Ya murieron más de 100 mil;

vamos muy bien: López Obrador

Texto: La Semana Ahora

con información de Reforma

En agosto, luego de que México superara la cifra de 50 mil muertos por Covid-19, el especialista Francisco González advertía: «Se van a más que duplicar en los siguientes seis meses», a menos de que hubiera un viraje de 180 grados en la conducción de la epidemia.

Un trimestre después, el país reporta más de 100 mil 800 personas fallecidas. El pronóstico se cumplió, considera el profesor de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Johns Hopkins, porque continuaron las medidas erradas.

«Por supuesto que se pudieron formular e implementar cambios sustanciales en la política de salud pública en México sin tener que llegar al final de 2020 con más de 100 mil muertos y otros cientos de miles contagiados, enfermos y convalecientes», señala.

Las autoridades, remarca, tuvieron tiempo de sobra -más de un mes desde que se hiciera oficial en enero la aparición del SARS-CoV-2 en China- para preparar e instrumentar una estrategia cuyo fin último fuera salvaguardar la salud y el bienestar económico mínimos de los mexicanos frente a un virus de acelerada capacidad de transmisión y letalidad.

«Dicha decisión, la obligación primordial de cualquier Estado de salvaguardar la integridad física y material mínima de la población bajo su jurisdicción, se hizo a un lado para no desviar recursos públicos de las grandes obras de infraestructura del actual sexenio, que en teoría serán la herencia palpable y observable de la autollamada Cuarta Transformación del Presidente Andrés Manuel López Obrador», reprocha.

Para González, los países cuyo desempeño en la contención de la pandemia ha sido más exitoso -principalmente naciones asiáticas como Corea del Sur, Japón, Singapur y China- se han caracterizado por respuestas rápidas, masivas y eficaces tanto del Estado como de la sociedad que ha cooperado para hacer pruebas masivas, identificar infectados y rastrear sus contactos y obligar cuarentenas entre los mismos para la contención del virus.

«Se dice que en esas sociedades parte de la eficacia de respuesta a la pandemia del Covid-19 es la cultura confuciana, que privilegia el bienestar general y la obligación de los individuos para contribuir al mismo», refiere.

«En realidad esa actitud social no podría traducirse en acción pública masiva efectiva sin Estados con la voluntad política y la capacidad de recursos de infraestructura, técnicos y humanos volcados a darle prioridad a la gravísima emergencia de salud pública que vive el mundo desde el inicio de 2020».

Cuestionado sobre el rechazo de México a establecer medidas coercitivas de contención para no vulnerar derechos humanos, apunta a dos posibles respuestas.

Una, la de todos aquellos con una mentalidad utilitaria, cuyo principio rector es «la mayor felicidad para el mayor número de personas», quienes estarán más de acuerdo con la respuesta que se le ha dado a la epidemia en los países asiáticos mencionados, pues el bienestar general se ha mantenido a pesar de los costos a las libertades individuales.

Mientras que, por otro lado, gente con una mentalidad social liberal sostendrá que el derecho a la vida y el bienestar económico son primordiales.

«Y para procurarlos hay que contar con los recursos públicos que el Estado debe canalizar si es responsable y efectivo, y decreta cuarentenas estrictas para conservar la vida y un mínimo de bienestar económico entre la población que debe de quedarse en casa sin poder salir a ganarse el pan de todos los días», apunta.

«Creo que un liderazgo inteligente, comprometido con el pueblo y efectivo en México bajo López Obrador hubiera reasignado recursos de manera masiva para montar una estrategia que privilegiara la vida y el bienestar económico de las y los mexicanos -el derecho a seguir viva o vivo si así se quiere es quizá el derecho más básico de todos- en lugar de privilegiar obras faraónicas para dejar su huella», enfatiza.

Gobernadores solicitan

el cambio de estrategia

La Alianza Federalista planteó al Gobierno federal que ante los más de 100 mil muertos por Covid-19, se revise a profundidad y, en caso de ser necesario, se replantee la estrategia contra el coronavirus.

En un pronunciamiento leído por el Gobernador Silvano Aureoles, durante un encuentro en Guadalajara, Jalisco, el bloque opositor subrayó que la Federación siguió una estrategia que no ha sido la correcta para contener la pandemia porque muchas muertes pudieron evitarse.

«Hoy México amanece con la confirmación oficial de que 100 mil personas han muerto a consecuencia del Covid; este numero catastrófico, dramático, no puede dejar indiferente a nadie», sentenció.

«No debemos acostumbrarnos, o no debiéramos acostumbrarnos o a dar por hecho que así sucederá, que seguirán muriendo personas por esta enfermedad, sin que se hagan las cosas que se deberían de hacer».

Tras advertir que México no está ante el fin de la crisis, los Gobernadores de la Alianza hicieron un nuevo llamado «respetuoso», pero urgente al Presidente Andrés Manuel López Obrador, para reunirse y dialogar sobre este «enorme» reto.

«Se trata de la muerte de personas, de proyectos de vida interrumpidos que enlutan a miles y miles de familias, y que además no debemos de dejar solamente como un hecho numérico, sino que debemos de hacerle frente con imaginación y con todo el arrojo que la situación demanda», comentó.

«Este 2020 se registrará el número más alto de personas fallecidas durante un año en toda la historia de México, y eso deben explicarlo quienes son responsables de la estrategia federal contra el Covid, porque muchas muertes pudieron evitarse».

En voz de Aureoles, la Alianza demandó al Gobierno federal que haga públicos los compromisos que asumió para la compra de vacunas y su estrategia de almacenamiento, distribución y aplicación.

«Porque otra vez de manera discrecional y a su estilo, vamos a ver cómo se instrumenta o se desarrolla el proceso de vacunación; pedimos que se informe con toda claridad las características de las vacunas y cantidad comprometida», urgió.

«(También) la fecha estimada de entrega a partir del momento que las vacunas vayan recibiendo las autorizaciones, (…) la fecha en que la Cofepris reciba los documentos para analizar la autorización urgente de la vacuna y establezca los tiempos».

Para la Alianza, es necesario que el sector salud además informe de manera transparente el plan de vacunación, los mecanismos de prelación para beneficiarios y los alcances de la estrategia en términos de inmunidad.

Subrayó que la Federación también debe rendir cuentas de los recursos empleados, destinados y previstos a futuros para la adquisición, almacenamiento, distribución y aplicación de las vacunas.

«Es urgente la creación de una comisión independiente que supervise todas las actividades y los procesos y, en caso de ser necesario, despeje dudas y controversias. El Gobierno central y los gobiernos de los estados deben coordinar sus esfuerzos para que la aplicación de las vacunas atienda a las necesidades reales y totales», agregó.

«Si el Gobierno central sigue tomando distancia con los avances científicos, el panorama a futuro puede ser incierto; hemos pedido al pueblo de México que asuma con responsabilidad individual por el bien de la comunidad, esto ha implicado sacrificios y pérdidas económicas que son insostenibles por más tiempo»

El Gobernador recordó que a finales de julio, cuando México se acercaban a la «catastrófica» cifra de 50 mil muertos, la Alianza solicitó al Gobierno un replanteamiento urgente de la estrategia nacional para el manejo de la pandemia para todo el País.

Indicó que entonces también solicitaron la renuncia del responsable y vocero de la pandemia, Hugo López-Gatell, ante el «evidente fracaso» del plan que ya se observaba en ese momento.

«No lo hicimos con el afán de atacar políticamente al Gobierno central, sino genuinamente preocupados porque el mal manejo de la crisis sanitaria tendría como consecuencia costos humanos y económicos que podían evitarse”.

AMLO: POR QUÉ VAMOS A CAMBIAR,

LA ESTRATEGIA VA MUY BIEN

Pese a la suma de 100 mil 800 muertos por Covid-19 en el País, alcanzados el viernes 20 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la estrategia ante la pandemia está funcionando y que en naciones como España han fallecido más personas.

«Lo que se ha hecho es lo que consideramos ha dado resultados. Es muy lamentable lo que ha sucedido y los conservadores, nuestros adversarios, desde el principio quisieron usar la desgracia del pueblo de México por esta pandemia para culparnos», dijo el mandatario en conferencia matutina.

«Entonces, ¿por qué cambiar? Nada más porque a los que medraban, robaban, no les gusta lo que estamos haciendo o no quieren vernos en el Gobierno?”.

Acusó que a sus adversarios se les olvida comparar el caso de México con el de otros países como España, donde han fallecido más ciudadanos.

«No me gustan las comparaciones, menos en esta situación de desgracia, pero a nuestros adversarios se les olvida ver lo que está sucediendo en otros países y comparar. México es de los países de América con menos fallecidos en proporción a su población», indicó.

«Nada más ofrezco disculpa a los españoles porque respeto mucho a ese pueblo, pero con relación a España estamos hablando de que en México en proporción a la población han fallecido menos personas que en ese país”.

«Se tomaron medidas acertadas cuando se llamó a la gente a que se cuidara en sus domicilios y que no nos pasó como en otros países donde no había camas, ventiladores; estaba la gente en la calle esperando a ser atendida porque se supo en su momento controlar la pandemia para que nos diera tiempo para las camas, los equipos, los médicos», dijo.

El Presidente también subrayó el trabajo del personal de salud y del subsecretario Hugo López Gatell, cuyo trabajo, dijo, ha sido extraordinario.

Hugo López Gatell

debe ir a la cárcel

Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, advirtió que el Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, debería estar en la cárcel tras llegar a 100 mil decesos por Covid-19 en México.

«A la cárcel se debería ir, debe renunciar y estar en la cárcel por esta acción, por esta actitud que han tenido, pero está protegido por su jefe y su jefe nunca se equivoca porque jamás vamos a escuchar del Presidente de la República reconocer que se ha equivocado», dijo.

«Nunca se van a echar para atrás, así sea a costa de la vida de más de 100 mil y quizás centenares, de miles de muertos, y de más de un millón de contagios, así es su grado de insensibilidad y de irresponsabilidad».

Reprobó la actitud del Subsecretario, quien criticó a la prensa por llevar la cuenta de los decesos cada vez que han sido 50 mil, 60 mil, 80 mil o 100 mil.

«Todavía con una insensibilidad criminal diría yo, que raya en la estupidez, se le vio declarar al subsecretario López- Gatell, pero en verdad esa declaración genera una reacción de enojo, pues se trata de más de 100 mil familias enlutadas. Lamentablemente no tienen ningún acto de solidaridad con los afectados», aseveró.

Manifestó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador tampoco muestra sensibilidad ante los números a los que se ha llegado en México.

Con descaro, cinismo e insensibilidad criminal sigue diciendo que se ha enfrentado muy bien la pandemia y que López- Gatell es un funcionario ejemplar, que está haciendo un magnífico trabajo, apuntó.

Cuestionó que no hay recursos presupuestales suficientes para atender la epidemia.

«No hay dinero suficiente para atender la crisis sanitaria y su impacto social y económico que ésta ha generado, y en lugar de declarar una situación de emergencia sanitaria, económica y social en el País, no han actuado», señaló.

«Ni siquiera hay suficientes recursos para las vacunas del próximo año contra el Covid-19 y todo lo que ello implica para el equipamiento de un sistema de salud».