75% de alcaldes, reprobados;

no pasan las cuentas públicas

Texto: Daniel Estrada

Entre los más importantes están Durango, Gómez Palacio, Lerdo, Santiago Papasquiaro y Guadalupe Victoria

Diputados reprobaron el 75% de las cuentas públicas

 En un hecho sin precedentes, los legisladores locales no aprobaron las cuentas públicas del ejercicio fiscal 2019 de 31 municipios y dos organismos autónomos, debido a las inconsistencias que estas presentaron. Se detectaron observaciones que van desde el 0.44 al 49 por ciento.

 Entre las cuentas públicas reprobadas, se encuentran las de los tres municipios con mayor presupuesto (Durango, Gómez Palacio y Lerdo), además de los organismos autónomos CNDH e IDAIP.

Una vez que el Congreso del Estado finalizó la revisión de las cuentas públicas de los 39 municipios, cuatro organismos autónomos y el Gobierno del Estado, se conoció que solamente el 25 por ciento de estas obtuvieron un resultado aprobatorio; lo que significa que, la mayoría no fueron avaladas por los diputados locales.

El análisis de las cuentas públicas que corresponden al ejercicio fiscal 2019, derivó en un monto total de observaciones por 478 millones de pesos.

Los legisladores no aprobaron 32 de los 44 documentos que presentó la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso del Estado, en tiempo y forma, ante el pleno.

Es obligación de los poderes públicos del Estado, los órganos constitucionales autónomos y los ayuntamientos, rendir cuentas sobre el manejo, la custodia y la aplicación de fondos y recursos a su cargo, incluyendo los de origen federal, en los términos señalados por la ley.De acuerdo con el análisis que llevó a cabo la comisión dictaminadora, se detectaron observaciones de manera general que van desde el 0.44 al 49 por ciento del presupuesto anual dentro de ejercicio fiscal 2019.

Dentro de este ejercicio, llama la atención la reprobación de las cuentas públicas de los municipios de Durango, Gómez Palacio y Lerdo, los de mayor concentración poblacional y, por ende, los que más recursos públicos manejan.

También sobresale la votación en contra de las cuentas públicas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC).

Otros municipios reprobados son: Santa Clara, Tlahualilo, San Pedro del Gallo, Cuencamé, San Luis del Cordero, San Bernardo, Pánuco de Coronado, Pueblo Nuevo, Súchil, Hidalgo, Coneto de Comonfort, Topia y San Juan de Guadalupe.

Otros que tampoco aprobaron son: Canatlán, Mapimí, Nazas, Nombre de Dios, Nuevo Ideal, El Oro, Peñón Blanco, Poanas, Rodeo, San Dimas, San Juan del Río, Guadalupe Victoria, Otáez y Santiago Papasquiaro.

Por otra parte, se avalaron las cuentas públicas del Instituto de Evaluación de Políticas Públicas (Inevap) y la del Instituto Duranguense de Acceso a la Información Pública y de Protección de Datos Personales (Idaip), con cero por ciento de observaciones.

De la misma manera, fueron aprobadas las cuentas públicas de nueve municipios: Canelas, General Simón Bolívar, Guanaceví, Indé, Mezquital, Ocampo, Tamazula, Tepehuanes y Vicente Guerrero.

Hay que tener en cuenta que el documento que corresponde al municipio de Gómez Palacio, contiene observaciones por hasta 500 millones de pesos, por lo que los diputados solicitaron a la Entidad de Auditoria Superior del Estado (EASE), investigue con atención las probables irregularidades.

En el caso del municipio de Durango, se registraron inconsistencias por el 0.32 por ciento, que incluyen 100 millones de pesos vinculados con la pasada administración, por lo que se investigará, de la misma forma, en qué consiste esta irregularidad.

Otro caso en el que se pide poner especial atención es el del IEPC, órgano autónomo que resultó con observaciones por seis millones de pesos, cuando el año pasado tuvo irregularidades hasta por 18 millones de pesos.

Con relación al dictamen de la cuenta pública del Estado de Durango, esta sí fue avalada por los diputados al presentar el .26 por ciento de observaciones, las cuales fueron consideradas como mínimas.

Las cuentas que no fueron aprobadas, no mostraron aceptablemente la información de su gestión desarrollada en el ejercicio fiscal bajo análisis; en consecuencia, el órgano técnico auxiliar en materia de fiscalización, deberá proceder en los términos que establece la Ley de Fiscalización Superior.

La Entidad de Auditoría Superior del Estado tendrá que informar a la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, sobre las acciones que deberán llevarse a cabo en torno a estos resultados.

Esto incluye la notificación del pliego de observaciones contenidas en el Informe de Resultados correspondiente; la presentación del pliego de solventación de observaciones y el inicio de los procedimientos para la determinación de existencia o inexistencia de faltas administrativas y su

seguimiento en términos de las disposiciones legales aplicables.

La integración, presentación y seguimiento a la o las denuncias de hechos presumiblemente constitutivos de delito y la resolución jurisdiccional emitida por la autoridad competente en materia penal, según sea el caso.Las cuentas públicas contemplan toda una serie de procedimientos; su entrega tiene que hacerse a más tardar en el mes de febrero del año siguiente al del ejercicio fiscal anual que será objeto de fiscalización.

El Congreso, a través de la Comisión de Hacienda, tiene que turnar el documento a la Entidad, la cual deberá remitir el informe de resultados a la Comisión que deba dictaminar.

Hay que tener muy en cuenta que la falta de presentación de las Cuentas Públicas, o siendo ésta extemporánea, da lugar a la imposición de las sanciones que determinen las leyes aplicables.

Reacciones

El diputado Carlos Maturino Manzanera, consideró que no necesariamente todas las observaciones tienen que significar malos manejos e incluso pueden ser solventadas en tiempo y forma, en un plazo de 20 días, sin que esto represente una carga mayor.

Mencionó que en el caso de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN) lo que se tomó en cuenta fueron las circunstancias cuantitativas y cualitativas, sin influir la afinidad partidista del municipio en revisión.

Precisó que, en el caso de las observaciones al Municipio de Durango, siete millones de pesos corresponden a la administración en turno y más de 100 millones a la anterior.

Destacó que la cuenta del Gobierno del Estado fue aprobada por unanimidad, con observaciones por 77 millones de pesos, relacionadas con temas de salud y educación.

Respecto a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, dijo esperar que se subsanen las observaciones que se hicieron al organismo autónomo.

Por su parte, el diputado Iván Gurrola Vega, del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), resaltó que tanto el Inevap, como el Idaip, resultaron con cero por ciento de observaciones, lo que exhibe que sí se pueden hacer las cosas de forma correcta.

Por otro lado, puso el ejemplo del municipio de Súchil,

que tuvo observaciones por el 49 por ciento, es decir, prácticamente en la mitad de su cuenta pública.

También se detectaron casos en algunos municipios de obras ya pagadas y no concluidas, como ocurre en el municipio de Lerdo, por lo que se espera que sean terminadas y con esto se regularice la situación.

Lamentó que en el caso de las observaciones que se hicieron al IEPC, una buena parte de los montos tiene que ver con el pago de bonos y finiquitos otorgados a los consejeros de forma indebida.

Recordó que el año anterior fueron 18 millones de pesos lo señalados y ahora son seis, lo que habla mal del organismo que tiene la encomienda de organizar los procesos electorales en el estado.