Salum: en camino de sacudirse la política rancia de complicidad

                               Jul. 19. 2020

Víctor R. Hernández

JORGE SALUM DEL PALACIO

Todo parece indicar que el alcalde Jorge Salum del Palacio ha decidido salirse del juego. Romper con los acuerdos de impunidad del pasado y adherirse a la política de combate a la corrupción. El camino que ha iniciado es el correcto, pero como todo nuevo camino, será complicado y muy peligroso, sobre todo a partir del caso de las luminarias.
El ocho de julio, fecha en que los duranguenses conmemoran la fundación de la ciudad de Durango (en este año el 457), Salum del Palacio se levantó muy temprano con un objetivo diferente.

José Ramón Enríquez

Decidió presentarse antes de las nueve de la mañana en las oficinas de la Fiscalía Estatal Anticorrupción que conduce Héctor García Rodríguez y entregar el primero de una serie de paquetes de denuncias por presuntos actos de corrupción en contra de ex funcionarios del pasado gobierno encabezado por el hoy senador, José Ramón Enríquez Herrera.
Sobre ese tema, el alcalde Salum mostró documentación por un faltante de 14 millones de pesos, que de acuerdo con los resultados de la auditoría externa aplicada, no tienen soporte o justificación.

Héctor García Rodríguez

Los pagos a diferentes empresas se realizaron en los últimos ocho meses de gobierno, mediante 120 transferencias bancarias.
“En esta primera ocasión, tras revisarse y analizarse los expedientes de entrega-recepción del Municipio de Durango se detectaron desvíos, inicialmente por 14 millones de pesos, por lo cual hemos presentado la denuncia”, expuso el Alcalde.
Los elementos recabados, hacen presumir el desvío de recursos y el ejercicio indebido de funciones por parte de servidores públicos de la pasada gestión.
Son 120 las transferencias que se realizaron tan solo en 2019 a diferentes cuentas de 14 empresas, las cuales carecen de soporte documental que justifiquen o demuestren algún servicio o producto recibido.

Mencionó que la Dirección de Administración y Finanzas en turno, hizo del conocimiento de la Contraloría Municipal la situación expuesta, con el objetivo de que se llevara a cabo la investigación correspondiente.
El caso se lleva en el terreno judicial, aunque también se contempló interponer la denuncia correspondiente ante el Tribunal de Justicia Administrativa.
Pero, además de advertir que esta era la primera de varias denuncias que se presentarían en contra de la pasada administración municipal, el presidente municipal informó que la auditoría forense que se había estado realizando a la misma, llegó a su conclusión.
Con los resultados obtenidos de este ejercicio, se procederá con la presentación de otras denuncias, las cuales se harán muy pronto.

Ocho días después de la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción por el presunto desvío de 14 millones de pesos, el alcalde Salum del Palacio decidió dar un paso de mayor riesgo en contra de la administración que encabezó José Ramón Enríquez Herrera. El jueves 16, citó a reunión extraordinaria de Cabildo para que se aprobara un único punto de acuerdo.
El alcalde Jorge Alejandro Salum del Palacio pidió ante Sesión de Cabildo Privada Extraordinaria, la rescisión del contrato que realizó la pasada administración pública, esto debido a que se obligaba al pago de más de mil 200 millones de pesos, que al realizar una comparativa de costos, dichos servicios actualmente terminarían costando entre 500 y 800 millones de pesos de más, para las finanzas del municipio.

El gobierno de Enríquez Herrera, en su momento y para justificar este generoso gasto, aseguró que el ahorro que se tenía por concepto de consumo de energía eléctrica por el uso de luminarias led, permitiría costear el pago total de dicho contrato, pero Salum del Palacio sostiene que no ha sido así, ya que mensualmente el ahorro es muy poco, mientras que el pago mensual por el servicio a la empresa es de siete millones 700 mil pesos.
Sumado a lo anterior, la empresa se comprometió a instalar 35 mil 883 luminarias, pero actualmente solo se tienen contabilizadas 35 mil 489, por lo que existe un faltante de casi 400 luminarias.
“Desde campaña he señalado que el manejo adecuado y honesto de los recursos sería una prioridad en mi Gobierno, por lo cual este día se pone a consideración del Cabildo la inminente necesidad de cancelar el contrato, que por sí mismo tiene inconsistencias desde origen” , argumentó el alcalde.

Observaremos a partir de esta semana, tres variables indispensables para conocer el posible desenlace de esta trama de conflictos:
1.- Los nuevos pasos que dará el alcalde, con el cobijo de su partido, de los legisladores, de los regidores y de la misma sociedad.
2.- La reacción del senador Enríquez Herrera, quien ya está convencido que no se trata de un berrinche sino de una propuesta clara de destapar la serie de irregularidades que heredó su gobierno.
3.- La más importante. La reacción de la empresa, pues estamos hablando de un sobreprecio de cerca de 800 millones de pesos. En estos momentos, nadie quiere perder un centavo. Observaremos la reacción y los caminos que tomarán.