Ahora, virus recorre los asilos

Y Hospital de Salud Mental

Texto: Daniel Estrada O.

Decenas de adultos mayores están en observación; por su edad, la situación es delicada

Covid-19 acecha a los más vulnerables; hay brotes en asilos de ancianos

 

El secretario de Salud, Sergio González Romero, reconoció que hay un brote de Coronavirus en la Ciudad del Anciano con 20 casos positivos y otro en el Hogar Ancianos Desamparados Nuestra Señora de Guadalupe, con 28 contagiados.

 

Otro caso que llama la atención es el del Hospital de Salud Mental Miguel Vallebueno de esta ciudad de Durango, en donde hay 17 pacientes contagiados e incluso ya se registró un deceso por causa del virus.

 

El SARS-CoV-2 acecha entre los más vulnerables. Esta semana se informó de brotes en la Ciudad del Anciano y el Hogar Ancianos Desamparados Nuestra Señora de Guadalupe, así como en el Hospital de Salud Mental Miguel Vallebueno; en este último ya se registró un fallecimiento.

Sergio González Romero, titular de la Secretaría de Salud, confirmó que en la Ciudad del Anciano, centro de atención para adultos mayores a cargo del DIF Estatal, se tuvieron 20 resultados positivos a la prueba PCR.

Se trata de 15 adultos mayores y cinco trabajadores de la institución, pero además, indicó que aplicarán 57 pruebas más con el objetivo de rastrear otros posibles casos positivos y actuar en consecuencia para reducir riesgos.

En el lugar hay nueve médicos generales y 20 enfermeras que trabajan para controlar el brote, al tener claro que la población de mayor edad es vulnerable al virus.

Hay que recordar que González Romero ya había informado sobre la aplicación de 10 pruebas rápidas en este espacio, las cuales habían salido positivas, por lo que se decidió proceder con las pruebas PCR.

En el caso del Hogar Ancianos Desamparados Nuestra Señora de Guadalupe, son 28 los casos positivos que se detectaron, por lo que se ha procedido al aislamiento de pacientes y al seguimiento epidemiológico que corresponde para evitar que el problema crezca.

Al igual que en la Ciudad del Anciano, en este asilo ubicado en la calle Cuauhtémoc de esta ciudad, se da seguimiento con la aplicación de pruebas, con la finalidad de descartar o corroborar contagios y dar la atención adecuada.

Manifestó que este tipo de contagios colectivos se han presentado no solamente en Durango, sino en todo el país, por parte de personas que llegan a los asilos a realizar visitas.

Si bien se han tenido ya varios brotes en Durango, el hecho de que estos se presenten en espacios en donde hay población vulnerable, es motivo de preocupación y exige una rápida reacción.

Y es que en el caso del Hospital de Salud Mental Miguel Vallebueno, ya se registró la muerte de un paciente por esta causa, el cual tuvo que ser atendido en el Hospital Militar del campo 5 de Mayo, toda vez que en el Hospital 450 no había una cama disponible.

Además, la misma semana pasada, la Dirección del referido hospital, indicó que había 17 pacientes contagiados de Coronavirus que ya se encontraban bajo supervisión y atención médica.

De hecho, desde junio a la fecha han sido atendidos 40 pacientes del lugar, diagnosticados como positivos al Covid-19, según precisó la directora Sandra Carolina Herrera Ortiz.

En este caso en particular, resulta complicado tener un seguimiento adecuado con algunos de los pacientes, ya que debido a su condición de salud, algunos asumen conductas difíciles de controlar.

Por todos lados

Otro de los casos que llamaron la atención la semana pasada, fue el de la mina del municipio de

Topia, en cuyo lugar se habría registrado un brote de hasta 214 casos positivos, según resultados de pruebas realizadas por un laboratorio particular.

La Secretaría de Salud maneja con reservas este caso en particular, ya que las pruebas fueron realizadas por un laboratorio particular y no por una institución calificada para este tipo de procedimientos.

De acuerdo con lo señalado por Blanca Estela Luna Gualito, directora de los Servicios de Salud en el estado, el laboratorio habría aplicado alrededor de 500 pruebas a solicitud de la compañía minera, de las cuales se obtuvo un número alto de positivos.

Ante esta situación, la Secretaría de Salud intervino y realiza un barrido entre la población relacionada con la mina, con la aplicación de pruebas cuyos resultados puedan ser debidamente respaldados y validados.

Y es que los resultados de instancias cuyas pruebas no son certificadas, pueden arrojar falsos positivos o falsos negativos, pero ante la gravedad y el riesgo del virus, lo recomendable es proceder con los protocolos que corresponden.

De este caso en particular se ha venido hablando desde hace ya varios días, pero fue Guillermo Pacheco Valenzuela, titular de la Coordinación Estatal el Protección Civil (CEPC) quien dio a conocer el resultado que se había obtenido de las pruebas realizadas por el laboratorio particular contratado por la compañía.

El Secretario de Salud por su parte, señaló que son varias las empresas que recurren a laboratorios no certificados para la realización de pruebas de su personal, lo que en determinado momento puede llegar a causar complicaciones en vez de ayudar.

Otro brote registrado en este undécimo mes del año fue el que se reportó en el municipio de Guadalupe Victoria, específicamente en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) en donde 60 internos dieron positivos, estos sí, a pruebas realizadas por la Secretaría de Salud.

Como en cada caso de esta índole, las autoridades aseguraron que ya se había procedido con la aplicación de las medidas sanitarias y de prevención correspondientes para evitar que el virus alcanzara a más reos.

Un caso más se tuvo en las instalaciones del DIF Municipal ubicado en el fraccionamiento El Huizache, el cual tuvo que cerrar sus puertas para romper la cadena de contagio que se había presentado en el sitio.

Fueron alrededor de 10 los casos positivos que se registraron en este espacio, motivo por el cual fue cerrado de forma temporal, para proceder con algunas labores de desinfección y mantenimiento sanitario.

La medida se implementó el pasado 14 de noviembre y en el transcurso de la semana pasada se reactivaron las actividades en el lugar, con el refuerzo de las medidas de prevención.

Si octubre fue un mes difícil para Durango en cuanto al virus, noviembre no se ha quedado atrás, al haber alcanzado los 21 mil casos positivos y rebasado los mil 200 fallecimientos.

Por estos números y la ocupación hospitalaria, la entidad ha sido mantenida en el color rojo del Semáforo Epidemiológico Nacional, con todo lo que ello implica.

Y es que, a pesar de que se han tenido días con cifras bajas en los contagios e incluso con cero fallecimientos, hay algunos en los que, tanto los positivos como las muertes se incrementan de forma notoria.

Esto genera una gran incertidumbre, sobre todo por la alta movilidad que suele presentarse en el último mes del año, tiempo destinado a todo tipo de convivencias, de regalos, de recibir el aguinaldo y juntar a la familia.

Es el cierre del año y se tiene la esperanza de que los contagios y sobre todo, la mortalidad, no se mantengan en incremento, sino que por fin puedan reducirse, con el control de los casos activos y sospechosos.