Devastador escenario para

Comerciantes y empresarios

Texto: Daniel Estrada O.

Semáforo rojo derrumba el Buen Fin; caen ventas en 90%

Devastador el Buen Fin para Durango

 

De acuerdo con el reporte de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Durango, en la edición 2020 de la campaña comercial tuvieron menos del 10 por ciento de las ventas que se alcanzaron en 2019.

 

El semáforo rojo impidió que Durango tuviera un incremento en sus ventas durante el Buen Fin, así como sucedió a nivel país, pues a pesar de la pandemia se lograron superar los indicadores del año pasado.

Contrario a lo que se esperaba, a nivel país, la campaña comercial del Buen Fin dejó más ganancias en 2020 que en 2019, no obstante, en Durango, el saldo fue catastrófico, con una caída superior al 90 por ciento en las ventas.

Mauricio Holguín Herrera, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Durango, manifestó que en el ámbito nacional, la campaña comercial que se llevó a cabo del 9 al 20 de noviembre, tuvo un incremento en ventas de casi el 30 por ciento, a Durango no le fue nada bien.

Prácticamente, Durango no tuvo Buen Fin, ya que las restricciones aplicadas por causa del color rojo en el Semáforo Epidemiológico, ocasionaron que una buena parte del comercio local ni siquiera tuviese la oportunidad de participar en la campaña que se lleva a cabo en México desde 2011.

“Contrario a los registros nacionales, nosotros en Durango tuvimos una caída de prácticamente el 90 por ciento, con respecto de las ventas que alcanzamos el año pasado, por el hecho de tener cerrado el comercio”, manifestó Holguín Herrera.

En años anteriores, Durango estuvo registrando ventas por arriba de los 100 millones de pesos y este 2020 se tenía la expectativa de alcanzar los 120 millones de pesos, como resultado de la ampliación del evento comercial, lo que sí ocurrió a nivel país.

“El comercio en la entidad registró ventas inferiores a los 10 millones de pesos, situación que consideramos como devastadora, pues teníamos la esperanza de lograr un repunte, luego de los meses tan difíciles que hemos vivido”, expuso.

Lo ocurrido con el sector comercio en Durango durante el Buen Fin es calificado como un caos por el presidente de la Canaco, puesto que con el semáforo rojo, los empresarios no tuvieron la oportunidad de ofrecer sus productos.

En el país

De acuerdo con cifras de Monex, institución de servicios financieros, el Buen Fin 2020 presentó cifras récord en México, al incrementar sus ventas  un 20 por ciento, con un registro de 141 mil 600 millones de pesos sobre las de 2019, cuando se tuvieron 118 mil millones de pesos.

De acuerdo a datos dados a conocer por la revista Líder Empresarial, fueron casi 24 mil millones de pesos más los que se vendieron este año con relación a 2019 y, como se esperaba, los artículos más vendidos fueron alcohol, ropa, calzado, y productos tecnológicos.

Otros datos arrojados, relacionados con el Buen Fin, indican que las transacciones digitales crecieron un 36 por ciento con relación al año pasado, según el análisis de la consultora Adyen.

Por su parte, Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), también se refirió al incremento que se registró en las ventas en el Buen Fin 2020, con relación a la edición anterior.

Al participar en la rueda de prensa mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, desglosó que el 31 por ciento de los consumidores hizo sus compras con ahorros, mientras que el 24 por ciento utilizó tarjeta de crédito.

El funcionario federal también informó que el 71 por ciento de las familias que aprovecharon la campaña comercial para realizar alguna compra, hicieron un gasto de entre mil y 10 mil pesos.

Son muy pocas las empresas en Durango que tienen la posibilidad de ofrecer sus productos a través de las plataformas digitales, la mayoría desarrolla la actividad comercial en sus establecimientos.

Días para el olvido

Para Mauricio Holguín, el cierre del comercio no fue factor para reducir los indicadores en los contagios de Covid-19, puesto que estos se han mantenido prácticamente igual que antes de que se aplicaran las medidas restrictivas.

Comentó que ha quedado muy claro que los contagios no están en la compra-venta, por lo que se tiene que cambiar la estrategia para dar la pelea a la pandemia, sin afectar a quienes viven de sus empresas, ya sea micro, pequeñas, medianas o grandes.

“Hemos pagado justos por pecadores; hay personas que tienen la oportunidad de quedarse en sus casas, pues en sus fuentes de trabajo les permiten el `home office`, pero siguen saliendo a la calle. Se necesitan filtros de control en las calles y carreteras, pero no inactivar al comercio”, subrayó.

Hay que recordar que después del anuncio de la Secretaría de Salud Federal, en el sentido de que Durango y Chihuahua se mantendrían en rojo en el Semáforo Epidemiológico Nacional, la clase empresarial no pudo ocultar su temor a continuar sin trabajar.

El pasado lunes 23 de noviembre, como ya se tenía previsto, el gobernador José Rosas Aispuro anunció nuevas medidas, a pesar de la continuidad en el semáforo rojo; en estas se autorizó la apertura para la actividad comercial, aunque con horarios restringidos.

Eso es algo que había pedido la Canaco, ya que a decir de su presidente, para muchos comerciantes sería imposible continuar con sus negocios cerrados sin tener una seria repercusión, incluyendo la posibilidad de quebrar.

A final de cuentas, se permitió la apertura de este sector, aunque con la restricción de cerrar a las 19:00 horas y no bajar la guardia en cuanto a los protocolos como el chequeo de la temperatura, la colocación de tapete desinfectante, gel antibacterial, y la señalización de acceso y salida.

Lo anterior, junto con las indicaciones que tienen que ver con evitar aglomeración en los establecimientos, de acuerdo con el espacio con el que cuentan.

De esta manera, gran parte de los negocios ya se encuentran operando, lo cual resulta más evidente en el Centro Histórico de la ciudad, en donde ya se estaban teniendo problemas una semana antes, debido a que los comerciantes ya no aguantaban más días sin trabajar.

Sin embargo, entre los negocios que se reactivaron, se pueden observar algunas cortinas abajo, señal de que hay casos en los que no han podido regresar o definitivamente ya no tienen planes de retorno.

Holguín Herrera, relató que para los empresarios las complicaciones que ha traído consigo la pandemia han sido nefastas, puesto que al ser generadores de empleo, tienen responsabilidad no solamente con sus familias, sino con las de sus trabajadores.

“Es muy complicado que sin tener la oportunidad de abrir tu negocio, tengas la obligación de cumplir con el salario de tus trabajadores, además de que ya viene el tiempo de pago de aguinaldos”, dijo.

Hay quienes echaron mano de sus ahorros y ya se los terminaron, muchos han recurrido a créditos, pero si la situación no mejora, será difícil que puedan pagar y por lo mismo, no podrán mantenerse en la jugada.

Por lo pronto, viene una temporada que suele ser de mucha actividad para el comercio, ya que históricamente diciembre es el mes con el mayor repunte en la compra-venta.

Es el tiempo en el que las personas reciben su aguinaldo, hay regalos y muchas actividades, aunque es necesario mantener las debidas reservas en este sentido, ya que se vive una situación totalmente atípica, lo que impide prever qué tanto pudieran crecer las ventas en esta ocasión.