Un reto casi imposible

Texto: Daniel Estrada O.

Van por la recuperación de ocho mil empleos

 

La mitad de los empleos que se han perdido en Durango durante 2020, principalmente por el impacto negativo de la pandemia en el ámbito económico, son del ramo textil, según dio a conocer Gustavo Kientzle Baile, titular de la Sedeco.

 

EL 50 por ciento de los empleos que se perdieron este año en la entidad corresponden al ramo textil, por lo que ya se busca la manera de apoyar a los empresarios que hacen de esta actividad su forma de vida.

Una de las principales encomiendas que tiene la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) en Durango, es la recuperación de alrededor de ocho mil empleos perdidos por la pandemia, además de encontrar la forma de atraer nuevas inversiones en un entorno que todavía es incierto, no solamente en Durango y en México, sino en el mundo.

Así lo manifestó en entrevista para Ciudad 2.0 El Noticiario, Gustavo Kientzle Baile, recientemente nombrado  titular de la Sedeco, luego de haber permanecido como encargado de la dependencia estatal durante algunas semanas y haberse desempeñado como subsecretario de la misma en La Laguna de Durango.

El funcionario estatal reconoció que es un reto complicado asumir las riendas de la Sedeco, en una situación como la que vive actualmente el estado y el país, con una problemática de salud que ha causado estragos en el ámbito económico.

Son alrededor de ocho mil empleos los que se han perdido este 2020 en Durango, mismos que tendrán que ser recuperados, teniendo en cuenta que son los sectores más vulnerables los que están padeciendo más por la falta de trabajo.

Pero esto no debe terminar ahí, pues se tiene que continuar con la búsqueda de inversión aunque bajo esquemas y estrategias distintas a las que se habían implementado hasta antes de la pandemia, ya que en estas condiciones no se puede ir al extranjero a promover la entidad.

Hay que tener cercanía con embajadas, consulados y asociaciones que permitan a Durango continuar posicionándose como una entidad segura y con incentivos para ofrecer a quienes deciden invertir aquí.

Se refirió al e-commerce, modalidad que con la contingencia por el COVID-19 se adelantó hasta cinco años y tiene que ver con la distribución, venta, compra, marketing y suministro de información de productos o servicios a través de Internet.

Ahora se debe trabajar con esta modalidad de comercio e impulsar su crecimiento, pues es una de las opciones para que las micro y pequeñas empresas puedan salir de la crisis que trajo consigo el virus.

Los más afectados

Llama la atención que de los ocho mil empleos perdidos, alrededor del 50 por ciento corresponde al ramo textil, tanto de la capital, como de La Laguna, debido a que las personas dejaron de comprar ropa para dar prioridad a otras necesidades.

Por lo general, durante agosto se presentaba un repunte en la industria textil, propiciado por el retorno a las aulas, pero ante la situación extraordinaria que se vive, no se tuvo ese repunte sino todo lo contrario.

Lo que ahora se busca es atraer una empresa que se dedica a la fabricación de prendas para uso médico, lo que podría ayudar a recuperar a este golpeado ramo.

“Si podemos hacer que el ramo textil se recupere en su totalidad, lograremos dar un paso importante, ya que representa el 50 por ciento de los empleos perdidos en el año”, explicó.

Otro de los temas que ayudará a la recuperación del empleo es el de la construcción, el cual se activará con el crédito de mil 760 millones de pesos que aplicará el Gobierno del Estado para incentivar la economía en los 39 municipios.

También se tienen buenas expectativas del ramo automotriz, otro de los que representa una buena oportunidad de generación de empleo y que se espera su recuperación paulatina.

La recuperación de empleos prevista por la Sedeco comenzó en este noveno mes del año y se espera que para finales de 2020, se haya logrado un avance de hasta el 80 o 90 por ciento.

Si bien la recuperación económica para la entidad se contempla para dos o tres años, el hecho de que Durango haya registrado una pérdida de empleo menor a la que se tuvo en otros estados, le permitirá avanzar más pronto.

Aquí se tuvo un promedio de 2.9 por ciento en cuanto a la pérdida de empleos, mientras que el promedio nacional fue de 4.7 por ciento lo cual permite ubicar como está La entidad en este que ha sido uno de los asuntos más sentidos en esta pandemia.

Kientzle Baile, manifestó que el esquema para el otorgamiento de créditos se mantiene vigente, ahora con cambios en las reglas de operación, que fueron ordenados directamente por el Gobernador del Estado.

Hay créditos para los microempresarios, de 50 mil pesos, a 24 meses, con tres meses de gracias y por lo pronto se está instalando el Comité de Asignación, en el que participará el Congreso del Estado, como un observador social.

Hay 360 expedientes listos para pasar al Comité, para que se hagan las revisiones correspondientes a las solicitudes, de tal manera que se pueda apoyar a la micro y pequeña empresa, que tanto han ayudado a fortalecer a la economía del estado.

Para los medianos y grandes empresarios se cuenta con el  programa Impulso Durango, a través del cual se han generado préstamos por 180 millones de pesos, a través de la banca y de Nacional Financiera.

El entrevistado consideró que las inversiones llegarán a México, sobre todo con el respaldo del acuerdo comercial entre México, Canadá y Estados Unidos, también identificado como T-MEC.

México jugará un rol importante en este tratado comercial, incluso como intermediario entre los países del norte del continente, Europa y Asia, lo cual deberá impactar a Durango.

Aunque ya no se cuenta con Pro México que era un importante aliado en estos asuntos, no se debe dejar de insistir y mantener el acercamiento con los países, a través de las instancias que estén a la mano.

La certificación de las empresas locales será un factor clave en el marco del tratado comercial, pues no todo se trata de atraer inversión foránea, sino también ofrecer lo que hay aquí y tiene la calidad necesaria como para distribuirse en otras regiones.

Opinó que para poder salir adelante se necesita del trabajo en equipo, el cual se pretende lograr con los estados que forman parte de la alianza federalista y con los que se pretenden crear condiciones para que México esté en los reflectores de los principales inversionistas internacionales.

Dijo que no se debe quitar la vista de Japón, China, Europa y América del Norte, pues son estos países en donde se concentra el mayor potencial de inversión.

Habló del Presupuesto 2021 y la complicada probabilidad de que se obtenga una cantidad generosa de recursos, teniendo en cuenta lo que se logró para 2020.

Este año la Sedeco cuenta con 160 millones de pesos para cuestiones operativas, sin incluir nómina, por lo que si se llega a contar con esta misma cantidad en 2021, se tendrán buenas condiciones para trabajar en los asuntos prioritarios.

Durango es un estado que requiere todavía mucho apoyo en materia de infraestructura y, proyectos como el puerto de Mazatlán, serían de gran impacto para esta economía, a pesar de estar fuera del territorio estatal.