Ahora, líderes empresariales se adhieren al proyecto AMLO

Francisco Quiñones Gallegos y Alejandro de la Peña, visionarios del sector empresarial y de los mecanismos económicos que promueven el fortalecimiento de la propiedad, son las nuevas adquisiciones de la coalición “Juntos haremos historia”. Ambos van por candidaturas a diputaciones locales.


Con la postura asumida por Andrés Manuel López Obrador, en cuanto a que todos son aceptados en su proyecto político, la coalición ha sumado perfiles que estarán totalmente involucrados en la contienda electoral y con reales probabilidades de sacar buenos resultados.


Francisco Qui;ones ex dirigente de Coparmex y ex subsecretario de econom’ia y Alejandro de la Peña, ex presidente de la Canirac, las nuevas adquisiciones

 

Texto: Daniel Estrada

 

La coalición “Juntos haremos historia” encabezada por Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de la República por tercera ocasión, hoy tiene un aspecto muy similar a la capirotada, un platillo tradicional de esta época de Cuaresma que concentra una buena cantidad de ingredientes.

Mientras que a algunos les agrada dicha combinación, para otros resulta excesiva e improcedente, pues no conciben servirse un platillo preparado con ingredientes como pasas, queso y coco a la vez, teniendo como base el bolillo seco.

Para otros tantos, la capirotada y su variedad de ingredientes simplemente es deliciosa; un platillo digno de la popular cocina mexicana.

Morena, el PT y el PES, ya de entrada son partidos que por sus ideales asemejan una capirotada; empero, con la suma de perfiles políticos que han tenido en las últimas fechas, el “platillo” parece ya no ser tan apetitoso.

A nivel nacional, perfiles como Napoleón Gómez Urrutia, familiares de Elba Esther Gordillo y el ex dirigente nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, entre otros, han sorprendido al declarar su apoyo a la causa de AMLO.

Los empresarios se suman

Pero a nivel local, las cosas no han sido muy distintas, recientemente Francisco Quiñones Gallegos “Pancholín”, quien durante la administración de Jorge Herrera Caldera se desempeñó como subsecretario de Fomento Pyme de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) se sumó a la causa de López Obrador, al igual que el empresario restaurantero Alejandro de la Peña.

Ambos duranguenses, de obvia visión capitalista, hoy no solamente se han sumado a la coalición “Juntos haremos historia”, sino que además, buscan convertirse en candidatos a diputados por alguno de los distritos de la capital.

La aspiración política de ambos es muy válida, ambos provienen del sector empresarial aunque de ramos distintos, empero, su trayectoria parece no tener mucho que ver con la visión socialista que presumiblemente tiene Andrés Manuel, político de izquierda.

Y es que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se define como un partido político mexicano y movimiento social de izquierda.

Pero, siguiendo con las definiciones, según la Real Academia Española (RAE), en la política la izquierda tiene como punto central la defensa de la igualdad social,​​​​ frente a la derecha que considera las diferencias sociales como algo inevitable, normal o natural.

Aunque los nuevos integrantes de la coalición, parecen estar mucho más identificados con el sistema económico y social basado en la propiedad privada de los medios de producción, lo cual define de forma sencilla al capitalismo.

Básicamente, la ideología política de derecha es un elemento básico del sector empresarial del país, mientras que la izquierda parece una alternativa muy difícil de aplicar en una sociedad como la mexicana.

Empero, los ingredientes de esta capirotada son tan extremos, desde la alianza que hicieron los izquierdistas Morena y Partido del Trabajo (PT), con Encuentro Social (PES) un instituto político catalogado como un movimiento de derecha evangélica.

Los nuevos cuadros que pretenden convertirse en candidatos por esta coalición fueron presentados por Gonzalo Yáñez y Rosendo Salgado, dirigente y delegado del PT y Morena en Durango, respectivamente.

Como en otras ocasiones, fue evidente la ausencia de la representación del PES en el estado, en un acto de esta naturaleza, lo que ha dejado ver la probabilidad de que dicho partido no está totalmente de acuerdo con las alianzas y propuestas que han hecho los otros dos partidos.

Tanto Quiñones Gallegos, como De la Peña tuvieron la oportunidad de informar a los medios de comunicación su decisión mediante una rueda de prensa que se llevó a cabo el pasado lunes 19 de febrero en las instalaciones del Hotel Gobernador.

Ambos exhibieron altas expectativas, pues no se suman solamente para apoyar, sino que buscan “amarrar” candidaturas parta diputados locales. La del Distrito 05 en el caso del hijo de Pancholín y probablemente la del Distrito 03 para el empresario especializado en la venta de alimentos preparados del mar.

Sus mensajes fueron emotivos, sobre todo por la participación de le dieron a Pancholín, quien no pudo ocultar la emoción de ver a su hijo perfilarse como aspirante a una candidatura para pelear por una diputación y en varias ocasiones se les quebró la voz.

Sin embargo, fuera de eso, los dos hablaron de cosas muy básicas para quienes se encuentran en circunstancias similares, como su interés de apoyar a Durango desde la trinchera de la representación social y el compromiso de trabajar para cambiar las condiciones de pobreza y desempleo.

Cierran filas

Fueron bien acogidos por Gonzalo Yáñez, lo cual no es poca cosa, si se tiene como referencia su liderazgo nacional de la mano de la Partido del Trabajo, así como su creciente apego a Andrés Manuel López Obrador.

Ellos se suman al proyecto en el que ya están involucrados otros personajes que son viejos conocidos de la política en Durango, como Héctor Vela Valenzuela, Julián Salvador Reyes, Otniel García Navarro y Alma Marina Vitela Rodríguez, por mencionar algunos de los más conocidos.

Dichas inclusiones han causado malestar en ciudadanos que desde hace tiempo apoyan a Morena y a la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, pero parece pesar más el respeto que imponer su líder nacional, a diferencia de otros partidos en los que la división está haciendo estragos.

Con todo y el repudio del que han sido objeto los políticos de origen priista, no hay quien se atreva a juzgar públicamente la consigna que promueve AMLO, de no cerrar las puertas a nadie.

Para quienes simpatizan con este proyecto de izquierda, pero no con las nuevas inclusiones, el Ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, está siendo engañado por dichos perfiles, sin cuestionar la repentina benevolencia del político que hace algunos meses todavía alegaba que no quería tener nada que ver con “la mafia del poder”.

Si bien, Morena y la coalición de la que forma parte, se mantienen como líderes en las preferencias electorales de millones de mexicanos, también es cierto que la presencia de ciertos políticos de dudoso historial ha causado algo de decepción.

No obstante, los priistas que llegan pueden traer consigo más gente, al igual que los propios empresarios, que también pueden influir en el sector del que forman parte.

No son pocos los que han llegado a sumarse de alguna manera al proyecto político de Andrés Manuel, aunque la mayoría sin afiliarse a alguno de los partidos políticos que conforman la coalición, por lo que en caso de que estos personajes lograran ganar alguna encomienda en este proceso, no necesariamente se verían más fortalecidos Morena, el PT o el PES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *