Ordenan suspender construcción de The Chemours Company México

Gran inversión… con un muy alto riesgo

La fábrica de cianuro de sodio de The Chemours Company México fue rechazada en dos municipios de Guanajuato, antes de que el proyecto llegara a Gómez Palacio, Durango.

El proyecto representa una inversión de 3 mil millones de pesos y anuncia empleo para mil personas, pero habitantes de Dinamita y sus alrededores consideran que eso no es suficiente para poner en riesgo la salud de sus familias.


Juez Tercero de Distrito en La Laguna comunicó la decisión el pasado viernes; en prisión 10 detenidos por la refriega

 

Texto: Daniel Estrada

José de Jesús Rosales Silva, Juez tercero de Distrito con asiento en la comarca lagunera, informó el pasado viernes a la empresa The Chemours Company México, suspender los trabajos de construcción de las instalaciones que albergarían la industria de cianuro en las inmediaciones de la comunidad de Dinamita, del municipio de Gómez Palacio.

Rafael Rivas Galindo, Director Jurídico del Ayuntamiento de Gómez Palaciio dio a conocer lo anterior y garantizó que el gobierno municipal hará respetar las disposiciones de las autoridades federales.

Fue el rechazo en el estado de Guanajuato y el interés por Durango el que provocó que The Chemours Company México llegara al municipio de Gómez Palacio con la intención de instalar su controvertida planta de cianuro de sodio, un compuesto químico considerado de alto riesgo para la salud y el entorno.

Luego de los fuertes conflictos que se han registrado en las inmediaciones del poblado Dinamita, municipio de Gómez Palacio, Serafín Jiménez Tejada, maestro en Sistemas Ambientales consideró que para la instalación de la fábrica de soluciones químicas para la industria minera, no se tomó en cuenta la opinión de los ciudadanos.

Dijo que en lo personal, si fuera vecino de esta zona, no estaría de acuerdo de que se pusiera en funcionamiento una planta para procesar un químico tan peligroso como es el cianuro, con todo y que se supone que se aplicarán las medidas de prevención y adecuadas para evitar riesgos.

Consideró que un proyecto de esta naturaleza debe contar con un manifiesto de impacto ambiental, el cual no solamente se integra de los estudios de impacto ambiental, sino que debe contar con la venia de la sociedad, que además debe estar totalmente enterada de las condiciones en las que operará la planta.

“Por la reacción que tuvieron los pobladores, yo considero que no hubo ningún tipo de consulta y solamente se otorgó el permiso por parte del Municipio, posterior a la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La primera piedra

Fue el pasado 24 de junio de 2017 cuando se colocó la primera piedra de la nave industrial cuya inversión equivale a los 3 mil millones de pesos y que anuncia empleo para mil personas.

La empresa cuya oferta de inversión y empleo parece atractiva, fue “corrida” de Guanajuato, tras dos intentos por instalarse en esa zona del país, el primero fue en el municipio de Salamanca y el segundo fue en San Luis de la Paz.

De hecho, solamente pasaron 20 días del fracaso de The Chemours Company, de instalar su planta en San Luis de la Paz, Guanajuato, cuando los representantes de la empresa se presentaron en la zona del Ejido el Siete, cercano al poblado Dinamita, no solamente para anunciar su interés de instalarse en el lugar, sino para colocar la primera piedra.

Los vecinos de Dinamita y poblados aledaños se pusieron en alerta al enterarse que la gran inversión tenía que ver con un producto altamente tóxico y perjudicial para la salud de sus familias y hasta sus animales, cultivos y subsuelo.

Incluso, en septiembre de 2017, durante la comparecencia de Marcos Cruz Martínez, secretario de Desarrollo Social del Estado (Sedesoe), arribaron al Congreso varias personas con pancartas en contra de la instalación de la planta de cianuro en Dinamita.

Los manifestantes interrumpieron el ejercicio de rendición de cuentas para exigir a los legisladores su intervención ante lo que consideraron un atropello a sus derechos, al no tomarlos en cuenta en la decisión de instalar una fábrica para la producción de compuestos químicos de alto riesgo.

Desde entonces se han presentado una serie de manifestaciones y actos de oposición al proyecto, movilizaciones en las que no solamente se ha visto la participación de los lugareños, ya que la intervención de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y del Consejo Coordinador Obrero Popular (Cocopo).

Un implemento para la minería

Jiménez Tejada, quien hace más de 10 años fue dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), opinó que el interés de la empresa de capital estadounidense tiene que ver con la producción mineral de Durango y la zona Norte del país.

Mencionó que el compuesto del carbono y nitrógeno, que genera al cianuro es muy venenoso y tiene un fuerte impacto en el entorno en el que está presente, ya sea en el agua o en el aire.

Para la elaboración de este químico es necesario emplear elementos como el agua y el cloro; además de que su proceso genera desechos que suelen ser muy corrosivos, para los que se necesitarían lagunas de oxidación con características específicas.

En este sentido, reflexionó en que la sociedad, que está involucrada de manera directa en el tema, al vivir en la zona en donde se construye la planta, se siente muy temerosa, pues si bien la inversión y el empleo suelen ser bien recibidos en todas partes, siempre hay que tener en cuenta a qué precio se obtienen.

Razonó que las autoridades locales han dado por hecho que si la Semarnat no tiene oposición frente al proyecto, todo está bien y no hay motivo para rechazar un proyecto que vendrá a convertirse en una fuente de sustento para un buen número de familias.

Con todo y eso, el temor de la gente no es infundado y han dado muestra de que tienen toda la intención de hacer más que quejarse entre ellos.

Afirman que no es tan peligroso y es un buen negocio

En diciembre de 2016, Luis Rebollar, entonces presidente de la empresa declaró en entrevista para El Universal que “el cianuro de sodio no es cianuro. Lo describió como una sal, no inflamable, un producto que se puede tener en la mesa sin que emita vapores ni olores”.

Sin embargo, acepto que si se ingiere, el cianuro de sodio puede ocasionar la muerte, de ahí la importancia del manejo adecuado que ofrece la empresa Chemour, la cual se maneja bajo los más estrictos estándares de respeto al medio ambiente y la salud.

Además de Guanajuato y Durango, la compañía tenía como prospecto para la instalación de la planta al estado de Coahuila, esto con el objetivo de atender las demandas de la producción de oro y plata a nivel país e incluso en el extranjero.

Y es que el químico se utiliza en la obtención de ambos metales preciosos, que en el caso de México, es el primer productor de plata a nivel mundial y el octavo en oro.

No se puede dejar de mencionar que el propio Durango es un importante productor de ambos minerales en el ámbito local, al igual que sus vecinos Zacatecas y Chihuahua, además del no tan alejado Sonora, por lo que la ubicación de la planta en Gómez Palacio sería estratégica.

Que todo se haga por la vía legal

Sobre el asunto, el diputado Gerardo Villarreal Solís, del Partido Verde Ecologista, opinó que si existen los permisos para que la fábrica se instale es porque simplemente cuenta con todos los elementos legales indispensables.

Consideró que en caso de que se perciba un incumplimiento por parte del proyecto, lo recomendable es presentar las inconformidades ante las autoridades competentes y arreglar el asunto por la vía legal.

Convocó a la autoridad del municipio lagunero y a los vecinos de la zona en conflicto a buscar el diálogo sin afectar la paz, ni perjudicar a terceros.

Las manifestaciones en las que la autoridad tuvo que intervenir dejaron casi 50 lesionados y más de 40 detenidos, de los cuales 10 fueron objeto de prisión preventiva, dentro de lo que parte de la sociedad de Durango ha considerado como una actitud represora.

Hay quienes creen que pueden lograr lo mismo que los guanajuatenses y evitar que la fábrica inicie operaciones en esta entidad, pues no confían en los dichos de las autoridades gubernamentales y la propia empresa, que descartan cualquier riesgo por la producción de cianuro de sodio, debido a las rigurosas medidas que se implementarán.

Además, la población del lugar se siente dolida, luego de que agentes de las Policías Municipal y Estatal echaron mano de sus armas para repeler a tiros las agresiones con manos y piedras.

Minera derrama cianuro en

Río Piaxtla de San Dimas

San Dimas, Dgo.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) atendió un derrame de remanentes de aproximadamente 200 litros de solución cianurada del proceso de beneficio de minerales de oro y plata de la empresa Primero Empresa Minera, S.A. de C.V., al Río Piaxtla, en el municipio de San Dimas, Durango.

El derrame ocurrió a medio día del pasado 11 de marzo de 2018, a causa de un descuido en el cierre de la válvula de una pipa que transportaba remanente de solución cianurada, la cual se quedó sin combustible en un terreno con pendiente, ocasionando que drenara la solución hacia el río Piaxtla.

La solución, una vez alcanzada la corriente, se desplazó aproximadamente 245 m lineales, causando la muerte de un número indeterminado de peces, en su mayoría especies juveniles de 1 a 5 cm de talla.

En respuesta a la emergencia, la empresa realizó el retiro de los peces muertos e implementó un programa de monitoreo de la vida silvestre en el entorno del río Piaxtla donde ocurrió el derrame.

En cumplimiento a lo señalado en el artículo 130 del Reglamento de Ley de la General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR), la empresa presentó a la PROFEPA el Aviso Inmediato del evento al que se encuentra obligada, informando del incidente y de las acciones realizadas a fin de minimizar los daños al ambiente.

La PROFEPA efectuará visita al lugar del evento a fin de recabar elementos que le permitan, si es el caso, iniciar el procedimiento administrativo correspondiente.

La solución cianurada es empleada en la industria minera para la extracción de metales preciosos tales como el oro y la planta mediante el proceso de lixiviación.

Dados los impactos que al ambiente ocasiona el cianuro, a nivel mundial se ha desarrollado el Código Internacional para el Manejo del Cianuro, el cual es una iniciativa voluntaria para la industria de la minería del oro, así como para los productores y transportistas del cianuro utilizado en la minería del oro y de la plata.

Dicho Código se centra en el manejo seguro del cianuro que es producido, transportado y utilizado en la recuperación del oro y de la plata, así como en los residuos del tratamiento y las soluciones de lixiviación, la prevención de accidentes y la respuesta a emergencias, esto último a fin de proteger a las comunidades y al medio ambiente mediante el diseño de estrategias y capacidades de respuesta.

En nuestro país el sector minero del oro y de la plata ha implementado de manera exitosa dicho Código.

La PROFEPA informa que efectuará visita al lugar del evento, a fin de recabar elementos que le permitan, si es el caso, iniciar el procedimiento administrativo correspondiente.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *