Incontenible cadena de contagios; Muy lejos alcanzar semáforo verde

Texto: Daniel Estrada O.

Pandemia vulnera al sector médico;  ahora con un brote en el Laboratorio Estatal

El Secretario General de Gobierno, planteó la posibilidad de que de la mano de las autoridades municipales, pueda entrar en vigor la aplicación de sanciones para quienes no utilizan el cubrebocas. Son siete los químicos que dieron positivo a COVID-19, que se desempeñan en el Laboratorio Estatal de Salud, mismos que fueron puestos en aislamiento. Se tuvieron que hacer algunos movimientos y contrataciones para cubrir los espacios que dejaron.

 

La necesidad de tomar medidas drásticas para controlar los contagios de COVID-19 y la urgencia de mantener activa la economía en lo posible, avanzan a la par en Durango, estado que ve muy lejana la probabilidad de llegar pronto al semáforo verde.

El pasado martes 14 de julio se llevó a cabo una reunión en la que participaron instituciones y sociedad civil, con el objetivo de establecer compromisos para evitar el incremento desmedido de casos positivos de Coronavirus y fallecimientos por la misma causa.

Medidas radicales, como la implementación de un toque de queda, ley seca, y el cierre de todas las empresas no esenciales, no fueron contempladas por el Gobierno del Estado, que más bien llamó a la implementación de un pacto de responsabilidad social.

Representantes de los médicos y enfermeros que participaron en dicho ejercicio, mantenían una postura evidentemente a favor de la implementación de medidas de prevención tajantes, mientras que la clase empresarial defendía la activación económica.

Aunque es una medida que se vienen implementando prácticamente desde el inicio de la contingencia, el gobernador José Rosas Aispuro Torres, se refirió a la obligatoriedad del cubrebocas.

Dos días después, el jueves 16 de julio, Adrián Alanís Quiñones, habló de la posibilidad de que de la mano de las autoridades municipales, pueda entrar en vigor la aplicación de sanciones para quienes no utilizan el cubrebocas.

Refirió que no se quieren aplicar castigos económicos, para que la sociedad no tome la medida como recaudatoria, sino que sea consciente que se hace por el bienestar colectivo.

En este marco, estimó prudente la aplicación de sanciones como el servicio comunitario, mismo que el Municipio de Durango ya aplica para quienes incurren en faltas relacionadas con el operativo COVID-19.

Ciudadanos que son sorprendidos ingiriendo bebidas con contenido alcohólico en la vía pública y otros que son sorprendidos en la práctica de actividades que aumentan el riesgo de contagios, han terminado limpiando canales, barriendo calles o dando mantenimiento a plazas y jardines.

Es lo mismo que se pretende hacer con las personas que insistan en no utilizar cubrebocas cuando andan en la calle o en algún otro lugar público, pero para ello hay que ponerse de acuerdo con los Municipios.

La situación es complicada para Durango, los casos confirmados y las defunciones que se presentan diariamente, colocan a la entidad entre las más afectadas, con relación a su número de habitantes.

Más brotes

Recientemente Sergio González Romero, titular de la Secretaría de Salud en el estado, reconoció que en el Laboratorio Estatal, ubicado en las inmediaciones del Hospital General 450, hay un brote del virus que ya alcanzó a siete químicos.

Dijo que este personal tiene contacto diario con casos positivos y las condiciones en las que se desempeñan son complejas; ya se vio la vulnerabilidad que tienen ante el virus.

Por lo pronto, los siete confirmados ya fueron aislados para su atención y eventual recuperación, mientras que por otra parte se llevan a cabo los procedimientos de contratación y/o ajustes para no desatender los espacios que dejaron.

González Romero, manifestó que en esta etapa de la pandemia para Durango, serán comunes estos brotes, cada vez con más dificultades para identificar la fuente de contagio, pues no son pocos los casos asintomáticos.

Para el sector médico las razones sobran para la aplicación de medidas más estrictas para evitar la movilidad social que tanto daño ha causado en la entidad, no obstante, se sigue apelando a la responsabilidad y el compromiso social para pelear esta batalla.

El Gobernador ha insistido en considerar que no es necesaria la implementación del toque de queda en las ciudades más habitadas del estado, como son Durango, Gómez Palacio y Lerdo, pero sí hace el llamado a mejorar la conducta, por el bien colectivo.

La realidad es que en los cuatro meses que se llevan de contingencia, se han aplicado diferentes acciones en distintas etapas, de las cuales algunas se mantienen

Durante un buen tiempo estuvieron cerrados los parques, el corredor Constitución, se implementaron filtros policiales y hasta fueron cerradas las principales calles del centro histórico en horarios determinados.

Por lo pronto, las escuelas se han mantenido cerradas, la práctica de deportes de conjunto sigue descartada, al igual que las concentraciones en salones, los bares, casinos y cines.

Economía rota

Son cada vez más las empresas y negocios que se han visto en la necesidad de cerrar de forma definitiva, al no poder pagar rentas o sostener a su personal por la inactividad, y para colmo se dio la noticia de que entre estas se encuentra una sucursal de Cinépolis.

Se trata de la que estaba ubicada en la Plaza Alacrán, de donde la semana pasada se estuvo sacando mobiliario, como butacas y estantería, que fueron subidos a tractocamiones para su retiro.

Mauricio Holguín Herrera, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Durango se dijo sorprendido por la medida tomada por la empresa líder en México y Latinoamérica.

Dijo tener la intención de acercarse a la gerencia local o regional en busca de convencerlos de dar marcha atrás, con el argumento de que lo que está ocurriendo es temporal y las cosas mejorarán después.

Lamentó que empresas que generan empleo e incluso son anclas para otras inversiones en centros y plazas comerciales, terminen de esa manera, pues son muchos los que resultan afectados.

Hay que mencionar que en Durango, aparentemente es la única sucursal de cine en la que se opta por el cierre definitivo, luego de que a través de un comunicado, la empresa Cinépolis anunció que dicha medida sería aplicada en varias ciudades del país.

No habrá regreso a las escuelas

Y mientras esto sucede con la economía, en el ámbito educativo se ve cada vez más lejana la probabilidad de retornar a tomar clases a las aulas, como se solía hacer todavía en marzo pasado.

La Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación Pública (SEP) dejaron muy claro que el regreso no se daría si no es con semáforo verde.

La fecha para el inicio del nuevo ciclo para educación primaria está fijada para el próximo lunes 10 de agosto, fecha para la que faltan ya pocos días y en Durango, el semáforo (local) sigue teñido de rojo.

Frente a dichas circunstancias, la Universidad Juárez (UJED) y el Instituto Tecnológico (ITD) ya fijaron fechas para el inicio del nuevo semestre, aunque especificaron que se pondrá en marcha en la modalidad virtual.

Lo anterior, debido a que el número de contagios y muertos por el SARS-CoV-2 se mantiene en aumento, por lo que hacer a los alumnos regresar a las escuelas es muy arriesgado, tanto para ellos, como para sus familias.

En el caso de la UJED, los alumnos que van a primer semestre de licenciatura ingresarán el próximo 14 de septiembre.

Asimismo, los estudiantes de licenciatura que van del segundo semestre en adelante, así como las cuatro escuelas de educación media superior ingresarán el próximo 17 de agosto.

El ITD prevé su retorno a clases entre el 7 y el 20 de septiembre, en la modalidad en línea, a sabiendas de que un posible retorno se daría de forma muy distinta a lo que los alumnos están acostumbrados, debido a las medidas que se tendrían que tomar.

Para Norma Rodríguez Contreras, directora de Educación Municipal, la posibilidad de que los niños regresen pronto a las aulas se aleja, pues el virus está todavía muy fuerte como para arriesgarse.

Estimó que a pesar de que los escolares han sabido adaptarse a la tecnología, no se puede comparar la modalidad de clases en línea con la presencial.

Esta es la realidad que se vive, transcurridas ya tres semanas de julio y con mucha incertidumbre con relación al pico y el inicio de la baja en la curva de la pandemia, tanto a nivel local, como en el país.