A los traficantes de mujeres les dieron un mes para que se fueran

No encontraron trata de personas; por ahora.

A Tlahualilo llegó un contingente multidisciplinario conformado por elementos federales, estatales y municipales, que se dirigieron a puntos específicos de la cabecera municipal y el poblado Lucero en busca de indicios de explotación sexual y laboral.

La autoridad no encontró nada en el municipio lagunero, en el reciente operativo desplegado, pero los señalamientos y detalles sobre la presunta existencia de personas que trabajan o realizan actos en contra de su voluntad, obligan a no conformarse con el resultado y no quitar el dedo del renglón.


Y cuando llegó el operativo a Tlahualilo, pues ya no encontraron nada


Texto: Daniel Estrada

Desde principios del año se alertó sobre la posible existencia de trata de personas en Tlahualilo, ubicado en la Región Laguna de Durango. Recientemente la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó un operativo en el referido municipio y no encontraron nada a pesar de que se asegura que “se metieron hasta la cocina”.

El pasado miércoles 13 de junio Ruth Medina Alemán, dio a conocer que con la colaboración de corporaciones policiacas federales, estatales y municipales, se llevó a cabo el dispositivo para atender las denuncias anónimas sobre la posible existencia de trata de personas en Tlahualilo.

Para atender dichas denuncias, se estuvo trabajando durante un mes en la elaboración de una orden de operaciones, que permitieran tener la cobertura necesaria para atender la denuncia, de acuerdo con la magnitud de la misma.

El operativo se implementó el pasado sábado 9 de mayo, a partir de las 19:30 horas, dando inicio en las instalaciones de la Vicefiscalía con sede en la Comarca Lagunera.

Participó un contingente multidisciplinario de 96 elementos, que fue dividido en seis grupos de trabajo, para quienes quedó debidamente definida la zona que les correspondería cubrir en el trabajo de campo.

Las seis células se dirigieron a la cabecera municipal y al poblado El Lucero, pues se contaba con referencias de que en estos dos lugares era en donde se podría estar presentando el supuesto delito denunciado.

El contingente conformado por agentes de la Policía Federal, Estatal y Municipal, además de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Secretaría del Trabajo, el Instituto Nacional de Migración y la Comisión de Atención a Víctimas del Estado.

Todos ellos, estuvieron bajo la dirección de los 12 agentes del Ministerio Público de la FGE que participaron en las acciones, sin que se presentara ningún contratiempo para comenzar con los recorridos.

Medina Alemán relató que alrededor de las 21:00 horas comenzaron los rondines en los puntos más alejados y de ahí a los más cercanos a las zonas habitadas, teniendo a la mano una lista de establecimientos con venta y consumo de bebidas con contenido alcohólico, ubicación y tipo de permiso que ostentaban.

Dos horas y media después, concluyeron las acciones sin que se lograra encontrar algún indicio que permitiera obtener referencias de que en la zona se estuviera cometiendo el delito de trata de personas.

Dentro del equipo multidisciplinario que participó en el dispositivo, iba un grupo de psicólogos que contribuyó con la práctica de entrevistas a posibles víctimas, sin que se tuviera alguna señal de alerta.

Hubo revisión de identificaciones, datos generales y condiciones de los establecimientos de trabajo y con venta de alcohol, para corroborar información sobre la procedencia de las personas, áreas de desempeño y otras situaciones que pudieran derivar en el descubrimiento de alguna irregularidad.

Pese al resultado, Ruth Medina calificó el operativo como “muy ilustrativo” y como “un precedente en la región”, además de que ayudó a inhibir en parte el consumo de alcohol en la zona.

Además, refirió que los casi 100 elementos que formaron parte de este plan, regresaron con una visión distinta y con deseos de continuar aportando sus conocimientos para atender las demandas de la ciudadanía en materia de seguridad.

“Tuvimos un desempeño muy pulcro y ágil, con un gran ánimo de colaboración de todos los participantes”, expuso la funcionaria estatal.

Afirmó que esta experiencia de trabajo será útil para implementarse en otros municipios del estado, en donde puede haber riesgo de la comisión de delitos con el que se denunció en Tlahualilo.

Aunque el operativo concluyó con saldo blanco, no se descarta la posibilidad de regresar a esta zona de La Laguna o convocar a alguno de los entrevistados para dar seguimiento al caso.

“Queremos integrar una carpeta de investigación y dar el seguimiento que se requiere, para que las cosas no se terminen con un gran dispositivo que se quedó solamente en eso”, apuntó.

Consideró que el hecho de que semanas atrás se haya comenzado a hablar sobre la intención de realizar un operativo en el municipio, no fue factor de alerta para supuestos delincuentes, pero si así lo fuera, reiteró que el caso no estás cerrado.

“Ahora estamos analizando si algún establecimiento cerró de forma casual o por haberse enterado de que estaríamos en el lugar, por lo que continuamos en el diseño de estrategias distintas, que permitan detectar cualquier anomalía que no haya sido descubierta en el primer operativo.

Expuso que la presencia de la autoridad fue útil para encontrar y tomar cartas en el asunto en temas como la venta irregular de alcohol y asuntos que tienen que ver con las medidas de Protección Civil en establecimientos.

Por lo pronto se descartó la presencia de trata de personas en el municipio de vocación agropecuaria, pero la carpeta no ha sido cerrada, es decir, el operativo no se llevó a cabo para decir que no hay nada, sino para dar seguimiento a las denuncias que con anterioridad se recibieron.

La Fiscal manifestó que en el municipio de Tlahualilo hay lugares en donde se vende alcohol en amplios horarios, con música a todas horas y cercanos a centros de trabajo, lo cual pudiera causar preocupación a la población, en torno a la posible presencia de personas que en determinado momento puedan ser obligadas a realizar tareas o actos en contra de su voluntad.

Hay que recordar que las denuncias sobre la probable existencia de trata en el municipio colindante con Coahuila comenzaron a presentarse desde enero, teniendo en cuenta que desde antes se hablaba de la posible existencia de tal problemática.

Los antecedentes

A mediados de mes, a través de un informe que entregó la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), alertó que en Tlahualilo se ubicaron tres lugares con probable explotación sexual y uno más con abuso laboral.

Ya desde ese momento la Fiscalía reconoció haber recibido señalamientos al respecto, sin que hubiera alguna denuncia formal.

La organización Si Hay Mujeres en Durango hizo un señalamiento fuerte, sobre el asunto, al exponer que a decir de los lugareños, existía un espacio en el que niñas de 14 años eran prostituidas a cambio de droga.

Tal señalamiento fue incluido incluso en el documento de diagnóstico con el que se buscaba justificar la petición de alerta de género para la entidad, la cual por cierto, hasta el momento no ha sido otorgada.

Fue entonces cuando Ruth Medina declaró que en 2016 una persona del municipio de Cuencamé fue vinculada a proceso acusada del delito de trata de personas.

A parte, el estudio arrojó que además de Tlahualilo los municipios de , Gómez Palacio, Durango, San Dimas y Santiago Papasquiaro presentan situaciones de riesgo en materia de trata, por lo que se consideraba necesaria la implementación de medidas preventivas.

A finales de mayo pasado, el propio Adrián Alanís Quiñones, secretario general de gobierno, declaró que se tenía conocimiento de entre seis y siete denuncias de ilícitos relacionados con presuntos casos de trata en el referido municipio.

En ese momento adelantó que ya se estaba realizando una investigación para contar con mayor información sobre lo que estaba sucediendo en el lugar.

Para el servidor público resultaba necesario conocer si se trataba de menores de edad, personas de fuera del estado o del país y sobre todo si estaban en el lugar en contra de su voluntad, por lo que remarcó que ya se estaban tomando cartas en el asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *