ISP: difícilmente se podrán recuperar los más de 6 mil 500 empleos perdidos

Texto: Daniel Estrada O.

Cines, restaurantes, bares, comercios y salones de eventos, son algunos de los rubros más afectados

Muchos de los empleos perdidos ya no se recuperarán

Se crean nuevos empleos, pero no son los mismos. Muchas de las seis mil 500 fuentes de trabajo formal que se perdieron durante la pandemia ya no podrán ser reactivadas, sobre todo de los rubros del entretenimiento y espectáculo.

La generación de nuevos empleos para Durango se ha dado por parte del sector automotriz. Podrían ser cerca de ocho mil nuevos trabajos formales los que activarían como resultado de la recuperación de este rubro.

Aunque se tiene la expectativa de recuperar los seis mil 500 empleos formales perdidos en este 2020 por la pandemia, hay que reconocer que, aunque la cifra puede ser alcanzada, algunas fuentes de trabajo ya no serán recuperadas.

Cines, restaurantes, bares, comercios y salones de eventos, son algunos de los rubros más afectados por los efectos de la pandemia y muchos de estos ya no están en condiciones de recuperarse.

Israel Soto Peña, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) indicó que, a pesar de que sectores como el automotriz han registrado un repunte en los últimos meses, en cuanto a generación de empleo, negocios que tienen que ver con el espectáculo y el entretenimiento no se han podido recuperar.

Según cifras del Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS) En octubre pasado se logró la recuperación de tres mil empleos, mientras que en agosto y septiembre fueron mil 700, siendo tres meses con cifras positivas, después de un periodo en el que los indicadores se habían mantenido a la baja.

Los números de noviembre están por darse a conocer y se espera que también sean positivos, a pesar de que prácticamente todo el mes se mantuvo en color rojo el Semáforo Epidemiológico en la entidad.

La misma expectativa se tiene para diciembre; se espera que el empleo formal registre números positivos y con ello se pueda recuperar lo que se había perdido durante los meses más inciertos de la pandemia.

Tan solo entre junio y julio del año que está por concluir, el IMSS reportó la pérdida de mil 695 empleos en el estado, situación relacionada de forma directa con las implicaciones del Coronavirus.

El impacto negativo en el empleo no solamente se registró en Durango, sino en todos los estados del país, con cifras más escandalosas en lugares en donde dependen más de actividades como el turismo y la industria.

Ahora, a lo que aspira el estado es cerrar el año con la recuperación total de los empleos perdidos y ya en enero empezar a registrar cifras de crecimiento, debido al fortalecimiento que han logrado tener algunos sectores.

Se han anunciado nuevas inversiones en el sector automotriz; simplemente, la expansión del corporativo Kyungshin en Gómez Palacio, representa la generación de cuatro mil 300 empleos.

La empresa Irvin JAROPAMEX, proveedora independiente de corte y costura de tapizados de asientos de automóviles, estaría generando dos mil nuevos empleos.

También se tiene previsto que para finales del mes en curso, una nueva empresa igualmente del ramo automotriz, contratará mil 500 plazas.

“En tiempos de crisis la forma de vida se transforma y esta no es la excepción; la pandemia nos ha dejado muchas enseñanzas y actividades económicas que estaban muy bien posicionadas ahora prácticamente han desaparecido y vendrán otras a sustituirlas”, mencionó.

Siguió: Esta es la realidad de la economía y el mercado; lo que tenemos que hacer es adaptarnos dentro de nuestras posibilidades y no dejar de buscar oportunidades de trabajo y de crecimiento.

Datos duros 

Citó que la última Encuesta Nacional de Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) coloca a la entidad por debajo de la media nacional en desocupación.

En la actualidad hay alrededor de 38 mil duranguenses desocupados, con cifras muy semejantes a uno de los trimestres de 2019, cuando no había pandemia.

Opinó que en materia económica, la etapa más complicada de la pandemia ya fue superada y ahora hay que trabajar en la recuperación, con un trabajo coordinado entre gobierno y sociedad.

Estos son algunos de los datos más relevantes para Durango de la referida encuesta, correspondiente al tercer trimestre del año en curso:

La población desocupada en Durango se sitúa en 37 mil 945 personas, mientras que la tasa de desocupación correspondiente es de 4.7 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA).

Para el tercer trimestre de 2020, la PEA de la entidad asciende a 806 mil 911 personas que representan 58.4 por ciento de la población de 15 años y más.

En la encuesta se indica que un total de 768 mil 966 personas se encuentran ocupadas, es decir, cuentan con un trabajo.

Por sector de actividad económica, el que absorbe el mayor número de trabajadores es el terciario, con 440 607 que significa 57.3 por ciento del empleo total en el estado.

Si se toma en cuenta el tamaño de la unidad económica, los micronegocios registran el mayor número de empleos, con 44.6 por ciento del total en el ámbito no agropecuario.

De la misma manera, la población subocupada alcanzó 87 mil 747 personas en el tercer trimestre de 2020, para una tasa de 11.4 por ciento respecto a la población ocupada.

Por población subocupada, se entiende que es la que cuenta con un trabajo con pocas horas y tiene la intención de laborar por más tiempo.

Fuentes de empleo vulnerables

En Durango ya cerraron dos cines y lo que se mantienen “abiertos” no han alcanzado ni siquiera el mínimo de afluencia, pues la gente tiene temor a asistir a este tipo de espacios o bien, ir a ver una película no es prioridad en estos momentos.

En el caso de los restaurantes son 50 los que han cerrado hasta el momento, según datos de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) y se tiene el riesgo de que dicha cifra alcance los 100 después de la cuesta de enero.

En tanto, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) refiere que son más de mil 300 empresas las que se han visto en la necesidad de cerrar en la entidad, con el riesgo de que para principios de 2021, esta cifra crezca a mil 500.

Cada empresa o negocio que se ve en la necesidad de cerrar sus puertas, no solamente representa un fuerte golpe para la economía de la familia que lo pierde, sino para las personas que se desempeñan en estos.

Hay personas que se han quedado sin trabajo, luego de haber contado con un empleo estable durante cinco, 10 y hasta 20 años, pues simplemente la empresa que los contrataba se fue a la quiebra.

Según lo que manifestó Mauricio Holguín Herrera, presidente de la Canaco en Durango, lo que tiene que ver con el turismo registró una baja del 95 por ciento en materia de ingresos, lo que deja ver el impacto negativo de los negocios relacionados con este sector que estaba en pleno crecimiento cuando llegó la pandemia.

Algunos establecimientos han tenido que cerrar sus puertas de forma temporal, con la expectativa de poder regresar, pero hay giros que ya tienen mucho tiempo fuera de actividad y merecen la oportunidad de probar suerte.

Para la Canaco es urgente que ya se de la oportunidad a todos de abrir, con el establecimiento de protocolos que permitan reducir el riesgo de contagios, como el aforo restringido y los horarios controlados.

Son fuentes de trabajo que necesitan ser reactivadas, pues hay familias que se han quedado sin ingresos por mucho tiempo y además no tienen ningún tipo de apoyo que les garantice el alimento y los requerimientos básicos para sus familias.