Ante los más de 36 mil muertos por Covid-19, AMLO prepara gran teatro

Jul. 14. 2020

Por: Víctor R. Hernández

Andrés Manuel López Obrador

Bien dicen que en política no hay coincidencias, sino que hay quienes mueven los hilos desde el poder, para que esas coincidencias coincidan. Veamos.
Desde la semana pasada a la fecha, hay tres temas que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador viene posicionando:
1.- Emilio Lozoya, ex director de Pemex.
2.- César Duarte, ex gobernador de Chihuahua.
3.- Tomás Zerón, el ex fiscal creador de La Verdad Oficial en el caso de los 43 de Iguala.

Pero, en qué escenario llegan estos tan buscados actores?
Sin querer queriendo, en su columna de El Financiero, el maestro Enrique Quintana, presenta, el pasado lunes, un cuadro demoledor de lo que podría ser el sexenio de López Obrador. Recuperemos algo de lo que dijo el lunes el maestro Enrique Quintana:
No nos hagamos ilusiones. La economía mexicana va a tardar mucho tiempo en recuperar los niveles productivos que tenía antes de la pandemia.
El consenso actual indica que en este año el PIB tendría una caída de 9.3 por ciento.

El año pasado, la economía retrocedió en 0.3 por ciento. Así que, al término de 2020 estaremos 9.6 por ciento por debajo del nivel que teníamos en 2018.
La estimación actual es que la población del país crece a una tasa de 1.2 por ciento al año. Así que en términos per cápita, el retroceso de los dos primeros años de este gobierno será de 11.7 por ciento.
Para 2021, el consenso hoy es que habrá un crecimiento de 3 por ciento. Es decir, en la primera mitad de este gobierno, la economía cerrará 6.9 por ciento abajo del nivel que tenía al cierre del sexenio de EPN y con una pérdida de 10.1 por ciento en el producto interno bruto por habitante.

Es decir, en materia de crecimiento, lo más probable es que tengamos un sexenio perdido.
Por otra parte, el 12 de julio, el columnista de El Economista, Eduardo Campos Suárez, precisa:
Hoy, que muchos integrantes de su círculo cercano empiezan a ver la dimensión del problema económico y lo traspasan a los cálculos político-electorales de su partido Morena, es cuando se dan cuenta del error que cometieron de dejar a millones de personas en el desamparo.
Con las evidentes fallas en la gestión de la pandemia, las consecuencias económicas se habrán de extender mucho más y el daño se habrá de prolongar en el tiempo.

Tomás Zerón, Ex fiscal

César Duarte, Ex gobernador de Chihuahua

Emilio Lozoya, Ex director de Pemex

Hoy, muchos de esos legisladores de Morena, obedientes a las órdenes presidenciales, empiezan a dar validez a lo que tanto imploraban empresarios, trabajadores, opositores y analistas: la necesidad de establecer un salario solidario para millones de mexicanos que hoy, tras más de tres meses sin ingresos, están viviendo una auténtica tragedia.
El Programa Universitario de Estudios del Desarrollo de la UNAM estima que al menos 16 millones de mexicanos caerán en una condición de pobreza extrema por la falta de ingresos, derivado de la pandemia.

Si tan sólo a tiempo se hubieran destinado los recursos del Tren Maya, Dos Bocas y Santa Lucía a la emergencia económica, hoy la 4T tendría que dar menos maromas ante la terca realidad de su fracaso.
El siete de julio, El Heraldo de México da a conocer que el covid-19 va a hacer que la tasa de desempleo en México alcance hasta 7.5 por ciento al cierre de 2020, este incremento equivale a 2.27 millones de desempleados más que el año anterior, de acuerdo con estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
La OCDE recuerda que en 2019 la tasa de desempleo cerró en 3.5 por ciento con un total un millón 991 mil desempleados, por lo que con una tasa de 7.5 por ciento al final del año habrá 4.26 millones de mexicanos en esa situación. Esta cifra es mayor a la registrada en 2019, año de la crisis financiera.

El escenario económico desastroso se completa con la dantesca cifra de más de 36 mil muertos por el virus y cerca de 300 mil infectados.
El gobierno de la 4T está desesperado y le urge que los mexicanos entremos en otra dinámica.
De ahí, que de un momento a otro hagan su aparición en nuestro país, en calidad de extraditados:
1.- Emilio Lozoya, ex director de Pemex.
2.- César Duarte, ex gobernador de Chihuahua.
3.- Tomás Zerón, el ex fiscal creador de La Verdad Oficial en el caso de los 43 de Iguala.