Durango: modelo mundial de sociedad desordenada

Texto: Daniel Estrada O. 

Esta semana, abrirán parcialmente parques y se podrá hacer ejercicio en espacios al aire libre

Alta probabilidad de contagios en espacios cerrados. Hospitales Privados no son adecuados para atender el coronavirus. Cualquier actividad en un espacio cerrado es de alto riesgo de contagio, por lo que se debe dar prioridad a los lugares abiertos, siempre con sana distancia, según advirtió Sergio González Romero, secretario de Salud. Durango figura como un estado indisciplinado en cuanto a la movilidad, no solamente en el ámbito nacional, sino ahora también en el medio internacional, señaló Adrián Alanís Quiñones, titular de la Secretaría General de Gobierno.

Está comprobado que la mayoría de los contagios de SARS-CoV-2 se dan en lugares cerrados, de ahí que se tiene que dar prioridad a la reanudación de actividades en espacios al aire libre, aunque sin omitir las recomendaciones que corresponden, según indicó Sergio González Romero, titular de la Secretaría de Salud en Durango.

El especialista en cardiología señaló que a pesar de que la probabilidad de contagio es menor a la intemperie, en el caso de los parques, es necesario respetar la afluencia del 25 por ciento, recomendada para su reapertura.

El pasado viernes 10 de julio fueron reabiertos los parques Guadiana y Sahuatoba, luego de haber permanecido cerrados durante varias semanas, aunque solamente podrá ingresar una cuarta parte de usuarios, con relación a su capacidad total.

“Es importante que las personas sepan que queremos que estén al aire libre, manteniendo la sana distancia y sobre todo, ayudando a mantener una afluencia del 25 por ciento, de lo contrario se facilitará la transmisión del virus”, advirtió.

Mencionó que la Secretaría de Salud será vigilante de que se cumplan los protocolos para la reactivación de los parques de la ciudad y recordó que el virus tiene una mayor transmisión en los lugares cerrados.

“Eso ya está muy demostrado y por eso es algo que debemos evitar; cualquier deporte u actividad en un espacio cerrado es de alto contagio, por lo que se debe dar prioridad a los lugares abiertos, aunque siempre con sana distancia”, expuso.

Reiteró la necesidad de continuar con el uso correcto de cubrebocas y las caretas en lo posible, además del gel antibacterial, ya que estas son herramientas que ayudan a reducir el riesgo de contagio en lugares públicos y áreas comunes.

Hay que recordar que a pesar de la reactivación de los parques, áreas de juegos y espacios cerrados de comida, se mantendrán sin operar.

Junto con los parques, también se dio la reapertura de gimnasios y clubes deportivos, los cuales deben cumplir con el total de las especificaciones marcadas o de lo contrario serán clausurados y sancionados.

La Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coprised), Salud Pública Municipal y la Dirección Municipal de Protección Civil, se encargarán, en el caso de Durango capital, que se cumplan con todos los lineamientos sanitarios para la operación de los espacios referidos.

Todavía son varias las actividades que se mantienen prohibidas, sin que se tenga una fecha determinada para su retorno, estas son: los bares y cantinas, centros nocturnos, casinos, cines, teatros, museos, áreas de juegos infantiles, espectáculos masivos y salones de eventos.

Y es que González Romero ha insistido en que el estado de Durango se mantiene en semáforo rojo, con todo a que durante la semana pasada se tuvieron varios días con indicadores bajos en lo que se refiere al número de casos positivos y decesos por COVID-19.

Son diversas las actividades que se han retomado, entre el 1 y el 10 de julio, no obstante, las autoridades de salud insisten en advertir a la población, que si no hay necesidad de salir, hay que permanecer en casa.

Este llamado se hace principalmente a la población vulnerable, como los adultos mayores, las personas con problemas de obesidad o con algún otro padecimiento crónico, como diabetes e hipertensión.

Es un hecho que las personas de edad avanzada son las que mayor riesgo corren, de acuerdo con la estadística que maneja la Secretaría de Salud, en la que se indica que hay más muertes de mayores de 65 años, mientras que la población con más contagios son los de 30 a 50 años.

En el caso de los niños, aunque hay alrededor de 40 casos positivos en el conteo, por fortuna no se ha registrado ningún fallecimiento en este grupo etario.

En cuanto a personal médico fallecido por el virus, el reporte a la fecha es de tres casos,  cifra mucho más baja a la que se ha registrado en otras entidades federativas.

En el caso particular de Durango, se tienen registrados 44 casos de neumonía atípica en el año, sin embargo, los números no son muy distintos al año pasado, lo que significa que la situación no es grave en este ámbito.

Recordó que la instrucción por parte de la autoridad federal, es de catalogar como COVID-19 las muertes por neumonía atípica.

El expresidente del Colegio Médico de Durango manifestó que el reporte diario que se maneja en el ámbito local es más actualizado que el registro que se tiene en el ámbito nacional.

Aquí tenemos el reporte al día de los casos positivos, así como las defunciones que se tienen, tratando en lo posible dar información fidedigna y sin ocultar ningún dato.

Descartó que en el estado haya clínicas y hospitales particulares en los que pueda ser atendido el Coronavirus, situación que quedó clara en una reunión que se llevó a cabo con representantes de estos.

Es probable que haya personas recibidas por estos nosocomios, como pacientes necesitados de atención emergente, pero tienen que ser canalizados a las instituciones de seguridad social o al Hospital General 450 en donde se cuenta con los implementos necesarios para su atención.

Hay que recordar que se requiere de monitores, ventiladores y personal especializado para la atención de pacientes sospechosos de COVID-19.

Para este tipo de atención se requiere de personal médico que no solamente esté debidamente capacitado y preparado para enfrentar el virus, sino que además se requiere una cobertura de 24 horas.

“Todo esto no se tiene en un hospital privado, por lo que no creo que en este momento estén en condiciones de atender y dar seguimiento a un enfermo con este virus”, apuntó.

Durango indisciplinado

Y mientras que la reactivación paulatina de actividades continúa, Adrián Alanís Quiñones, titular de la Secretaría de Gobierno, señaló que la indisciplina y rebeldía que hay en Durango, lo han puesto en vergüenza, ya no solo en el ámbito nacional, sino internacional.

“No está respondiendo la ciudadanía; hay mucha indisciplina, por parte de la juventud hay rebeldía, ya en todos lados están insistiendo en que se abran los bares, los antros y los salones de eventos, cuando todavía no estamos para eso”, manifestó.

Arguyó que no se quisiera proceder con sanciones económicas o retroceder en lo que ya se ha avanzado, con relación a la reactivación de algunas actividades, pero es necesaria una mayor colaboración de la ciudadanía para evitar los retrocesos.

“En el caso de las familias, no tienen por qué ir al súper todos, pues a veces van el papá, la mamá, los hijos, y hasta con los abuelos y nietos cargan, cuando lo que menos se necesita es la concentración de personas en estos lugares”, anotó.

También dijo que estos no son tiempos de salir de paseo, pero cuando se cerraron las calles, la gente se salió a caminar como si lo que se hizo hubiera sido para que los peatones anduvieran más a gusto.

Razonó que no es el gobierno el único encargado de contrarrestar e impedir que la pandemia cause más daño, sino toda la sociedad.