En medio de crecientes contagios y muertes por Covid-19, deciden abrir más la economía

Una de las reaperturas más esperadas es la de las iglesias

Texto: Daniel Estrada O.

Reactivaron más actividades, pero el #QuédateEnCasa sigue vigente

Una de las reaperturas más esperadas es la de los centros religiosos, aunque dicho anuncio h sido tomado con reservas por los líderes, a sabiendas de que esta luz verde representa una gran responsabilidad.

Mientras que los restaurantes ya pueden operar al 50 por ciento de su capacidad, los supermercados únicamente pueden atender al 20 por ciento, ya que han sido considerados áreas de alto contagio a pesar de que son necesarios para el abastecimiento de básicos.

En el pico alto de la pandemia en Durango, y con la orden no cumplida por parte de la ciudadanía de “Quédate en Casa”, se anunció la reactivación de más actividades; algunas de estas se pueden llevar a cabo desde el 1 de julio, mientras que otras entrarán en vigor a partir del 10 del mismo mes.

El gobernador José Rosas Aispuro Torres, dio a conocer que por determinación del Consejo Estatal de Seguridad para la Salud, los hoteles y otros espacios de alojamiento podrán operar al 25 por ciento de su capacidad.

Este anuncio va de la mano con lo que ya había anticipado la Secretaría de Turismo en el estado, en el sentido de que a partir del inicio del séptimo mes del año, comenzaría un retorno paulatino en el sector turístico.

En este contexto, a los restaurantes se les permitirá tener una operación al 50 por ciento de su capacidad, mientras que en el caso de las plazas comerciales,  no se permitirá una afluencia de más del 25 por ciento.

Llama la atención la medida tomada con los supermercados, lugares  en donde en determinados horarios y días, suele concentrarse una gran cantidad de personas, debido a que acuden a abastecer sus despensas.

En este caso, únicamente se permitirá el ingreso al 20 por ciento de su capacidad, teniendo presente que se mantendrá la indicación de que únicamente se permite el acceso a un miembro de la familia.

“Estos espacios pueden ser un riesgo de contagio, aunque nos queda claro que la gente tiene que acudir a dichos lugares a adquirir su alimentos y otros productos básicos para sus familias”, indicó.

En peluquerías y estéticas, la ocupación autorizada es del 25 por ciento, con la consideración de que suelen ser espacios reducidos, de acuerdo con sus necesidades.

También se anunció la activación de los centros religiosos con una afluencia no mayor del 25 por ciento y tomando en cuenta los protocolos que se establecieron para evitar que se conviertan en focos de contagio.

Aunque en determinado momento, este era un anuncio muy esperado por la feligresía católica y de otras agrupaciones religiosas, la medida se tomó con calma, sin avisos de reapertura inmediata, ya que en algunos casos se continuará con la cuarentena.

Aispuro Torres, señaló que en todos los casos se deberá cumplir con los protocolos y guías de sanidad, ya que el hecho de que se dé la oportunidad a que se realicen ciertas actividades, no quiere decir que se podrán llevar a cabo como antes de la pandemia.

Por otro lado, anunció el acuerdo con el Sindicato de los Tres poderes, para iniciar el periodo vacacional de verano a partir del 1 de julio y no en la segunda quincena del mes, como se tenía contemplado.

Esta medida se tomó con la finalidad de ayudar a reducir la movilidad, al evitar que el personas que se desempeña en Gobierno, salga a trabajar durante los siguientes 15 días, según explicó José Rosas Aispuro, quien agradeció a Carmen Villalobos, representante del Sindicato, por la disposición para respaldar esta decisión.

Adelantó que, en breve, anunciará nuevas medidas de austeridad, para fortalecer la atención que se da a todo lo que tiene que ver con el COVID-19, una enfermedad que ya ha causado estragos en el estado, el país y en el mundo.

Los que siguen y los que no tienen fecha

A partir del próximo viernes 10 de julio podrán reiniciar actividad los gimnasios, al 25 por ciento  de su capacidad y con la previa participación en cursos de capacitación y la garantía de la aplicación de protocolos preventivos.

La misma determinación se tomó para los clubes deportivos, únicamente para actividades al aire libre y que no sean de conjunto. Las albercas permanecerán fuera de funcionamiento.

En el caso de los parques públicos, también operarán al 25 por ciento de su capacidad, permaneciendo inactivas las áreas de juegos infantiles, así como los espacios de alimentos.

Las actividades que quedaron fuera de este reinicio son: los bares y cantinas, los centros nocturnos, los casinos, los cines, espacios para espectáculos masivos, teatros, museos, salones de eventos y áreas de juegos infantiles.

Para estos últimos el anuncio cayó como balde de agua fría, puesto que muchos creían que su sector podría ser contemplado para la reanudación de actividades, con algunas medidas para reducir riesgos.

Y es que ya casi se cumplen los cuatro meses de inactividad, puesto que estos giros de inmediato fueron desactivados cuando comenzó la contingencia, al ser calificados como de alto riesgo de contagio.

Incluso, representantes y miembros de algunos de estos ramos económicos, han emitido posicionamientos y hasta han participado en movilizaciones, para solicitar su reactivación, bajo el compromiso de aplicar estrictas medidas de prevención.

El mandatario estatal dijo saber que todavía hay muchos duranguenses que no creen en la peligrosidad del virus y advirtió que se trata de algo real y hay que tomarlo en serio, pues lo que menos se quiere es que las familias tengan que vivir en carne propia la pérdida de un ser querido, para entender la gravedad del problema.

En este sentido, convocó a la sociedad civil para que a la brevedad posible se concrete una reunión para firmar un pacto de responsabilidad social, para cuidarse entre todos.

Esta es una tarea de toda la sociedad, del Gobierno, pero acompañado de los ciudadanos, pues lo que se haga sin la debida coordinación, tendrá poco impacto en esta lucha contra el COVID-19.

“Estamos a tiempo de frenar la propagación del virus y apoyar la economía y el empleo, para recuperar los niveles de crecimiento que se tenían antes de la pandemia”, apuntó el gobernador.

Los protocolos de la Arquidiócesis

Aunque sin definir fecha de reinicio, la Arquidiócesis de Durango dio a conocer el pasado jueves 2 de julio, los protocolos que se implementarán en el marco de las celebraciones eucarísticas presenciales.

De entrada, se pide llegar por lo menos 15 minutos antes de la celebración eucarística, portando cubrebocas debidamente colocado, ya que sin él no se permitirá el acceso al templo.

En el acceso, un integrante del equipo estratégico tomará la temperatura y en caso de que esta sea mayor a los 37.5 grados, se pedirá el retorno a casa.

La distancia mínima entre los asistentes será de un metro y medio en cualquier dirección, tanto adentro como afuera del templo, tomando en consideración que las familias pueden permanecer juntas.

Aunque pareciera una recomendación obvia e innecesaria de hacer, vale más hacer énfasis en que si ha tenido contacto con alguna persona sospechosa de coronavirus o con resfriado, lo más prudente es no asistir al templo y seguir la misa en redes sociales, ya que esta modalidad se mantendrá activa.

Por ahora, se recomienda que los niños y adultos mayores no asistan a misa, al ser considerados como población vulnerable.

El gel antibacterial, el tapete desinfectante y la medición de la temperatura son medidas que estarán presentes en los centros de culto.

No se permitirá dar la paz de mano, sino que esta se expresará respetando la sana distancia, de preferencia con un gesto asintiendo la cabeza, mientras que en la fila de la comunión se volverá a dar gel para las manos y los elementos se entregarán en la mano.

Se recomienda un desalojo  del templo de una forma ordenada para evitar la aglomeración en las puertas u otras áreas del edificio.

Medidas como estas, deberán ser tomadas por las diferentes instituciones religiosas, con el objetivo de evitar que se propicien los contagios de un virus cuya presencia se extiende en la entidad.