Desalineados

Por: Marcos Ortiz

#IndicadorMediático #MicroColumna

Pongámonos de acuerdo con las cifras del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 para #Durango, pues mientras el Gobernador José Rosas Aispuro intenta resaltar el aumento del 2.8%, actores panistas lo contradicen.

Este miércoles, el Mandatario de #Durango ofreció una rueda de prensa para informar los pormenores del PEF 2021 donde recalca que la propuesta del Gobierno Federal asciende a 30 mil 208 millones de pesos, es decir, un incremento de 2.8% a comparación del 2020

En su pronunciamiento resalta que Durango tendrá obra y empleo con la ejecución de 230 obras en todos los municipios así como una inversión de Mil 760 mdp contratados con Banobras. A pesar de intentar resaltar los puntos favorables que tendrá #Durango el próximo año, actores panistas mancharon el discurso del Mandatario contradiciendo sus importantes anuncios de ayer. Tales son los casos del alcalde Jorge Salum del Palacio y Carlos Maturino.

El legislador del PAN indicó qué hay reducciones en el PEF 2021 por el orden de los 580 millones de pesos y que ello tendrá repercusiones importantes. El segundo de ellos es el propio Alcalde Jorge Salum, quien contrario al ánimo positivo del Gobernador Aispuro, indicó que se temen reducciones.

 

Las dos posturas contradicen la intención favorable que trató de darle ayer el Mandatario José Rosas Aispuro en su rueda de prensa digital, siempre en el ánimo de que a Durango le vaya mejor. Sin embargo, ponderó el otro ámbito en sus allegados: el político.

 

De hecho, el riesgo que tiene Durango sobre una posible reducción es palpable toda vez que estamos en una entidad donde el Gobernador acaba de marcar una línea política muy clara hacia la Federación saliéndose de la #Conago, decisión no bien vista por Morenistas como la Alcaldesa Marina Vitela y la Presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Las posturas de Maturino y Salum no le ayudan al Gobernador del todo, pues hay que recordar que ahora se vienen las negociaciones en la cámara de diputados para conseguir estrictamente los presupuestos que merece #Durango. Sin embargo, quedan más dudas. Ayer el Gobernador dijo que se esperan recortes para obra carretera por el orden del 50%, es decir, el dinero para este rubro viene en 30 mil 200 millones de pesos, un dato sumamente revelador y preocupante. Por ello, la postura de los actores panistas debe ser, de nueva cuenta, de mesura política. Medir de nueva cuenta las aguas y no confiarse como lo hicieron con la #Jucopo la cuál perdieron gracias a una novatada de la cuál fueron víctimas.

Creer que por palabra les iba a tocar el control del Poder Legislativo, deseando con ansias la centralización del poder al viejo estilo priísta, no era moralmente lo más correcto, se perdería el equilibrio de poderes y con ello la democracia local se vería en riesgo.

Hoy, esos panistas que antes proclamaban luchar por el bien común, la solidaridad y subsidiariedad se ven cegados por las pasiones políticas, se desalinean a los cánones del Gobernador y se lanzan impulsados por sus intestinos, no por su razón.

 

Si el Gobernador mide bien sus palabras es por algo. Necesita calcular milímetro a milímetro cada paso, pues se vienen momentos históricamente difíciles para #Durango, una crisis sanitaria que tendrá efectos en lo económico y en la estabilidad social y para rematar, las elecciones más grandes de la historia de México.

Y para sacar adelante a Durango en medio de toda esta adversidad, tienen que valerse en mucha medida, de la Federación, pues es de ahí de dónde accedemos al 95% de nuestros recursos. Hace falta, pues, una alineación política y de gobierno más exacta. Más alineada a los estándares nacionales, sino, veremos lo de siempre, posturas distintas, sin sentido, unos por un lado y otros, por el otro.