En agosto comienza la reactivación económica con inversión productiva

Texto: Daniel Estrada O.

Banobras comenzará a liberar recursos por mil 760 MDP

Aplicación de crédito, alrededor de la segunda semana de agosto. El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) ganó la licitación para el otorgamiento de un crédito al Gobierno de Estado de Durango por un monto de mil 760 millones de pesos.  Podría comenzarse a disponer del recurso económico, alrededor de 20 días hábiles después de que se dio por concluido el proceso competitivo, lo cual ocurrió el pasado 15 de julio del año en curso.

Entre la primera y segunda semana de agosto, comenzaría a fluir el recurso del crédito a largo plazo obtenido por el Gobierno de Estado de Durango para la generación de inversión pública productiva, en infraestructura, mantenimiento y equipamiento.

El tema de la solicitud de un crédito comenzó a plantearse desde el tercer trimestre de 2019, frente a las reducciones que ya se preveían en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, para los estados.

En septiembre del año pasado, se hablaba de la probabilidad de contratar un crédito de entre mil y mil 500 millones de pesos, exclusivamente para la realización de obra pública y sacando provecho del buen historial crediticio del estado.

En este sentido, la proyección del préstamo fue concebida mucho antes de la pandemia, aunque una vez que se activó la contingencia y se comenzaron a sentir los efectos de la misma, diversos sectores económicos comenzaron a insistir en la urgencia de acelerar los procedimiento para hacer efectivo el crédito y proceder con su aplicación.

Habrá transcurrido prácticamente un año, desde que se comenzó a plantear la posibilidad de adquirir un crédito para atender diversas necesidades en materia pública y la fecha de liberación del primer recurso por este concepto.

Jesús Arturo Díaz Medina, titular de la Secretaría de Finanzas y Administración, informó que se decidió fallar a favor del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), institución de banca de desarrollo.

Lo anterior, bajo la licitación pública número EA910002998N13-2020, por un monto de mil 760 millones de pesos, luego de que tal institución hizo la mejor de las ofertas para el otorgamiento del crédito.

Fue el 14 de julio cuando se inició con el proceso de apertura de ofertas, iniciando con la reglamentación establecida en la Ley de Disciplina Financiera.

A la reunión que se celebró para este objetivo, acudieron representantes de siete instituciones financieras, de las cuales tres presentaron sus posturas de oferta y las otras cuatro se abstuvieron por no considerar las condiciones de mercado marcadas para este momento.

Los que ofertaron son: Banobras, institución de banca de desarrollo; Bansi, institución de banca múltiple; además del Banco Mercantil del Norte, institución de banca múltiple, Grupo Financiero Banorte.

Como ya se mencionó, Banobras se quedó con el crédito, con una estructuración en tres diferentes etapas: la primera es de un monto de 500 millones de pesos, a una tasa interbancaria de TIE a 28 días, más 0.78 por ciento.

El segundo tramo que presentó, fue una oferta por 500 millones de pesos, a una misma tasa de TIE interbancario de 28 días con una sobretasa de 0.94 por ciento.

El último tramo ofertado fue por 760 millones de pesos, con una tasa TIE interbancaria de 28 días con el 1.21 por ciento.

Las tasas ofertadas por esta banca de desarrollo fueron las más bajas ofrecidas, ubicándose en un nivel muy competitivo y aceptable para el estado, de acuerdo al entorno volátil que en la actualidad prevalece en los mercados financieros.

El fallo se dio a conocer el 15 de julio a la institución designada, dando por concluido el proceso competitivo, establecido y reglamentado en los diferentes ámbitos y etapas de la Ley de Disciplina Financiera y con la participación de los entes públicos asignados para ello.

“Estamos seguros que este crédito será el inicio de una generación de obra pública, en beneficio de la infraestructura de Durango y en la generación de empleos que tanto se requieren en este momento”, anotó Díaz Medina.

La fecha de activación

A partir de la fecha de conclusión del proceso competitivo, viene un periodo de aproximadamente 20 días hábiles para establecer los contratos que corresponden, así como tenerlos debidamente acreditados y notariados.

Los contratos tendrán una vigencia de 20 años y a partir de que se cumpla el plazo ya mencionado, comenzará el proceso de obtención de los recursos financieros que se vayan requiriendo.

El tesorero estatal explicó que el monto obtenido mediante el préstamo a largo plazo, es para la inversión pública productiva, lo que significa que no puede ser utilizado para el financiamiento del gasto corriente.

El dinero deberá ser aplicado en conceptos de infraestructura, mantenimiento y equipamiento, en el caso de que la obra que se vaya creando.

También aplica para la implementación de algo de tecnología o equipamiento en vías de comunicación, de tal manera que estos conceptos están plenamente plasmados en el Reglamento del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).

Este tiene que ser inscrito en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ante la dependencia del Registro Público único, donde se hace la comprobación de que la inversión que se realiza está de acuerdo con los lineamientos y ordenamiento previamente establecido.

Dijo que el paquete de obras potenciales es muy grande en el estado, mientras que se estará dando prioridad a los segmentos de infraestructura y comunicaciones para todas las regiones y los municipios del estado.

Se hará una selección previa y corresponderá a otras instancias del Gobierno del Estado correr el debido procedimiento para la asignación de estos recursos.

La obra que se ejecutará con este recurso se mantendrá vigente durante lo que resta del segundo semestre de 2020 y en el primer trimestre de 2021, con el incentivo de que el sector de la construcción es una importante área de oportunidad para el fortalecimiento de diversas ramas de la economía.

Los antecedentes

Fue el pasado 30 de noviembre de 2019, cuando el gobernador José Rosas Aispuro Torres, presentó ante el Congreso del Estado, la iniciativa de decreto, mediante la cual solicitó la autorización para la contratación del crédito.

Lo anterior, teniendo como fuente de pago, un porcentaje del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas.

La solicitud fue turnada a la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso del Estado, de manera que el 15 de diciembre del mismo año pasado, el Legislativo expidió el decreto número 255, mediante el cual autorizó esta solicitud.

El decreto fue publicado en el número 104 bis del Periódico Oficial del Estado de Durango, con fecha de 29 de diciembre de 2019.

Una vez que concluyó dicho procedimiento, se inició con la siguiente etapa, que comprendió la evaluación de dos calificadoras, las cuales se encargaron de evaluar el estatus del Gobierno de Durango para poder cumplir con el pago del préstamo.

De esta forma, se dio seguridad a las instituciones financieras de que se podía cumplir con el pago del crédito, debido al análisis a conciencia que se llevó a cabo, tomando en cuenta proyecciones económicas.

Hubo cabildeo entre las instituciones financieras del país, además del establecimiento y diseño de las bases de licitación acordadas para la licitación del crédito.

Hay que mencionar que el crédito ha causado mucha expectativa en los diferentes sectores, pues incluso, hay quienes han llegado a considerar que el recurso podría dirigirse al tema de la salud, mientras que otros hablan de la cobertura meramente social.

Son muchas las propuestas que se han hecho para la aplicación de este dinero, pero a final de cuentas será gastado en obra, como se tenía proyectado desde un principio, con la visión de dar cobertura a todas las regiones de un estado que ha sido severamente golpeado por la contingencia y que incluso antes, no se encontraba en las mejores condiciones.