras y quedó claro “perdonan pero no olvidan”, por lo que exigen una prueba de buena voluntad compleja, como es la destitución de los tres funcionarios.

Sí hay hostigamiento: Aispuro

El gobernador José Rosas Aispuro no titubeo al admitir la existencia de un claro hostigamiento al sector empresarial por parte de la administración municipal de Durango encabezada por José Ramón Enríquez Herrera. Los afectados se quejaron de un total abuso de poder por parte del Ayuntamiento y han exigido al “alcalde ciudadano que recapacite respecto a su forma autoritaria de proceder”.

Los empresarios cerraron filas en torno a Jaime Mijares Salum, quien a raíz de su registro como precandidato del Partido Acción Nacional (PAN) por la diputación local del Distrito 05, ha sido objeto de un aparente “bombardeo” de trasfondo político encabezado por Enríquez Herrera.

Luego de que dicha aspiración se hizo oficial, comenzaron los ataques en contra de quien parece interponerse en los planes de quien llegó a la Presidencia Municipal de la capital, como candidato ciudadano, pero bajo el “cobijo” de Acción Nacional (PRD) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y que ahora busca competir por un lugar en el Senado, con el respaldo de Movimiento Ciudadano.

De hecho los tres partidos van en coalición en este proceso electoral, lo que no significa que los integrantes y grupos de cada uno de estos, no hagan todo lo posible por obtener las mayores y mejores oportunidades para competir en los próximos comicios.

La embestida del “Alcalde Ciudadano” contra Jaime Mijares, no pasó desapercibida para nadie, la suspensión de los trabajos en el complejo comercial Distrito Hampton, que está a punto de ser concluido; las acusaciones de la compra amañada del terreno en el que se construyó dicho inmueble y el hotel de al lado (propiedad del mismo empresario), los señalamientos de que paga tarifas muy bajas por consumo de agua en sus negocios y hasta las protestas para que el Centro de Salud fuera reinstalado en ese espacio en donde antes estaba, junto con oficinas del DIF, son muestras de cómo le dejaron ir toda la artillería.

Ante tal situación, el Gobernador del Estado vio la necesidad de intervenir para pedir a Enríquez detener el hostigamiento en contra de los empresarios, quienes por cierto no se quedaron de brazos cruzados e hicieron una serie de exigencias al Gobierno Municipal que terminó por retirar los sellos de clausura que habían sido colocados en el Distrito Hampton.

Aispuro Torres declaró que todos los empresarios de Durango, al igual que los ciudadanos de los diferentes sectores cuentan con todo su apoyo, por lo que hizo el llamado al Ayuntamiento de Durango a conducirse con respeto a la ley.

“El hostigamiento a los empresarios no es la solución a los problemas que enfrentamos. Hoy Durango necesidad de la unidad llevada a los hechos y de la suma de esfuerzos”, expuso.

El Gobernador resaltó que los empresarios son los principales generadores de empleo de la entidad, de ahí la importancia de apoyarlos, en vez de ponerles trabas que no hacen más que inhibir la inversión.

Cuando las condiciones son hostiles, las inversiones se van a otros lados, por eso es importante dar facilidades y conducirse con respeto con los empresarios.

“Los servidores públicos solamente podemos hacer aquello que la ley nos faculta, mientras que los ciudadanos pueden y deben hacer todo lo que la ley no les prohíba”, manifestó.

José Rosas Aispuro, indicó que las autoridades deben actuar con total apego a la legalidad para generar confianza en la ciudadanía, de tal forma que se defienda los intereses de la mayoría y no solamente de unos cuantos.

Advirtió que es clara la demanda de este sector de la sociedad que ahora se siente perseguido, por lo que vio necesario acercarse con el Alcalde de Durango y los funcionarios municipales que sea necesario, para pedir el respaldo al sector empresarial.

No se dejaron

Los empresarios organizados también reaccionaron, por lo que luego de una serie de charlas entre sus liderazgos, decidieron presentar una serie de exigencias y propuestas ante del Ayuntamiento de Durango.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación Patronal Mexicana (Coparmex) y el Sector Privado Empresarial exigieron al Municipio dar prioridad al dialogo antes de caer en la confrontación, además de frenar los abusos de poder.

Pidieron garantizar el estado de derecho, brindar condiciones de seguridad para desarrollar la actividad empresarial, dar certidumbre jurídica a los inversionistas, además de evaluar el desempeño de los servidores públicos, dar a conocer los resultados y actuar en consecuencia de los mismos.

Los empresarios consideraron que ahora enfrentan un clima de inseguridad y vulnerabilidad debido a los excesos en el ejercicio de sus funciones que ha cometido el Ayuntamiento.

Expresaron su rechazo hacia cualquier acto de intimidación, acoso o persecución que genere incertidumbre y que ponga en riesgo la estabilidad social, económica y política de la entidad.

Los empresarios manifestaron su intención de sentarse a la mesa con José Ramón, pero en un encuentro organizado por ellos y con la premisa de establecer una mesa permanente de diálogo y conciliación.

De entrada, proponen transparentar los procesos de licitaciones, adquisiciones y proveedurías, conformar un observatorio ciudadano para rendición de cuentas, la revisión y propuesta de reforma del marco normativo municipal, además de la conformación e implementación de un programa de incentivos a la inversión y generación de empleos.

El conflicto generó un ambiente tenso, en el que el Presidente Municipal de Durango y Gobierno, fueron objeto de una serie de señalamientos graves por parte de los empresarios, pues no es poca cosa ser llamado intimidador, acosador, perseguidor y hostigador por grupos conformados por ciudadanos identificados por su trabajo y participación social.

Claro desgaste político

El próximo 30 de marzo arranca el periodo de precampañas de acuerdo con el calendario del Instituto Nacional Electoral (INE), y si no pasa otra cosa, Enríquez se lanzará en busca del voto de los ciudadanos para llegar el Senado de la República.

Son varias las piedras que ha encontrado en la búsqueda de ese nuevo reto, comenzando por las fuertes críticas que recibió cuando se comenzó a divulgar su intención de dejar la Presidencia Municipal para competir por una curul en el Congreso de la Unión, pues anteriormente se había pronunciado con dureza en contra de los llamados “chapulines”.

Otra arremetida tiene que ver con las determinaciones del Tribunal Electoral Federal, respecto a las responsabilidades en las que ha incurrido al promover su imagen en televisión en tiempo indebido y con recursos públicos.

A esto se le suma la pugna con los empresarios, quienes “le echaron montón”, cuando utilizó las instancias municipales para confrontar a quien busca convertirse en candidato a diputado por el PAN en este Proceso Electoral.

Esta es una de las situaciones que más puede afectar a José Ramón en su aspiración a convertirse en senador, ya que no es lo mismo pedir el voto con la reputación de un médico de excelente calidad y deseoso de acabar con los vicios del partido que estaba el poder, que un servidor público que ya se metió en problemas con los empresarios, un sector con mucha influencia en la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *