No le huyeron a los debates, SÍ A LA TRANSPARENCIA

Imposible de ocultar el palacete de Gonzalo Yáñez.

El candidato en primera fórmula al Senado por la coalición “Juntos haremos historia” en Durango, posee una residencia construida en un terreno de 30 mil metros cuadrados, valuada en tres millones de dólares. Está a nombre de su esposa.

Fueron suspendidos dos debates que organizaba la Coparmex, debido al desinterés de los candidatos por la transparencia y rendición de cuentas; a pesar de que tenían tiempo para hacerlo, solamente cuatro de 10 subieron su información a la plataforma tres de tres.


COPARMEX CANCELÓ LOS EVENTOS PORQUE SÓLO 4 DE 10 CANDIDATOS ACEPTARON CUMPLIR CON QEL REQUISITO DE TRANSPARENTAR SUS BIENES


Texto: Daniel Estrada

La transparencia no parece ser el fuerte de la mayoría de los que aspiran al Senado de la República por la vía de la mayoría relativa en el estado de Durango; la negativa de seis de 10 candidatos a subir su información en el portal 3 de 3, ocasionó que no se pudieran llevar a cabo los dos debates propuestos por la Coparmex.

Pero además, en el último debate que organizó la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE), celebrado en la ciudad de Gómez Palacio el pasado 9 de junio, la candidata Rocío Rebollo Mendoza, exhibió una propiedad presuntamente valuada en tres millones de dólares, que Gonzalo Yáñez, postulante por la coalición “Juntos haremos historia”, no transparentó en su declaración tres de tres.

Las imágenes y videos que se han difundido de la construcción ubicada en una superficie reportada de 30 mil metros cuadrados y que aparentemente todavía se encuentra en proceso de construcción, dejó con la boca abierta a muchos, pues es difícil imaginar que alguien como Gonzalo, quien todo el tiempo se da “baños de pueblo”, pueda tener una residencia de esas características.

“…No la tiene ni Obama”, dijo Rebollo Mendoza, al mostrar la fotografía en la que se exhibe el inmueble ubicado en un predio en el que fácilmente cabrían 300 casas de Infonavit.

Dicho de otra manera, en el lugar en el que habita Alejandro González Yáñez, fácilmente podrían tener sus residencias 300 familias de obreros duranguenses.

No le da pena admitirla

Pero, el oriundo de la Ciudad de México y “colmilludo” político de izquierda, no negó la propiedad del palacete, pero sí justificó que no lo declaró debido a que está a nombre de su esposa, quien por cierto, difícilmente podría comprobar ingresos para justificar tan exuberante edificación.

“El palacete de Gonzálo” y “la casa gris” son algunos apelativos con los que ya se identifica la edificación que ha cambiado la manera en que algunos ven al “humilde político” que tiene su capital electoral en el sector popular.

Quien ya fue senador por Durango, durante la LX Legislatura, considera que los señalamiento han sido un ataque fallido, pues se le acusó de no transparentar los bienes de su esposa, pero sí fueron incluidos en su declaración.

Afirmó que cumplió a cabalidad con la declaración patrimonial, de intereses y fiscal que exige la plataforma 3 de 3, admitiendo que le hicieron tres observaciones pero ninguna relacionada con la residencia a nombre de su esposa y dice que las tres las solventó en su momento.

Dijo que este tipo de acusaciones son “boomerang”, es decir, en determinado momento se revierten, como ocurrió con el señalamiento que hizo José Antonio Meade a Andres Manuel López Obrador, respecto a la omisión de transparentar la propiedad de un departamento.

Con todo y estos argumentos, muchos siguen creyendo que declarado o no, ese palacete “no lo tiene ni Obama”.

El pasado 6 de junio, la Coparmex reconoció públicamente a los candidatos al Senado, Ricardo López Pescador del PRI y Alejandro González de “Juntos haremos historia”, como transparentes, debido a que junto con Rocío Rebollo, también del PRI y Ninfa Torres Ibarra, de Nueva Alianza, subieron en tiempo sus declaraciones a la plataforma.

Ese día, quien fue presidente municipal de Durango por el Partido del Trabajo (PT), fue mencionado en varias ocasiones como un candidato transparente en un acto de presentación que sustituyó al fallido debate, además de que emitió todo un discurso relacionado con la transparencia y la rendición de cuentas.

Ricardo López hizo lo propio, siendo también reconocido por ser uno de los cuatro que presentaron su 3 de 3; en el lugar aprovechó para mencionar que él y Rocío Rebollo eran la única fórmula completa que cumplía con el compromiso.

En ese ejercicio los candidatos José Ramón Enríquez Herrera y Patricia Flores Elizondo de “Por México al frente” se quedaron en la raya, ya que presentaron a la dirigencia de la Coparmex el documento de acusa de recibida la entrega de la información, pero sus datos no alcanzaron a aparecer a tiempo en la plataforma tres de tres.

Ellos solicitaban que se les permitiera participar en el debate promovido por la Coparmex, pero para evitar controversias con los candidatos cuya información si apareció en el portal, y en apego al propio esquema de participación ya definido, se optó por no darles el espacio, pero sí dejarles la puerta abierta para el siguiente ejercicio.

Y es que la Coparmex tenía programado un segundo debate para el 13 de marzo en la ciudad de Gómez Palacio, sosteniendo, como en la primera ocasión, que el boleto para participar era la aparición de los datos del candidato o candidata en el 3 de 3.

Sin embargo, el número de registro se mantuvo en cuatro, por lo que se tomó la decisión de suspender ese ejercicio, con el reconocimiento por parte de la Coparmex de que no se logró la meta que se buscaba.

No les interesa escuchar o ser escuchados por “no transparentes”

Fue Elier Flores Salas, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) capítulo Durango, quien  declaró que con todo y que se amplió el plazo para que los candidatos y candidatas cumplieran con la exigencia ciudadana de transparentar su declaración patrimonial, fiscal y de intereses, no hubo respuesta positiva de los seis faltantes.

Fue de esta manera que Margarita Valdez de la coalición “Juntos haremos historia”, Raúl Martínez Muñoz y Lupita Soto Nava del Partido Verde Ecologista, así como José Nieves García Caro de Nueva Alianza, simplemente no cumplieron con el requisito.

Pero además, tampoco se concretó la publicación de la declaración de los dos candidatos de “Por México al frente”, por lo que no tenía caso convocar para el debate programado para llevarse a cabo en Gómez Palacio.

Flores Salas mencionó que ni los integrantes de la Confederación, ni los miembros del Movimiento

por el Durango que Merecemos , quienes también se involucraron en la convocatoria, tenían interés en escuchar o ser escuchados por candidatos “no transparentes”.

Cuestionado sobre el caso particular de Gonzalo y el palacete de su esposa, consideró que cada candidato es responsable de la información que sube a la plataforma, sin que la Coparmex se encargue de calificar o descalificar el nivel de transparencia.

“Nosotros lo que hacemos es convocarlos a participar en el esquema de rendición de cuentas, pero cada quien es responsable de lo que declara, pues la sociedad es la que los evaluará y juzgará al momento de emitir el voto.

Ante la pregunta concreta de este semanario respecto a si el reconocimiento a los candidatos que aparecen en el portal como transparentes no es una calificación por parte del órgano empresarial, Elier Flores reiteró que no hay tal, pero en el caso de los postulantes que actúan con omisión o son transparentes a medias “solos se descalifican”.

El hecho de permitir que se haya presentado en las instalaciones y frente a los miembros de la Coparmex, tiene más que ver con una exigencia y un reto para que mantengan una línea de transparencia y rendición de cuentas.

Pero quienes dudan en involucrarse en este tipo de desafíos no son confiables, pues de entrada están demostrando que no tienen intenciones de proceder en contra de la corrupción de la que tanto está cansada la sociedad mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *