Agua: elemento estratégico en

la guerra contra el Covid-19

Texto: Daniel Estrada O.

Rodolfo Corrujedo: nuestro personal de AMD, sigue trabajando para garantizar el abasto

El abasto de agua debe estar garantizado en esta guerra contra el Covid-19

El vital líquido no puede faltar en los hogares, en los hospitales, en las empresas y en ningún lugar, ante emergencias como esta, ya que es elemental para mantener las medidas sanitarias que se recomiendan.

El índice de morosidad en el pago del servicio es del 27 por ciento, además de que se tienen un adeudo (heredado) de 14 millones de pesos ante la CFE, de los cuales se paga un millón al mes, además de los 12 millones de tarifa.

Aguas del Municipio de Durango (AMD) ofrece un servicio esencial, sobre todo en este tiempo en el que el agua resulta indispensable para atender las medidas de higiene que se requieren para evitar al virus SARS-CoV-2.

Rodolfo Corrujedo Carrillo, director del organismo descentralizado, indicó que desde el primer decreto presidencial, el agua fue catalogada como esencial y así se ha mantenido.

El vital líquido no puede faltar en los hogares, en los hospitales, en las empresas y en ningún lugar, ante emergencias como esta, ya que es elemental para mantener las medidas sanitarias que se recomiendan.

El constante lavado de manos, el aseo de los interiores y exteriores de las viviendas y demás inmuebles, demandan el empleo del agua y jabón, por lo que se ha buscado garantizar su abasto, con todo y las complicaciones que se puedan presentar.

“Sabemos que el agua es fundamental para la vida; hay que estarla consumiendo todo el tiempo, pero ahora, es básica para la higiene que se requiere para contrarrestar al COVID-19”, expuso el servidor público.

Tanto el abasto de este elemento, como el manejo de aguas residuales, requieren de personal y equipo adecuados, para que todos los días ambos servicios puedan ser atendidos de la mejor manera posible.

“A veces pensamos que las aguas negras desaparecen por arte de magia, cuando es todo un proceso el que se requiere para que la población cuente con un drenaje adecuado”, anotó.

A pesar de Durango se encuentra en color rojo en el Semáforo Epidemiológico, esto no significa que el personal de AMD está recluido, ya que se encuentran trabajando de manera normal, pues así se requiere.

Obviamente que los trabajadores operativos y administrativos han tomado las medidas preventivas correspondientes, pero están al pie del cañón en torno a este servicio esencial.

Mucho se habla del trabajo que se realizan en otras instancias operativas y, es digno de todo reconocimiento, pero el de los organismos operadores del agua, también es de suma importancia.

“No podemos nosotros trabajar con guardias, de manera escalonada y desde casa mucho menos. Nuestro trabajo tiene que ser presencial, pues no hay otra manera de servir al 100 por ciento”, expuso.

Comentó que el personal ha comprendido muy bien esta situación, son conscientes de lo determinante que resulta su labor, así como sucede con el personal de seguridad, protección civil, médicos y enfermeras.

Complicaciones

Ahora bien, hay que recordar que Aguas del Municipio es un organismo que históricamente ha tenido problemas en su economía, lo cual tiene que ver en parte con la morosidad de un sector de la población.

Es una realidad que el organismo descentralizado cumple con su misión por convicción, pero para poder operar como se debe, se necesita tener ingresos, de lo contrario, aunque se quiera, no podrán atender las demandas de los ciudadanos.

“No recibimos subsidios de los gobiernos municipal, estatal o federal, por eso es tan importante la aportación que hacen los ciudadanos, que es más una cooperación que un impuesto, pues como todos saben, el agua es un elemento invaluable”, declaró.

Admitió que en últimos meses ha sido difícil completar el pago de la nómina, la energía eléctrica e impuestos que se tienen que pagar, sin que exista la posibilidad de promover actividades alternativas o extraordinarias para recuperar algo.

Se vive una temporada complicada, el color rojo en el Semáforo Epidemiológico ha derivado en muchas restricciones que se tienen que acatar para ayudar a que los contagios disminuyan en la ciudad de Durango.

Corrujedo Carrillo platicó que al principio de la administración municipal 2019-2022, se recibió una cartera de morosidad de hasta el 30 por ciento, por lo que se procedió a realizar una campaña de recuperación y con el paso de los meses se logró bajar al 18 por ciento.

No obstante, al presentarse la pandemia, la morosidad se fue al 27 por ciento, situación que de alguna manera se puede comprender, pues la economía de algunas familias se ha visto afectada por el desempleo y la enfermedad.

Gracias al 73 por ciento que continúa con sus pagos, es posible dar servicio al 100 por ciento de los ciudadanos, por lo que el entrevistado convocó a sumarse y apoyar a quienes cumplen con sus cuotas.

Hay que recordar que durante la pasada administración se presentaron complicaciones en el organismo descentralizado, debido al adeudo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el cual ascendía a 53 millones de pesos, cuando se dio el cambio de gobierno.

Ahora ya son solamente 14 millones de pesos los que se deben, de los cuales se paga un millón de pesos al mes, además de los 12 millones de pesos que se tienen que cubrir por el consumo de energía mensual.

El organismo descentralizado hace un esfuerzo para no dejar de pagar la tarifa mensual y evitar que vuelva a ocurrir lo que le sucedió a la pasada gestión, que se rezagó y dejó crecer la deuda.

La propia CFE ha visto disminuidos sus ingresos por la falta de pago, lo que deja ver la complicada situación que persiste, no solamente en Durango, sino en el país.

No obstante, la paraestatal sí aprieta con amenaza de corte del servicio a AMD, de ahí la necesidad de mejorar las cuentas, para evitar que en un momento determinado se pudiera presentar un problema serio que afectara al suministro de agua.