Salum: ¿cuál de los tres temas llegará bien cocinado al primer informe?

Texto: Víctor R. Hernández

Ag. 09. 2020

Bien dicen que un importante porcentaje del triunfo en los objetivos políticos es la buena administración del tiempo. The Timing, como se le conoce en política. El administrar la coyuntura o ser sensible para la oportunidad, casi lo es todo en política.
Y de cara al primer informe de gobierno del alcalde Jorge Salum del Palacio, lo que observamos es que el tiempo está encima del alcalde capitalino. En tres semanas Salum estará informando a la ciudadanía del trabajo realizado en los primeros 12 meses de su gobierno. Y a decir verdad, habrá poco qué decir. El darle mantenimiento a las calles, es parte de lo que hacen todos los gobiernos; lo mismo con las áreas verdes o la recolección de basura o plantar árboles. En realidad, no hay algo significativo.
De obras de relumbrón, claro que no, pero del ejercicio del poder sí. El combate a la corrupción e impunidad, claro que es una política pública y ahí sí hay carnita. De ahí sí hay mucho que informar.

1.- Del desvío de recursos
El tema del presunto mal manejo de los 14 millones de pesos ha quedado un poco relegado, luego de que exfuncionarios que se desempeñaron durante la gestión de Enríquez han salido a medios a defenderse y presentar pruebas que supuestamente ponen las cosas a su favor.
Ellos son representados por Ernesto Aguilar García, abogado de profesión, quien se desempeñó como titular del Juzgado Cívico, con José Ramón y que, junto con Juan Carlos Corral Solís, quien fue secretario Técnico, han llevado la batuta en la defensa de sus compañeros exfuncionarios.
En el asunto de los 14 millones, Felipe de Jesús Pereda Aguilar, quien se convirtió en director de Administración y Finanzas, tras la abrupta salida de Francisco Bueno Ayup, ha sido, por obvias razones el más “raspado”.
Sin embargo, Aguilar García se ha dado a la tarea de recabar pruebas y presentarlas ante la Fiscalía Anticorrupción, entre las que se encuentran recibos y documentos de empresas presuntamente involucradas en la malversación de recursos públicos.

Sin embargo, el aplomo y tranquilidad con que el alcalde está llenando este tema, sugiere que tiene la sartén por el mango y el caso no se le irá.
2.- El lado obscuro de las luminarias
Por otro lado, el asunto de las luminarias ha tomado mayor efervescencia, puesto que en el Congreso del Estado se ha exigido al Gobierno Municipal que se separe de su cargo a los panistas que forman parte de esta administración y que presuntamente tuvieron que ver de alguna manera con la contratación de las luminarias.
Y es que la diputada panista María Elena González, propuso ante la Comisión Permanente del Legislativo que a través de la EASE se investigara el contrato de las luminarias, mismo que fue rechazado por los diputados de Morena.
Arguyó que ellos están protegiendo a Enríquez Herrera, ahora militante de su partido y no quieren que los ciudadanos se enteren de lo que realmente pasó con este convenio y que pasa con los 800 millones de pesos excedidos.
Dijo que para que el caso pueda llegar a la Fiscalía Anticorrupción se necesita el dictamen de la EASE, de ahí la importancia de que dicho órgano revise a conciencia el asunto que está lleno de anomalías.

Señaló de manera directa a Sandra Amaya Rosales e Iván Gurrola Vega, diputados por Morena, miembros de la referida comisión, de haber rechazado la posibilidad de investigar el asunto.
Al respecto, Amaya Rosales señaló que ellos consideraron prudente que, dentro de la misma investigación, se incluyera a quienes firmaron a favor del contrato de las luminarias, que en su mayoría fueron panistas que hoy se desempeñan en la función pública.
“Nosotros acetaremos esa revisión, siempre y cuando el PAN acceda a que la investigación alcance a todos los que firmaron a favor de la negociación por la compra de 36 mil luminarias de tecnología LED, para el municipio de Durango.
En este punto está entrampado el asunto. Y mientras tanto, el tiempo sigue corriendo.
3.- El pleito con “Lichita”
El otro asunto que se mantiene candente es el de Alicia García, a quien el Municipio decidió denunciar ante la Fiscalía Anticorrupción por la ocupación de más de 50 empleados del Ayuntamiento en tareas totalmente ajenas, a lo que se supone que deberían hacer.

Fueron cuatro las denuncias interpuestas a través de la Contraloría Municipal y con el respaldo de la Secretaría del Ayuntamiento, mismas que se sumaron a otras seis que ya habían sido presentadas de forma directa ante el órgano autónomo.

En respuesta, el jueves seis de agosto y cobijada por la CATEM de Cristian Salazar, paralizaron las actividades del edificio administrativo, arguyendo el no cumplimiento de parte del contrato colectivo.

Como se puede observar, son tres casos muy buenos que llenarían bien el primer informe de actividades. El tema es el tiempo.

Hay quienes sostienen que ninguno de los tres temas que tiene en el asador, el alcalde podrá ofrecérselos a la ciudadanía como parte de su primer informe, pues estarían a medio cocinar; nada atractivos.
Observaremos qué sucede.