Cuarto Informe: gobernador y legisladores se hablaron fuerte

Texto: Daniel Estrada O.

Aispuro Torres: Se equivocan los agoreros del desastre que apuestan al rompimiento con el presidente

Se hablaron fuerte: gobernador y diputados

 La diputada Sandra Amaya Rosales, de Morena, criticó que el estado de Durango hoy se enfrenta al  retroceso y la parálisis, además de señalar que se prometió un cambio que hasta ahora no se ha cumplido.

 El gobernador José Rosas Aispuro Torres, manifestó que hay quienes no le creen ni a su Presidente de la República, además de afirmar que tiene las manos limpias y señalar con el dedo hacia los legisladores, que posiblemente muchos no las tengan igual que él

Gobernador y diputados se hablaron fuerte durante la sesión solemne celebrada con motivo de la presentación del Cuarto Informe del titular del Ejecutivo ante el Congreso del Estado. La actividad que se llevó a cabo en condiciones de seguridad sanitaria especiales, ante la pandemia que se vive en la actualidad, aunque no por esto se dejó de lado el debate.

Sandra Lilia Amaya Rosales, representante de la coalición Cuarta Transformación, conformada por los diputados de Morena y PT, además de haber sido nombrada recientemente presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, fue la más dura en su posicionamiento.

Además de enumerar una serie de cifras y datos estadísticos, que ponen en entredicho el cumplimiento del gobierno del estado en temas como la seguridad, el desarrollo económico, el empleo y la salud, acusó que el cambio prometido no ha llegado todavía.

Por su parte, el gobernador José Rosas Aispuro Torres, manifestó que hay quienes no le creen ni a su Presidente de la República, además de afirmar que tiene las manos limpias y señalar con el dedo hacia los legisladores, que posiblemente muchos no las tengan igual que él.

La diputada Sandra Amaya criticó que Durango se enfrenta al  retroceso y la parálisis, además de responsabilizar de ello a quienes prometieron un cambio y no han cumplido.

Dijo que el estado vive con inseguridad, la corrupción no se frenó, prevalece la opacidad en las acciones de gobierno, se incrementó la pobreza, no se generan empleos y disminuyó el crecimiento económico.

También señaló que no hay obras, ni resultados a la vista en educación, por lo que, este paso de ser un gobierno de verdad a uno de mentira, con malos resultados.

Declaró que Durango tuvo un incremento del 40 por ciento en feminicidios, es cuarto lugar en el país en robo a casa habitación y quinto en violencia familiar.

Citó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), esta es la entidad con mayor prevalencia en actos de corrupción en trámites oficiales, con un incremento del 58 por ciento, entre 2017 y 2019.

Pidió al gobernador una explicación en cuanto al manejo de la deuda a corto y largo plazo, ya que en el documento que se entregó, dicha información no es clara.

Puso como ejemplo que según el sistema de alertas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Durango tiene una deuda de ocho mil 801 millones de pesos, la cual incluye 14 créditos de corto plazo.

Dijo que en dos años este gobierno llevó a la pobreza a una población equivalente a la que vive en Pueblo Nuevo, Santiago Papasquiaro y San Juan del Río, juntos. Son 111 mil personas que entre 2016 y 2018 ingresaron a las filas de la pobreza, según el Coneval.

La diputada Claudia Julieta Domínguez, del Partido del Trabajo (PT) también fue crítica con el Gobierno local, al aseverar que los cuatro años que se llevan de gestión  son un fraude, y lo único que salva a la entidad es lo que está haciendo el Presidente de México.

Luego, se dedicó a dar un informe de los apoyos que llegan al estado a través de la Federación, al asegurar que son 339 mil duranguenses los beneficiarios directos de al menos uno de los programas sociales, es decir, más del 20 por ciento del total de la población del estado.

Aunque la diputada Aly Gamboa Martínez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue menos incisiva en sus comentarios, declaró que es de preocupar la falta de resultados de la administración estatal.

Dijo que es tiempo de unir esfuerzos por Durango, para reactivar sectores importantes como el turismo, fomentar el empleo y mantener la seguridad.

Calificó como inquietante el casi nulo crecimiento económico de los últimos meses en todo el país, y más en estados como este, que dependen para su crecimiento de la buena marcha de la economía nacional.

“En el PRI queremos sumarnos a los esfuerzos institucionales para gestionar la realización de obra pública de alto impacto, porque esta se transforma en estabilidad y crecimiento”, anotó.

El diputado del Partido Verde, Gerardo Villarreal Solís, advirtió que hay funcionarios del aparato de gobierno que se han perdido en la búsqueda de objetivos personales y han abandonado las causas que el Gobernador persigue.

Indicó que tales funcionarios le han fallado a Durango no deben seguir más en funciones, aunque también reconoció el golpe de timón que se dio con los cambios anunciados de manera previa a la presentación del informe.

Por su parte el diputado Carlos Maturino Manzanera, del Partido Acción Nacional (PAN) destacó que a pesar de haber contraído COVID-19, el gobernador de Durango no dejó de trabajar en ningún momento, además de mantenerse siempre activo en la gestión y la atención de temas prioritarios.

En el mismo sentido, el legislador David Ramos Zepeda, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), destacó el apoyo a la alimentación, la inversión en vivienda, las acciones en materia de salud, como el acondicionamiento del Hospital 450 y el de Gómez Palacio, sin dejar de mencionar el apoyo al campo.

Aispuro presume los principales logros

Ante los señalamientos fuertes, el gobernador Aispuro no se detuvo en contestar de la misma manera, incluso, cuando el diputado por Morena, Ramón Román Vázquez, le pidió cuentas sobre algunas obras, el mandatario estatal comenzó a hojear el libro que contiene el informe y señalar que sería imposible ponerse a explicarle una por una.

El mandatario estatal también mencionó que en su gobierno no hay “moches”  pidió pruebas para quien diga lo contrario, luego de las insinuaciones que se hicieron en cuanto a la posibilidad de que haya favoritismos en la asignación de contratos.

Reiteró que su gobierno no tiene interés de hacer obras de relumbrón, sino las que más necesita la gente, además de mencionar su relación con el presidente es buena, a pesar de quienes lo quisieran ver confrontado con él.

En materia de salud, Aispuro Torres habló de la contratación de 374 médicos especialistas y personal de enfermería, que se sumaron a los 768 que ya atendían estos casos, aunque reconoció que la convocatoria se mantiene abierta, pues faltan más elementos.

Recordó que aceptó la invitación del presidente Andrés Manuel López Obrador para que el estado se adhiriera al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), decisión que tomó al estar convencido que sumando esfuerzos a la gente le va mejor.

Con base en dicho acuerdo, Durango regresó los recursos que por ley le corresponden, con el compromiso de que a cambio recibiría más apoyo para infraestructura, equipamiento y se basificaría a los mil 200 trabajadores que están por contrato.

Hasta el momento nada de esto ha sucedido, por lo que dijo suponer que es por el tema de la pandemia, pero dijo que seguirá actuando de buena fe, en espera de que estos compromisos se cumplan.

Por lo pronto, se realiza un esfuerzo adicional de más de 500 millones de pesos para hacer frente a la contingencia sanitaria, además de continuar atendiendo los problemas ordinarios de salud que se presentan

Mencionó el apoyo a micro y pequeñas empresas para proteger el empleo, beneficiando a 364 en 10 municipios, logrando colocar más de 63 millones de pesos, además de que se ha comenzado una nueva etapa de dispersión de recursos del Fondo Durango para los empleadores.

Mediante el programa Impulso se integró un Fondo de Garantía de 20 millones de pesos para que las empresas puedan acceder a una bolsa de hasta 300 millones de pesos con la institución bancaria de su preferencia.

Se decidió exentar del pago del Impuesto Sobre Nómina a las empresas durante el tiempo del confinamiento, con el objetivo de conservar los empleos, con todo y que se dejaron de percibir cerca de 100 millones de pesos.

En este apartado, el mandatario estatal recordó que fueron despedidos tres servidores públicos, pues a pesar de que su cargo no les impedía participar en busca de un crédito, lo más prudente era que se diera la oportunidad de participación a otros ciudadanos.

Afirmó que actualmente ocho de cada 10 duranguenses han recibido, directamente, un beneficio de este gobierno.

En materia de seguridad, indicó que el estado es uno de los más seguros de México. Es el quinto lugar nacional con menos homicidios dolosos, reporta tasa cero en secuestros y el delito de lesiones tuvo una reducción del 43 por ciento.

Recordó que en la pasada visita del presidente a La Laguna, se hizo el compromiso de avanzar con el proyecto que permitirá llevar Agua Saludable a la región.

Aunque por lo pronto, en coordinación con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se instalaron filtros en 16 plantas potabilizadoras, que ya fueron puestas a disposición del propio organismo y de los municipios de Gómez Palacio y Lerdo.

Hay gestión para concretar la construcción de la Presa Tunal II, para garantizar el abasto del vital líquido en la ciudad de Durango y dar seguridad y tranquilidad a las familias que viven en los márgenes del río Tunal y del sur de la capital.

“Se equivocan los agoreros del desastre que apuestan al rompimiento del diálogo con el presidente. Estoy convencido de que sólo en la unidad y con la suma de esfuerzos podremos salir adelante”, apuntó.

José Rosas Aispuro se presentó ante el Congreso del Estado el martes 1 de septiembre para  su Cuarto Informe, en cumplimiento con lo que ordena la ley, mientras que el jueves 3 del mismo mes, rindió cuentas ante la ciudadanía, a través de las diferentes plataformas digitales y medios electrónicos.

Con esto,  quedó atrás el clásico informe repleto de invitados, incluso con la presencia de gobernadores de otros estados, legisladores federales, exgobernadores, políticos y demás convocados.

La pandemia orilló a que dicho ejercicio se llevara a cabo de manera diferente, pero con la posibilidad de llegar a la mayoría de los duranguenses, interesados en conocer lo que se informa.