Congreso deja “colgada” de la brocha a alcaldesa de Lerdo

Niegan crédito a Lerdo; seguirá deuda millonaria con ex trabajadores

Existe una deuda por indemnización con ex trabajadores del Ayuntamiento de Lerdo de la gestión de Rosario Castro Lozano (2004-2007), que ahora es de 145 millones de pesos, luego de que no fue atendida por el Gobierno Municipal consecutivo.

Hay quienes aseguran que antes de concluir su administración municipal, Rosario Castro incrementó de forma indiscriminada los salarios de sus colaboradores, pero su sucesor, lejos de pagar dichas cifras los despidió sin indemnizar.

 


En 2007, el priista Carlos Aguilera despidió a 78 trabajadores del municipio; le metieron pleito y se lo ganaron; ahora les adeudan $140 millones


Texto: Daniel Estrada

El municipio de Lerdo no ha podido salir y todo parece indicar que no saldrá del aprieto económico que arrastra desde 2007, debido al adeudo por concepto de liquidación que mantiene con 78 ex trabajadores.

La administración de María Luisa González Achem, prácticamente con el pie sobre el cuello, buscó la aprobación de un crédito por 100 millones de pesos en el Congreso del Estado, la cual le fue negada, al no cumplir con las condiciones legales para obtener la venia de los diputados.

Los miembros de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública consideraron que la iniciativa del Ayuntamiento de Lerdo no reunía las condiciones legales necesarias, por lo que dictaminaron en contra de la petición, decisión que fue ratificada en el Pleno.

En enero de 2017 se realizó una reforma legal mediante la cual se definió que los créditos  autorizados por el Congreso del Estado deben destinarse a inversiones públicas productivas y a su refinanciamiento o reestructura, estrictamente.

Tales inversiones deberán realizarse bajo las mejores condiciones de mercado, mientras que en ningún caso podrán destinar empréstitos para cubrir gasto corriente, según lo establece la normativa vigente.

El Ayuntamiento de Lerdo aspiraba a obtener el monto de 100 millones de pesos que servirían para cubrir parte de la deuda de 145 mdp que se tiene desde hace ya 11 años con ex trabajadores que fueron despedidos cuando se dio el cambio de la administración de Rosario Castro Lozano a Carlos Aguilera Andrade.

La demanda de los empleados municipales que fueron despedidos en el cambio de administración,  fue presentada ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Estado, la cual resultó a su favor.

En este sentido, la suma que actualmente se les debe ya alcanza los 145 millones de pesos, una cifra que el Ayuntamiento de Lerdo no puede solventar con el dinero que tiene disponible.

Los legisladores locales se dicen conscientes de la situación que prevalecen en el municipio lagunero, no obstante, también tiene claro que la normativa vigente es clara, por lo que el crédito no puede ser autorizado.

La diputada Norma Rodríguez, declaró que la decisión de los diputados no tiene que ver con la falta de ganas de apoyar, pues hay que reconocer que los ex trabajadores de Lerdo tienen derecho a que se les cubra su indemnización.

“No pudimos darle el visto bueno a la solicitud del préstamos debido a que el dinero que ellos requieres es para gasto corriente y la ley es muy clara al indicar que los créditos se pueden otorgar solamente en la obra pública”, expuso.

A la diputada suplente de Patricia Jiménez, solamente le restó esperar que el Municipio de Lerdo encuentre la manera de pagar lo que se debe a los trabajadores y de esta forma se acabe un problema que se vuelve añejo.

Pero, la situación parece ser todavía más complicada, ya que además de los 145 millones de pesos, cantidad superior al presupuesto de varios municipios para el año en curso, se han hecho una serie de acusaciones en contra de quien dejó la deuda y de quienes dejaron que “la bola de nieve creciera”.

A mediados de marzo pasado, González Achem y varios regidores de Lerdo tuvieron un encuentro con diputados de la Comisión de Hacienda en las instalaciones del Congreso del Estado para tratar el tema de la solicitud de un crédito.

En ese entonces se hablaba de la necesidad de una cantidad de alrededor de los 140 millones de pesos, los cuales serían empleados para pagar un laudo de los ex trabajadores del Ayuntamiento y así terminar con años de conflicto.

Sin embargo, los ediles lerdenses no llegaron a esta capital solos, ya que mientras ellos trataban el tema al seno de las instalaciones del Parlamento local, representantes de varias asociaciones civiles protestaban al exterior del recinto para evitar que se autorizara el préstamo.

Los manifestantes pedían que en vez de que se solicitara y se concediera el crédito,  se procediera en contra de los responsables de la deuda, ya que existieron varios elementos que propiciaron que el problema se acrecentara.

En ese entonces, Jorge Valenzuela Hernández, líder de Redes Ciudadanas de La Laguna, consideró injusta la situación por la que atraviesa el municipio de Lerdo, al tener que pagar en indemnizaciones una cantidad que bien podría utilizarse en obra pública.

La asociación procedente de la Comarca Lagunera es respaldada en la capital de Durango por la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (Unorca) y, ese día colocaron una manta de considerable tamaño en los arco del Congreso del Estado, para manifestar su rechazo a la autorización del  crédito.

Ellos presentan una versión muy particular sobre este tema de la deuda con trabajadores de Lerdo, pues creen e incluso dicen tener pruebas de que todo se hizo de forma alevosa y con toda la intención de hacer que se hicieran pagos cuantiosos a favor de los ex trabajadores.

Valenzuela Hernández explicó que todo comenzó cuando al concluir su gestión(2004-2007) como presidenta municipal de Lerdo, Rosario Castro Lozano aumentó la nómina de los dos millones 953 mil 045 pesos a los cinco millones 709 mil 048 pesos.

Al asumir la administración para el periodo 2007-2010 Carlos Aguilera Andrade, como alcalde y Jaqueline del Río como secretaria del Ayuntamiento, se negaron a pagar la nómina en tales condiciones, por lo que inició un pleito laboral.

No pasó mucho tiempo para que se dictara un laudo a favor de los trabajadores por una cantidad superior a los 100 millones de pesos, cifra que Aguilera prefirió ignorar hasta el término de su gestión.

Frente a dicha situación, alrededor de 57 organizaciones, coinciden en que más que pedir un crédito para que se pague la elevada deuda, es indispensable iniciar una investigación para descubrir lo que realmente aconteció tras el cambio de la administración en 2007.

El argumento de estas personas hacía referencia a que la falta de investigación del caso, llevaría al Ayuntamiento a pagar dos millones de pesos para saldar el asunto pendiente.

Jorge Valenzuela incluso lamentó que los alcaldes Carlos Aguilera, Roberto Carmona Jáuregui y Luis de Villa Barrera hayan sido omisos y evasivos con la problemática, lo que tiene a Maria Luisa González con un sinnúmero de problemas.

Los quejosos aseguran que existen documentos en los que se da constancia de lo ocurrido durante el cambio de gestión entre agosto y septiembre de 2007, empero, han sido ocultos con celo por parte de los implicados.

El problema ha trascendido durante tres administraciones, pero nadie ha logrado dar solución, mientras que ante las presiones, María Luis González ha buscado obtener el recurso que le permita a Lerdo olvidarse de la cuantiosa deuda y poner toda la atención en tantas prioridades que existen en materia de obra pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *