EN 15 DÍAS, ACUMULAMOS

MÁS CONTAGIOS QUE LOS PRIMEROS 4 MESES DE PANDEMIA

MIL 770 PERSONAS ENFERMAS DE CORONAVIRUS,
PARA LA PRIMER QUINCENA DE OCTUBRE

Para tener una mejor idea de la magnitud del incremento de contagios de Covid-19 en la entidad, en el mes de octubre, hay que ver que tan solo entre el 1 y el 15 de este mes se registraron mil 770 casos positivos, cifra muy similar a la que se había acumulado entre el 27 de febrero (inicio del conteo) y el 29 de junio.
El mes en curso, ha sido el mes con mayor índice de contagios en la entidad. En varias ocasiones, la estadística correspondiente al conteo por cada 24 horas se ha acercado, ha alcanzado y hasta ha rebasado los 200 contagios, lo cual no había ocu- rrido en meses anteriores.
La estadística relacionada con el virus en México, parte del 27 de febrero, fecha en la que se registró el primer caso positivo de SarsCoV2 en el país y que al 29 de junio alcanzó los mil 786 casos en Durango, cifra muy similar a la que se ha registra- do entre el 1 y el 15 de octubre.
Es decir, durante la primera quincena del décimo mes de 2020, se registró casi el mismo número de casos que el que se tuvo en el transcurso de cuatro meses, situación que deja al descubierto la propagación que ha tenido el virus en las últimas semanas.
En un análisis realizado por La Semana Ahora, se puede ver como el virus surgido en China, se ha dispersado en el estado de Durango, hasta llegar a los 10 mil 584 casos a la mitad de octubre.
El 1 de abril, cuando la contingencia tenía poco tiempo y se habían tomado medidas drásticas para evitar en lo posible los contagios, en el estado se tenían apenas siete casos positivos, una defunción y 639 pruebas negativas.

Un mes después, el 1 de mayo, la cifra de contagios creció a 70 casos, por nueve fallecimientos y mil 805 pruebas negativas. Si bien, el repunte fue considerable, las cifras no eran alarmantes.
El 1 de junio, el indicador para el estado era de 389 personas contagiadas, con un crecimiento exponencial en la cantidad de fallecimientos, con un total de 50; además de mil 805 pruebas negativas.
Ya para el 1 de julio, la cantidad de casos positivos alcanzaba los mil 941, por 156 defunciones y cuatro mil 909 pruebas negativas, cifras que ya causaban una mayor preocupación en el Sector Salud, debido a la demanda hospitalaria que se presentaba.
El 1 de agosto, la cantidad de contagiados llegó a los tres mil 847 casos, mientras que la cantidad de muertos por el virus prácticamente se duplicó, al alcanzar los 305. Mientras tanto, las pruebas negativas llegaron a las ocho mil 574.
Para el 1 de septiembre, el número de casos positivos alcanzó los seis mil 287 casos, mientras que 484 personas habían perdido la vida por causa del virus y las pruebas negativas habían llegado a las 12 mil 209.
Al primer día del mes en curso, la cifra de personas contagiadas había alcanzado las ocho mil 814 personas contagiadas, además de llegar a las 667 muertes y 15 mil 549 pruebas negativas.
Asimismo, al 15 de octubre, la cantidad de casos positivos llegó a los 10 mil 584 casos, mientras que los fallecimientos alcanzaron los 740 casos y los negativos llegaron a los 17 mil 375.
Esto significa que durante la primera mitad del mes que transcurre, un total de mil 770 personas

fueron contagiadas en la entidad, además de que se registraron 73 defunciones.
Ya han transcurrido ocho meses desde que la pandemia llegó a México y cada entidad federativa vive su realidad, con relación a la evolución de un virus que ha ocasionado una crisis sanitaria mundial, misma que ha derivado en afectaciones considerables a múltiples sectores.
Una de las cosas que más llama la atención, al cierre de la primera quincena de octubre, es el hecho de que existan mil 694 casos sospechosos de Coronavirus en Durango, pues el que este indicador sea alto, refleja que en próximos días el número de casos positivos puede ser elevado.
La otra preocupación que tiene el sector salud, es la cantidad de enfermos activos, ya que esta era de mil 211 hasta el 15 de octubre, siendo muy importante el aislamiento de estas personas para evitar más contagios.
Como ya se ha mencionado con anterioridad, la mayor cantidad de contagios en la entidad, se registran en la capital (5,473), después en Gómez Palacio (3,057) y en tercer lugar en Lerdo (825), mientras que los municipios con menor número de habitantes, los números se mantiene bajos.
SEMÁFORO ROJO, POSIBILIDAD
QUE NO SE DESCARTA

Frente a este panorama, que no se ve nada alentador de cara a la recta final de 2020, Sergio González Romero, titular de la Secretaría de Salud en Durango, prácticamente va contra corriente en cuanto a las acciones que se permiten y no se permiten llevar a cabo.

Y es que, si por el personal médico fuese, gran parte de las actividades económicas, sociales, deportivas y recreativas, se mantendrían fuera de la agenda, pero con el paso de los meses varias de estas han sido reactivadas.

“La demanda hospitalaria ha sido muy alta en la última semana y cada vez necesitamos más camas disponibles para las personas que requiere de hospitalización, al presentar un cuadro grave”, manifestó.
Recordó que la mayoría de los ciudadanos que requiere de atención especializada presentan comorbilidades como la obesidad y la hipertensión, en igual nivel, seguidas de la diabetes, el tabaquismo y el asma.
Después de que se retrocedió en el Semáforo Epidemiológico Nacional, de amarillo a naranja, el funcionario estatal dijo que no se puede descartar la posibilidad de llegar de nueva cuenta al color rojo.
“No queremos que esto suceda. Queremos avanzar y no retroceder, pero la única forma de ir hacia adelante es con la colaboración de toda la sociedad, para así poner entre todos el granito de arena que nos toca”, dijo.
Comentó que a la mitad de octubre los pacientes hospitalizados en el estado eran 169, de los cuales 52 se reportaban como graves y de esta cantidad, 32 se encontraban intubados.
La realidad no es alentadora cuando se habla de pacientes intubados, ya que de cada 10 personas que llegan a requerir de esta atención, siete tienen amplias probabilidades de morir.
Aunque Durango no es de los estados con más altos índices de letalidad por COVID-19, lo ideal es reducir todavía más los indicadores y, esto solamente se puede lograr con la reducción del número de contagios.
Indicó que el porcentaje de fallecimientos en la entidad oscila en el 7 por ciento, mientras que en lo que se refiere únicamente a la Secretaría de Salud, este es del 4 por ciento, aunque lo ideal no es tener números bajos, sino que no muera nadie. Remarcó que los sistemas de salud se agotan y reiteró que, aunque en los hospitales se tengan camas para la atención de pacientes con Coronavirus, el personal médico es el que no se da abasto.

Hay que tener en cuenta que la vacuna sigue causando gran expectación y en algunos casos, pareciera que las personas creen que llegará junto con 2021, lo cual no se puede asegurar.
Lo que es un hecho, es que, si una vacuna aprobada se comienza a emplear el próximo año, el personal de salud y los ciudadanos vulnerables, serían los primeros en recibirla.
Esto significa que la población joven y sin problemas de salud, estarían en condi- ciones de recibir la aplicación de la vacuna hasta 2022, lo que significa que todavía falta mucho por avanzar en el combate a la pandemia.

Cifra de contagios de la primera quincena de octubre, similar a la de los primeros cuatro meses.