Contexto en el que los gobernadores abandona la Conago

POR: VÍCTOR HERNÁNDEZ

Sin lugar a dudar que esta, la segunda semana de septiembre pasará a la historia como uno de los capítulos más importantes en el desarrollo del federalismo en nuestro país.

La decisión de 10 gobernadores de salirse de la Conferencia Nacional de Gobernadores, creada durante el primer semestre de 2002, en pleno mandato de Vicente Fox con el claro propósito de ser un contrapeso político en la nueva realidad que se vivía en ese entonces con el primer gobierno de derecha, indudablemente que traerá consigo una serie de ajustes en la relación poder ejecutivo federal y gobiernos estatales.

Aunque no todo los gobernadores hoy aglutinados en la Alianza Federalista, aceptan abiertamente el fondo de esta nueva agrupación, en “corto” aceptan que la intención es convertirse en un contrapeso ante esa visión centralista, que concentra recursos para obras de infraestructura y programas sociales como base de apoyo popular.

Y quien fue más claro en este planteamiento fue el gobernador de Chihuahua, Javier Corral quien habló del contexto en el que tomaron esta decisión:

— “Aunado a la pandemia, vivimos un momento político delicado, que asoma una intención de concentración de poder inadmisible, de asomo de autoritarismo que vulnera la democracia”.

— “A casi dos años de ejercicio de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, se vuelven desafortunadas las declaraciones donde la Oposición aparece como un enemigo a vencer”.

— «Es válido defender posiciones, pero lo que no está bien es desdeñar y descalificar a quienes no piensan como él; sin embargo, desde Palacio Nacional se lanza lo que pareciera ser una advertencia tajante: ‘estás conmigo o estás contra mi’. La unidad nacional no se puede traducir nunca en torno al Presidente, sino en torno a las instituciones democráticas”.

Por su parte, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez fue muy directo y adelantó el tono en que llevarán la relación con el ejecutivo federal.

— “Somos los estados que más han controlado la pandemia, tenemos el porcentaje más bajo de letalidad promedio. Esa es la diferencia cuando los gobernantes se ponen de acuerdo y trabajan en conjunto, a que estemos dependiendo del centro del País.

— “La centralización de las decisiones le hacen daño a México, esa es la razón. Nosotros pretendemos, con esta alianza en la salud y en la economía, vencer al centro, que es el verdadero virus, el centro es un virus que detiene el avance de las regiones», consideró Rodríguez.

El gobernador José Aispuro Torres, por su parte, a su estilo conciliador explicó también que su salida es para lograr más oportunidades de desarrollo en la entidad.

— “Seguiré trabajando para que a Durango le vaya bien, en coordinación con el gobierno que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador, seguiré impulsando los proyectos que la gente requiere para que le vaya mejor».

— “Para que mejoremos las condiciones de vida de cada una de las familias de Durango, ese es mi compromiso, trabajar para que a Durango le vaya bien, por ello he tomado esta decisión”.

Otros que se pronunciaron a un día de su distanciamiento con Conago fueron Diego Sinhue y Francisco García Cabeza de Vaca, Gobernadores de Guanajuato y Tamaulipas, respectivamente.

Ambos ventilaron que la Alianza Federalista busca reforzar la capacidad de diagnóstico y atención oportuna de pacientes con Covid-19, así como fortalecer instituciones de salud.

También, añadieron en publicaciones de redes sociales, que los 10 Mandatarios acordaron una agencia de promoción de inversiones «Invest in México» para atraer capitales a sus entidades e incorporar la energía como tema permanente, exhortar a Cancillería sobre recursos de fondos y presentar un protocolo de regreso a clases presenciales.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador minimizó la salida de los 10 gobernadores de la Conago y se limitó a decir que los mandatarios “están en su derecho” de abandonar esta agrupación que hasta este lunes agrupaba a todos los titulares de los estados.

“Están en libertad, somos libres, no veo yo nada extraño, creo que es una asociación de los gobernadores y no es obligatoria y los que se salen es porque están ejerciendo su derecho, su libertad”.

Sin embargo, en este mes de septiembre comenzará el debate entre el presidente y este grupo de gobernadores al que pertenece el mandatario estatal, cuando se analice la forma en queLópez Obrador pretende utilizar el presupuesto 2021. Sólo un ejemplo: pretende invertirle medio billón de pesos (casi el 10 por ciento del presupuesto total para 2021) a Patróleos Mexicanos, que hoy es el barril sin fondo de nuestro país.