LES TIEMBLA LA MANO PARA SANCIONAR A QUIENES DESAFÍAN AL COVID-19

CON TODO Y QUE ESTÁ PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL, NADIE QUIERE DETENER
A QUIENES NO PORTAN CUBREBOCAS

Octubre ha sido un mes de alto contagio de Covid-19 en Durango; se han tenido registros por arriba de los 200 casos en 24 horas, lo que no había ocurrido en meses anteriores. En promedio, la semana pasada, promediaron más de 100 contagios diarios. Con todo y la complicada situación de salud que prevalece, las medidas de prevención se mantienen blandas, y ni siquiera el uso de cubrebocas se ha hecho obligatorio.
A pesar de que el nuevo acuerdo administrativo emitido por el Municipio de Durango, contempla que el uso de cubrebocas sigue siendo obligatorio entre la población y quien no lo use podrá ser sancionado con trabajo comunitario, la autoridad se ha pronunciado por evitar llegar al castigo.
No es la primera vez que dicha indicación se incluye en un acuerdo relacionado con las medidas y acciones de prevención del Coronavirus en esta capital del estado, de hecho, suele ser la primera de las disposiciones que se enlistan.
Como en su momento se dio a conocer, el estado de Durango retrocedió en el Semáforo Epidemiológico Nacional al color naranja, después de un corto periodo de haber estado en amarillo, por lo que fue necesaria la implementación de nuevas medidas.
El pasado martes 13 de octubre, Jorge Mojica Vargas, presidente del Consejo Estatal Ciudadano, habló sobre las disposiciones derivadas del retroceso, así como de la grave situación que vive el estado, particularmente las principales zonas urbanas, ante el incremento en los contagios del virus.

En entrevista, se manifestó a favor de la aplicación de medidas más estrictas con la finalidad de que los ciudadanos respeten los protocolos y así poder reducir el número de casos positivos y muertes que se han registrado en últimas fechas.
“Nosotros respaldamos las medidas que se toman para contrarrestar la pandemia, teniendo en consideración que hay un sector que se ha relajado y no ha respetado los protocolos, aunque también están los que están trabajando y respetando las reglas”, manifestó.
En el caso del Consejo Estatal Ciudadano ya reporta el registro de 500 Comités de Salud, que ya trabajan con acciones que ayudarán a que las personas tomen conciencia del riesgo que corren ellos y sus familias, cuando son desobedientes.
Pero, además, Mojica Vargas, habló del arresto de las personas que no utilicen el cubrebocas, como una medida que las autoridades ya habían determinado aplicar aquí.
“Ojalá que las cosas cambien con estas medidas, entre otras, como el arresto a aquellas personas que no usen cubrebocas, que se pagará con trabajo comunitario”, expuso.
Dijo tener entendido que a partir de ese mismo día (13 de octubre), comenzarían a aplicarse los arrestos a los que son renuentes a utilizar el cubrebocas, para que cumplan con un castigo de trabajo comunitario.

“Yo creo que es una medida urgente porque de alguna manera tenemos que desper- tar de esta anestesia colectiva, pues no se necesitan más muertos para que la gente se cuide”, anotó.
El presidente del Consejo Estatal Ciudadano aseguró tener un compromiso, y dijo que incluso existía un compromiso con la autoridad para la implementación de dicha medida, incluso en apego a lo que se dicta en los derechos humanos. “Desgraciadamente es necesario. Ya tenemos siete meses con la pandemia y si esto no se detiene, al final del año vamos a tener más de mil defunciones”, advirtió.
SIN CONFRONTACIONES
Y mientras que Jorge Mojica afirmaba la aplicación de medidas drásticas en contra de quienes no utilizan el cubrebocas en la vía pública, Antonio Bracho Marrufo, titular de la Dirección Municipal de Seguridad Pública (DMSP), dio un mensaje to- talmente distinto.
“Nosotros hemos apelado al mensaje educativo, a la cultura de la prevención; no queremos que nos orillen a realmente tener que tomar medidas coercitivas como la detención de personas para ponerlas a disposición del Juzgado Cívico para la aplicación de una multa o el trabajo comunitario”.
El funcionario municipal señaló que esa sería la última opción, pues no se quiere tener un enfrentamiento entre sociedad y autoridad, sino que se quiere seguir dando prioridad a la buena voluntad de los ciudadanos.

Reconoció la existencia del acuerdo que mencionó el presidente del Consejo Estatal Ciudadano, no obstante, volvió a mencionar que existe el riesgo de que se suscite un conflicto entre los ciudadanos y el gobierno.
Lo que no se quiere es que se presenten problemas con los elementos policiales al momento de que estos quieran detener a alguien por no utilizar el cubrebocas, aunque esto no quiere decir que el Municipio se quedará sin hacer nada.
En este sentido, comentó que se continuará con la campaña de entrega de cubrebocas para los ciudadanos que sean vistos sin llevar dicho implemento preventivo, pero además se les dará una plática para generar conciencia.
Todavía hay ciudadanos que andan por la calle sin cumplir con dicha medida; algunos lo utilizan solamente cuando tienen que acudir a algún supermercado o establecimiento comercial en donde los guardias no les permiten la entrada por esta causa.
Pero, una vez que abandonan el establecimiento se lo vuelven a quitar y otros lo colocan debajo de la barbilla, por lo que no cumple con la función para la que fue diseñado.
Los agentes de la DMSP, conminarán a los ciudadanos que no porten el suyo a acudir al módulo de Salud instalado en la Plaza de Armas, para que les entregue uno, además de que tendrán que escuchar obligatoriamente una platica de alrededor de 15 minutos.

Antonio Bracho Marrufo, titular de la Dirección Municipal de Seguridad Pública, señaló que la implementación de medidas drásticas, podrían derivar en enfrentamientos entre los ciudadanos y los agentes, por lo que se busca evitar llegar a este extremo.

La postura de Bracho Marrufo, respaldada por la Dirección Municipal de Salud Pública, ha llamado la atención de diversos sectores, para quienes resulta tibio apelar a la conciencia de los ciudadanos, tras siete meses de pandemia, cerca de 11 mil contagios y más de 700 fallecimientos.
Por otra parte, afirmó que se actuará con todo el rigor con las personas que sean sorprendidas ingiriendo bebidas embriagantes en la vía pública, pues es tiempo de permanecer en casa.
Se han tomado otras medidas, como la suspensión de las actividades deportivas de conjunto y la reducción en la afluencia en todo tipo de espacios públicos, medidas que se cumplen de manera parcial.
Y es que hay muchos sitios en donde la medición de la temperatura, la aplicación de gel antibacterial y el tapete desinfectante, ya no tienen la misma importancia que antes.
Los encargados de verificar la temperatura lo hacen en la mano o en el brazo, en vez de en la frente, muchas veces, sin esperar el resultado, para dar el pase a la persona al establecimiento.
Hay muchos negocios con sus tapetes desinfectantes secos y las botellas de gel con alcohol vacías, sin que hagan algo por retomar los protocolos de higiene y sanidad para ayudar a evitar los contagios.
No todos los locales comerciales se encuentran en dichas condiciones, ya que la mayoría de los restaurantes si están cumpliendo con los protocolos, al igual que un buen número de las cadenas comerciales grandes, pues quieren evitar las sanciones económicas y hasta cierres.