Ismael: en una bolsa las delegaciones y en la otra, parte de las diputaciones

Desde la CNC nacional, ya calcula el terreno para imponer candidato en 2022

 

Texto: Víctor R. Hernández

Decidido a atravesarse nuevamente al proyecto gubernamental de Leticia Herrera Ale para 2022, Ismael Alfredo Hernández Deras, ha aprovechado la crisis interna que aún vive su partido, el PRI, en la entidad, para reagruparse y sacar el mayor provecho posible de esta desesperada realidad que vive ese instituto político.

Su innata habilidad para mantenerse presente en los circuitos de poder del PRI-Gobierno lo han llevado a cumplir viejos sueños: si no ser dirigente nacional del tricolor, hoy ya es líder nacional de uno de sus sectores, el que menos pensó pero que le cayó del cielo, la Confederación Nacional Campesina, uno de los sectores más golpeados con las reformas económicas y estructurales impulsadas por el mismo Hernández Deras, desde el Senado de la República.

Y desde ahí, el ex gobernador de Durango ha comenzado a reagrupar a sus incondicionales para desde ahí ser el único grupo con posibilidades reales de disputarle al PAN la gubernatura de Durango y recuperar este espacio de poder en 2022.

El triunfo que obtuvo, sin despeinarse en el Estado de México, como delegado especial, lo posicionó entre la clase política cercana a Enrique Peña Nieto y gracias a las gestiones de el entonces Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el ejecutivo federal lo nombró nuevo dirigente de la CNC, ayudado por las gestiones de su amigo Rubén Escajeda.

A partir de que el 15 de noviembre asumiera formalmente la dirigencia nacional del sector campesino del PRI, Hernández Deras comenzó de inmediato el reacomodo de su gente en Durango.

— Gestionó que Isaías Berúmen asumiera la delegación de Sedesol, dependencia que administra y distribuye presupuestos millonarios en programas de asistencia a familias de escasos recursos económicos.

— Luego de ascender a la dirigencia nacional de la CNC, Hernández Deras logró mover a Isaías Berúmen de Sedesol a Sagarpa desde donde le facilitará canalizar gran parte de los recursos del campo a las organizaciones campesinas del tricolor, claro, afines al proyecto del ex mandatario estatal.

— El proyecto campesino ismaelita tiene otra palanca que moverá en la próxima campaña, se trata de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), que desde hace años está a cargo de otro de sus activos, Francisco Gurrola Rochín. La CDI en 2018 espera manejar un presupuesto cercano a los 60 millones de pesos para ejercerlos exclusivamente en la región indígena de la entidad, espacio en donde la hija de Ismael será candidata (Distrito local XV).

— Otra área sensible en la política asistencialista del actual régimen es el de Liconsa, organismo mediante el cuál se llega a miles de familias de colonias populares a través de la entrega de leche. En esta oficina, Hernández Deras tiene a otro incondicional: César Plata.

— También tiene como delegada de Profeco a la abogada Esmeralda Gallegos, quien a través de esta dependencia tiene contacto natural con el sector comercio y empresarial de la entidad.

También gana en el

reparto de candidaturas

Y en el reparto de cotos de poder, que representan las candidaturas a un puesto de elección popular, Hernández Deras también sacó una porción importante de las rebanas del pastel.

En las candidaturas para diputados locales, Ismael tendrá en el campo de batalla a Pedro Ávila Nevárez, compitiendo por el Distrito #5, un territorio hostil para el PRI y en donde el PAN y la marca Aispuro Torres se ven más fuertes que nunca.

— En esta semana, Esteban Villegas Villarreal renunció, como lo anunciamos en el número anterior, a la candidatura al Distrito Federal #3, espacio que hoy ocupa el dirigente estatal de la CNC, Carlos Matuk López de Nava, quien se iniciara en la política empresarial y partidista, precisamente siendo gobernador Hernández Deras.

— Disputará el Distrito #1 federal, Adán Soria Ramírez, político que nació con el auge ismaelita y se consolidó también bajo la sombra del hoy líder nacional de la CNC. Soria Ramírez, si no sucede algo extraordinario, será diputado federal y parte del grupo operador de Ismael (quien también podría ser diputado federal plurinominal) en San Lázaro.

— Durante la última semana de febrero fue sorpresiva la reaparición de la joven profesionista Gabriela Hernández López, hija mayor del matrimonio Hernández López. De ganar el Distrito #15, por la que será candidata, padre e hija serán legisladores, hecho que pocas veces podremos ver. Ismael diputado federal y su hija, Gabriela, diputada local.

— Otros de sus amigos también están o disputarán espacios de poder. Por ejemplo, Ricardo López Pescador, aunque llegó por méritos propios como candidato al senado, es conocida la cercanía que tiene con Hernández Deras, lo mismo Rocío Rebollo, quien encabeza la fórmula al senado.

— Aunque tampoco llegó por Hernández Deras, e incluso a pesar de él, a la dirigencia estatal del PRI, es Luis Enrique Benítez Ojeda. Luis Enrique ha luchado en todo este tiempo por tomar distancia del aún senador y líder cenecista pero no lo ha conseguido. La historia inmediata sostiene que tanto Ismael como Enrique Benítez mantienen una estrecha amistad, claro, dentro de la sana distancia, pero eso no le impide al senador, el mantener contacto con gente de toda su confianza (Homar Cano, por ejemplo) y que le informa puntualmente lo que necesite saber de cómo se conduce ese instituto político.

Después de la crisis de 2014, entre el entonces gobernador Jorge Herrera Caldera y el hoy dirigente de la CNC, Hernández Deras decidió dejar en espera, el territorio duranguense. Se fue a la capital del país para desde ahí, reagruparse, jugar con los tiempos, buscar nuevas relaciones; conquistar la amistad de Miguel Ángel Osorio y desde la Secretaría de Gobernación reconstruir su proyecto de recuperar el Partido y luego el gobierno, para él y su grupo.

Los tiempos parecen estar jugando a su favor, el tema ahora es: tras la inminente derrota del PRI en la próxima contienda presidencial ¿Hernández Deras logrará sostenerse en la dirigencia nacional cenecista?

Por lo pronto, ya tuvo el primer descolón del círculo cercano de José Antonio Meade. Le impusieron a Ismael, a Baltazar Hinojosa como enlace del sector campesino con el candidato presidencial. El nombre del diputado tamaulipeco y gente incondicional de Luis Videgaray, le cayó como balde de agua fría a Ismael, pues argumenta que Baltazar no sabe nada del campo.

Sin embargo, gane o pierda su partido, Hernández Deras tendrá tiempo suficiente para, desde las delegaciones y los espacios que representan las legislaturas, tanto la estatal como la nacional, tendrá tiempo para realinear sus fichas para encaminarlas al control total del PRI y desde ahí buscar influir en las elecciones intermedias, de diputados locales y luego la estatal en 2022.

¿Quién lo detendrá? ¿Quién le saldrá al paso?

Todo parece que va solo y su alma con un proyecto desempolvado.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *