Agarrón de López Gatell y gobernadores por Covid-19

Texto: La Semana Ahora

Con información de La Razón y Reforma

Durango está entre las entidades que no reportan con oportunidad su cifras

Hugo López-Gatell acusó a los estados de deficiencias en atención y cuidado de rebrotes de contagio y también de distorsión en los datos.

Ello obstaculiza el monitoreo local de la epidemia, indicó el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, por lo que desde el viernes suspendió la presentación semanal del semáforo de riesgo estatal.

«Decidimos hoy no presentar el semáforo porque identificamos que la información que se transfiere para evaluar el semáforo no es consistente en todos los estados», dijo López-Gatell.

Por su parte, los Gobernadores del Partido Acción Nacional (PAN) exigieron una reunión con el Secretario de Salud, Jorge Alcocer, luego que el Subsecretario Hugo López-Gatell echó la culpa a estados por aumento de contagios de Covid-19.

«A propósito de las declaraciones hechas ayer por el subsecretario @HLGatell, hemos solicitado una reunión urgente con el titular de la @SSalud_mx, #JorgeAlcocer, para hacer las aclaraciones pertinentes», indicaron el sábado en Twitter.

López Gatell en la conferencia de prensa vespertina del viernes, advirtió que «hay preocupación por lo que ocurre en el nivel subnacional».

Señaló que muchas de las medidas de prevención dependen de autoridades locales y estatales, pero, reprochó, en algunos casos no hay coordinación, no se toman las medidas dictadas por el semáforo epidemiológico o no se vigila su correcta aplicación

«Hemos presentado aquí, en innumerables ocasiones, que la mayoría o prácticamente todas las entidades federativas tiene un rezago de diagnóstico (…) Pasan semanas y semanas y la mayoría, prácticamente todos los estados, tienen un rezago superior al doble en confirmaciones», externó.

Existe el riesgo, alertó, de que la reapertura local se haga demasiado rápido, no se cumplan las medidas ni se involucre a la población y la consecuencia sea un aumento de contagios.

«Si hay deficiencia de información, porque de origen no se produce a tiempo o, peor aún, porque se distorsiona, no es posible tener un monitoreo apropiado de la epidemia”.

Por ello, también consideró preocupante que en la medida que ocurre el desconfinamiento, no se involucre a la población y no se cuiden las medidas de distanciamiento social.

Además, recordó que hay estados que no se adhirieron al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y están reportando un aumento en el número de casos de contagio por Covid-19.

“Hoy tenemos estados que están teniendo excesos de casos y están saturados en sus hospitales y hay escenas dramáticas y necesitamos que se resuelvan. Nos falta la mitad de la epidemia y tenemos que actuar”, advirtió.

OMS: México un desorden

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la decisión de México de reabrir la economía pese a las altas cifras de contagios diarios acelerará aún más el brote, mientras que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) calificó como compleja la situación del país.

«México está en el proceso de reapertura y en este periodo los casos han incrementado significativamente; se trata de un patrón que hemos visto en un número de países. Abrir la economía en medio de una transmisión comunitaria intensa puede llevar a una aceleración de los contagios», expuso el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, al ser cuestionado sobre México en conferencia virtual.

«Debe haber mensajes claros y consistentes sobre los riesgos por parte de las autoridades y los líderes. Tenemos que ser honestos con las comunidades sobre el nivel de la epidemia”.

El especialista admitió que existe presión por las consecuencias económicas del confinamiento, sin embargo llamó a establecer un punto medio.

«Tenemos que encontrar una manera de balancear la aceleración del Covid-19 con la reapertura de la economía, porque está claro que abrir en esas condiciones puede revertir el progreso del país entero», enfatizó.

«Una reapertura a ‘ciegas’, que no esté asociada a pasos progresivos basados en los datos, llevará a los países a donde nadie quiere estar, México incluido”.

En tanto, Cristian Morales, representante de la OPS en México, señaló que el aumento del brote y el impacto económico hacen que el país enfrente una situación «extremadamente compleja”.

A través de un boletín, indicó que existe cierta confusión en la población respecto al mantenimiento de las medidas de distanciamiento social ante el reinicio de ciertas actividades.

También recordó que la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) prevé que México pasará de 11.1 a 15.9 por ciento de personas bajo la línea de extrema pobreza.

«Esto hace aún más difícil la adherencia de la población a las medidas de salud públicas que son necesarias para contener esta situación epidémica”.

Gatell se desdice:

nadie tiene la culpa

La situación epidemiológica de los estados no tiene que ver con las deficiencias o aciertos en el control de los contagios, por lo que es poco útil buscar un culpable por la pandemia de Covid-19, aseguró ayer Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Luego de que el viernes acusara que las entidades federativas registran deficiencias en las medidas de control de la epidemia y en la información sobre los casos, lo que llevó a la Secretaría de Salud (Ssa) a suspender la actualización del semáforo de riesgo epidémico, López-Gatell afirmó que el mensaje fue para que las personas no vean a su gobierno local como el único responsable.

«La situación epidemiológica de las entidades federativas no tiene que ver con una deficiencia o un acierto; o una buena o mala calificación sobre el desempeño de las actividades de control.

«No se trata de entrar a un reduccionismo, simplista, de que esta persona o aquella persona es culpable y generar confrontaciones», aseguró en conferencia vespertina en Palacio Nacional.

El subsecretario indicó que la pandemia es un fenómeno natural y nadie es responsable de su surgimiento. Incluso, felicitó a las autoridades de salud, federales y locales, por dedicarse a atender la contingencia.

«Con frecuencia, en las sociedades, no es exclusivo de México, se buscan culpables, se busca a quién señalar, se buscan responsables, en una suerte de interpretación que es poco productiva, poco útil.

«No tiene sentido pensar que hay una persona responsable, identificable por nombre y apellido», aseguró.

Ayer, la Secretaría de Salud confirmó 539 nuevas muertes por Covid-19 en México, con lo que suman 34 mil 730. Además, registró 295 mil 268 casos confirmados acumulados, 6 mil 94 más que el viernes.

Ahora, diagnóstico erróneo

El especialista advirtió que en el país se está haciendo un uso inadecuado de las pruebas rápidas de Covid-19.

Aseguró que se usan como si fueran pruebas diagnósticas, cuando eso no corresponde con los criterios técnicos establecidos.

«Aquí y allá aparecen noticias del uso de ciertas pruebas con una interpretación que no coincide con las recomendaciones técnicas y científicas que son aceptadas mundialmente, específicamente, el uso de pruebas rápidas que están siendo interpretadas como diagnósticas de Covid-19 y no son para eso.

«Las pruebas rápidas, que están basadas en detectar anticuerpos, lo que debería interpretarse es que la persona que salió positiva, en un periodo incierto, posiblemente de 10 días o más, tuvo exposición al virus», afirmó.

Superan en Durango

porcentaje de activos Covid-19

El estado de Durango registra un porcentaje de 22 por ciento de casos activos de Covid-19, mayor a la proporción nacional, que es de 16 por ciento, informó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, el sábado por la noche.

Lo anterior, aseguró el funcionario en conferencia, indica que la epidemia de coronavirus va en ascenso en la entidad.

«Con Durango tenemos preocupación. El porcentaje de (casos) activos es de 22 por ciento, es semejante al promedio mundial, pero mayor que el promedio nacional, de 16 por ciento. Y esto habla de una epidemia que está en periodo de crecimiento, con 55 por ciento por semana», explicó desde Palacio Nacional.

Los casos activos son aquellas personas que iniciaron con síntomas en los últimos 14 días y, por lo tanto, aún pueden transmitir el nuevo virus.

El subsecretario dijo que Durango no ha alcanzado una reducción sustantiva de la movilidad. Aunque en un momento logró disminuirla en 52 por ciento, señaló, a partir de la semana 21 volvió a crecer, por lo que llamó a los habitantes del estado a continuar con las medidas de higiene y sana distancia.

«No es momento para recuperar tan rápido la movilidad porque el riesgo es que la epidemia suba y suba», advirtió.

López-Gatell detalló que en Durango la ocupación de camas generales es de 31 por ciento y de 32 por ciento para las camas con ventilador, sin embargo, alertó que puede aumentar si los contagios continúan.

«Cuidado, se pueden ocupar muy rápidamente los hospitales si esa epidemia sigue creciendo», subrayó.