De la mano de Sandra Amaya Morena regresa a la Jucopo

Texto: Daniel Estrada O.

“Seguiremos actuando con responsabilidad, refrendando el compromiso de trabajar por el beneficio de Durango…”

Sandra Amaya, retoma liderazgo de la Junta de Gobierno

 La diputada manifestó que con su llegada a la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, se hace valer la coalición que forman su partido Morena y el PT. En conjunto ambos representan el 56 por ciento de la Cámara.

 La legisladora que ya había asumido dicha encomienda entre el 1 de septiembre y 13 de diciembre de 2018, aseguró los partidos de izquierda que representan no harán valer su mayoría de una manera avasalladora, sino que darán prioridad al trabajo en equipo.

 

La izquierda, de la mano de la diputada Sandra Lilia Amaya Rosales, se afianzó a la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, de cara al tercer año de ejercicio legal y con la consigna de mantener el equilibrio entre los tres poderes.

El pasado miércoles 26 de agosto se realizó la entrega-recepción de la Junta, a través de la cual el diputado Esteban Villegas Villarreal, de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), entregó la estafeta a Sandra Lilia Amaya, quien asumió la encomienda con el respaldo de la alianza Morena y el PT.

La nueva Junta quedó integrada de la siguiente manera: en la presidencia Sandra Lilia Amaya Rosales, como secretario Esteban Villegas Vilarreal, también como secretario Rigoberto Quiñones Samaniego, como vocales Pablo César Aguilar Palacios y Juan Carlos Maturino Manzanera, y con derecho a voz Gerardo Villarreal Solís.

La diputada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ya había asumido dicha encomienda, entre el 1 de septiembre y el 13 de diciembre de 2018.

Luego, llegó Pablo César Aguilar del Palacio, del mismo partido, quien estuvo al frente de la Junta hasta el 1 de septiembre de 2019, cuando la encomienda quedó a cargo de Esteban Villegas, por acuerdo entre las diferentes fracciones partidistas.

La legisladora señaló que su retorno a la presidencia de la Junta de Gobierno se desprende de la coalición política entre los partidos de izquierda Morena y PT, misma que les permite acceder a presidir el órgano referido.

Hay que mencionar que  entre ambos partidos concentran a 14 diputados, lo que representa el 56 por ciento de la cámara local, compuesta por 25 integrantes.

Lo anterior, con todo y que los diputados del Partido Acción Nacional (PAN) exigieron hasta el último momento, que se respetara un acuerdo, en el que la presidencia sería en el primer año para Morena, en el segundo para el PRI y en el tercero para ellos.

No obstante, la fracción guinda consideró que el acuerdo no tenía ningún valor legal y que por la representación que ellos tienen en esta LXVIII Legislatura, deben tener la presidencia.

La determinación, anunciada desde hace algunos meses, les valió a los diputados de Morena, el reconocimiento de diferentes actores de su partido, que veían como una incongruencia que se cediera una posición tan importante.

Por su parte, los legisladores del PAN, a través de la dirigencia de su partido, incluso presentaron un amparo, con la esperanza de que por esa vía se pueda hacer algo respecto al acuerdo que aseguran que no se cumplió a pesar de haber quedado documentado.

Por lo pronto, Amaya Rosales ya preside la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, aunque en su primer mensaje con esta encomienda, aseguró que Morena y el PT no harán valer la mayoría de forma avasalladora.

“Seguiremos actuando con madurez y con mucha responsabilidad, refrendando el compromiso que tenemos de trabajar con todos nuestros compañeros diputados, del PAN, del PRI y del Partido Verde, por el beneficio de Durango “, manifestó.

Declaró que los tiempos que se viven actualmente son muy complicados, sobre todo por la crisis de salud que representa el COVID-19, que ha desencadenado una ola de contagios y hasta pérdidas de vidas.

También ha ocasionado problemas económicos en todo el estado, por lo que esta situación exige un esfuerzo extra a todos los duranguenses.

“Hoy debemos de regresarle a nuestra tierra algo de todo lo que nos ha dado a los largo de nuestra vida”, arguyó la legisladora.

Ante la complicada situación, opinó que la entidad necesita de la unión de fuerzas, alianzas y mucho trabajo, pero también de exigencia, crítica y construcción.

La única manera que se tiene para salir adelante en este episodio tan complicado es la unión de todas las fuerzas, el consenso y el trabajo en conjunto.

Dijo que los 25 diputados continuarán trabajando de la mano para que Durango pueda salir adelante, con el compromiso de seguir haciendo leyes que protejan a los ciudadanos y generen posibilidades reales de desarrollo.

Pero, es tiempo de trabajar y la diputada dijo ser consciente de todos los pendientes que hay,  en el arranque del tercero y último año de ejercicio legal, que finaliza el 31 de agosto de 2021.

Hay que atender en las comisiones legislativas correspondientes, asuntos como el conflicto en el Poder Judicial del Estado, además de las diferentes iniciativas cuyo trámite debe apresurarse.

Una de las cosas en torno a las que el Congreso del Estado se mantendrá vigilante, es la aplicación del crédito de mil 800 millones de pesos que se autorizó al Gobierno local, con el objetivo de que se puedan activar obras en los municipios.

Pidió que la aplicación del recurso se realice con transparencia y se cumpla con el objetivo de activar la economía de las diferentes regiones y sectores, que tan afectados se han visto por la contingencia.

A pesar de las dificultades se hicieron las cosas: Esteban

Mientras tanto, el diputado priista que cede la presidencia, se mantiene como secretario de la Junta, después de haber logrado mantener al PRI en este espacio durante todo un año, con solamente cinco legisladores.

Agradeció la oportunidad recibida y consideró que fue un año productivo, a pesar de la pandemia, pues mientras que en el primer año de ejercicio se sacaron 123 decretos, durante el segundo fueron 221.

Resaltó que se logró mantener la armonía, pues se dio prioridad al diálogo y de alguna u otra manera todos los que representan a algún partido político, tuvieron que ceder para llegar a la convergencia.

Se logró aprobar el crédito de los mil 800 millones de pesos, por unanimidad y prácticamente ocurrió lo mismo con las cuentas públicas.

Por primera vez se citaron a comparecer a todos los secretarios de Gobierno Estatal, en la glosa del tercer informe del gobernador, así como a todos los órganos autónomos.

“Estos y otros logros no son una bandera personal, sino que son resultado del trabajo de todos los diputados que dieron lo mejor en este año tan complicado”, anotó.

Destacó que por primera vez, en el Legislativo se conformó una coalición denominada “Coalición por la Cuarta Transformación”, misma que es permitida por la ley.

Los 14 integrantes de dicha  alianza decidieron que la diputada Sandra Amaya sea quien encabece sus esfuerzos y a su vez se convierta en presidenta de la Junta.

Antes de oficializar el cambio, Villegas Villarreal expuso que los que se viven en la actualidad no son tiempos políticos, no es momento de seguir enfrentados.

La gente ahora no está pensando en quiénes serán los candidatos a las elecciones del próximo año; no tienen en la cabeza la parte política.

“Es más, yo creo que ya no tienen ningún temor a la pandemia, pues hay algo más complicado; están pensando en cómo le van a hacer para comer mañana”, comentó.

 Opinó que es lo que en este momento deben hacer todos, pensar en cómo se va a lograr salir delante de la pandemia y una vez logrado el objetivo, se podrá pensar en la parte personal o en la política.