Así podría quedar la distribución distrital entre PAN, PRI y PRD

Por: Víctor R. Hernández     Dic. 08. 2020

El pasado fin de semana, quedó definido el rumbo que tomarán los principales partidos de oposición en el país, PAN y PRI, de cara a los comicios federales de 2021.

Los acuerdos que están sobre la mesa entre estos dos institutos políticos más el PRD, podrían ser candidaturas comunes o bien, dejar los espacios para que, en acuerdos no formales, gane el candidato del partido que demuestre tener mayor peso territorial.

Luego de tener claros los diagnósticos, los candidatos comunes a la Cámara de Diputados apuntan a vulnerar territorios morenistas y mantener bastiones propios.

Por ejemplo, en Durango, en lo que respecta a diputaciones federales, la distribución no podría ser nada difícil entre PAN y PRI. En el distrito uno, el PAN administra el mayor número de espacios municipales que conforman este territorio. En el Segundo Distrito Federal, el PRI históricamente lo había dominado. Hoy, Gómez Palacio está en manos de Morena, pero ciudad Lerdo lo controla el PRI, por lo que no habría dificultad para que el tricolor tuviera mano en poner el candidato en este segundo distrito.

Lo mismo pasaría en el Distrito Tres, aunque también el PAN administra varios municipios que concentran importante cantidad de voto. Las negociaciones en este espacio podrían dificultar la posible alianza o candidatura común.

En el Distrito IV, indiscutiblemente que el PAN llevará mano. Jorge Salum lo perdió por unos cuantos votos. Además, el municipio es gobernador por el blanquiazul.

 

La distribución distrital

en el resto del país

Por otra parte, Puebla, Veracruz, Michoacán y la Ciudad de México -con gobernantes del partido en el Gobierno- son las plazas que concentran el mayor número de distritos en los que esas tres fuerzas se coaligarán, con 12 cada una.

La lógica que anima la alianza es que, si cada partido pone candidato, «se pulveriza el voto», explicó un estratega electoral del PAN.

«Si dos partidos ceden para que otro gane, entonces hay mayor posibilidad de triunfo y así la coalición gana más distritos.

«Te pongo el ejemplo de Coahuila: el PRI nunca pierde porque en cada elección hay hasta 16 partidos entre nacionales y locales. El voto se pulveriza y siempre gana el PRI», señaló.

En Puebla -gobernada por Miguel Barbosa-, el PAN encabezará la coalición en seis distritos, el PRD en cuatro y el PRI en 2. En la elección extraordinaria de Gobernador, Morena solo obtuvo menos votos que el PAN, amén de que se tuvo 70 por ciento de abstención.

Es el mismo caso de Veracruz, una plaza hasta hace poco con hegemonía priista pero que detentó el PAN con el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares. En esa entidad, el reparto de distritos es el mismo: cuatro para el PAN, cuatro para el PRD y cuatro para el PRI de un total de 20.

La Ciudad de México es otra plaza vital para el bloque opositor: de 24 distritos, cinco serán para el PAN, cinco para el PRD y dos para el PRI.

En Michoacán, la única entidad en manos del PRD, el reparto es el mismo para las tres fuerzas: cuatro para el PAN, cuatro para el PRD y cuatro para el PRI.

Chiapas, una de las entidades que la ola lopezobradorista puso en manos de Morena, tiene un reparto similar: tres para cada fuerza política.

En Guerrero, donde Morena busca hacerse del Gobierno por primera vez, el acuerdo es siete de nueve distritos: uno para el PAN, tres para el PRD y tres para el PRI.

En Hidalgo, uno de los pocos bastiones priistas, el reparto de los siete distritos electorales comprende dos para el PAN, dos para el PRD y tres para el PRI.

Oaxaca, en manos del priista Alejandro Murat, el acuerdo de reparto en siete de los 10 distritos comprende tres para el PRI, tres para el PRD y uno para el PAN.

En Nuevo León, un estado que Morena pretender pelear con todo lo que esté a su alcance, el reparto alcanzó cuatro de los 12 distritos: dos para el PAN y dos para el PRI.

En Sinaloa, cuatro de sus siete distritos fueron para el PRI y tres para el PAN; en San Luis Potosí, tres serán para el PAN, dos para el PRD y dos para el PRI; y en Sonora, tres para el PAN, tres para el PRI y uno para el PRD.

Y en Baja California van en cinco de ocho distritos: dos para el PAN, dos para el PRD y uno para el PRI.

En los cuatro distritos de Zacatecas, acordaron uno para el PAN, uno para el PRD y dos para el PRI.

Acción Nacional irá solo en los cinco distritos de Yucatán, los 15 de Guanajuato, los 20 de Jalisco, los 9 de Tamaulipas, los cinco de Morelos y en los cinco de Querétaro.