En Junio, 400% más de contagiosy 223% más decesos en la entidad

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, sólo quedan 39 camas para enfrentar el otro tramo de la pandemia

Texto: Daniel Estrada O.

Junio y la nueva normalidad dejaron cifras de escándalo para Durango en torno a la pandemia. Durante el sexto mes del año se registró un incremento del 404 por ciento en contagios de COVID-19 y del 223 por ciento en fallecimientos.

Así de crudas son las cifras para el estado de Durango, cuyo número de casos positivos de Coronavirus fue de mil 876 al 30 de junio, mientras que el número de personas fallecidas ascendió a 152.

Al 31 de mayo, en la entidad se contabilizaban 372 casos positivos, por 47 defunciones, cifra que mantenía a las autoridades de salud con la esperanza de contener en lo posible el llamado contagio comunitario.

No obstante,  ya habían transcurrido más de dos meses de inactividad para algunos sectores económicos que ya no podían resistir ante la falta de ingresos que esto representaba, por lo que la nueva normalidad llegó a rescatarlos.

De hecho, el referido esquema promovido por el Gobierno Federal y aplicado por los gobiernos locales, de acuerdo con su situación particular, no alcanzó a rescatar a todos, pues es sabido que muchas empresas quebraron.

Tanto en contagios, como en defunciones, el crecimiento porcentual durante el sexto mes del año, fue mucho más pronunciado en esta entidad, con relación a la inercia nacional.

Y es que, a nivel país, durante junio se registró un incremento del 143 por ciento en cuanto a casos positivos, mientras que en muertes, el aumento fue del 178 por ciento.

Al 31 de mayo, en México se contabilizaban 90 mil 664 casos positivos, por nueve mil 930 defunciones, cifras que todavía no ubicaban a Durango, en los lugares que hoy ocupa a nivel mundial.

Mientras tanto, para el 30 de junio el número de ciudadanos contagiados fue de 226 mil 089, en tanto que la cifra de fallecidos alcanzó las 27 mil 769.

La curva se mantiene en ascenso en el país, pero a nivel estado, este fenómeno se ha dado de una forma más marcada, sin que se puede predecir en que momento los contagios irán a la baja.

Aunque las actividades esenciales se han mantenido activas y se añadieron los sectores de la construcción, minería y automotriz a esta lista, además de que se dio luz verde para la activación de ciertas actividades no esenciales, también es cierto que las autoridades han asumido medidas severas para reducir el riesgo de contagios.

En el caso del municipio de Durango, el Juzgado Cívico, las direcciones de Inspección, Protección Civil y Seguridad Pública, implementaron una serie de operativos para evitar situaciones que propician contagios.

En junio crecieron más de 400% los contagios y 223% las muertes por COVID-19 en Durango

 El pasado mes de junio cerró con mil 876 contagios y 152 personas fallecidas en Durango, cuando mayo había concluido con 372 casos positivos y 47 defunciones, cifras que exhiben la gravedad del impacto de la pandemia.

 Hay dos nosocomios  saturados en Durango; se trata del Hospital General 450 y del Hospital Santiago Ramón y Cajal del ISSSTE, mientras que el HGZMF No. 1 del IMSS se encuentra al 73 por ciento de su capacidad.

Hay que recordar que durante 15 días se implementó el cierre de calles importantes en el Centro Histórico de esta capital, con el objetivo de reducir la movilidad en esta que es una de las zonas de mayor concurrencia.

En los comercios de esta y todas las áreas de la ciudad se aplican medidas obligatorias, como el chequeo de la temperatura con termómetro sin contacto, tapetes desinfectantes, provisión de gel antibacterial, además de contar con accesos y salidas muy bien delimitados.

Además del cierre de locales comerciales por el incumplimiento de estas medidas, incluidos algunas tiendas grandes como Ley, Walmart, Coppel y Electra, también fueron sancionadas con la clausura temporal, instituciones bancarias como Santander.

Todo lo anterior, en el Marco de la nueva normalidad, modalidad que fue implementada a partir del 1 de junio, y que de alguna manera ha tenido que ver con el incremento de la movilidad, una arista en la que Durango no ha sido el más cumplido.

Durango ha sido exhibido ya en muchas ocasiones por mantener una alta movilidad, muy alejado del -60 por ciento que ha fijado la Secretaría de Salud, como óptima para evitar que el virus alcance a más ciudadanos.

Hospitales al 100 por ciento de su capacidad

Sergio González Romero, titular de la Secretaría de Salud en el estado, dio a conocer un dato preocupante, muy relacionado con el crecimiento de contagios en la entidad.

Al 1 de julio del año en curso, el Hospital General  450 y el Hospital Santiago Ramón y Cajal, llegaron a la saturación, algo que el funcionario estatal, había venido advirtiendo prácticamente a diario, durante el mes pasado.

El referido nosocomio identificado como de atención COVID-19 llegó al 100 por ciento de su capacidad, con un total de 19 pacientes hospitalizados, ocupando el mismo número de camas, con cinco pacientes intubados.

Lo mismo ocurre en el Hospital Santiago Ramón y Cajal, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en donde las 14 camas para pacientes COVID-19 están ocupadas, con ocho pacientes intubados.

Otro hospital con una ocupación considerable en el estado, es el Hospital General  del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en Gómez Palacio, que tiene 11 camas para pacientes COVID-19, con nueve ocupadas y un intubado.

Asimismo,  el Hospital General de Gómez Palacio, que se encuentra al 71 por ciento de su capacidad, con una capacidad de siete camas, con cinco pacientes hospitalizados y tres de ellos intubados.

El Hospital General de Zona No. 51 de la ciudad de Gómez Palacio se encuentra al 45 por ciento de su capacidad, teniendo un total de 40 camas con 18 de ellas ocupadas y dos pacientes intubados.

En el caso del Hospital General de Zona No. 46, también de la ciudad de Gómez Palacio, se tiene una ocupación al 37 por ciento de su capacidad, con un total de 67 camas con 25 de ellas ocupadas y cuatro pacientes intubados.

Después está el Hospital General de Zona No.1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de la ciudad de Durango, al 27 por ciento de ocupación, con una capacidad de 54 camas, de las cuales 15 están ocupadas y siete pacientes intubados.

Si se tiene en cuenta que el total de camas destinadas para pacientes COVID-19 en estos siete nosocomios del estado es de 212 y son 105 las ocupadas, se puede decir que en conjunto se encuentran al 49.5 por ciento.

Hay que tener en cuenta que los tres hospitales del IMSS, los dos de Gómez Palacio y el de Durango, son los de mayor capacidad, con un total de 161 camas para la atención de pacientes con Coronavirus.

González Romero indicó que la primera medida que se tomará ante la saturación del Hospital General 450 es dar una mayor agilidad a la atención.

“Hay que tener en cuenta que así como hay ingresos, también hay personas que son dadas de alta, aunque desafortunadamente, otras fallecen”, anotó.

En caso de que en este lugar de atención especializada para pacientes infectados con el virus, se mantenga saturado, se recurrirá al IMSS o al ISSSTE para que las personas no se queden sin recibir la atención oportuna.

“No deseamos que eso suceda, lo que queremos es que el número de contagios se reduzca, con el respeto de la sana distancia y medidas como el uso adecuado de cubrebocas, ya que sigue habiendo en la calle gente que se lo coloca en la barbilla o en el cuello”, expuso.

Advirtió que se seguirá actuando con rigor en cuanto a las medidas que se aplican para evitar los contagios y de ser necesario se aplicarán acciones drásticas en contra de quienes desobedezcan los protocolos establecidos para los diferentes ámbitos.